Relojes De Piloto: Características Típicas

@aviationwatchcollector

El verano y mucho trabajo en la web han demorado mucho esta entrega, pero aquí está.

En esta última entrada de la serie intentaré describir las características típicas de los relojes de piloto. En los anteriores capítulos expliqué ¿Qué son? y la historia de este tipo de relojes, respectivamente.

Tal como mencioné en el primer artículo, para mí, un “reloj de piloto” es aquel que está diseñado específicamente para apoyar al piloto en el desempeño de sus funciones al mando del avión o mientras inspecciona la aeronave en tierra. 

Esto es una definición mucho más amplia de la que recoge el estándar DIN8330 que certifica relojes como “de piloto”, por los motivos que llevo explicando durante toda la serie, y es que mi interés es más amplio y abarca todo el mundo de la aviación. Si preferís ceñiros a lo que se considera un reloj de piloto en términos estrictos, el primer artículo de la serie ya presentó las escasas piezas que han recibido certificación, ya sea la de DIN, o la de su predecesor, TESTAF.

A grandes rasgos, los relojes de piloto (o de aviación) tradicionales incorporan alguna de las siguientes características, o varias de ellas:

  1. Una esfera grande y legible. Al mando de un avión, el reloj debe permitir una rápida y fácil lectura.
  2. También es común encontrar un triángulo en la esfera, a las 12 h, para facilitar la orientación.
  3. Por supuesto, la luminiscencia de agujas y marcadores para permitir la lectura en vuelo nocturno es típica.
  4. Se suelen ver coronas sobredimensionada, para permitir la manipulación del reloj con guantes.
  5. Propiedades antimagnéticas para permitir su correcto funcionamiento cerca de los equipos del panel de instrumentos.
  6. Marcadores adicionales en el bisel, por ejemplo, una regla de cálculo para facilitar hacer estimaciones, conversiones o determinar el componente de viento cruzado, por ejemplo. También hace referencia a complicaciones sofisticadas como el ángulo horario, o a simples marcadores rojos de orientación o cronometraje en los biseles.
  7. Función GMT o hora dual.
  8. Complicación de cronógrafo, preferiblemente del tipo Flyback.

Entre los relojes de piloto más modernos, también se encuentran las siguientes funciones:

  1. Brújula, barómetro y altímetro.
  2. World Time.
  3. Baliza.
  4. GPS, permitiendo mapas móviles, cartas aeronáuticas e incluso meteorología en vivo

Una vez decidido que cubriría el espectro de los relojes de aviación, no queda otra que enumerar y presentar todas las características y complicaciones incluidas en la lista. Vayamos por partes…

Características Tradicionales

Esfera, Triángulo De Orientación, Contraste Y Luminiscencia De Agujas Y Corona Sobredimensionada

Agrupo en este segmento cuatro de las características más comunes, sobre todo por su evidente longevidad.

No hay más que remontarse a las especificaciones de los B-Uhr, y su espectacular tamaño de 55 mm, para entender que los relojes de los pilotos, por lo general, deben ser lo suficientemente grandes para poder ser leídos fácilmente en vuelo.

La esfera suele llevar un triángulo de orientación para facilitar la localización de las 12 h.

Por norma general, las esferas sólo muestran información absolutamente esencial y lo hacen de manera muy contrastada, es decir esfera negra y agujas y marcadores blancos, con luminiscencia. Cada aspecto del diseño debe estar pensado para facilitar la lectura de la hora, como la inclusión de grandes números arábigos, por ejemplo, y la eliminación de estampas de marca o con especificaciones.

Otro elemento que destacar es la presencia de una corona sobredimensionada, pensada para la manipulación del reloj con guantes. Las coronas “onion” o “diamond” son las más típicas, aunque no las únicas.

Todas estas características perduran, con la salvedad del tamaño, ya que actualmente sen ven presentaciones más comedidas en términos de dimensiones.

Ahora repasaré varios ejemplos vintage y contemporáneos para ver lo duradero que han sido estos elementos de diseño, incluidas las correas con remaches.

Para empezar, presento el IWC B-Uhr Calibre 52 T.S.C., con referencia IW431.

Fuente: https://www.watchtime.com/featured/time-flies-9-historic-iwc-pilots-watches/

Aparte de la diferencia de tamaño, la similitud con modelos actuales de Stowa o Laco, también productores originales de los B-Uhr, es extraordinaria. Estos relojes contemporáneos, sin embargo, tienen 40 mm y 45 mm de diámetro, respectivamente.

Fuente: https://www.stowa.de/en/Flieger+Classic+40.htm
Fuente: https://www.laco.de/en/watches/pilot-watch-original/pilot-watch-saarbruecken-45mm-automatic

Otro modelo vintage de especial interés es el IWC Mark XI, introducido en 1948 y que sirvió de dotación a los pilotos de la RAF británica durante décadas. Se retiraron a principios de los años 80, aunque es de notar que hubo una transición y partir de 1962 se empezó a emplear tritio en vez de radio como material luminiscente. Este reloj conserva todos los elementos del diseño clásico que he presentado, aunque en este caso tenía un tamaño de tan sólo 36 mm.

Fuente; https://monochrome-watches.com/technical-perspective-key-features-of-a-pilots-watch/#image-gallery-4

En el 2017, IWC conmemoró esta pieza lanzando una serie limitada (de 1948 unidades) en plan tributo. Se trata del modelo Pilot’s Watch Mark XVIII Edition “Tribute to Mark XI”, con la referencia IW327007, que muestro a continuación. Como podréis apreciar en la imagen, se trata de un modelo automático en este caso, y añadía un fechador. Afortunadamente tanto la estampa “Automatic” como el fechador con fondo negro eran discretos. Se presentó en un tamaño de 40 mm. La edición utilizó el tipo de agujas del Mark XI, algo que IWC no había hecho antes para un reloj de uso civil.

Fuente: IWC

Otros ejemplos de relojes de piloto contemporáneos que evidentemente conservan el “look” tradicional de esta temática son el Pilot Type 20 Extra Special de Zenith o el Big Pilot’s Watch Heritage de IWC, que se pueden ver a continuación. Se observa a simple vista que muchas de las claves estéticas se repiten.

Fuente: https://www.zenith-watches.com/en_us/product/pilot-type-20-extra-special-29-2430-679-21-c753
Fuente: https://www.iwc.com/en/watch-collections/pilot-watches/iw501004-big-pilots-watch-heritage.html

Para terminar este segmento, creo que merece la pena volver a observar un reloj de piloto moderno fabricado para satisfacer el reciente estándar DIN8330, que ya expliqué en el primer artículo de esta serie: Relojes De Piloto: ¿Qué Son? Se trata del Stowa Flieger DIN, que muestro a continuación. Como veréis, conserva gran parte del ADN de los B-Uhr, con la salvedad del uso del nuevo estándar para biseles para este tipo de relojes (según el DIN8330) que deben ser bidireccionales y pueden, opcionalmente, tener 60 clicks. En este caso en concreto, Stowa ha optado dotarlo de números en el bisel para su uso como cuenta atrás, una aplicación más usual en vuelo.

Fuente: https://www.stowa.de/en/Flieger+DIN.htm

Propiedades Antimagnéticas

Además de ser estéticamente prácticos, los relojes pensados para el mundo de la aviación deben cumplir unos requisitos técnicos básicos.

Su precisión y exactitud son elementos importantes, de ahí que los B-Uhr incorporasen parada de segundero para poder sincronizar los relojes. Es una función a la que hoy en día estamos acostumbrados, pero que era algo muy nuevo en aquella época. Este tipo de relojes también debía ser resistente a una bajada rápida de presión; la retención del cristal en estas circunstancias es una parte importante del diseño y construcción de este tipo de relojes.

Los relojes mecánicos en el avión, y en la cabina en particular, están expuestos a campos magnéticos que pueden afectarlos de un modo muy adverso. Por ello, otro requisito destacado es la necesidad de que los relojes de piloto tengan propiedades antimagnéticas.

Tradicionalmente, la protección antimagnética se obtenía usando jaulas de Faraday, hechas de hierro dulce y que recubrían el movimiento y lo protegían. Por ejemplo, las especificaciones de los relojes Mark XI fabricados por IWC y Jaeger-LeCoultre para la RAF requerían el uso de una esfera de hierro dulce para completar la jaula.

Fuente: http://blog.breitlingsource.com/2011/05/17/anti-magnetic-iron-faraday-cage/

Con la llegada de los materiales antimagnéticos, los relojes modernos suelen prescindir de estas jaulas, que además de ser pesadas son voluminosas. Hoy en día, los componentes de los calibres incluyen elementos de aleaciones antimagnéticas, incluidos muelles de balance realizados en silicona, y por ello están intrínsecamente protegidos contra los campos magnéticos.

Fuente: https://www.rolexmagazine.com/2014/06/what-is-rolex-syloxi-in-depth-look-at.html

Marcadores Adicionales En El Bisel

Como habréis observado, los relojes tradicionales de piloto llevan un fino bisel que permite maximizar el espacio dedicado a la esfera y con ello la indicación de la hora.

Sin embargo, los biseles también tienen uso en los relojes de aviación y/o de piloto. Vamos a ver cuatro ejemplos claros de ello.

Marcador Para El Cronometraje

Los otros relojes de la Lufwaffe, los cronómetros de Hanhart y Tutima, llevaban una marca roja muy prominente en su bisel acanalado bidireccional. Esto permite su uso como cuenta atrás o como contador de tiempo. Imaginad la navegación a estima usando mapas, donde el tiempo hasta el punto de destino, conocida tu velocidad, determina la siguiente posición. Se sigue haciendo uso de este tipo de bisel y marcador en los relojes modernos de Hanhart, como el Pioneer Mk I.

A continuación, os muestro el Calibre 40 (monopulsante) de 1938 y el Calibre 41 (con el bisel acanalado y un pulsador rojo) de 1940, junto a mi ejemplar del Pioneer Mk I contemporáneo, que es una amalgama de ambos.

Otro reloj de piloto histórico con bisel para cronometrar es el Omega CK2129, que comisionó la RAF para sus pilotos de caza en enero de 1940. La pieza es bastante bien conocida por haber figurado en el largometraje Dunkirk en la muñeca del actor Tom Hardy (“Farrier”) al mando de un Spitfire. La pieza debía ser legible, precisa, robusta y ofrecer cronometraje de algún tipo. El diseño incorporaba un bisel rotativo con una segunda corona de seguridad, posiblemente el primero de este tipo. El bisel servía para fijar el comienzo del cronometraje.

Fuentes:
https://www.professionalwatches.com/tom-hardy-wears-1940s-omega-ck2129-in-dunkirk/

Regla De Cálculo

Como ya comenté en el articulo anterior de la serie, en 1941, Breitling presentó su primer Chronomat, con la referencia 769. Se había empezado a trabajar en él en 1940, tras la solicitud de una patente relacionada con un diseño que la empresa preparaba para el gobierno suizo. Su innovación fue añadir una regla de cálculo, que se operaba mediante un bisel rotativo, a un cronógrafo. Breitling no fue el primero en patentar la regla de cálculo ni en lanzar un reloj de pulsera con ella, ya que ese honor lo merece Mimo (luego parte de Girard-Perregaux) que sacó su modelo Loga de tres agujas el año anterior. Sobre esta cronología encontraréis muchos detalles en este artículo de Revolution Watch, que además cita que la regla de cálculo ya se había visto en relojes de bolsillo en el s.XIX.

Dicho todo esto, la combinación de la regla de cálculo y cronógrafo resultó la ganadora y de este Chronomat desciende el famoso Navitimer de 1952, con la regla de cálculo ya convertida en una calculadora de vuelo completa (lo que se denomina una E6B, como ya expliqué en un artículo previo sobre el Breitling Montbrilliant Datora). Gracias al genio e impulso de Willy Breitling, el Navitimer se promocionó exitosamente entre los pilotos a través una asociación con la AOPA (Aircraft Owners and Pilots Association) Pienso que hasta la fecha es el reloj de aviación más reconocido de todos ellos.

Con la expiración de la patente, la regla de cálculo en el bisel se ha extendido a numerosas otras piezas de todo tipo de presupuestos, tal como presenté al final de mi artículo sobre el SEIKO SNA411 Flightmaster.

Aunque el uso de la regla de cálculo en general, y en la aviación en particular, ha quedado relegado por las calculadoras electrónicas, además de no ser nada deseable manipular el bisel de tu reloj cuando estás a los mandos del avión, esta es la complicación “de piloto” que sin duda más aprecio, tal como muestra este carrusel que incluye todas las piezas que poseo con ella.

Ángulo Horario

Esta rara, de hecho, única complicación tiene como objetivo ayudar a un aviador a determinar su posición geográfica. La explique en todo detalle en nuestra entrada dedicada al reloj diseñado por Charles A. Lindbergh, el Longines Lindbergh Hour Angle. Sincronizando el reloj a través de señales de radio, mediante el uso del bisel es posible determinar la longitud en función de la diferencia en el ángulo horario entre GMT y la hora solar real de la ubicación actual, además de ajustar por diferencias derivadas de la ecuación del tiempo. Su uso es complicado, pero el artículo ofrece un detallado paso-por-paso de cómo aplicar la metodología si os interesa.

Fuente: https://journal.hautehorlogerie.org/en/pilot-watches-mastering-the-hour-angle-ii/

Muestro a continuación la edición limitada de este reloj con motivo del del 90 aniversario del primer vuelo transatlántico en solitario, concluido con éxito cuando Charles Lindbergh aterrizó en París el 21 de mayo de 1927. Es totalmente fiel al original en términos de tamaño (48 mm) y la funcionalidad del bisel. Sin embargo, porta elementos modernos como un bisel cerámico, un calibre automático y parada de segundero.

Bisel 24 H

En 1953, Glycine lanzó el Airman, un reloj sobre el que hemos escrito en dos ocasiones anteriores. En la primera, Glycine Airman DC-4. The “Skycraper Watch”, nuestro compañero @admin ya repasaba su extraordinario historial como reloj de piloto. Os recomiendo su lectura para entrar en antecedentes. En la segunda, yo presenté una reseña de mi ejemplar: Glycine Airman DC-4.

En sus inicios, el Airman añadió pocos más que un bisel bidireccional con marcadores de 24 h a un reloj que mostraba la hora en base a las 24 horas, y un innovador, pero simple, sistema de bloqueo del bisel. El resultado era la capacidad de mostrar tiempo dual, en esencia un precursor de la función GMT.

Con el tiempo, el Glycine Airman ha ido evolucionando y junto a versiones “Purist” de 24 h, existen versiones de 12 h que incorporan una aguja independiente de GMT que gira una vez cada 24 h. El bisel sigue mostrando marcadores de 24 h. Como el dial incorpora indicadores para la aguja de GMT, esta última combinación permite el registro de tres husos horarios. El de las agujas de la hora, el de la aguja GMT, y el que marque el bisel si se desplaza. Sobre la complicación GMT en concreto hablaré a continuación, pero quiero aprovechar este segmento sobre los biseles de los relojes de piloto para presentaros las dos versiones que cito.

Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/glycine-airman-dc-4-the-skycraper-watch/
Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/glycine-airman-dc-4/

Función GMT O Hora Dual

Saber la hora UTC (de Greenwich, pero sin variación DST) es imprescindible para los pilotos. Todos los planes de vuelo se presentan en hora UTC y la hora utilizada en todas las comunicaciones con los controladores aéreos siempre se refieren a la hora UTC. Por tanto, saber la hora UTC, sin importar donde estés, es una herramienta muy valiosa para un piloto.

Antes de adentrarnos en la complicación de GMT, quiero introducir la de World Time (hora mundial), ya que curiosamente la antecede. Si bien un reloj que muestra la hora en ciudades de todo el mundo en la esfera puede parecer una extensión obvia de la premisa de un reloj GMT, los primeros relojes con hora mundial se crearon décadas antes. El invento de la complicación se le atribuye a Louis Cottier, pero de hecho fue su padre, Emmanuel, quien ideó el concepto original en 1885. Louis Cottier trabajó con las más prestigiosas casas relojeras y el primer World Time de pulsera lo sacó Patek Philippe con uno de sus calibres. Fue el primer reloj de doble hora en usar un solo movimiento, resolviendo de este modo problemas de sincronización derivados de haber usado dos con anterioridad.

Aclarado este tema cronológico, recordemos que en 1953 Glycine lanzó el Airman, que sin duda fue el primer reloj pensado para mostrar tiempo dual a través del uso de su bisel en un reloj 24 h, es decir no añadía aguja indicadora del segundo huso horario.

Al poco tiempo, en 1954, Rolex presentó su reloj GMT Master, que se diseñó en colaboración con Pan American Airways para proporcionar un reloj capaz de realizar un seguimiento de la hora local y la hora GMT, una necesidad para los pilotos que cruzaban muchas zonas horarias en vuelos de larga distancia.

Este primer Rolex GMT Master, la referencia 6542, portaba una aguja GMT esclava a la de las horas, pero que giraba sólo una vez al día. Las agujas no se podían configurar por separado para mostrar horas distintas. La segunda hora, por tanto, se leía girando el bisel con los marcadores de 24 h a la posición deseada. En resumen, añadía relativamente poco a lo que había ideado Glycine el año anterior, básicamente una aguja 24 h a un reloj de 12 h.

Esta referencia duró bastante poco, entre otros motivos porque su bisel de bakelita resultó ser demasiado frágil y porque no llevaba guarda corona. En 1959, fue sustituido por la referencia 1675, que estuvo en producción hasta 1980 y que es una pieza vintage de Rolex cotizadísima. Es de destacar que hasta 1971 el GMT Master ni siquiera disponía de parada de segundero. En 1980, llegó la referencia 16750, que introdujo ajuste rápido de fecha y que estuvo en la colección hasta 1988. Le sucedió la referencia 16700, que estuvo en producción hasta el año 2001.

En 1983, Rolex lanzó la referencia 16760, el primer GMT Master II conocido como el “Fat Lady”. Bob’s Watches publicó un gran artículo describiendo los cambios que introdujo. Este nuevo modelo presentaba ajuste rápido de la hora. Esto permitía, por fin, disponer de tres husos horarios en el reloj: la local, la que marcaba la aguja GMT, y una tercera cambiando la posición del bisel.

Fuente: https://www.bobswatches.com/rolex-gmt-master-16760-fat-lady-coke.html

Esta versión fue sustituida por la referencia 16710 en 1989, que con pequeñas mejoras estuvo en producción hasta el año 2007. A partir de allí llegaron los GMT Master II modernos que todos conocemos, con su “maxi-dial” (numerales más grandes y agujas más anchas) y las mejoras progresivas con los años de lumen, brazaletes, juntas y calibres.

Más que enfocarme en Rolex, lo que esta introducción pretende es ayudaros a entender las distintas formas de operación de los calibres con función GMT.

El calibre 3285 de Rolex, el que es usado en las referencias actuales del GMT Master II, es del tipo en el que la aguja de los minutos y la de la hora GMT se mueven juntas. Es la aguja de la hora local la que se configura de forma independiente y salta en incrementos de una hora. Este movimiento rápido de la hora es, a su vez, el que cambia la fecha. Otras marcas han desarrollado calibres con similar funcionalidad y operación, como los movimientos High-Beat y Spring Drive de Grand Seiko que ofrecen esta complicación.

La otra alternativa es que la aguja GMT sea independiente de todas las demás y salte de hora en hora. Esto permite que sacando la corona a la primera posición se pueda avanzar la aguja GMT girando en una dirección y la fecha en la opuesta. Este diseño es el del calibre ETA-2893-2 y sus derivados, como el Sellita 330-1 que porta el Airman con aguja GMT. Mientras que esto permite cambiar la fecha con rapidez si el reloj lleva parado algo de tiempo, no es lo más práctico si es un reloj de uso habitual, ya que la configuración GMT, en principio, es permanente, pero la hora local habría que variarla hasta la correcta del lugar al que no hayamos desplazado.

También encontramos este último tipo de funcionalidad en asequibles relojes de cuarzo, que además tienen la ventaja de pararse poco y necesitar pocos ajustes. En este caso, la aguja independiente de GMT puede ser perfectamente usada para mostrar un segundo huso horario, quizás el de destino, y dejar el reloj en la hora de origen. Esto significa usar el reloj como instrumento de hora dual, más que GMT, y de ello hablaré en breve. Un ejemplo de esta funcionalidad la ofrece el Citizen Nighthawk (BJ7006-56L) que he mostrado en el carrusel de imágenes de relojes con reglas de cálculo en el bisel. Su interpretación, con una pequeña aguja con dos extremos acabados en forma de avión, es muy atractiva y práctica. Una marca en la escala de AM y el otro extremo en la de PM.

Para finalizar este segmento, y que esté completo, hay que también cubrir los relojes de hora dual. Estos no pretenden hacer un seguimiento de zonas horarias por todo el mundo, sino de presentar la hora en casa y la hora en destino, u otra ubicación, por ejemplo, la sede de un negocio multinacional. Ambas se presentan en formato 12 h. Existen todo tipo de interpretaciones de esta complicación.

Entre las más básicas, la función de alarma del SEIKO SNA411 Flightmaster que se muestra en la subesfera de las 6 h puede ser utilizada como indicador de segundo huso horario, que puede ser GMT si el usuario así lo desea. También entre los relojes de cuarzos encontramos modelos con temática de aviación que ofrecen una subesfera que muestra una segunda hora, como el Zeppelin 8640-3. Ya entre los relojes mecánicos, una interpretación muy llamativa es la del Big Crown ProPilot Worldtimer de Oris, donde el bisel se usa para mover la aguja central de la hora hacia adelante o hacia atrás, por supuesto una hora a la vez. Y para terminar, para los soñadores, está el Patek Philippe Calatrava Pilot 5524G, sobre el que publicamos un artículo recientemente. Este reloj ofrece dos agujas de la hora, una esqueletizada, e indicadores de día o noche para ambos husos horarios.

Complicación de Cronógrafo

Medir el tiempo es, cómo decirlo, bastante fundamental en vuelo, de ahí que los cronógrafos con temática de aviación sean muy numerosos y además de los relojes más icónicos que existen. En safonagastrocrono ya hemos escrito muchísimo sobre ellos.

¿Quién no es conocedor del papel del Omega Speedmaster en la carrera espacial? Si, de darse el caso, no conocéis la relación del Speedmaster con la NASA, os recomiendo el relato de @spitfiremkii: Elegido.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/elegido/

Otro reconocido cronógrafo de aviación es el Breitling Navitimer, cuyo gran éxito se debió en igual medida a aunar una calculadora de vuelo con la función de cronógrafo y al genio e impulso de Willy Breitling promocionándolo. En mi anterior entrada sobre el Breitling Montbrilliant Datora, que no es más que una evolución de Navitimer, ya entramos en amplios detalles sobre este reloj.

Otro afamado cronógrafo, más modesto, pero no por ello con menor valor histórico, es el Seagull 1963, del que ya hemos escrito en dos ocasiones anteriores. En primer lugar, @spitfiremkii presentó la pieza en un entretenido relato (aviso, sólo para adultos): El Profesor. En segundo lugar, publicamos una breve reseña cuando se lanzó la versión B este año, conmemorando los 65 años del establecimiento de la fábrica (Tianjin Watch Factory), basado en un diseño que llevaba en un cajón desde 1962: Seagull 1963.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/el-profesor/

Entre los cronógrafos de piloto de cuarzo debo destacar el SEIKO SNA411 Flightmaster y todas sus variantes anteriores y posteriores, un reloj que es muy popular tanto entre pilotos como entre aficionados que no lo son.

Y para acabar esta introducción, no puedo omitir la oferta de Sinn, que incluye los únicos cronógrafos con certificación DIN8330, el 103 Ti IFR y el 103 Ti UTC IFR.

Fuente: https://www.sinn.de/en/Modell/103_Ti_UTC_IFR.htm

Una vez introducidos todos estos relojes, es importante mencionar que ninguno de ellos es especialmente útil para desempeñar las funciones al mando del avión. Siento decepcionaros… Sin embargo, hay un tipo de reloj que sí lo es, y por ello representa el cronógrafo por excelencia de piloto. Me refiero, por supuesto, al cronógrafo de tipo Flyback.

¿Qué es un Flyback? Pues es un tipo de crono especialmente apreciado por los pilotos ya que ahorra tiempo al registrar varios tiempos transcurridos seguidos. Estos cronógrafos (también conocidos como “retour-en-vol” en francés) pueden resetearse y reiniciarse instantáneamente con solo presionar un botón. Esto evita la secuencia tradicional de parada-reinicio-inicio, que requiere tres pulsaciones de dos pulsadores distintos. Con un Flyback, todo ello ocurre con sólo presionar el botón de reinicio una vez.

En ruta, los tiempos entre tramos son importantes, pero una vez alcanzado uno, el que importa es el siguiente, de aquí la necesidad de esta transición “sobre la marcha”.

Los Flyback son escasísimos, y el más afamado de todos en el mundo de la aviación es el Breguet Type XX, que mostramos a continuación.

Fuente: https://www.breguet.com/en/timeline/1864-1969/milestones/type-20-and-type-xx-chronographs-bond-between-watchmaking-and-aviation-84759

El Breguet Type XX era el descendiente directo de los primeros cronógrafos de pulsera de 1935, y se fabricaron muy pocas unidades de este reloj hasta que fue seleccionado como reloj de dotación de las fuerzas aéreas francesas, una circunstancia que le dio un gran impulso a partir de 1954. Estamos hablando de auténticos ejemplares de dotación, propiedad del gobierno francés, y que servían para equipar a pilotos selectos. En breve, el reloj obtuvo un gran estatus, motivando que Breguet se lanzara a producir versiones civiles, algunas con totalizadores de tiempo, pero todas con “retour en vol” o “flyback” en el cronógrafo. Las distintas versiones se distinguían principalmente por sus esferas, coronas y biseles.

Sobre uno de sus sucesores, el Type XXI, ya tuve el placer de escribir una breve entrada de introducción: Breguet Type XXI-3810. A continuación, muestro un corto vídeo de la propia maison presentando la referencia 3810TI.

Contemporáneos al Type XX de dotación en la Armée de l’Air francesa, encontramos los cronos con flyback del Bundeswerh alemán, de dotación entre mediados de los años 50 hasta los 90. Los suministraron Heuer (con la herencia militar de Leonidas) y Sinn. Sobre estos relojes ya escribió @javierreloj en su entrada: Un Genio Llamado Helmut Sinn. Parte III: Su Obra.

Fuente: https://www.pinterest.co.uk/pin/465418942724450942/

También puedo citar el Zenith Pilot Cronometro Tipo CP-2 Flyback, una serie limitada lanzada en el año 2016 inspirada por un reloj comisionado originalmente por la Aeronautica Militare Italiana. Y ya fuera del mundo de la aviación, otro Flyback muy conocido es el Rolex Yacht-Master II, en este caso dedicado al mundo de las regatas.

Características Contemporáneas

Brújula, Barómetro y Altímetro

Sobre la brújula en los relojes ya publiqué una entrada dedicada, a la que os remito: Una Brújula En La Muñeca. Todos los relojes analógicos son potencialmente brújulas, de saber usarlos apropiadamente. En esa entrada también repasé opciones con brújula analógica, es decir relojes mecánicos o de cuarzo que añaden una brújula, o las muchas opciones digitales, ya sea a través de una brújula electrónica que usa una aguja adicional para indicar el norte magnético, o a través de GPS si el reloj lo incorpora.

Así que vayamos más allá y exploremos complicaciones definitivamente más centradas en los pilotos.

En el año 2013 salió el primer reloj mecánico con indicador de altitud, el Génie 01 de Breva. Su complicación principal de hecho era un barómetro de alta precisión (los cambios de presión, conocida la presión atmosférica local, es la base de los altímetros analógicos). El reloj incorporaba una capsula aneroide y una válvula de igualación para establecer la presión base.

El Génie 02 del 2014 ya incorporaba un altímetro barométrico de precisión, con una subesfera indicando los cambios de altitud en escalas menores y un ajuste de la escala a la presión atmosférica, exactamente como en la cabina de un avión.

Os tengo que advertir, sin embargo, que el uso de un altímetro en una cabina presurizada no sirve más que para indicar la altitud estándar de esa presión, con respecto a la referencia de presión que se haya fijado en tierra. Por ejemplo, en un avión comercial la cabina en crucero (digamos a 36.000 pies) está presurizada a 8.000 pies, para la comodidad y supervivencia de los pasajeros. Necesitarían oxígeno adicional de no ser el caso. Cualquier altímetro de reloj indicaría 8.000 pies, no los 36,000. La presión estática que alimenta el altímetro barométrico de un avión esta en la superficie del fuselaje, en un punto ideal para que no influya la presión dinámica por el rápido desplazamiento de la aeronave.

Un año más tarde, Breva sacó un tercer modelo, el Génie 03, que incorporaba un anemómetro extraíble para indicar la velocidad (hasta 200 kph). No es equivalente al ASI (Air Speed Indicator) de una aeronave, ya que esta mide la diferencia entre presión dinámica en un tubo pitot y la estática, para derivar la velocidad indicada (IAS) con respecto a la masa de aire en la que se vuela. Esto ni siquiera es la velocidad del avión, sólo el punto de partida del cálculo. Hay que tener en cuenta la densidad del aire, que varía con la altura y las condiciones meteorológicas, para calcular la velocidad verdadera (TAS, de True Air Speed). Luego, hay que tener en cuenta el desplazamiento de la masa de aire (debido al viento) para calcular la velocidad sobre el terreno. Dicho todo esto, es una complicación tan única que me siento obligado a citarla.

Todas estas piezas se produjeron en pequeñas tiradas a unos precios muy elevados, de entre CHF 50.000 y CHF 150.000 según mis investigaciones. Se sabe poco de la marca en la actualidad pues su sitio de web se fusionó con www.watchshopping.com. Cito estos relojes principalmente por la sorprendente innovación que representaron.

A un nivel mucho más práctico, en el verano del 2014 Oris lanzó una versión de su Big Crown denominada ProPilot Altimeter, que es el primer reloj automático en ofrecer una complicación de altímetro analógico. Es un reloj de 47 mm de diámetro que se ofrece en 10 variantes estándar (cinco con escala en pies y cinco en metros). Oris también ha lanzado dos series limitadas de esta pieza, diseñadas para cuerpos de seguridad y emergencias, respectivamente. Es un reloj de gama alta, sin duda, pero está al alcance de los mortales. El diseño de Oris presenta la escala del altímetro en el mismo plano que las agujas del reloj. El micromódulo del altímetro está fabricado por Thommen, un fabricante suizo de equipamiento de aviones. El altímetro es capaz de leer hasta 15.000 pies (unos 5.000 m) con una precisión de ±20 pies.

Fuente: ORIS

Entre las opciones de cuarzo, destacaría dos piezas ya muy establecidas en el mercado y que llevan la función de altímetro (además de otras funciones en ambos casos).

En primer lugar, debo mencionar el Citizen Promaster Altichron BN4021-02E. El Altichron es un reloj que ya que nos acompaña desde 1989. Es contundente, de 49,5 mm de diámetro, y además de un altímetro con capacidad desde -300 m hasta los 10.000 m incorpora una brújula electrónica de alta precisión.

Fuente:
https://www.citizen.es/coleccion/promaster/promaster-alt%C3%ADmetro/bn4021/bn4021-02e

En segundo lugar, merece cita el Tissot T-Touch, otro reloj que lleva en el mercado un buen rato, desde 1999 para ser concretos. El Tissot T-TOUCH Expert Solar II es un reloj multi función con pantalla táctil. Lleva calibre de cuarzo de carga solar y se presenta en una caja de titanio de 45 mm de diámetro y resistencia al agua hasta 100 m, con bisel cerámico. Además de su brújula electrónica, ofrece calendario perpetuo, cronometro y cuenta atrás, altímetro, barómetro, alarma, segunda zona horaria, indicador de carga y retroiluminación.

Fuente: https://www.tissotwatches.com/es-es/shop/t-touch-solar-2-gr-tact-ti-blue-blue.html

World Time

Como ya comenté más arriba en la sección sobre la función GMT, saber la hora UTC (de Greenwich, pero sin variación DST) es imprescindible para los pilotos. Todos los planes de vuelo se presentan en hora UTC y la hora utilizada en todas las comunicaciones con los controladores aéreos siempre se refieren a la hora UTC. Por tanto, saber la hora UTC, sin importar donde estés, es una herramienta muy valiosa para un piloto.

Volando en España es un cálculo fácil, una hora menos que la local en invierno y dos menos en verano. Pero cuanto más te desplazas del Meridiano de Greenwich, más destreza mental hace falta.

Por ello, los relojes que permiten ver la hora en cualquier huso horario son de gran utilidad, y van más allá de la complicación GMT, que hoy en día es algo bastante básico y relativamente fácil de encontrar en relojes de todo tipo de presupuestos. No me quiero concentrar en complicaciones mecánicas de alto nivel enfocadas en World Time, que ofrecen marcas como A. Lange & Söhne, Breguet, Glashütte Original, Patek o Vacheron. Las muestro a continuación porque tengo la excusa perfecta para enseñar estos bellísimos relojes, pero este tipo de relojes no tienen ningún uso práctico para los pilotos. La cabina y los alrededores del avión son sitios de trabajo, y los pilotos necesitan herramientas, no joyas.

Sin embargo, muchas de las soluciones digitales contemporáneas sí que son de gran utilidad para los pilotos.

Hace décadas ya que Casio ofrece relojes capaces de mostrar la hora en múltiples husos horarios, con las iteraciones recientes capaces de presentar dos analógicamente.

Fuente: https://www.casio-watches.com/technology/en/technology/world-time/

Por lo general, son sumamente asequibles y las versiones de G-SHOCK obviamente son resistentes a las demandas de la cabina y el pilotaje, de allí su popularidad entre los pilotos, especialmente los de la aviación militar. Muestro a continuación dos ejemplos: el Casio AE-1200WH-5AVEF (PVP €34) y el G-SHOCK GMW-B5000D-1ER (PVP de €499). En medio encontraréis infinidad de modelos, es sólo cuestión de saber que módulo requerís.

Baliza

Breitling, siempre pendiente de las tendencias en el campo de la aviación, lanzó la primera referencia de su Aerospace en 1985. Era, y sigue siendo, un reloj liviano con formato analógico-digital, que curiosamente llevaba estampado “Navitimer” en la esfera en sus inicios. Contaba con dos agujas para indicar la hora y los minutos y dos pantallas. La de arriba indicaba la función mostrada en la de abajo: horas, minutos y segundos, día (en cuatro idiomas), calendario perpetuo, contador de tiempo, segunda franja horaria, cronógrafo y alarma (horas y minutos).

En 1995, la marca apostó todavía más fuerte, lanzando el Emergency, un reloj de gran envergadura que incorpora una baliza de emergencia. Estos relojes siguen figurando en la colección actual de Breitling, bajo la designación Professional.

Fuente: https://www.breitling.com/es-es/watches/professional/emergency/E7632522-BC02/

Este modelo de Breitling, el Emergency, es el primer (y único que yo sepa) reloj de pulsera del mundo equipado con una auténtica baliza de emergencia de doble frecuencia. Breitling lo describe como una maravilla de miniaturización y sofisticación técnica, y creo que tiene mucha razón. Como podréis observar en la imagen, aparte de ser un cronógrafo electrónico multifunción, tiene un transmisor de doble frecuencia (121,5 y 406 Mhz) que emite alertas a la vez que orienta a las operaciones de búsqueda y rescate (SAR). Su antena extraíble la observaréis en la parte de abajo a la derecha. Incorpora una revolucionaria batería recargable, un transmisor miniaturizado y un sistema de antena integrado original. El Emergency es un auténtico instrumento de supervivencia y seguridad pensado para la aviación y profesionales y aventureros de otros campos. Sus 51 mm de diámetro, 21,6 de grosor y 26 mm entre asas os deberían permitir visualizar una verdadera herramienta en la muñeca.

GPS, Permitiendo Mapas Móviles, Cartas Aeronáuticas Y Metereología En Vivo

Para completar esta entrada, debo repasar el papel tan esencial que juega el GPS en la aviación, y en los relojes de aviación.

Garmin es una marca que quizás conozcáis por sus smartwatches de recreo y deporte, y dependiendo de vuestra edad por los receptores portátiles de GPS. Ahora tienen usos muy concretos, como las actividades en zonas remotas, o el seguimiento. Hace unos años, sin embargo, se veían en muchos vehículos, pero el móvil los ha tendido a desplazar de este entorno.

En el mundo de la aviación, y la aviónica digital en concreto, Garmin es el líder indiscutible de sector. Está en todas las cabinas modernas, desde luego las más avanzadas, y su reputación es excelente. Yo gozo de una “cabina de cristal” de Garmin en el ultra-ligero que vuelo, y la calidad de su producto y el soporte que da a sus clientes es sin duda la mejor del mercado.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/relojes-de-piloto-que-son/

No es de extrañar, pues, que entre la gama de “wearables” que fabrica Garmin se lanzara un reloj para pilotos. El primero de ellos, el D2 Pilot, ya se decatalogó hace tiempo. La generación actual, la D2™ Delta, incluye tres tamaños (42 mm, 47 mm y 51 mm) con distinto nivel de acabados pero la misma funcionalidad. Os muestro un breve vídeo de presentación, y a continuación resumiré el increíble listado de funciones que incorporan estos relojes.

Además de ser un reloj y un instrumento completísimo para controlar la actividad física, los D2™ Delta proporcionan un abanico enorme de funciones gracias al GPS incorporado y la conectividad con la aviónica de la cabina. Pero incluso sin esta última, son formidables herramientas de back-up para los pilotos.

A grandes rasgos, su sistema de navegación por GPS permite dar apoyo al vuelo “Direct-To”, es decir directo a un punto geográfico, como una baliza aeronáutica, o un aeropuerto, o seguir un plan de vuelo por tramos. En todo momento son capaces de mostrar la posición del avión en el mapa, y en el indicador de posición horizontal, un instrumento de cabina conocido como el HSI. Tienen capacidad para recibir información meteorológica aeronáutica en vivo, y mostrarla en el mapa. En todo momento almacenan la posición, es decir además efectúan el logging del vuelo.

Por supuesto, llevan incorporados brújula y altímetro, además de giroscopio, acelerómetro, termómetro y medidor de saturación de oxígeno (la falta de oxígeno, la hipoxia, es muy peligrosa por la euforia que tiende a causar antes de la pérdida de conocimiento).

Estos relojes también ofrecen la posibilidad de programar todo tipo de alertas útiles para el vuelo, desde alarmas de altitud mínima segura a recordatorios para cambiar el depósito de combustible cada cierto tiempo.

Esto “relojes” también son capaces de almacenar música, hacer pagos, y ser usados en la piscina, ya que ofrecen 10 ATM de resistencia al agua.

Los relojes de Garmin evidentemente constituyen una categoría por sí solos, lo que denominaría smartwatches premium dedicados a la aviación. Para orientaros, los modelos D2™ Delta tienen precios oficiales de entre $899 y $1.249 y existe un modelo todavía más premium, el MARQ® Aviator, que cuesta $1.950.

Conclusión

Espero esta serie os haya ayudado a entender lo que es un reloj de piloto, la historia de éstos, y la gran amalgama de relojes que podéis considerar si os gusta este género. Es tan amplio, de hecho, que perfectamente se podrían coleccionar relojes exclusivamente de esta temática, e incluso yo diría que sería posible coleccionar tan sólo relojes de cada tipo expuesto en el artículo de hoy.

Yo no poseo la consistencia para centrarme exclusivamente en la temática de la aviación, aunque este tipo de piezas definitivamente dominan mi colección, y representan el núcleo duro de mi caja (bueno, lo admito, son varias). Por supuesto, me encantaría que esta serie os animara a añadir relojes de piloto a vuestras colecciones.

Os dejo con una cita de pilotos. ¡Hasta la próxima!

“When once you have tasted flight, you will forever walk the earth with your eyes turned skyward, for there you have been, and there you will always long to return.”
– Leonardo DaVinci
Fuente: https://www.pilotmall.com/blogs/news/30-best-aviation-quotes-of-all-time

ENTRADAS RELACIONADAS

5 comentarios sobre «Relojes De Piloto: Características Típicas»

  1. Muchas gracias Adam por este increíble trabajo casi enciclopédico que nos has brindado sobre los relojes de aviación. Este tercer capítulo es como un broche de oro a las dos anteriores entregas. Enhorabuena.

    https://www.safonagastrocrono.club/relojes-de-piloto-que-son/

    https://www.safonagastrocrono.club/relojes-de-piloto-la-historia/

  2. Muchas gracias Adam
    Un magnífica recopilación de relojes de piloto
    Más de uno de los que muestras me despierta impulsos de compra

  3. Gran artículo Adam. La espera ha merecido la pena. Después de esto creo que todos tenemos claro que es un reloj de piloto.
    Me ha gustado que muchas de las fotos son relojes del grupo.

  4. […] cuando se para el segundero en la segunda posición de la corona. Tal como discutimos en el artículo sobre las características de los relojes de piloto, esta es la implementación más practica de un reloj […]

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.