Presentación Tourby Old Military Vintage

@munich_watch_lover

Nota del editor:

Esta entrada es una versión editada, ampliada y traducida de contenido publicado por primera vez el 01/10/2020 en Instagram.

Entre el barro y el caos de las trincheras de la Primera Guerra Mundial se normalizó el uso del reloj de pulsera. El motivo era simple, en ese escenario uno no podía pararse, sacar tranquilamente el reloj del bolsillo y consultar si era la hora de ponerse frente una picadora de carne asaltando la trinchera enemiga, o siendo menos poéticos uno debía disponer de ambas dos manos para aferrarse a un Mauser de varios kilos.

Siendo prosaicos, uno evitaba quedarse enganchado por la leontina del reloj en una alambrada… lo que no te salvaba de que se engancharan otros correajes. Resumiendo, el reloj de bolsillo, el tradicional reloj masculino de la época, no era especialmente útil como reloj de infantería. Era engorroso, se rompía fácilmente y carecía de cualquier tipo de lumen.

Fuente: https://www.themilitarytimes.co.uk/uncategorised/battle-of-cambrai-tank-corps-war-diaries-17-19-november-1917/

Los primeros relojes de pulsera fueron por encargo de oficiales adinerados que servían en el frente. En este aspecto hay que ponerse en situación. Muchos ejércitos en 1914 aún estaban anclados en las tradiciones del siglo XIX. Los vistosos uniformes, la caballería al trote con petos de acero bruñido, nombramientos adquiridos o heredados y por supuesto oficiales que costeaban su propia equipación.

Por tanto, los relojes de pulsera fueron diseñados para ser herramientas, prácticos y duros para la guerra, pero a la vez para no verse fuera de lugar en el entorno social que podía frecuentar un oficial de permiso en París.

En 1915, muchos fabricantes ya producían relojes de pulsera, ya fuese en Londres, París, Ginebra, o más lejos. Un ejemplo de ello sería el Ingersoll sobre el que escribió @admin en el artículo Un Americano En Fleurs-Corcelette. Aunque inicialmente se comercializaron como relojes militares para usar en las trincheras o en el campo de batalla (de ahí que se les conociera como relojes de trinchera o de campo), se hicieron cada vez más populares entre los civiles: después de todo, eran símbolos de virilidad y valentía, que reflejaban el espíritu de un soldado.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/un-americano-en-fleurs-corcelette/

Tourby Watches, una micro marca con sede en Hagen, Alemania, intenta recuperar este espíritu con su reinterpretación del reloj de trinchera.

Fuente: https://www.tourbywatches.com/

Su Old Military Vintage es ante todo un reloj militar bien hecho y muy atractivo.

Utiliza una caja de acero, envejecida a opción del cliente. Está disponible en tamaños de 45, 43 o 40,5 mm de diámetro, por lo que se adapta a cualquier muñeca. Una característica interesante es la gran corona tipo “Onion”, recordándonos a a los tradicionales relojes Flieger.

La esfera es donde este reloj de campo realmente muestra su inspiración histórica: está pintada a mano y presenta números arábigos en estilo gótico para las horas, mientras que las marcas de los minutos aparecen enmarcados por un “chemin de fer”. Justo debajo del número 12, un corto texto que nos recuerda la marca y su origen “Tourby – Hagen in Westfalen”, mientras que en la parte inferior encontramos una subesfera con la complicación de “Small Seconds”.

Para rematar el conjunto el reloj presenta unas agujas tipo catedral azuladas, que nos aportan aun más carácter vintage.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CFzWgIhq_wy/

Este reloj de micro marca también cuenta con un fondo visto (a elección del comprador) que muestra en el interior un movimiento de reloj de bolsillo, el Unitas 6498, con un acabado dorado mate en la platina principal y que está altamente decorado. En definitiva, un movimiento con un acabado impresionante que además llega precisamente ajustado a cinco posiciones después de haberse introducido en la caja.

Fuente: https://calibercorner.com/eta-caliber-6498-2/
Fuente: https://www.instagram.com/p/CFzWgIhq_wy/

No sólo es un reloj cómodo y bonito sino que luce de un modo fantástico. Es llamativo en todos los sentidos, expira masculinidad. Es un placer mirarlo en la muñeca, tal vez hipnotizados por la fabulosa textura de la esfera.

Fuente: https://www.tourbywatches.com/watches/old-military-vintage-45/

La configuración base de este reloj tiene un precio de €1.350, y un plazo de entrega de cuatro semanas. En el sitio de web de la marca encontraréis un detallado listado de los “upgrades” posibles, y sus respectivos precios.

El Tourby Old Military Vintage no sólo ofrece un gran aspecto sino que además puede presumir de un cristal de zafiro, un magnífico movimiento suizo de carga manual y un esmerado montaje y un acabado a mano. Todo ello lo convierte en un reloj de lujo relativamente asequible. Cumple su misión bien y logra transmitir la sensación de que ha sido diseñado por alguien que conoce y ama los relojes, alguien que realmente aprecia la historia, en este caso militar, que hay detrás de ellos. Un reloj de y para “connaisseurs”.

ENTRADAS RELACIONADAS

2 comentarios sobre «Presentación Tourby Old Military Vintage»

  1. Un bonito y buen reloj, a mi modo de ver sobrevalorado, por una micro-marca que en sus inicios se dedicaba a “canibalizar” relojes de bolsillo. Algunos de sus top de catálogo, emula. el más puro “ukrania Style”

  2. Coincido con Miquel, hace tiempo que sigo a Tourby. Tiene piezas estéticamente muy interesantes, pero en cuenta de lo que comenta Miquel. En el más puro estilo “Franken de Luxe”

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.