Racing Watches: Autavia Drivers

@javierreloj

Jochen Rindt tenía todo a su favor para convertirse en el flamante campeón del mundial de F1 de 1970. Sus victorias en los grandes premios de Mónaco, Gran Bretaña y Alemania a bordo de su Lotus 72 lo posicionaban como el más firme candidato para alzarse con el título. Nina Rindt, su esposa, seguía atentamente su progresión en el campeonato midiendo sus tiempos en los entrenamientos y durante las competiciones.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/category/racing/

Sin embargo, un fatídico accidente en los entrenamientos libres para el GP de Italia que se disputaba en Monza truncó la vida de este magnífico piloto.

Rindt logró el campeonato mundial (a título póstumo) gracias a que su compañero de equipo Emerson Fittipaldi hizo todos los puntos necesarios para que nadie sobrepasase al gran piloto austriaco. Sobre la carrera deportiva de Rindt no me voy a extender demasiado ya que la tratamos con profundidad en esta entrada, así que hoy nos centraremos en su faceta, como el que podría considerarse “el primer embajador de Heuer”.

Fuente: https://journal.hautehorlogerie.org/en/mission-autavia/

Afortunadamente disponemos de bastante material gráfico para determinar que Rindt utilizó durante sus competiciones un Heuer Autavia, concretamente la Ref. 2446 MK III. En la siguiente imagen tomada en un hospital de Barcelona, podemos ver a Rindt recuperándose de un accidente que tuvo en el circuito de Montjuic, leyendo la crónica del mismo y donde podemos apreciar con claridad que en su muñeca lleva un Autavia.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/category/racing/

El Heuer Autavia 2446 Mark III se lanzó al mercado en 1966. Formaba parte de la línea Autavia de cronógrafos manuales, con las que Jack Heuer intentó conquistar el mercado del sector automovilístico de competición. Esta versión venía equipada con el calibre Valjoux 72 y la mayor diferencia con sus predecesores consistía en que su caja roscada (de 38 mm) le confería una mayor resistencia al agua (300 ft). En las siguientes imágenes lo podemos apreciar con todo detalle, así como su magnífico calibre.

Fuente: https://www.watchpool24.com/en/30734379/heuer-autavia-2446-jochen-rindt
Fuente: https://www.watchpool24.com/en/30734379/heuer-autavia-2446-jochen-rindt

El legado que dejó el piloto austriaco fue tan grande que en poco tiempo se convirtió en un auténtico mito. Durante décadas los coleccionistas nombraron el Autavia MK III como el “Autavia Rindt”. Tanto es así, que Tag-Heuer en 2017 quiso rendirle homenaje. De la mano de Jean-Claude Biver y con un impulso revitalizante para la compañía, se ofertó a través de las redes sociales que fuesen los propios aficionados los que presentasen sus modelos favoritos de Autavia, de donde se inspiraría la nueva reedición. En un formato de concurso con rondas eliminatorias, el diseño ganador fue el del “Autavia Rindt”. En marzo de 2017, salió al mercado el nuevo Autavia, tal como se comprometió el señor Biver.

Fuente: http://thoughts.onthedash.com/thoughts/autavia-2017-preview/
Fuente: http://thoughts.onthedash.com/thoughts/autavia-2017-preview/

Jochen Rindt se había convertido (también malogradamente a título póstumo) en el primer embajador de la marca.

Fuente: https://journal.hautehorlogerie.org/en/mission-autavia/

Pero si hay un piloto en el que el binomio Racing-Heuer se encarna en su máxima expresión, este es sin duda Jo Siffert.

Fuente:

El multidisciplinar piloto suizo, más conocido en el circuito como “Seppi”, había iniciado su carrera deportiva en el motociclismo, pasando más adelante por la F2 hasta llegar a la máxima categoría de la F1. Sin embargo, sus principales éxitos automovilísticos vinieron de las grandes carreras de resistencia, ganando la Targa Florio, las 24h de Le Mans, las 12h de Sebring, etc., en diferentes ocasiones entre 1968 y 1971 siempre fiel a Porsche.

Fuente: https://www.pinterest.at/pin/253397916518359977/?nic_v2=1a24kyiKd

En la máxima categoría de F1 su palmarés no fue tan notable y durante su trayectoria de 1962 a 1971 consiguió ganar dos grandes premios: el de Gran Bretaña en el 1968 y el de Austria en 1971. Sin embargo, esta victoria lograda en el Reino Unido le puso en contacto con Jack Heuer.

Los comienzos de Jo “Smoking” Siffert en el mundo del motor no fueron demasiado fáciles para él. Trabajaba de asalariado en un taller mecánico y después de duras jornadas aun reunía fuerzas para reparar coches de segunda mano que él mismo compraba en bastante mal estado y después revendía. Sus éxitos en las carreras de resistencia con Porsche no reprimieron su espíritu comercial, al contrario, llegó a montar un concesionario oficial de la propia Porsche en su ciudad natal (Friburgo).

Fuente:

El Sr. Heuer quedó impresionado de gran manera tras ver la formidable victoria de Siffert y estudiar su historial emprendedor. Vio en él una gran oportunidad para introducir sus productos en el mundo de la máxima competición automovilística. Jack Heuer viajó personalmente a Friburgo para ofrecerle un contrato de patrocinio a Siffert. A cambio de una suma de 25.000 francos suizos, el piloto debía llevar en las carreras del campeonato el logotipo de Heuer bien visible en el mono y en el coche con el que compitiese. Así mismo, durante el tiempo de competición, entrenamientos, entrevistas, etc., debía llevar un Autavia en la muñeca. El contrato, a su vez, le ofrecía a Siffert el poder adquirir relojes Heuer a precio de mayorista para después poder revenderlos. El contrato tendría una duración de dos años. Siffert supo ver con su agudo espíritu comercial una buena oportunidad de negocio y aceptó la propuesta de Jack Heuer.

Fuente: https://www.calibre11.com/2018-heuer-autavia-jo-siffert-collectors-edition-cbe2114/

Hay una anécdota muy curiosa sobre este hecho que afirma que el Sr. Heuer volvió de Friburgo con el acuerdo de Siffert en su maletín, eso sí, sentado en un Porsche que este le vendió en su propio concesionario.

Fuente: https://moonphase.fr/vivre-vite-et-mourir-jeune-jo-seppi-siffert-et-sa-heuer-autavia/

Para Jack Heuer resultó un verdadero éxito, ya que como os podéis imaginar las ventas de sus relojes y el prestigio de los mismos dentro del mundo de los pilotos, gracias al don comercial de Siffert, aumentó considerablemente. En sus propias palabras:

“Jo as you may know from his background, he was a very poor guy and he was a born “wheeler and dealer” and he would always have a collection of watches, and he would place them with all of his friends on the circuit, between wholesale and retail, and we didn’t mind of course because it was in public and so actually the Formula 1 circuit, if you looked around, they all wore a Heuer Chronograph….”

Fuente: http://www.onthedash.com/heuers-at-le-mans-anatomy-of-an-invoice/

Dentro del elenco de relojes de Heuer, que gracias a su condición podía escoger llevar, Siffert se decantó por el Heuer Autavia Automatic Ref. 1163T. No debe sorprender que los coleccionistas lo denominan “Autavia Siffert”.

Fuente: https://www.heuerworld.com/photo_13857603.html

La principal novedad que presentaba este reloj, referente a las anteriores versiones del Autavia, era su condición de ser el “primer” cronógrafo automático del mundo. Sobre la cuestión de cuál fue el primer reloj cronógrafo automático se han vertido ríos de tinta, pero vamos a ver como se desarrolló el calibre 11, que podemos apreciar en la imagen inferior.

fuente: https://monochrome-watches.com/calibre-11-history-iconic-movement-and-its-evolution-in-depth/

La idea de crear el calibre 11 nace a finales de 1965. Büren que había sido pionero en la producción de movimientos automáticos dotados con micro-rotor, llamó la atención de Gérald Dubois Dépraz & Co., especialista en la fabricación y producción de cronógrafos modulares. Gérald Dubois intuyó que los calibres micro-rotor de Büren serían lo suficientemente delgados como para ser la base de un movimiento cronógrafo modular. Dubois contacta con Hans Kocher de Büren Watch Co. SA. y le expone su idea, pero al ser empresas relativamente pequeñas su principal obstáculo es que se ven necesitadas de financiación, así que logran convencer primero a Jack Heuer y luego a Willy Breitling para que apoyen su proyecto.

El 2 de febrero de 1966, los integrantes del consorcio (que se denominará Chronomatic) firman un convenio de cooperación bajo la más estricta confidencialidad, denominando al proyecto de desarrollo como proyecto 99. Sin embargo, Zenith se les adelantó al anunciar que habían desarrollado un crono automático y SEIKO a ambos al lanzar al mercado su calibre 6139. El Sr. Heuer pasó a la ofensiva, con una gran campaña publicitaria sobre sus nuevos cronógrafos automáticos, como podemos ver en este anuncio de 1969. Sea como fuese, el cronógrafo automático revolucionó el mundo de la relojería mecánica del siglo XX.

Fuente: http://www.onthedash.com/docs/Project99.html

El trabajo de Siffert fue realmente importante para dar a conocer los nuevos cronógrafos automáticos de Heuer entre los pilotos e incluso participó en el film “Le Mans” asesorando a Steve McQueen durante el rodaje; film que constituyó otra audacia propagandística del Sr. Heuer.

Fuente: https://www.speedweek.com/formel1/news/91733/Steve-McQueen-in-Le-Mans-Vorbild-war-Jo-Siffert.html

Sin embargo, la relación contractual y de amistad que tenían Siffert y Heuer terminó de modo trágico por culpa de un fatídico accidente en 1971 en el circuito de Silverstone, aquel mismo circuito donde “Seppi” entusiasmó a Jack Heuer con su genial victoria.

Fuente: https://v8blog1971.wordpress.com/2012/10/24/1971-brands-hatch/

Tag Heuer, junto con la web Calibre 11, anunciaron en el 2018 y lanzaron en el 2019 una edición especial conmemorativa “Jo Siffert” con una tirada limitada de tan solo 100 unidades. Un bonito gesto para recordar todo el protagonismo que tuvo el bueno de “Seppi” a la hora de lanzar la marca.

Fuente: https://www.calibre11.com/2018-heuer-autavia-jo-siffert-collectors-edition-cbe2114/

Fuente: https://www.calibre11.com/2018-heuer-autavia-jo-siffert-collectors-edition-cbe2114/

No me gustaría terminar esta entrada sin al menos citar, aunque sea de manera anecdótica, a otros grandes pilotos que en algún momento de su carrera deportiva utilizaron el Heuer Autavia: como es el caso de Mario Andretti, al que vemos en la siguiente imagen y del cual ya hablamos en esta entrada.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/racing-watches-13-heuer-autavia/

O en el mundo de la moto al mítico Mike Hailwood, ganador de nueve campeonatos mundiales de motociclismo, entre 1961 y 1967.

Fuente: https://www.motorsportmagazine.com/articles/single-seaters/f1/mike-hailwoods-heuer-watch-smashes-auction-estimate-sell-56312

Continuar con el listado de pilotos que usaron el Autavia sería interminable. La gran estrategia comercial del Jack Heuer a la hora de poner en primer nivel a su marca Heuer dentro del mundo de los ases del motor tuvo un notable éxito, pero no fue lo único que se le ocurrió. De ello hablaremos ampliamente en la siguiente entrada de “Racing Watches“.

Capítulos Anteriores

ENTRADAS RELACIONADAS

4 comentarios sobre «Racing Watches: Autavia Drivers»

  1. Fantástico artículo Javier!! Desconocía que se hubiese hecho una versión tan limitada del “Autavia Siffert”. La historia de Jack Heuer que aparece paralelamente en la serie, me parece realmente interesante. Ya tengo ganas de devorar el siguiente. Gracias.

    1. Gracias Miquel. Las felicitaciones son compartidas con el equipo sa fona que hace un trabajo increíble de edición.

  2. Como autor de esta serie me gustaría que si alguien que nos lea posee alguna de estas joya de los 70, ya sea un heuer, enicar, universal, gallet…. cualquiera de los que salen en esta serie de artículos, nos cuelgue algunas fotos en la galería de la web. Me haría mucha ilusión verlos y sobre todo conocer al afortunado que los tenga.
    Gracias

  3. Como siempre enhorabuena.
    Unos relojes preciosos y la historia detrás de bastidores fantástica.
    Me sumo a la petición de Javier para ver estar auténticas joyas.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.