Historia De Los Relojes Rusos: 4ª Parte (Continuación)

@javierreloj y @admin

Cronología De Los Relojes Rusos Para Principiantes: Etapa 4.

1964-1980. Continuación.

Como apuntamos en la anterior entrada, el auge del buceo recreativo hizo que varias factorías fabricasen relojes adaptados para el uso de esta actividad. Si bien el “Vostok Amphibia” fue el rey indiscutible en este segmento, no fue el único de su categoría. Veamos algunos ejemplos.

Fuente: https://www.scubaboard.com/community/threads/russian-vintage-scuba-diving.511017/

Poljot realizó dos versiones de “Amphibia”, equipadas con el nuevo calibre 2616.2H y 2616.1H con resistencias al agua de 10 y 20 ATM, respectivamente, tal como podemos ver a continuación.

En este catálogo de 1972 apreciamos la primera versión que salió al mercado, con un bisel bastante diferente a los enseñados anteriormente.

Fuente: Каталог часов, 1972 – А.И. Токмаков.pdf

Raketa hizo lo propio y a principios de los 70 lanzó al mercado su modelo “Amphibia” con una resistencia al agua de 200 m y equipado con el calibre 2609 H.A.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/raketa

Y su respectiva imagen de catálogo, fechado en 1971.

Fuente: Буклет 250 лет ПЧЗ, 1971 – ПЧЗ.pdf

Slava por su parte lanzó dos modelos bien diferentes de relojes diver: el Slava “Amphibia” y el “Sadko”. En esta imagen de catálogo fechado en 1976 los podemos ver juntos.

Fuente: Каталог часов Слава, 1976 – 2 МЧЗ.pdf

Como podemos apreciar, el Slava Amphibia tenía unas líneas más convencionales (posiblemente “inspiradas” en su conjunto en el Zodiac SeaWolf). Su resistencia al agua era de 20 ATM y equipaba el calibre manual 2114. Sobre este modelo ya hablamos ampliamente en la entrada Vostok Russian Diver WUS Project.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/vostok-russian-diver-wus-project/

Sin embargo, el Sadkó (“Садко”) pertenece a la categoría de los relojes de buceo más “peculiares” que se hayan podido fabricar. Desde su caja, el nombre, la posición de la corona y hasta su doble calendario… Al parecer, se realizaron muy pocas unidades de este reloj, quizás debido a que no encontró su lugar en el mercado.

Fuente: Dominio público.

No podemos terminar este apartado sin citar a Chaika y su reloj de buceo femenino. Equipado con el calibre automático 1615, este pequeño diver con una resistencia al agua de 200 m fue pionero en su segmento.

Fuente: https://www.watchuseek.com/threads/three-peas-in-a-pod.4028570/

O el Zaria, de menor tamaño aun, con unas medidas de 23×32 mm y su minúsculo calibre 1509.

Imagen por cortesía de Duir.

La mayoría de estos relojes sufrieron muchos cambios estéticos durante su periodo de producción, en mayor medida bastante más limitada que la que realizó Vostok de sus “Amphibia”. Esto hecho quizás se debiese a que estas factorías no se especializaron en fabricar relojes de buceo así como lo hizo la factoría de Chistopol, creando a finales de los 70 nuevos modelos de su “Amphibia” como ya pudimos ver aquí. Poljot en alguna de sus variantes añadió la figura de un delfín en sus diales o tapas traseras, quizás haciendo un guiño al club de buceo “Дельфин“.

Fuente: http://www.netgrafik.ch/russian-divers.htm

La Exportación De Relojes.

Si algo caracterizó durante esta época a la industria relojera soviética fue el gran volumen de producción de relojes que destinó a vender a países terceros. Se estima que un 60% de su producción total se destinó a la exportación. Este gran volumen, cifrado en unos 60 millones de relojes y/o componentes, hizo que la industria holorógica soviética se convirtiese en un firme competidor frente a las industrias europeas y japonesa. Esto provocó el recelo que mostraron los fabricantes suizos, como pudimos ver en la primera entrega de esta saga. La exportación de bienes de consumo manufacturados, o materias primas, permitía a la USSR obtener un monto importante de divisas, para a su vez poder utilizarlas en importar tecnología u otras materias primas o alimentos básicos (cereales) cuando por circunstancias era deficitaria de estas. ¿Pero, cómo se organizó todo este fenómeno?

Fuente: Imagen cortesía de Gennadi Blojin.

Todo tipo de acuerdo comercial entre la Unión Soviética y cualquier otro país dependía en primera instancia de su Ministerio de Relaciones Exteriores o “Министерство внешних сношений“. Este a su vez delegaba el compromiso comercial y proyectar el acuerdo al Ministerio de Comercio Exterior. En tercera instancia, quien organizaba, comunicaba y resolvía la exportación o importación de cualquier producto era una especie de empresa estatal o corporación local; en el caso de los relojes, se trataba de Mashpriborintorg (Внешнеэкономическое объединение “Машприборинторг) con sede en Moscú. Si bien este esquema parece muy rígido, Mashpriborintorg tenía cierta independencia a la hora de importar o exportar productos, tales como cámaras, elementos ópticos y radios; o como en el caso que nos compete, relojes.

Fuente: https://web.archive.org/web/20080304033201/http://www.ussrphoto.com/Wiki/default.asp?WikiCatID=38&ParentID=4&ContentID=601&Item=MashPriborIntorg+1978

Los Relojes Soviéticos Siempre Son Precisos, Seguros y Elegantes.

Mashpriborintorg organizó la exportación de relojes soviéticos en diferentes niveles. El primero de ellos era la exportación directa, es decir: las fábricas destinaban un cupo muy elevado de su producción a relojes para la exportación con los las impresiones en sus diales en el alfabeto latino. Los relojes eran exactamente iguales a los realizados para el mercado doméstico, aunque había la creencia popular de que los primeros pasaban controles de calidad más exhaustivos.

Vostok Amphibia para el mercado de exportación.
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

En la imagen inferior podemos ver la portada de un catálogo de relojes Poljot, confeccionado por Mashpriborintorg. Llama la atención que el mismo esté redactado en cinco idiomas, lo que nos da una idea del área de influencia global de la exportación de relojes soviéticos. Efectivamente, el mismo catalogo nos advierte de que “exporta anualmente más de 12 millones de relojes y mecanismos de relojería a 80 países de Europa, Asia, África y América”.

Fuente: Каталог часов Полет, 1977 – Машприборинторг.pdf
Fuente: Каталог часов Полет, 1977 – Машприборинторг.pdf

A Lot Of Watch For A Little Money.

Otra manera importante de canalizar relojes soviéticos a los mercados de exportación fue a través de terceras marcas. Estas compraban relojes que se fabricaban completamente en la URSS y los renombraba con su nombre. Los modelos eran exactamente iguales que los fabricados para el mercado doméstico y en la mayoría de los casos no escondían su procedencia y simplemente eran remarcados en el dial. Las marcas en cuestión se encargaba de tener en su país de origen un stock importante de piezas de recambio, diales, cajas, etc., para así mantener una garantía de reparación con sus clientes. Quizás la colaboración más importante en volumen de unidades y ventas se realizó a través de la marca “Sekonda”, ubicada en el Reino Unido.

Fuente: Каталог Sekonda, 1974.pdf

Miles de británicos utilizaron y conocieron los relojes soviéticos a través de esta marca, ya que Sekonda en aquella época era la marca que más relojes vendía en toda Gran Bretaña. Como podemos observar en los catálogos de Sekonda, no se escondía su procedencia y se alababan las virtudes de los relojes soviéticos. El éxito de esta empresa se basó principalmente en los bajos precios que Sekonda podía ofrecer para sus productos, unido a la calidad inherente que tenían los relojes soviéticos. Por poner un ejemplo, un cronógrafo Sekonda se ofrecía por la 1/5 parte de lo que costaba su homólogo espacial, el Omega Speedmaster.

Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/presentacion-sekonda-strela-3017-y-comparativa-strela-204/

Sekonda también realizo muchas campañas y anuncios publicitarios en la televisión.

Otras marcas conocidas que siguieron este camino fueron por ejemplo: “Corsar“, con sede en Alemania Occidental, o “Exacta, ubicada en Malmö (Suecia). Sin embargo, en muchos ejemplares distribuidos por estos “socios” desaparecía del dial el “Made in USSR”.

¿Mi Reloj Es Soviético?

Una de las marcas que se proveyó de relojes enteramente fabricados en la Unión Soviética fue la suiza “Cornavin“. Efectivamente, “Cornavin” compraba los relojes para distribuirlos en el mercado estadounidense, en Sudamérica y posiblemente en España. Sin embargo, la inmensa mayoría de los modelos escondían el origen de su producción (aunque había algunas raras excepciones debido quizás a un error en la producción de los diales o que se vendiesen también en el mercado doméstico soviético). A continuación, podemos ver un buen ejemplo de ello.

Imagen por cortesía de lars Ivansen.

La imagen superior muestra claramente el “Made in USSR” y lo que es más extraño aun, lleva un calibre con datario y el fechador en cirílico (cosa que hace muy posible pensar que se fabricase para el mercado doméstico). Si se compara con el modelo más común de exportación, vemos claramente estas diferencias.

Imagen por cortesía de Román.

El último de los niveles de exportación se correspondería con la venta de calibres y componentes, que se ensamblarían en terceros países y que esconderían totalmente su procedencia soviética. Serían cientos de marcas las que vendieron a nivel global utilizando este sistema. Si alguien desea profundizar más sobre estas marcas puede hacerlo con este excelente trabajo de clasificación que realizaron algunos de los componentes del foro Watchuseek. Como curiosidad, me gustaría destacar la marca “Léon Piradet” que se comercializó con mucho éxito en USA.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/copy-of-jean-cardot

Fueron millones las personas de todo el mundo que en algún momento de sus vidas llevaron un reloj soviético, sin saberlo.

Los Relojes Militares: “Заказ мо СССР”.

Tierra: Komandirskie.

Los aficionados y coleccionistas de relojes soviéticos siempre encuentran descripciones como “reloj militar soviético” o “reloj de pulsera del ejército ruso” en anuncios de ventas, artículos sobre el tema, etc. Desafortunadamente, creo que en el 99% de los casos estas afirmaciones son falsas, o al menos bastante engañosas. A la hora de adquirir tales piezas, es esencial recordar que la mayoría de los relojes soviéticos no fueron hechos para el ejército. ¿Pero qué es un reloj militar?

Un reloj de este tipo es aquel que tiene ciertas características que lo hacen apropiado para un uso militar. Estas características varían con el tiempo, dependiendo, por supuesto, de la época en que se construyó. Luego está lo que definiríamos como reloj de dotación. Un “reloj de dotación” requiere algo mucho más específico, es decir, que se le proporcione al soldado como parte del equipo, tal como sería el caso de un arma de fuego o el uniforme. Estas piezas, que pertenecían al soldado en fideicomiso, tenían que ser cuidadas y examinadas como cualquier otro equipo militar. Aquí es donde entra en juego el que sea quizás uno de los más representativos y carismáticos relojes que se fabricaron durante este periodo: el Komandirskie.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/komandirskie-el-reloj-de-campana-de-la-union-sovietica/

El “Komandirskie” posee todas las especificaciones técnicas que debe poseer un reloj militar: viene equipado con el robusto calibre 2234, provisto de parada de segundero, cuenta con manecillas e índices con abundante material luminiscente, es capaz de soportar golpes y ofrece cierta resistencia contra la humedad y las salpicaduras del agua. ¿Pero fue el Komandirskie un reloj de dotación, como lo fue en su tiempo el K-43?

Una cosa que es segura es que el Komandirskie fue desarrollado con especificaciones militares y por “Orden del Ministerio de Defensa” (Заказ мо СССР), tal como reza su dial. Sin embargo, la traducción literal de “orden” puede conducir a cierta confusión. Esta “orden”, de la que por el momento no ha aparecido ningún tipo de material gráfico que demuestre su existencia, también puede traducirse por “encargo” e incluso “pedido”. Así que es perfectamente posible que el Ministerio de Defensa hiciese un encargo o un pedido de un reloj con especificaciones militares a la fábrica de Chistopol para un uso propio, pero no para que se dotase con él al ejercito, sino para conmemorar la efeméride de los 50 años de la creación del Ejército Rojo (Рабо́че-крестья́нская Кра́сная а́рмия) en 1918.

Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/komandirskie-el-reloj-de-campana-de-la-union-sovietica/

Sea como fuese, los primeros modelos solo se podían adquirir en las Voentorg, que eran almacenes de suministros exclusivos para militares. ¿Se sirvieron estos modelos solamente a los militares? A priori sí, pero tampoco hay manera de confirmarlo. Cabe recordar que la sociedad soviética estaba fuertemente militarizada y que los civiles tenían que cumplir un largo servicio militar. Durante este periodo, mientras tuvieran el dinero suficiente, podían acceder a los relojes. En un corto plazo de tiempo, los “Komandirskie” fueron lanzados a la venta para todo el mercado doméstico y el de exportación y con ello aparecieron multitud de modelos hasta el día de hoy. Quién desee profundizar más sobre la historia de estos carismáticos relojes, puede hacerlo aquí.

Mar: Okean (“Okeah” en cirílico).

Otro de los relojes más conocidos dentro del mundo de la relojería soviética y que, en cierta manera, representa un caso muy parecido al del “Komandirskie” es el Okean. Efectivamente, el Okean (desarrollado por Poljot) apareció circa 1976 y a priori solo se sirvió a la Marina de Guerra soviética. Pero la particularidad principal de este reloj reside en que equipaba el nuevo calibre cronógrafo 3133, que sustituiría definitivamente al anterior 3017.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/okean

Si bien el nuevo calibre 3133 se basaba en el Valjoux 7734 (del que los soviéticos compraron la patente y los derechos de fabricación), el 3133 añadía ciertas mejoras técnicas y funcionales, como la de tener rubíes en todos los trenes de rodaje y un volante más pequeño que le permitía una mayor alternancia (21.600 vph, o 3 Hz), así como una reserva de marcha superior al movimiento original. El Okean se fabricaba enteramente en cajas de acero inoxidable y en su trasera llevaba la inscripción “ВМФ Командирские” o “Comandante de la Marina”.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/okean

Si alguna vez el Okeanllegó a ser un “reloj de dotación” o equipamiento de la Armada soviética, no lo podemos asegurar, pero sí que fue un reloj muy exclusivo y costoso solo al alcance de ciertos miembros de la Armada soviética.

Aire: Shturmanskie.

No podíamos terminar este apartado sin citar al nuevo “Shturmanskie” que llegaría para sustituir al clásico Shturmanskie que popularizó Yuri Gagarin y que ya vimos en el segundo capítulo de esta historia.

Las primeras unidades del Sturmanskie tenían las mismas características que el anteriormente citado Okean. Estaba equipado con el calibre 3133, contaba con un bisel interno de doble huso horario y venía en una caja de acero inoxidable. En el dial y en su trasera llevaban estampado el logo de la Fuerza Aérea Soviética, como podemos ver a continuación.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/sturmanskie

Pronto, Poljot hizo otro modelo con una estética diferente y posteriormente equipado con una variante del calibre 3133 que estaba dotada con parada de segundero y que se denominó 31659.

Imagen por cortesía de Jordi Rio.

Del Shturmanskie si que tenemos referencias gráficas de que llegó a ser un reloj de dotación, es decir, formaba parte del equipamiento de la Fuerza Aérea soviética y como tal nunca pertenecía plenamente al oficial de combate que lo utilizaba. Unos pasaportes (un poco más tardíos) dan buena cuenta de ello.

Con el tiempo, Poljot lanzó al mercado “versiones civiles” del Shturmanskie, equipadas con el calibre 3133 y con cajas cromadas para abaratar los costes de producción, pero de esto hablaremos en la siguiente entrada.

La Revolución Del Cuarzo. Relojes Digitales.

La entrada en escena de los relojes de cuarzo (tanto analógicos como digitales) revolucionaron la industria relojera global. La gran precisión de estos últimos, junto a su relativo bajo coste (una vez que se empezaron a producir en masa) provocaron la denominada “crisis del cuarzo“. Muchas empresas dedicadas a la relojería mecánica tuvieron que cerrar sus puertas debido a que no podían competir contra esta nueva tecnología.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/the-digital-watch-revolution-in-the-soviet-union/

Por extraño que parezca, la adaptación de la industria relojera soviética a la revolución digital no fue tan traumática como cabría esperar, a pesar de que su industria era muy tradicional y estaba completamente centrada en la fabricación de relojes mecánicos. Contribuyó al cambio el trabajo de los institutos de investigación, impulsados ​​por el Ministerio de Industria Electrónica de la URSS, que había estado trabajando en la tecnología de transistores complementarios de semiconductores de óxido de metal (CMOS) desde mediados de la década de 1950, como base para el esfuerzo espacial soviético.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/the-digital-watch-revolution-in-the-soviet-union/

Hay una anécdota, que quizás podría ser cierta porque se hace referencia en muchos artículos y comentarios, que durante una visita del Secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger a la URSS, Brezhnev mostró interés por el reloj de pulsera que lucía. Se trataba del Pulsar P2, que había entrado en producción en 1970 y fue el primer reloj de pulsera digital con pantalla LED. No es difícil imaginarse a Kissinger con un Pulsar en la muñeca, ya que era un reloj muy exclusivo, caro y tecnológicamente avanzado para la época. Kissinger le mostró amablemente a Brezhnev su reloj, momento en el que Brezhnev explicó que la URSS ya había desarrollado esta tecnología, pero que todavía no estaban en condiciones de producirla a gran escala.

Imagen por cortesía de Andrei Babanin.

Al día siguiente, Brezhnev le dio a Kissinger un modelo de reloj digital con el módulo LED B6-03. El secretario de Estados Unidos elogió el reloj Elektronika, mientras lo examinaba de cerca. Supuestamente le dijeron que sería un modelo magnífico para la exportación. Sin embargo, la preocupación de Kissinger era evidente porque no sabía que la Unión Soviética producía tecnología CMOS y esto tenía serias implicaciones. Esta reunión, fue por así decirlo, la presentación de la Unión Soviética en el campo de la relojería digital.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/the-digital-watch-revolution-in-the-soviet-union/

Un artículo de 1974 en una revista “Radio” se hace eco de la novedad de los relojes digitales e incluye un párrafo muy esclarecedor:

“Los últimos logros de la microelectrónica y la tecnología de semiconductores se sintetizan en relojes electrónicos. Con razón, se les puede llamar una obra maestra del pensamiento técnico moderno. Estos relojes han aparecido recientemente en el mercado mundial. El diseño original del reloj electrónico también fue desarrollado por especialistas del Ministerio de Industria Electrónica de la URSS. Ahora se está dominando su producción y pronto se iniciará la producción en masa “.

Fuente: http://www.radioman-portal.ru/magazin/radio/1974/4.php

La creación de los primeros prototipos de módulos electrónicos para relojes digitales se remonta a 1972/3. Fueron realizados por el Instituto de Investigación de Semiconductores Electrónicos, más conocido como “Pulsar”. Su sitio web proporciona una cronología útil, citando que Pulsar fue el primero en comenzar a desarrollar relojes electrónicos en la Unión Soviética. Se desarrollaron varias versiones, con pantallas de cristal líquido y LED. Estos se produjeron en la planta de Pulsar y posteriormente se transfirieron para su fabricación y consiguiente producción en masa a la planta de ZIM y posteriormente a Minsk, donde se crearía la marca “Elektronika“.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/the-digital-watch-revolution-in-the-soviet-union/
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/the-digital-revolution-in-the-soviet-union-part-2/

Pulsar fabricó diferentes prototipos de relojes digitales con las dos tecnologías existentes en ese momento, pantallas LED y LCD. La cronología es especialmente interesante a la luz del modelo Elektronika B6-03, con pantalla LED, que fue producido a partir de 1976. Sin embargo, el prototipo que pasó a la producción en masa incorporó el módulo electrónico B6-02, creado específicamente para un reloj con pantalla LCD.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/the-digital-revolution-in-the-soviet-union-part-2/

Muy pronto, se incrementó la capacidad de producción y ya en 1978 se había fabricado el primer millón de unidades. Este artículo de A. Lazarevich describe los primeros días de la producción, el espectacular progreso de la misma ya en masa (que abarató su precio en el mercado) y la aceptación generalizada de los relojes digitales por parte de la sociedad soviética. A finales de la década de los 70, se añadieron módulos con más funciones y en la siguiente se desarrollaron hasta más de 50 modelos diferentes. El reloj digital pasó a formar parte por mérito propio de la industria horológica de la USSR.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/the-digital-revolution-in-the-soviet-union-part-2/

Quien desee profundizar más sobre el desarrollo de esta interesantísima y fundamental parte de la relojería soviética puede hacerlo en esta serie de artículos que ya redactamos.

Relojes Analógicos.

De manera casi paralela, el instituto de investigación NII ChasPron hizo lo propio que Pulsar, encargándose de la realización y producción del que iba a ser el primer reloj de cuarzo analógico con motor a pasos: el Chaika 3050.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/chaika-3050-la-primera-generacion-de-cuarzo-analogico/

El Chaika 3050, considerado como el primer reloj de cuarzo analógico con motor a pasos de la USSR, fue oficialmente presentado en el Trade Fair de Leipzig de 1976 junto a su homónimo digital, el Elektronika B6-02. Seis años después de que SEIKO con su Astron 35SQ y el consorcio CEH con el BETA 21 Project revolucionasen el mundo de la relojería, la industria relojera soviética había terminado de adaptarse a estos cambios.

La imagen gráfica más antigua que hemos podido encontrar de un reloj equipado con el calibre 3050 corresponde a Slava y concretamente a un catálogo de 1976.

Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/chaika-3050-la-primera-generacion-de-cuarzo-analogico/

En el mismo catálogo podemos leer más referencias explícitas sobre la inminente producción en masa de relojes de cuarzo por parte de esta factoría y el lanzamiento futuro de este modelo en concreto.

Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/chaika-3050-la-primera-generacion-de-cuarzo-analogico/

Efectivamente, al parecer el calibre 3050 hizo aparición en la factoría de Uglich, pero fue Slava quien materializó su producción en serie y, por ende, el acceso al mercado doméstico del mismo. Las fuentes de información occidentales no son demasiado precisas frente a este respecto y la mayoría muy inequívocas, pero afortunadamente el libro “История часового завода Слава” nos da una idea más clara de este fenómeno; cito literalmente:

“Con el desarrollo de los relojes de pulsera de cuarzo en nuestro país… la cooperación entre las factorías se utilizó con mucho éxito para desarrollar el reloj original, contrastando con lo que pasó con los relojes mecánicos. El desarrollo de calibres mecánicos y componentes tuvo en cuenta las características de cada una de las fábricas de relojes. Los microcircuitos integrados y los componentes electrónicos fueron proporcionados por la fábrica de relojes de Minsk (en Minsk se hallaba la planta más grande de la Unión Soviética para la producción de microelectrónica, “Integral”) mientras que la fábrica de relojes de cuarzo de Uglich suministró resonadores, bajo el liderazgo del que sería el futuro director general de la “2MChZ”, Korolyov VM. La planta tenía una gran experiencia en el procesamiento de piedras de cuarzo para relojes y la rama de Uglich de NIICasprom sirvió como una especie de base de diseño científico y experimental. Nuestra planta (2MCHZ) se convirtió en la base para la producción de motores de pasos.

De este texto podemos inferir la colaboración que tuvieron diferentes plantas de producción a la hora de fabricar el calibre 3050 y que su consecución se había convertido en una “cuestión de estado”: Uglich proporcionando los resonadores, Minsk los componentes electrónicos, el instituto Chaspron el diseño y el prototipo y Slava con el motor a pasos.

Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/chaika-3050-la-primera-generacion-de-cuarzo-analogico/

Raketa y Poljot también fabricaron sus propios relojes con este calibre y la totalidad de la producción pudo abastecer el mercado interno, si bien el tema de la exportación de los relojes analógicos de cuarzo (con el calibre 3050) fue más complicado debido al ingente esfuerzo que tuvieron que realizar las plantas de producción para adaptarse a fabricar relojes de cuarzo para su mercado interno. Aun así, aparecieron progresivamente (quizás un poco tarde) calibres de cuarzo más sencillos y económicos, que pudieron abastecer ampliamente la demanda, pero eso lo veremos más adelante.

El Fin De Una Era.

El final de la década de los 70 marcará el inicio del fin de una “época dorada” en el seno de la Unión Soviética. Dos acontecimientos muy importantes sucederán durante este periodo: la guerra en Afganistán y la celebración de los Juegos Olímpicos de Moscú. La primera, a la larga supondrá un verdadero descalabro económico y social para la nación; la segunda, un escaparate al mundo malogradamente boicoteado por muchas naciones occidentales.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/my-moscow-olympics/

Efectivamente, los JJOO celebrados en Moscú fueron tristemente boicoteados por 60 países (encabezados por los EE. UU.) a consecuencia de la entrada en guerra por parte de la Unión Soviética en Afganistán. Este boicot sólo fue la parte visible de unas duras sanciones y bloqueos que mermaron la economía de la Unión soviética. Si bien durante los Juegos se debieron utilizar cronógrafos de mano de fabricación soviética, el papel de cronometrador oficial de las Olimpiadas de Moscú se lo adjudicó Heuer, que ya tenía una larga experiencia en proporcionar equipos para eventos deportivos de alto nivel como las olimpiadas.

Fuente: https://www.calibre11.com/heuer-olympic-games/

Prácticamente la totalidad de las factorías de relojes sacaron al mercado ediciones limitadas conmemorativas de tan importante efeméride. A día de hoy, estos relojes constituyen un buen nicho para el coleccionismo.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/my-moscow-olympics/

En el siguiente carrusel se muestran algunos ejemplos más.

Durante la siguiente década, la Unión Soviética sufriría importantes reformas económicas y sociales que cambiaron completamente su panorama y que la llevaron al colapso. La despedida del osito Misha en el cielo del estadio olímpico de Moscú parecía preludiar los acontecimientos futuros que iban a suceder. En la siguiente entrada, veremos algunos de estos cambios y que sucedió en el seno de la industria relojera soviética.

Fuente: https://youtu.be/VUBghvFvKEQ

Agradecimientos:
Como siempre, queremos agradecer la gran ayuda que nos brinda el Sr. Dashiel Stanford con su inestimable material gráfico y a todos los colaboradores de The Russian Watch Corner, sin la cual nos hubiese sido imposible la redacción de esta “Historia de los Relojes Rusos” y a vosotros lectores, por vuestra paciencia y atención. También queremos destacar y agradecer los solícitos consejos de Sr. Gennadi Blojin y los comentarios de nuestros grupos de amigos de “СОВЕТСКИЕ ЧАСЫ” y “Российский Клуб Коллекционеров Часов”.

Dedicatoria:
Desde todo el equipo de safonagastrocrono.club, queremos dedicar esta entrada a nuestro amigo y colaborador @Jordi Rio, esperando que tenga una pronta recuperación.

Capítulos Anteriores

2 comentarios en «Historia De Los Relojes Rusos: 4ª Parte (Continuación)»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.