SEIKO Monster: Las Cuatro Generaciones

@aviationwatchcollector

He tenido el placer de contar con un SEIKO Monster de cada generación en mi colección, aunque ya sólo me quedan dos de ellos: el Jade (SZSC005) de la tercera, mi Monster favorito y al que dedicaré una entrada futura, y el SRPD25 de la cuarta generación.

Ya que he disfrutado de un ejemplar de cada generación, quiero presentaros los orígenes de este reloj y hablar un poco de cada una de sus series.

Las Cuatro Generaciones

El Monster apareció por primera vez a finales de los años 90, o dependiendo de la fuente consultada, en el 2000. Mi impresión, tras haber examinado muchas de ellas en detalle, es que los modelos SKX779 (negro) y SKX781 (naranja) de la primera generación inicialmente salieron “de prueba”. Por ello, su “lanzamiento” inicial pasó prácticamente desapercibido, salvo para los más acérrimos devotos de la marca. Posteriormente, ya en el 2000, se incluyeron en el catálogo de forma oficial.

En la siguiente imagen vemos la referencia SKX779.

Fuente: http://v28customs.weebly.com/

Vistas las referencias elegidas en los modelos iniciales, se podría dar a entender que los Monsters eran meramente una variación/evolución de los afamados SKX.

Sin embargo, es evidente que estamos hablando de un reloj con mucha personalidad propia. Yo iría más lejos todavía, ya que tiene unas características consideradas actualmente de icónicas. Me refiero a las siguientes facetas: la (aparente) voluminosa caja, el lumen desbordante, el bisel cóncavo de acero con dientes de trinquete, parcialmente enlatado, la corta aguja de la hora con su terminación en flecha tipo “Broad Arrow” y el chapter ring en forma de pared curva que enmarca la esfera. Es precisamente esta gran personalidad la que genera sentimientos encontrados de amor/odio entre los aficionados cuando del Monster se trata.

Al igual que el SKX007, la primera generación portaba el calibre automático 7S26, con día y fecha, pero sin remonte manual ni parada de segundero.

Las referencias iniciales se produjeron hasta el 2012, en paralelo con un elevado número de ediciones limitadas, a menudo dedicadas exclusivamente al mercado tailandés. Si queréis ver ejemplos de estos modelos podéis consultar esta guía de 60clicks.com, donde además encontraréis un artículo de referencia sobre los Monsters (por lo menos hasta la segunda generación). Se ha especulado mucho sobre el motivo de la conexión tailandesa, desde la existencia de una fábrica de SEIKO en el país hasta el particular gusto por relojes extravagantes en este mercado.

En el 2012, SEIKO actualizó el modelo, introduciendo la segunda generación. Para poder comprobar los cambios estéticos según avanzan las generaciones, os presento a continuación la referencia (SRP307) con el dial negro.

Fuente: https://watchcharts.com/listing/223963/wts-seiko-srp307-bead-blasted-2nd-gen-black-monster-4r36-sapphire

A grandes rasgos, los cambios principales entre la primera y la segunda generación se centraron en cuatro elementos. En primer lugar, el calibre empleado pasó a ser el 4R36, que añadía remonte manual y parada de segundero. En segundo lugar, la textura de la corona cambió, pasando de ser acanalada a tener un estriado romboidal (moloteado), obviamente con el objeto de mejorar su manipulación. En tercer lugar, el segundero recibió un toque de color, en este caso con la aguja acabada en negro y con su flecha en rojo. Finalmente, la presentación de la esfera cambió notablemente. Los números de los minutos en el interior de los índices desaparecieron, y estos últimos adoptaron un perfil triangular, algo amenazante. Este último elemento de diseño es uno de los motivos por los que el apodo Monster ha sido adoptado de una manera tan generalizada.

En el año 2015, la segunda generación del Monster añadió el logotipo de la “X” en el dial para señalar que estos modelos pertenecían a la línea ProSpex (“Professional Specifications”). Podéis ver un ejemplo en la siguiente imagen. Corresponde a la referencia SRP581K1, una serie limitada con el apodo “Sea Monster”.

Fuente: https://watchcharts.com/listing/223963/wts-seiko-srp307-bead-blasted-2nd-gen-black-monster-4r36-sapphire

Los inicios de la tercera generación se remontan al 2014, creo… De nuevo, distintas fuentes citan distintas fechas, por ello expreso incertidumbre, aunque lo que sí ha quedado claro de mi esfuerzo investigativo es que SEIKO siempre ha tendido a lanzar estos relojes con algo de sigilo.

Una característica común de la tercera generación es que todos son “Made in Japan”, y muestran la estampa “Japan” entre los índices de las 7 y las 8 h. Además, la mayoría de los modelos se comercializaron como unidades JDM (“Japanese Domestic Market”), en principio exclusivamente para el mercado japonés.

Las versiones iniciales de la tercera generación se produjeron en pequeñas cantidades. El resultado es que escasean en la actualidad y son altamente coleccionables. Salieron dos versiones, una con dial negro (SBDC025) y otra con el ya muy reconocible dial de color naranja (SBDC023). De nuevo, os muestro el ejemplar con la esfera negra para poder observar los cambios con mayor facilidad.

Fuente: https://www.pinterest.com/pin/332844228696072333/

En la tercera generación se abandonaron los índices triangulares de la segunda, suponiendo una especie de retorno a la primera, con un cierto “refinamiento” o al menos eso parece si consideramos sólo la estética del modelo.

La esfera de la tercera generación mantuvo una presentación más ligera, ya que se siguió renunciando a los números de los minutos. El segundero continuó siendo negro, pero se abandonó el toque de color que caracterizaba a la segunda generación. Los índices, todavía muy grandes, se presentaron con una forma trapezoidal, evidentemente una elección más discreta. La tercera generación también empleó un calibre notablemente mejorado, el 6R15, pero perdió con ello la función del día. Finalmente, el cristal añadió un magnificador sobre el datario.

Estos modelos coexistieron con la segunda generación hasta el 2018, aunque en el 2016 SEIKO empezó a sacar nuevas versiones de la tercera generación. La primera de ellas fue una referencia JDM, la SZSC003, conocido como el “Navy Monster” y limitada a 1.000 unidades. Ya en el 2018, se lanzaron dos modelos más, a priori también ediciones limitadas JDM pero esta vez disponibles internacionalmente, imagino porque se produjeron en mayor número. Se trata de las referencias SBDC067 (“Coral Monster”) y SZSC005 (“Jade Monster”). Las dos últimas versiones, ambas limitadas, salieron el año pasado, justo antes de anunciarse la cuarta generación. Se trata de las referencias SBDC073 (“Frosty Monster”) y SBDC075 (“Metallic Orange Monster”).

Os muestro estos cinco modelos en el siguiente carrusel de imágenes. Comprar unidades de las cuatro últimas referencias es cada vez más difícil, y por consiguiente más caro.

La cuarta generación del Monster fue lanzada en el 2019, con tres referencias iniciales, la SRPD25 (esfera azul con efecto rayos de sol y brazalete), la SRPD27 (esfera negra y caucho), y la SBDY037 (todo negro, incluido el brazalete). Ya este año, se han lanzado dos ediciones más, la referencia SRPE09K1 (“Save The Ocean”) y la SRPE27K1 (“PADI”).

Os mostraré la versión con la esfera negra para poder comentar los cambios principales.

Fuente: https://www.seikowatches.com/es-es/products/prospex

La última generación del Monster aparenta ser un poco más pequeña gracias a un bisel más estrecho, además de ser cóncavo como en las versiones anteriores. Sin embargo, el reloj tiene un diámetro de 42,4 mm, 0,1 mm más que los anteriores. Las asas son más largas, alcanzando 49.4 mm de asa a asa (“lug-to-lug”), comparado con los 47,5 mm de las versiones anteriores. Con respecto a la tercera generación, añade 0.3 mm al grosor, hasta alcanzar los 13,4 mm.

Por lo general, se observa una mejor ergonomía y su aspecto es más sofisticado que el de las generaciones anteriores, desde luego mucho más contemporáneo.

Es muy notable el diseño del nuevo bisel, realizado en acero inoxidable negro (PVD). Sigue estando construido de una sola pieza (monobloque). Aparte de su forma cóncava, presenta muescas en los laterales bastante más delineadas y suaves y un acabado cepillado circular en la parte superior. Los bordes del bisel están pulidos y hay un facetado muy bien realizado entre la parte cepillada y la pulida. También es de destacar el enlatado parcial, que en este caso tiene una parte íntegra entre las 6 h y las 03:30 h, sirviendo de guarda corona.

Este lenguaje de diseño también se ve en la corona que renuncia a la superficie moloteada de las dos generaciones anteriores y adopta un acabado estriado, más acorde con el nuevo diseño de los laterales del bisel. Se sacrifica agarre, sin duda, pero de nuevo aporta refinamiento. Pasa exactamente lo mismo con los índices, que adoptan una forma rectangular más común.

La cuarta generación vuelve a emplear el calibre 4R36, que supone un “downgrade”, pero el retorno de la complicación día/fecha. En este caso, SEIKO ha optado por añadir un magnificador doble.

Las otras versiones de la cuarta generación representan variantes con diales y tonos distintos. Os las muestro en el siguiente carrusel de imágenes.

¿Qué Generación?

La respuesta a esta pregunta claramente dependerá de los gustos de cada uno, pero voy a intentar resumir la clave de cada una de estas generaciones.

En primer lugar, todos los Monsters son relojes polarizantes, y esto no es de extrañar. Cuando salió era un reloj rompedor, algo nunca visto, y lo sigue siendo. Desde los años 50, el diver moderno suizo había tendido a homogenizarse, con todos los productores emulando el Submariner, con elementos de inspiración de aquí o de allí, e iteraciones con distintos acabados o colores. Hay excepciones y evidentemente exagero, pero creo que todos entenderéis por donde voy. Mientras tanto, SEIKO iba a la suya, y el Monster es una muestra más de ello.

Si habéis llegado hasta este punto en la entrada imagino que sois admiradores de los Mosnters, o quizás estéis considerando añadir un Monster a vuestra colección. En ambos casos, espero que los breves apuntes sobre las distintas generaciones que siguen a continuación os sirvan de ayuda.

La primera generación sigue siendo de gran interés por parte de los coleccionistas, y los relojes de segunda mano llevan bastante tiempo revalorizándose, y de un modo significativo. Ya no se pueden comprar Monsters tempranos en buenas condiciones por €200, desgraciadamente. Su elemento más atractivo posiblemente radica en lo que representan, esa ruptura del 2000 (o de 1996, quién sabe a ciencia cierta).

Yo tuve un ejemplar de la serie “Night Monster”, con la esfera blanca y la caja y el brazalete acabados en PVD negro pulido. Era un reloj que me encantaba, con el blanco aligerando la ajetreada esfera de la primera generación. Sin embargo, no uso el mismo reloj día tras día, y el calibre 7S26 no es especialmente práctico en estas circunstancias. Es un calibre al que le va la marcha para mantenerlo cargado, pues no tiene remonte manual. El acabado de la caja y brazalete, totalmente pulido, también me consternaba, ya que siempre andaba preocupado de no marcarlo.

Fuente: https://www.instagram.com/p/B6P_orvq7G2/

La segunda generación añadió la corona moloteada y esos “aterradores” índices, y es la generación más “monstruosa” de todas. Por ello imagino que también será la que más amor/odio genera.

Yo tuve el “Vampiro” (“Dracula Monster” en inglés), con las agujas e índices acabadas en rojo sobre un dial mate negro. El apodo es sin duda perfecto. Lo adquirí de segunda mano modificado con un cristal de zafiro, pero, desafortunadamente, el tratamiento antirreflejos azul siempre me molestó. No me lo ponía lo suficiente así que pasó a otras manos. Lo conseguí vender con una prima sobre lo que había pagado, lo que indica que las piezas de esta generación también están cada vez más cotizadas, sobre todo las más escasas.

Fuente: https://www.instagram.com/p/B_ze_6onCOl/

La tercera generación es mi favorita, pero sois libres de preferir otra. En mi opinión, esta generación ofrece todos los elementos rompedores de la primera, pero con una presentación más práctica y atractiva. También lleva el mejor calibre, cuyo rendimiento en el caso de mi ejemplar es excepcional (+3 s/día). El magnificador puede molestar a algunos, pero no es mi caso.

El modelo que elegí fue el “Jade Monster”, del que hablaré más extensamente en una entrada que publicaré en breve. Es un reloj con una bellísima esfera verde, bueno, de varios verdes distintos, según se le antoja.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CD8rQbUnnjO/

Creo que la cuarta generación está pensada para apelar a un mayor público, yo incluido, pero en este caso ya hay que sopesar el evidente mayor refinamiento de la caja, bisel y esfera con la pérdida de personalidad y el calibre de menor talla que equipa el reloj. El magnificador doble también puede resultar molesto para algunos, quizás más todavía que el del fechador de la tercera generación.

Mi Monster de esta generación es la referencia SRPD25, que introduje más arriba y os muestro a continuación.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CDs25-Gnero/

El Monster Puesto

Las medidas de las dos primeras generaciones son similares, algo más de 42 mm de diámetro, 47,5 mm de asa a asa y 13 mm de grosor. La tercera es ligeramente más gruesa (13,1 mm) debido al magnificador. En la cuarta generación, el grosor vuelve a aumentar hasta los 13,4 mm. Su medida “lug-to-lug” ya se incrementa hasta los 49,4 mm porque incorpora unas asas significativamente más alargadas. Estos casi 2 mm de diferencia son importantes porque supone que tendrá que ser descartado por aquellos con muñecas más pequeñas.

Todas las generaciones tienen una medida de 20 mm entre asas, pero el brazalete se ensancha hasta los 23 mm (mi medición) nada más superar las asas, para reducirse hasta 20 mm en el cierre. El reloj tiene una gran presencia en la muñeca. Con el brazalete íntegro pesa 170 g.

Las tres primeras generaciones son más versátiles por esa menor medida de asa a asa, aunque imagino que su estética tan rompedora tenderá a apelar a menos aficionados. Por el otro lado, la cuarta generación tiene un look más contemporáneo y refinado, pero las dimensiones juegan en su contra.

Sólo queda enseñároslo puesto, en este caso en mi muñeca de 17,5 cm de circunferencia, más bien plana, que afortunadamente soporta todas las generaciones.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CFolLgtnFSD/
Fuente: https://www.instagram.com/p/CFtzrLHHzzk/

Por lo general, el reloj es menos aparatoso de lo que sugerirían sus medidas. Es notable que su grandeza es más bien el resultado de efectos visuales que de su tamaño. Una vez puesto, su ancho bisel lo hace lucir más pequeño de lo que es en realidad, y el contenido tamaño de asa a asa (“lug-to-lug”) de las tres primeras generaciones lo hace sorprendentemente versátil, bastante más de lo que imaginaríais.

Conclusión

Los SEIKO Monster ofrecen un diseño original, tan distinto hoy como cuando se lanzaron hace más de veinte años. Son unos relojes de buceo estupendos, con una estética llamativa además de tremendamente bien pensada. No dejan a nadie impávido, y son de los pocos relojes que poseo que consiguen generar conversación con gente que no es aficionada a los relojes.

La tercera generación del Monster es mi favorita, por todos los motivos que he ido compartiendo en este artículo, y que expandiré en una reseña futura dedicada al “Jade Monster” que publicaré en breve.

De todos modos, creo que la serie completa es merecedora de vuestro interés.

ENTRADAS RELACIONADAS

7 comentarios sobre «SEIKO Monster: Las Cuatro Generaciones»

  1. Estéticamente me gusta la v2, aunque en su momento adquirí la v3 por ser superior como indicáis. Sin embargo me di cuenta que era absurdo que un reloj de ese precio montase cristal mineral en vez de zafiro. En cuanto se arañó lo cambié por un zafiro sin lupa.

    En cuanto al 6R15 no es demasiado diferente a un 4R35. De hecho ha mostrado muchos problemas de inestabilidad en cuanto a posiciones y carga. Y la precisión al menos en mi caso nunca ha sido bueno, tanto que incluso lo llevé al SAT. Lo explicaba en Seiko Monster 3.

    Otro tema es el actual 6R35 donde parece que sí que hay cambios en ese sentido, además de en la reserva de marcha. Claro que hay que pagar al menos un PVP de 800€ para llegar a él, y bueno, para eso me voy a un ETA 2824.

    1. Gracias Javier. No es mi experiencia con el 6R15, pero también es verdad que mi modelo de la v3 es limitado y JDM (aunque claramente se vendieron más allá de Japón). Pero por lo general, estás versiones domésticas tienden a tener mejor QC. En cuando al Hardlex, por lo general coincido, a pesar de no haber sufrido nunca problemas con este tipo de cristal.

      1. Muy buen articulo, bien estructurado y documentado. Me ha gustado mucho leerlo, no obstante observo que se ha omitido lo que fué “”el padre de la criatura” ya que antes de aparecer el Monster con calibre automático, Seiko lanzó al mercado en el 99 el 1er modelo de Monster, y fué con calibre de cuarzo, y según leí se trataba de un movimiento de muy altas prestaciones del que se fabricaron muy pocas unidades.

        https://www.relojes-especiales.com/foros/divers-relojes-de-buceo/seiko-monster-quartz-slr001-409008/

        1. En mi investigación llegué a toparme con una fuente que citaba que el primer prototipo del Monster salió en 1996, pero como no lo pude corroborar simplemente expresé incertidumbre sobre la fecha de lanzamiento, que es posible que fuera hasta paralelo con la tirada del Perpetual Monster. Tendré que rebuscar más. Pero sí, tienes razón, la similitud es, como mínimo, merecedora de una cita. Cuando tenga un segundo intentaré actualizar el artículo e incorporar esta información.

  2. Si no me equivoco mi modelo también era JDM, y es Made in Japan. No es versión limitada eso sí.

    1. Efectivamente Javier, todos los de la tercera generación son Japan made y llevan “Japan” impreso entre las 7 y las 8, y dependiendo de las fuentes que he visto todos, o casi todos (no lo he podido corroborar con certeza), eran JDM, aunque algunos han sido relativamente fáciles de conseguir fuera de Japón. En cuanto a la “limitación” de las series, en el artículo de mañana comento que el Jade lleva número de serie (00453, si recuerdo bien) pero ni el reloj ni la documentación citan el tamaño de la tirada.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.