Racing Watches: Heuer Carrera III & Ronnie Peterson

@javierreloj

Como ya pudimos ver en uno de los capítulos dedicados al Heuer Autavia, Jack Heuer se dedicó a promocionar sus relojes dentro del mayor evento del automovilismo de competición: la F1. Su forma de hacerlo fue pionera en su tiempo, porque además del afán comercial, el Sr Heuer disfrutaba viendo que sus relojes cumplían con el uso específico por lo cual se habían diseñado. No podía imaginar mejor forma para dar validez y garantía a sus productos, que aquellos pilotos pioneros los utilizasen en su carrera deportiva.

Me gustaría puntualizar que Jack Heuer no sólo establecía relaciones comerciales con los pilotos, sino que en muchos casos la relación con ellos se convirtió en una verdadera amistad. Si bien no se había definido aún la figura del “embajador de marca”, Heuer trazó el camino que se iba a seguir durante las siguientes décadas en materia de patrocinio.

Evidentemente con el Carrera no iba a hacer una excepción: Ronnie Peterson se convirtió en el estandarte de este modelo.

Fuente: https://www.hodinkee.com/articles/formula-one-ronnie-petersons-gold-heuer-carrera-re-edition-bonhams

Ronnie Peterson era más conocido en los circuitos como “Mad Ronald” por su competitiva forma de conducción o “SuperSwede” por su origen sueco. Desarrolló su carrera automovilística en F1 entre los años 1970 y 1978. Aunque no obtuvo ningún título mundial, Peterson consiguió 10 victorias en Grandes Premios, 26 podios y dos subcampeonatos mundiales en las temporadas 71 y 78, respectivamente. Esto lo convierte en uno de los pilotos sin título mundial con más victorias.

Fuente: http://www.grandprixhistory.org/pete_bio.htm

Peterson, aparte de ser uno de los mejores pilotos de la F1 era una persona muy extrovertida dentro del circuito. Mantenía grandes relaciones con todos los pilotos (incluso nombró a su hija Nina, como Nina Rindt). Dicho esto, dentro de la pista se mostraba intratable y su competitividad hizo que tuviese problemas con su compañero de equipo Mario Andretti, pues Lotus lo consideraba como su “escudero”. Aun así, el sueco “loco” tal como lo apodaban cariñosamente era querido por todos sus colegas.

Fuente: https://www.pinterest.fr/pin/528187862548548974/

Evidentemente, Ronnie Peterson conoció y entabló amistad con Heuer y pronto formalizaron un acuerdo de patrocinio. Jack Heuer en aquel momento ya había consolidado su marca como cronometrador oficial de la F1 y relojes como el Autavia o sus cronógrafos de mano eran bien conocidos y utilizados dentro del mundillo de la competición.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/racing-watches-15-heuer-easy-rider-viceroy/

La elección de Ronnie Peterson como “embajador de marca” no fue fruto del azar. Jack Heuer que era muy hábil en el ámbito comercial sabía perfectamente que en aquella época Suecia era un mercado muy importante para sus relojes. Además del acuerdo económico entre ambos, se estableció una buena relación de amistad y Jack Heuer le regaló al piloto sueco un Carrera de oro de 18 quilates casi igual que los que llevaban los pilotos de Ferrari, escudería a la que ya patrocinaba. El modelo que llevaban estos pilotos era el 1158 CHN.

Fuente: Fuente: http://www.onthedash.com/peterson-carreras/

Este reloj en concreto llevaba grabado en su trasera la leyenda “Success”, expresando así el deseo de triunfo y éxito de Jack Heuer para su amigo sueco.

Fuente: http://www.onthedash.com/peterson-carreras/

Pero hagamos un inciso aquí en la carrera deportiva de Ronnie Peterson para conocer los cambios que sufrieron los primeros modelos del Heuer Carrera en la década de los años 70, tal como prometimos.

Fuente: http://chronomaddox.com/heuer/articles/carrera_article/heuer_carrera_article.html

Como bien se aprecia en la reveladora imagen superior, el mayor cambio funcional que se desarrolló con respecto a los anteriores modelos del Carrera, fue la introducción del primer calibre cronográfico automático, conocido como “Calibre 11“.

La idea de crear el calibre 11 nace a finales de 1965. Büren, que había sido un pionero en la producción de movimientos automáticos dotados con micro-rotor, llamó la atención de Gérald Dubois Dépraz & Co., especialista en la fabricación y producción de cronógrafos modulares. Gérald Dubois intuyó que los calibres con micro-rotor de Büren serían lo suficientemente delgados como para ser la base de un movimiento cronógrafo modular. Dubois contactó con Hans Kocher de Büren Watch Co. SA. y le expone su idea, pero al ser empresas relativamente pequeñas su principal obstáculo es que se ven necesitadas de financiación, así que logran convencer primero a Jack Heuer y luego a Willy Breitling para que apoyen su proyecto.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/racing-watches-14-autavia-drivers/

El 2 de febrero de 1966, los integrantes del consorcio (que se denominará Chronomatic) firmaron un convenio de cooperación bajo la más estricta confidencialidad, denominando al proyecto de desarrollo como proyecto 99.

Sin embargo, Zenith se les adelantó al anunciar que habían desarrollado un crono automático y SEIKO a ambos al lanzar al mercado su calibre 6139.

El Sr. Heuer pasó a la ofensiva, con una gran campaña publicitaria sobre sus nuevos cronógrafos automáticos, como podemos ver en este anuncio de 1969. Sea como fuese, el cronógrafo automático revolucionó el mundo de la relojería mecánica del s. XX.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/racing-watches-13-heuer-autavia/

La buena legibilidad seguía siendo el punto fuerte de esta línea, tal como vimos en la anterior entrada, pero el Carrera tuvo de adaptarse a la funcionalidad del nuevo calibre, sufriendo cambios sustanciales en la caja (de complexión más robusta y gruesa) y en el cambio de posición de la corona (que se situaba ahora en la izquierda) para configurar la hora. Las nuevas referencias siguieron manteniendo las pistas de fracción de 1/5 segundo en el “Chapter Ring”. Otro cambio importante debido al nuevo calibre fue la adopción de fecha, situada a las 6 h del dial. En el siguiente carrusel podemos apreciar algunos ejemplos de estos primeros modelos de los Carrera automáticos, pero si los queréis ver todos, así como su evolución, no dejéis de visitar este enlace.

1978 parecía que iba a ser el año de Petersen. A los mandos de un Lotus, esa temporada consiguió ganar dos grandes premios y hacer podio en todas las carreras en las que compitió. Su pugna con Andretti (que era su compañero de equipo) en la lucha por el campeonato era feroz y al parecer, tal como apuntábamos anteriormente, tuvieron algunos problemas (ya que el equipo Lotus le había asignado el segundo puesto a Peterson). Sin embargo, fuera de la pista su relación siguió siendo cordial y muy amigable.

Fuente: https://www.collierautomedia.com/tragedy-within-triumph-hill-and-andretti-at-monza

Ronnie Peterson parecía encantado con el regalo que le había hecho Jack Heuer. Disfrutaba de su reloj y lo llevaba por todos lados (tal como podemos apreciar en la siguiente imagen); tanto es así que decidió comprar otro igual para regalárselo a su padre por su 60 cumpleaños.

Fuente: Jarama, Madrid, Spain. 26 – 28 April 1974.
Jacky Ickx and Ronnie Peterson chat in the paddock, portrait.
World Copyright: LAT Photographic. Ref: 74ESP13

Aunque no era el único piloto que lucía un Carrera 1158CHN de oro por el circuito. Niki Lauda, que era piloto de Ferrari lo llevaba por el patrocinio de Heuer a la escudería italiana. Otro portador de la referencia era Mike Hailwood, campeón de motociclismo reconvertido a piloto de F1.

Fuente: http://www.onthedash.com/racer/niki-lauda/

La vida parecía sonreír a Peterson. Estaba en lo más alto de su carrera, había sido padre… Pero como ya hemos visto en otras entradas, desgraciadamente su suerte se vio truncada por un brutal accidente en la salida del Gran premio de Monza de 1978.

Una concatenación de fatales errores en la organización y seguridad del circuito de Monza propició que ocurriese este fatal accidente. Al parecer, el comisario de salida lanzó la carrera cuando los coches aún no estaban preparados en sus posiciones. Esto propició una verdadera melé y el coche pilotado por james Hunt colisionó con el de Peterson. Su Lotus se estrelló frontalmente contra las barreras, aplastando todo el frontal del mismo e incendiándose. Fue el propio Hunt quien le rescató del coche envuelto en llamas. Ronnie Peterson, que luchaba por los últimos puntos del campeonato contra su amigo Mario Andretti, se fracturó las dos piernas por 17 sitios diferentes y sufrió graves quemaduras.

Fuente: Dominio público.

La tardanza de la ambulancia y la imposibilidad de poder llegar al escenario del accidente junto con las posteriores complicaciones de sus gravísimas heridas, propiciaron el fallecimiento del bueno de Ronnie Peterson en el hospital, añadiéndose a la trágica y larga lista de pilotos fallecidos en aquellos peligrosos años de la F1. Su mujer, Barbro Peterson, que se encontraba muy unida a su marido, se suicidó pocos años después al no poder superar la trágica muerte de nuestro protagonista. En el funeral de Ronnie Peterson, su féretro fue portado por sus amigos u colegas de competición como Andretti, el propio Hunt y Niki lauda.

Fuente: https://sfcriga.com/ronnie-peterson-the-flying-swede

El reloj de Ronnie Peterson, que como hemos visto había sido un regalo de Jack Heuer, fue subastado por Sothebys en el 2016, alcanzando un precio de subasta de 230.000 dólares, siendo adquirido por la propia TAG Heuer para mantenerlo en su museo.

Fuente: http://www.sothebys.com/en/auctions/ecatalogue/2016/important-watches-ge1601/lot.161.html

Sólo dos años después (2018) y con motivo del 40 aniversario del fallecimiento de Ronnie Peterson, TAG Heuer lanzó una edición limitada de 40 unidades en acero para el mercado sueco (con las Ref. CBH 2210), siendo una copia casi exacta del original. También sacó dos unidades de una versión en oro de 18K (la Ref. CBH2240). Un ejemplar de esta versión se vendió al público en subasta a través de Bonhams. La subasta contó con la presencia de su hija Nina y los beneficios recaudados se destinaron a la fundación “Ronnie Peterson Memorial Foundation” que ayuda y el patrocina a jóvenes pilotos en Suecia. El otro ejemplar fue cedido al que fue embajador de la marca en aquel momento, el futbolista Cristiano Ronaldo, coincidiendo con su quinto “Balón de Oro” como mejor jugador del año.

Fuente: https://www.calibre11.com/2017-heuer-carrera-ronnie-peterson-edition-cbh2210/

Al mismo tiempo, se lanzó la película documental conmemorativa “SuperSwede“, en la que aparecen varios de los pilotos que tuvieron el privilegio de compartir equipo o que compitieron junto al gran Ronnie Peterson en aquellos fantásticos años de la F1.

Fuente: https://www.mtg.com/press-releases/im-global-television-superswede/

Siempre nos quedarán en la memoria aquellas imágenes sobre los pioneros de la F1, donde competir era exponer la vida en cada circuito y que utilizaban su reloj como un verdadero instrumento de medición del tiempo, tratando de arañar segundos para conseguir una mejor clasificación o un podio. Con Ronnie Peterson, el Heuer Carrera ha pasado a formar parte de esta épica leyenda.

Fuente: http://afoto.media/hem/superswede.html

Capítulos Anteriores

5 comentarios en «Racing Watches: Heuer Carrera III & Ronnie Peterson»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.