Historia De los Relojes Rusos: 3ª Parte La Era Espacial.

@admin y @javierreloj

En la segunda parte de esta serie relatamos como al final de la Segunda Guerra Mundial, las fábricas de relojes soviéticas se consolidaron, introduciendo un nuevo método y organización de la producción. Esto les permitió construir cientos de miles de unidades de relojes (Pobeda) para abastecer a una parte muy importante de su población. Asimismo, las modificaciones logradas en base al calibre K-26 permitieron la aparición de numerosas marcas con diferentes estéticas, logrando así el despegue de su industria horológica que culminó en el advenimiento de la era espacial.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/la-factoria-maslennikov/

Cronología De Los Relojes Rusos Para Principiantes: Etapa 3. 1960-1964.

La Carrera Para Conquistar el Espacio.

1960 marca el inicio de esta etapa. El mundo ha sido dividido en dos grandes bloques y la amenaza eidética y constante de una guerra nuclear amenaza a los ciudadanos de ambos sectores. Las dos potencias globales se arman y se preparan tecnológicamente para hacer frente a su contrincante en continuas muestras de poder. La CIA está al tanto de las actividades industriales de los soviéticos, como podemos apreciar en la ingente cantidad de documentos que se han desclasificado recientemente (en este caso en particular) sobre su industria relojera.

Fuente: https://www.cia.gov/readingroom/docs/CIA-RDP80T00246A032500900001-1.pdf

Al mismo tiempo, una nueva corriente vital invade el planeta; la gente en todos los rincones del mundo se está empezando a recuperar de los perniciosos efectos de la Segunda Guerra Mundial. La prosperidad económica y una renovada consciencia de “vivir la vida” ejercen sobre toda esta generación una voluntad epicúrea de querer cambiar la sociedad y disfrutar de las cosas. Esta corriente de cambio afectará a todos los ámbitos de la cultura humana, desde el arte, hasta la llamada “revolución sexual” y también afectará a la Unión Soviética (sobre este fenómeno ya hablamos en esta entrada dedicada al “Sportivnie“).

Fuente: https://twitter.com/sovietpostcards/status/1093406319627960320

Otro de los factores importantes que convirtieron esta década en una de las más icónicas y representativas de nuestra reciente historia es sin duda alguna “la carrera para conquistar el espacio“. Motivada quizás originariamente por motivos geopolíticos refrendados en la creciente “Guerra Fría“, esta carrera para conquistar el espacio propicia a su vez una verdadera revolución tecnológica y fomenta que miles de hombres y mujeres se formen y adquirieran conocimientos. No sólo les sirve para dominar las nuevas tecnologías y metodologías de trabajo que se van creando en todos los campos (desde la relojería hasta la medicina), sino que establecen las bases de un nuevo pensamiento que dio a luz una nueva “modernidad”.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/poljot-2209-vympel/

El 4 de octubre de 1957, la Unión Soviética da un golpe de efecto al lanzar al espacio el Sputnik-1 (Спутник-1), siendo el primer satélite artificial en orbitar la tierra. El Sputnik se mantuvo en órbita hasta el 4 de enero de 1958, desintegrándose en su reentrada en la atmósfera terrestre, completando un ciclo de 1.440 órbitas completas.

Bip bip sound.
Fuente. Dominio público.

La industria relojera no se queda al margen de este nuevo impulso y participa en algunos de los mayores hitos del programa espacial soviético, como demuestran estos ejemplos citados en orden cronológico.

Relojes Soviéticos En Las Misiones Espaciales.

El 9 de marzo de 1961, se inicia la misión Korabl-Sputnik 4 (Корабль-Спутник 4) que consiste en lanzar al espacio una nave del programa Vostok, del programa para vuelos tripulados. La nave se coloca con éxito en la órbita terrestre baja. Destinada a completar una única órbita, la nave Sputnik-4 se desorbita poco después del lanzamiento y vuelve a entrar en su primer paso sobre la Unión Soviética. Aterriza a las dos horas de su despegue y se recupera con éxito. Durante el descenso, un maniquí es expulsado de la nave espacial como prueba de su asiento eyectable y desciende por separado bajo su propio paracaídas. Además del maniquí, en su interior va la perrita Chernuska (que sobrevive al vuelo) así como ratones y una cobaya.

Fuente: Dominio público.

Al parecer, Abram Moiseevich Genin, atendiendo a Chernuska, tiene la brillante idea de coser a la manta que llevaba la perrita su reloj Pobeda K-34, con el objeto de comprobar si este funcionaría a su regreso, sin la autorización pertinente. El reloj lleva en su trasera un grabado personalizado con su nombre. Esta historia es narrada y grabada en vídeo personalmente por el propio Genin y se conserva en el archivo digital del Smithsonian.

Nunca sabremos realmente la veracidad de esta historia, ya que en las misiones espaciales se calculaba todo al milímetro y las consecuencias de esta “travesura” hubiesen podido ser nefastas para la misma misión o para la carrera de Genin. Aun así, este Pobeda 34-K puede tener el honor de ser el primer reloj que viajó al espacio.

Por contraposición, hay una imagen atribuida a la perrita Laika, que en 1957 se convierte en el primer ser vivo terrestre en orbitar la tierra a bordo del Sputnik-2. En la siguiente imagen se ve claramente un reloj. Este podría identificarse como el primer reloj en ir al espacio, aunque también es cierto que las imágenes de Laika en la cabina de presurización antes del vuelo o de la propia Laika, no presenten ninguna similitud a esta imagen. Sea como fuese, es factible que se pusieran relojes en los primeros vuelos con animales.

Fuente: https://iz.ru/666144/evgeniia-priemskaia/ia-ochen-khochu-chtoby-ty-vernulas

Aunque sin duda el hito más importante del programa espacial soviético es mandar por primera vez un ser humano al espacio. Efectivamente, el teniente primero Yuri Gagarin es el primer hombre en viajar al espacio, concretamente el 12 de abril de 1961 a bordo de la misión Vostok-1. Tan señalada fecha pasará a los anales de la humanidad y puso en el foco global la increíble capacidad tecnológica de URSS.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/sturmanskie-15j/

Tan sólo dos años más tarde, el 16 de junio de 1963, Valentina Tereshkova realiza la misma hazaña a mando de la misión Vostok-6.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/sturmanskie-15j/

Los dos protagonistas de tan increíble viaje son oficiales de la fuerza aérea soviética antes de entrar en el programa espacial soviético (aunque Valentina se licencia de forma honorífica en la misma). Los oficiales que logran licenciarse como pilotos de combate reciben, en título de propiedad al finalizar su formación, un reloj de dotación militar: el Shturmanskie, del que ya hablamos ampliamente en esta entrada.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/sturmanskie-15j-english/

Otra de las misiones que encumbra al programa espacial de la Unión Soviética es la Voskhod-2, del 18 de marzo de 1965. En la misma, Alexei Leonov se convierte en el primer cosmonauta en abandonar la nave espacial con un traje especialmente diseñado para realizar un paseo espacial, que tiene una duración de 12 minutos.

Fuente: https://www.roscosmos.ru/28187/

Es creencia popular de muchos aficionados que Leonov llevó en su “paseo espacial” un Strela, pero lo cierto es que si se analizan con rigor todas las imágenes y vídeos del evento vemos que no llevó ningún reloj y lo más posible es que este “bulo” sea fruto de una orquestada campaña de márquetin.

Fuente: https://www.roscosmos.ru/28187/

Referente a Strela, recientemente ha aparecido un catálogo que muestra un modelo “Rattrapante” realizado al parecer en 1959, con una variación del calibre 3017 que ya vimos en la anterior entrada.

Fuente: https://www.watchuseek.com/threads/rattrapante-strela.5318048/

Es posible que Leonov dejase su reloj dentro de la nave, pero sí se sabe con certeza que su comandante de vuelo Pavel Ivanovich Belyayev llevaba un modelo experimental: el electromecánico NII ChasProm, del que se dice que sólo se fabricaron 29 unidades. El reloj de Belyayev, fue subastado en el 2020.

Fuente: https://www.spink.com/lot/20002000656

Pero no todo son éxitos en las misiones espaciales soviéticas. El 24 de abril de 1967, la nave Soyuz-1, que tiene la misión de acoplarse en el espacio con otra nave y que se intercambien sus tripulantes, se estrella en la tierra horas después de estar orbitando y abortar esta misión de prueba, debido a graves problemas técnicos. A bordo de la nave, el comandante de vuelo Vladimir Komarov tiene el trágico honor de ser el primer cosmonauta en fallecer durante el transcurso de una misión.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/slava-rattrapante-an-image-that-shocked-me/

De entre los restos de la nave se pudieron rescatar tres de los relojes que Komarov llevaba a bordo en su misión y que se han identificado, como un Strela, un reloj de cabina (АЧХ0) y un Slava Rattrapante. Trágicos recordatorios de la dificultad con la que lidiaban aquellos pioneros del espacio.

fuente: https://www.safonagastrocrono.club/slava-rattrapante-an-image-that-shocked-me/

Evidentemente, el éxito de las misiones espaciales soviéticas tiene efecto sobre la población civil, tanto directamente (por toda la gente vinculada a los programas espaciales y que trabajan en ellos) como indirectamente (por el orgullo y patriotismo renovado que sienten hacia su nación). También pone de relieve, a nivel global, el gran poder tecnológico de la Unión Soviética y su fuerza como nación. A todo esto, contribuye en gran medida el gran despliegue mediático propagandístico que realiza el estado. Efectivamente, las autoridades soviéticas saben enfatizar todos los logros y conquistas realizados inundando a la población con objetos mundanos que ensalzan el programa espacial soviético y sus héroes. Desde posters, hasta relojes, sellos, etc… pasan a formar parte de la nueva “cotidianidad” soviética. Podemos ver algunos ejemplos de ello:

El eco en la prensa…

Fuente: https://www.roscosmos.ru/28187/

Los posters…

Fuente: https://russiatrek.org/blog/art/propaganda-posters-of-soviet-space-program-1958-1963/

la filatelia…

Fuente: Dominio público.

O los relojes.

Fuente: Dominio público.

Si bien en el caso de los relojes este hecho es bastante notorio, también es cierto que la industria relojera soviética “despega” hacia cotas que décadas antes son inimaginables. Los planes de producción se disparan, se desarrollan nuevos calibres, aparecen numerosas marcas y la exportación de relojes (principalmente a países dentro del área de influencia del comunismo) crece de manera exponencial. Pero los relojes no sólo se nutren estéticamente de la “propaganda espacial”, sino que también los nuevos diseños se ven fuertemente influenciados por esa corriente de “vida y progreso”, tal como apuntábamos al principio de la narración.

Los Relojes De La Era Espacial.

En este apartado vamos a ver una selección de los relojes de pulsera más representativos que aparecen durante esta época. Nótese que la nomenclatura de los calibres soviéticos que utilizamos es posterior a esta época.

Empezaremos por los relojes que salieron de la 1ª Fábrica de Relojes de Moscú.

1ª Fábrica De Relojes De Moscú.

Uno de los primeros relojes conmemorativos que se produjeron y que hacía un homenaje expreso al primer satélite puesto en órbita fue el Sputnik (Спутник). Equipado con el calibre 2408 y basado en el “Kirovskie” que ya vimos en el anterior capítulo, el Sputnik destacaba por su dial que representaba el globo terráqueo (con el territorio de la URSS remarcado en rojo) y su segundera con un punto rojo en su extremo (figurando al satélite) que orbitaba a su alrededor. Los marcadores de las horas tenían la silueta de un cohete espacial. En este catálogo de la época se pueden ver todas sus especificaciones.

Otro de los relojes que sería muy representativo y más posteriormente (por el nombre de su marca) fue Poljot (Полет). El Poljot equipaba el calibre 2414 con segundero central y calendario. Si bien la marca y su firma en el dial hacían alusión al cohete espacial, su elegante estética fue una clara apuesta hacia el importante desarrollo económico que vivía el país. En este catálogo ya podemos apreciar un modelo para exportación con los caracteres en inglés.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/space?lightbox=dataItem-j0uthwkg6

De especial relevancia es la marca Órbita (Орбита). Además de ser un reloj muy elegante, su importancia radicó en que equipaba una versión muy mejorada del calibre automático manufactura (2415 A) que se utilizó por primera vez en la marca Rodina.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/orbita

Las mejoras introducidas por los ingenieros soviéticos en el calibre del Órbita fueron: albergar en un mismo puente el tren de carga, consiguiendo así un calibre automático muy delgado (3,9 mm con el rotor), aumentar el número de rubíes hasta 29 y dotarlo con un rotor de carga bidireccional que lo hacía ser más eficiente.

Detalle del calibre 2415.
Fuente: https://www.watchuseek.com/threads/siblings.2578594/

A raíz de este calibre automático, la 1ª Fábrica de Relojes de Moscú desarrolló la marca Kosmos (Космос) con un nuevo modelo de calibre (2416) que incorporaba fecha. Su especial interés radica en que el formato de la fecha es del tipo “Pointer Date“, conservando así la delgadez y elegancia (4,5 mm) heredada del Órbita.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/kosmos

Otra de las marcas que marcaron un verdadero hito en el mundo de la relojería soviética es Vympel (Вымпел). Su nombre hace alusión a la misión espacial Luna-2, que transportó a la superficie lunar dos esferas de acero segmentadas con escudos de armas de la URSS. Estas detonaron cuando la nave tocó la superficie lunar, expandiendo los banderines (Vympel) por todas direcciones, como demostración simbólica del interés que tenía el programa espacial soviético para conquistar nuestro satélite.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/poljot-2209-vympel/

Pero lo más importante es que en su interior equipaba el calibre 2209. Este movimiento de manufactura soviética se convirtió en uno de los calibres más delgados con segundero central que se habían desarrollado hasta el momento en todo el mundo, con un increíble grosor de tan sólo 2,9 mm. Sobre la historia de la marca Vympel y su desarrollo ya hablamos detalladamente en esta entrada.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/poljot-2209-vympel/

No nos gustaría terminar este periplo sin enseñar un “rara avis”, un reloj que los trabajadores de la 1ª MWF obsequiaron a Yuri Gagarin durante una visita de honor a la factoría. Se trata del prototipo Восток 1, con calendario y fecha y una ventana que representaba la trayectoria de una órbita cada 6 segundos, emulando la gran hazaña del cosmonauta. Este reloj fue subastado en Sotheby’s en 1993.

Fuente: http://www.mediafire.com/file/355v94881brjab9/Russian_Space_History_1993.pdf/file

La Factoría De Chistopol.

Otra de las fábricas que realizó diferentes marcas conmemorativas sobre el tema espacial fue la factoría de Chistopol. Entre ellas se encuentra Sputnik (Спутник). Aunque sus modelos son muy diferentes de los de la 1ª Fábrica de Relojes de Moscú, es muy posible que su fabricación fuese asignada por esta última (más viendo el prototipo anterior). Esta marca, equipaba el calibre 2603 basado en el Pobeda, con la particularidad de que el spequeño segundero situado a las 6 h era un disco giratorio que emulaba al popular satélite en su movimiento orbital. Un pequeño agujero permitía ver la escala de segundos. Del Sputnik se hicieron varios modelos diferentes, que se pueden ver recogidos en este catálogo.

Otra de las marcas que salió de la factoría de Chistopol es Saturn (Сатурн), que también incorporaba un disco. A diferencia del anterior Sputnik, este señalaba el día de la semana. Su plexi estaba dotado de una lupa para poder apreciar mejor la fecha y la firma en el dial que representaba los anillos del planeta Saturno. Su calibre era el 2604 y podemos encontrar las variedades realizadas, así como su completa descripción, en este catálogo de la época.

Pero quizás la marca más importante por la relevancia que tendría su nombre (al igual que Poljot como vimos anteriormente) sea Wostok (Восток). En la siguiente imagen podemos apreciar un modelo de exportación. Los Wostok se lanzaron al mercado con una gran variedad de diales y calibres, tal como se puede apreciar aquí.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/space?lightbox=dataItem-j3w0fzhe

No se puede cerrar el periplo de la factoría de Chistopol sin mencionar la marca Mir (Мир) donde se equipó por primera ver el magnífico calibre 2209 (que no debemos confundir con el del Vympel) que más tarde se utilizaría en el Amphibia; o el superlativo Precision con el calibre 2809, derivado del Zenith 135 y que fue el primer reloj certificado “cronómetro” realizado para la población civil. Sobre el Vostok Precision ya hablamos detalladamente en esta entrada.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/vostok?lightbox=dataItem-ij9ku5ow

Conclusión.

Otro de los caminos que empezó a “explorar” la industria relojera soviética era el de los relojes electromecánicos, al que ya aludimos anteriormente con los relojes de las misiones espaciales, pero ya creando prototipos para la población civil y lanzándolos al mercado en 1959, encarnado en el modelo 14Ч H.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/slava-114-chn-a-brief-history-of-electric-watches-in-the-soviet-union/

Sería injusto finalizar este trazado por los relojes de la “era espacial” soviética sin citar al Chaika (Чайка) 1200 (llamado así tras el primer aniversario del vuelo de la misión Vostok-6, ya que el nombre en clave de Valentina Tereshkova para comunicarse era Chaika). El calibre 1200, desarrollado en la factoría de Uglich, presumía de ser el más pequeño producido en la Unión Soviética y si juzgamos por las imágenes del reloj se trataba de uno de los más pequeños del planeta (9×13 mm).

Fuente: https://www.watchuseek.com/threads/itsy-bitsy-teenie-weenie.2605298/
Fuente: https://www.watchuseek.com/threads/itsy-bitsy-teenie-weenie.2605298/

Toda esta época de progreso y cierto aperturismo propició la expansión de los relojes soviéticos por todos los continentes, sin olvidar que millones de unidades abastecieron el mercado interno. La imagen de un catálogo de la época nos puede ofrecer una visión gráfica muy significativa. Las industrias relojeras globales empezaban a preocuparse ante este nuevo competidor que había entrado en juego.

Fuente: Брошюра Soviet horological industry and export of clock and wa…приборинторг.pdf

Para organizar de manera más eficaz la producción y exportación, en 1964 se reorganizaron las factorías, reunificándose las marcas (como se ha visto, los conceptos “marca” y “modelo” estaban muy diluidos durante este periodo) y se asignaron producciones de modelos de calibres y relojes a cada factoría, según sus capacidades de desarrollo. La mayoría de las marcas que hemos mencionado desaparecieron inexorablemente con estos cambios. El siguiente capítulo versará sobre esta nueva organización de la industria, las marcas de exportación que aparecieron y la salida al mercado global de la industria horológica soviética, hasta la llegada del reloj de cuarzo… pero no nos adelantemos.

Agradecimiento:
Como siempre, queremos agradecer la gran ayuda que nos brinda el Sr. Dashiel Stanford con su inestimable material gráfico y a todos los colaboradores de The Russian Watch Corner, sin la cual nos hubiese sido imposible la redacción de esta “Historia de los Relojes Rusos”.

Capítulos Anteriores

6 comentarios en «Historia De los Relojes Rusos: 3ª Parte La Era Espacial.»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.