Chaika 3050: La Primera Generación De Cuarzo Analógico

@therussianwatchcorner

Siguiendo la estela de los relojes electromecánicos y de cuarzo que hicieron su aparición de una forma más o menos tardía en la Unión Soviética, hoy trataremos de ver cómo fue y que significó la aparición del primer reloj de cuarzo analógico con motor a pasos: el Chaika 3050.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Pero antes de empezar con la narración y si alguien desea entrar en materia, le invito a que lea la saga de artículos que yo mismo escribí sobre los relojes de cuarzo digitales soviéticos y el excelente artículo base de nuestro amigo Lars Ivansen sobre el panorama general de los relojes electrónicos que se desarrollaron bajo el paraguas de la URSS. Volvamos a nuestro protagonista.

El Chaika 3050, considerado como el primer reloj de cuarzo analógico con motor a pasos de la USSR, fue oficialmente presentado en el Trade Fair de Leipzig de 1976 junto a su homónimo digital el Elektronika B6-02, seis años después de que SEIKO con su Astron 35SQ y el consorcio CEH con el BETA 21 Project revolucionasen el mundo de la relojería. La falta de información de primera mano y de fuentes oficiales rusas, nos hará conjeturar a la hora de intentar trazar el curso de la historia del desarrollo de este fascinante reloj.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Una primera aproximación general al cambio que supuso esta nueva revolución tecnológica del cuarzo en la relojería en general y en concreto a su adoptación por parte de la industria soviética, la podemos encontrar en la revista “Radio” fechada en 1974.

Fuente: http://www.radioman-portal.ru/magazin/radio/1974/4.php

Donde concretamente en la página 13 hay un interesante artículo, con un párrafo revelador, que en una traducción aproximativa del ruso reza:

“… El progreso en microelectrónica ha cambiado drásticamente el panorama. Desde hace varios años, tres generaciones de relojes de pulsera electrónicos han cambiado. El representante del primero fue el “diapasón”, la fuente de oscilaciones en la que se encontraba un diapasón. Los electrónicos tenían varios componentes pasivos y un transistor que funcionaba como interruptor. La próxima generación incluye un reloj de cuarzo analógico. Su creación fue posible gracias a la aparición de circuitos integrados medianos y grandes. En el reloj de cuarzo junto a la electrónica (oscilador de cuarzo, circuitos integrados), la mecánica exacta seguía coexistiendo en forma de micromotor y lectura analógica. La sustitución final de las piezas mecánicas de los relojes se vio facilitada por el descubrimiento de una nueva clase de materiales ópticos, así como los últimos logros en optoelectrónica. Como resultado, el dial habitual fue reemplazado por un indicador realizado en cristales líquidos o en diodos semiconductores emisores de luz. Así que estaba la tercera generación de relojes de pulsera electrónicos…”

Fuente: http://www.radioman-portal.ru/magazin/radio/1974/4.php

De manera general, la autora describe los procesos de cambio sufridos en los relojes electrónicos y si bien no hace referencia explícita o si se refiere en concreto a si estas transformaciones acaecían en el seno de la industria soviética, tampoco resulta descabellado pensar que así fuese. Lo importante es que parece citar que en 1974 ya existía un reloj de cuarzo analógico (aunque como vimos al principio de la narración, el Chaika no se presentó al gran público hasta 1976). Esta fecha hace pensar en un proyecto firme por parte de la industria soviética en el desarrollo de un prototipo de reloj de cuarzo.

La llamada “revolución del cuarzo” acaecida en Occidente, hizo que cambiase drásticamente la industria relojera y si bien en sus principios los relojes de cuarzo eran muy costosos, la pronta evolución de su fabricación en masa hizo que se abaratasen rápidamente y de pronto, millones de personas en el mundo pudieron disfrutar de relojes precisos, fiables y baratos. En el “bloque del Este” la industria relojera seguía siendo típicamente mecánica y aunque los relojes electromecánicos ya llevaban casi una década en su mercado, su presencia era más bien testimonial, como bien nos enseñó Lars en su artículo. Pero no fue en la Unión soviética donde se desarrolló el primer reloj de cuarzo, sino en la República Democrática alemana, donde aproximadamente en 1970 presentaron el Ruhla Quartz 29 producido en pequeñas cantidades y que fue la base del futuro 28-335, ya producido en masa en 1976. No me voy a extender más sobre este reloj, pero hubiese sido injusto no citarlo y es más que probable que su aparición espolease a la USSR a presentar su propio reloj de cuarzo.

Fuente: https://ostalgieruhla.wordpress.com/ruhla-watches-decade-by-decade/ruhla-1970s/

En este contexto el “Comité estatal para la tecnología electrónica de la USSR” creado en 1965, apremió a “Chaspron” y a “Pulsar” a desarrollar los primeros relojes de cuarzo, tanto analógicos como digitales. En la página web de “Pulsar” hay un párrafo revelador situado cronológicamente antes del 1973 y que dice textualmente:

“Pulsar fue el primero en emprender el desarrollo de relojes de pulsera electrónicos. Se muestran diferentes variantes de ejecución en el cristal líquido y LED se fabricaron en la fábrica “Pulsar” y posteriormente se transfirieron al desarrollo en Minsk. Sobre este proyecto ya hablamos ampliamente en esta entrada, pero desafortunadamente no he podido encontrar algo similar en el NII Chaspron que fue el instituto encargado de desarrollar el proyecto analógico. Llegados a este punto y sin contar con información sobre la fábrica de Uglich es casi imposible crear un orden cronológico de los acontecimientos y del desarrollo del Chaika 3050, así que a partir de aquí todo son conjeturas razonables. Afortunadamente el mecanismo 3050 también fue montado en relojes Slava, Poljot y Raketa.

Fuente: https://www.watchuseek.com/threads/can-anyone-help-me-chaika-3050-inside.4730211/

Y digo afortunadamente ya que de la factoría Slava sí que he podido encontrar más información gráfica y documental.

En un folleto/catálogo fechado en 1976 de la factoría Slava y editado en ruso y en inglés, podemos ver la que sea una de las fuentes gráficas más antiguas de un reloj de cuarzo con este calibre (concretamente el Slava 3050) en la Unión Soviética. En esta primera imagen observamos el modelo en cuestión (caso curioso, pues se trataría de un modelo para la exportación ya que su grafía no es en cirílico).

Fuente: https://www.dropbox.com/s/z61vjxx2b72k3j6/Каталог часов Слава, 1976 – 2 МЧЗ.pdf?dl=0

En el mismo catálogo, podemos leer más referencias explícitas sobre la producción de relojes de cuarzo por parte de esta factoría y el lanzamiento futuro de este modelo en concreto.

Fuente: https://www.dropbox.com/s/z61vjxx2b72k3j6/Каталог часов Слава, 1976 – 2 МЧЗ.pdf?dl=0

Y en el libro “История часового завода Слава” editado por la propia compañía hay un interesante párrafo que cito literalmente en una traducción aproximativa del ruso.

Fuente: https://slava.su/spravochnaja-informatsija/Istorija-chasovogo-zavoda-Slava/

“Con el desarrollo de los relojes de pulsera de cuarzo en nuestro país… la cooperación entre las factorías se utilizó con mucho éxito para proporcionar el original, en comparación con los nodos (calibres) de los relojes mecánicos, elementos y detalles individuales, cuyo dominio tuvo en cuenta las características de cada una de las fábricas de relojes. Los microcircuitos integrados de Minsk y los componentes electrónicos fueron proporcionados por la fábrica de relojes de Minsk (en Minsk había el sindicato más grande de la Unión para la producción de microelectrónica “Integral”), en la fábrica de relojes de cuarzo de Uglich resonadores, el primer violín en cuyo desarrollo fue tocado por el futuro director general de MPO “2MCHZ” Korolyov VM La planta tenía una gran experiencia en el procesamiento de piedras de cuarzo para el reloj y la rama de Uglich de NIICasprom era una cierta base de diseño científico y experimental. Nuestra planta (2MCHZ) se convirtió en la base para la producción de motores paso a paso.

De este texto podemos inferir la colaboración que tuvieron diferentes plantas de producción a la hora de fabricar el calibre 3050 y que su consecución se había convertido en una “cuestión de estado”. Uglich proporcionando los resonadores, Minsk los componentes electrónicos, el instituto Chaspron el diseño y el prototipo y Slava con el motor a pasos.

Otro párrafo muy informativo es este:

“En 1976, 2MCHZ fue nominada a la Junta de Honor de la Exposición de Logros Económicos de la Unión soviética. En el mismo año, el primer lote industrial de relojes de pulsera de cuarzo mod. 3050… Entonces, el primer reloj de pulsera de cuarzo modelo 3050 tenía un movimiento de calibre 30 mm, una altura de 7.5 mm, un motor a pasos (SM), un calendario doble, segundero central y fue alimentado por un elemento con un voltaje nominal de 1, 5 voltios tipo 018. el mecanismo equipaba 11 rubís y tenía una autonomía de 12 meses, con una tasa diaria de promedio (2 segundos) corriente de consumo 4 MCA, frecuencia del generador de cuarzo 32768 Hz, SM – magnetoeléctrico bipolar con una bobina remota, 30 rpm.”

Concretamente de este párrafo me gustaría destacar (además de las características técnicas del calibre que veremos más adelante) que sitúa la producción ya industrializada del 3050 en el año 1976, cosa que concuerda con el año de la presentación en la Feria de Leipzig del Chaika 3050. ¿Fue Chaika el primer modelo en equipar este calibre o fue Slava el primero que lo sacó a la luz? La falta de documentación directa nos hace volver a conjeturar, pero lo más probable es que fuese la factoría de Uglich la primera en desarrollar su reloj (gracias a su vinculación con NII Chaspron) pero que fuese Slava la primera en producirlo en masa para el gran público.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Otro de los problemas contra los que choca uno con la historia de la horología soviética es la gran cantidad de “desinformación” que encontramos en las fuentes que no son directas. Uno de los ejemplos más brillantes de esta “desinformación” es el caso del libro del Sr. Doensen “WATCH. History of the modern wrist watch“, del que ya hablamos en la anterior entrada dedicada al Luch 3055. De donde cito literalmente su escueto párrafo dedicado a este calibre de cuarzo.

“Calibre Yanka Quartz 3050, también conocido con los nombres ‘Slava’, ‘Luch’ o ‘Ruhm’. El primer reloj de cuarzo ruso, calibre 3050, que salió al mercado alrededor de 1980 con un cuarzo en forma de diapasón de 9.720 Hz. El reloj estaba equipado con un motor paso a paso y un circuito híbrido, montado sobre una placa de pertinax.”

Si leemos con atención, esta entrada es realmente un verdadero despropósito plagada de errores: desde las oscilaciones del cuarzo, el nombre de las marcas, la fecha, etc. Por lo menos en este caso no se ha limitado a decir que este calibre fue un plagio de otro y realmente no se si es que estaba muy mal informado o denostaba la relojería soviética (algo tan fácil como acudir un manual de reparaciones fechado en 1980 “Устройство и ремонт часов, 1980 — А.П. Харитончук.pdf” ya desmonta toda su entrada y le hubiese servido en su trabajo) pero representa claramente la errónea línea de pensamiento e investigación que ha sobrevolado como una sombra el tema de la relojería soviética durante los últimos 20 años.

Fuente: Устройство и ремонт часов, 1980 — А.П. Харитончук.pdf

Sin duda alguna, el artículo más interesante sobre el desarrollo del Calibre 3050 en lengua inglesa, pertenece al Sr. Vpn, redactado para el foro Watchuseek donde establece una cronología muy parecida y sin embargo más posterior: 1976 como el año de su presentación y 1978 como año de producción. Desgraciadamente el autor comete el error de no “revelar” sus fuentes, pero de su artículo se infiere que estaba bien documentado y es muy ameno.

Me limitaré a citar una fuente más, la del Sr. Piotr, que corrige a Doensen y sitúa la producción circa 1978 basada en la observación empírica de un módulo de cuarzo fechado en ese mismo año (algo que ya le indujo al error de datación del Luch 3055).

Fuente: http://www.crazywatches.pl/tchaika-raketa-3050-quartz-1979

Veamos ahora el calibre en sí mismo.

Como hemos dicho anteriormente, el calibre 3050 fue el primer movimiento controlado por cuarzo manufacturado en la Unión Soviética, en substituir el conjunto de volante con un motor a pasos; solución adoptada por el consorcio CEH y el proyecto Beta 21 del que salieron en el año 1972 calibres como el ESA 9180/1 que equiparon marcas como Zenith, Certina, Movado, etc. o el calibre Girard Perregaux 352, del que comparten soluciones constructivas. Volviendo al libro de la factoría Slava citado anteriormente, encontramos sus características técnicas y cito literalmente:

“… Entonces, el primer reloj de pulsera de cuarzo modelo 3050 tenía un mecanismo de calibre de 30 mm, una altura de 7,5 mm, un motor paso a paso (SD), un calendario doble, un segundero central, alimentado por un elemento con un voltaje nominal de 1.5 voltios tipo 018, 10 (11) rubís, una autonomía de 12 meses, recorrido diario promedio (2 segundos, consumo de corriente 4 МКА, frecuencia del generador de cuarzo 32768 Hz, ШД – bipolar magnetoeléctrico con bobina remota, 30 rpm.”

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Por sus características podemos deducir que es un calibre muy completo. Vemos que: tiene 10 rubíes (las primeras versiones tenían 11), segundero central, micro rotor a pasos, un oscilador de cuarzo con una frecuencia de 32.768 Hz, parada de segundero y doble datario con cambio de fecha instantáneo (en las primeras versiones) completamente mecánico, un voltaje de 1,5 V y una autonomía de aproximadamente 12 meses. El manual de servicio más antiguo que he podido encontrar está fechado en 1980 y ya aludimos e el anteriormente.

He podido encontrar otra manual ya más moderno (1985?) que abarca todos los calibre de cuarzo desarrollados en la USSR, incluyendo las series 23XX y 24XX que evolucionaron del 3050. En su prefacio nos habla del desarrollo del reloj de cuarzo, pero desafortunadamente lo hace de forma muy general y sin especificar ninguna fecha. Sin embargo, este libro constituye un auténtico tesoro para aquellos que tengan capacidad de reparar este tipo de calibres y refleja fielmente el espíritu de la época donde el epíteto tan en boga hoy en día de la “obsolescencia programada” no existía en el imaginario de quienes lo redactaron.

Fuente: Часы наручные кварцевые. Справочное пособие по ремон… – Тентосервис.pdf

El funcionamiento del 3050 es relativamente sencillo. La batería, alimenta el circuito electrónico que a su vez envía un pulso eléctrico al oscilador de cuarzo; este empieza a oscilar a 32.768 Hz por segundo, Cada oscilación es igual al pulso enviado y es en el bloque de distribución donde se separa la frecuencia del cristal, reduciendo el pulso eléctrico a intervalos de un segundo. Así el pulso eléctrico se vuelve regular, emitiéndose cada segundo. El motor a pasos, que consta de bobinas electromagnéticas, divide este pulso regular haciendo una rotación que transmite, mediante engranajes, el impulso necesario y preciso para moverlas con exactitud. Pero quizás con un vídeo del funcionamiento de un reloj de cuarzo la cosa quede más clara.

En la siguiente imagen podemos apreciar el motor a pasos electromagnético que sustituyó a los volantes magnéticos de los anteriores relojes electromecánicos.

Fuente: http://www.crazywatches.pl/tchaika-raketa-3050-quartz-1979

Y aquí una imagen del calibre completo, en este caso de primera generación de circa 1977.

Fuente: https://www.watchuseek.com/threads/poljot-quartz-3050-the-saga-continues.844968/

Llegados a este punto vamos a ver los relojes que se fabricaron con este calibre en un supuesto orden cronológico.

Como dijimos al principio de esta narración, el primero que tuvo el honor de presentarse en el mercado se trataría del Chaika 3050 (cosa ciertamente posible dada la relación del departamento de Uglich con el instituto tecnológico de Chaspron al cual se le adjudicó el diseño y desarrollo científico del proyecto). Las primeras unidades producidas eran muy costosas y por ello poco accesibles al público. La publicidad más antigua que he conseguido ver es del año 1979 (como ya vimos al principio del artículo) y la fecha más temprana de un pasaporte (perteneciente a la colección de mi amigo Dashiel) está datado en 1978.

Fuente: https://mroatman.wixsite.com/watches-of-the-ussr/chaika?lightbox=dataItem-irlhrjpm

Una de las cosas que más me gusta de este reloj (además de su estilo y su color) es que en la tapa trasera lleva grabada la inscripción “Кварцевый резонатор” o lo que es lo mismo “resonador de cuarzo”, haciendo gala a la naturaleza de su calibre. Su producción se mantuvo hasta 1983 y durante esos años se introdujeron ciertos cambios en el calibre, así como en los materiales utilizados en su fabricación para reducir notablemente su costo. Que yo sepa, solo se vendió en el mercado doméstico.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El siguiente de la lista, bien podría ser el Slava 3050. Si nos atenemos al libro de la historia de la factoría y a su catálogo, la factoría Slava puso en marcha la fabricación en masa de este calibre y por ende pudo ser accesible y asequible a la población soviética antes de finalizar la década de los 80. Este modelo con el inconfundible cristal facetado se encuentra en varios catálogos progresivamente en el tiempo, si bien es cierto que al poco tiempo de lanzar su producción a gran escala, la factoría ya estaba desarrollando el calibre 3056A más moderno y más económico en costos de fabricación.

Fuente: Каталог часов Слава, 1977 – Машприборинторг.pdf
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Raketa fue la siguiente marca en ofrecer un reloj equipado con el 3050. Su aparición se sitúa entre 1977/8 en una cortísima tirada de un centenar de unidades (siendo un modelo experimental) con la versión más sofisticada del calibre y la particularidad de ofrecer un cambio rápido de batería a través de una obertura en su tapa trasera como vemos a continuación.

Afortunadamente contamos con suficiente material gráfico sobre su producción y con el inestimable testimonio (grabado en vídeo) del Sr. Alexander Brodnikovsky, que fue uno de los técnicos encargados de probar aquellos primeros ejemplares. Hay una curiosa imagen del Sr. Brodnikovsky en la prensa, que aparece en segundo plano junto a una colega en la factoría, donde se ve claramente que lleva el reloj en la muñeca en su supuesto periodo de prueba.

Fuente: http://forum.watch.ru/showthread.php?t=118809

Al poco tiempo Raketa empezó a fabricar en masa el reloj, pero siguiendo la premisa de abaratar los costes para hacerlos accesibles a los ciudadanos se produjeron los mismos cambios en el calibre (simplificándolo) como ya habíamos visto en el Chaika. En un corto periodo de tiempo, Raketa empezó a equipar sus modelos de cuarzo con el calibre 3056.

Fuente: Dominio público

La 1ª Fábrica de Relojes de Moscú también entró en juego creando un modelo que equipaba el 3050. Era un modelo más sobrio y deportivo que sus predecesores y contaba con la particularidad de tener la corona situada en la posición de las 4h como podemos apreciar en la siguiente imagen.

Fuente. Dominio público

Su producción fue corta en el tiempo y pronto los nuevos modelos se empezaron a equipar con el calibre 3056 (circa 1982).

Efectivamente, a principios de los años 80 se fueron introduciendo progresivamente nuevos calibres de cuarzo más modernos y económicos de fabricar como el 3056, el 2356 de Luch, el 2460… Pero, fue nuestro protagonista, el calibre 3050, el que permitió a la URSS alcanzar la modernidad horológica en materia del cuarzo. Aunque paradójicamente, en aquel momento su industria relojera empezó también su declive. Las causas deberían ser analizadas en profundidad y no compete ahora en este artículo, pero voy a citar unas cuantas. Básicamente, toda su planta de producción estaba orientada a la relojería mecánica; esto supuso un enorme esfuerzo para adaptarse a los nuevos procesos de fabricación en masa de los relojes de cuarzo analógicos y digitales. Todo este esfuerzo (no sólo en el desarrollo tecnológico) supuso un ingente coste económico (ya hemos visto todas las plantas que trabajaron conjuntamente para sacar adelante el calibre 3050). La “revolución del cuarzo” cogió por sorpresa a los soviéticos, al igual que a muchísimas compañías suizas que desaparecieron en este periodo. El lento desarrollo del 3050, quizás debido a que el gobierno soviético apostó por los relojes LCD, impidió desarrollar un amplio mercado de exportación como había hecho antes con la relojería mecánica; es decir “llegaron tarde”. La crisis económica de finales de los años 80 y finalmente la caída de la propia Unión Soviética, precipitaron el estancamiento de la industria relojera en Rusia durante casi dos décadas.

Si bien empecé con el artículo de la revista “Radio” de 1974, me gustaría terminar mi exposición con otro artículo de la misma revista, pero ya datado una década después (1985) donde relata el optimismo hacía los relojes de cuarzo que inundaron el mercado interno.

“Hoy y mañana relojes electrónicos. En la revista “Radio” nº4, de 1974, se publicó el artículo “Transformaciones inusuales de los relojes ordinarios”: el primer reloj de pulsera de cuarzo doméstico con indicación digital (en lo sucesivo, “reloj de pulsera electrónico”). En los diez años que han transcurrido desde entonces, este producto electrónico ha pasado un intenso camino de desarrollo y se ha convertido en una parte integral de nuestra vida. Según las estimaciones disponibles [1] de los 363 millones de relojes de pulsera electrónicos (ELF) producidos en todo el mundo en 1982, 180 millones son digitales. La producción anual de tales relojes en la URSS ha llegado a 4 millones de piezas y continúa creciendo.”

Fuente: http://www.radioman-portal.ru/magazin/radio/1985/2.php

La historia de los relojes de cuarzo en la URSS (a veces poco conocida por los aficionados) es realmente fascinante y aunque el trabajo ha sido en ocasiones exhausto, me ha permitido descubrir un nuevo campo en el apasionante mundo de los relojes rusos. Con este artículo y los trabajos realizados sobre los modelos digitales, espero cubrir un hueco bibliográfico que como hemos visto, se había cubierto de informaciones erróneas en un pasado no tan lejano. Queda mucho trabajo por hacer y sólo espero que este trabajo de “The Russian Watch Corner” sirva de guía a nuevos artículos que nos arrojen un poco más de luz en este segmento.

1 comentario en «Chaika 3050: La Primera Generación De Cuarzo Analógico»

  1. Muchas gracias Miquel por el artículo. Realmente sorprendente las fechas que indicas y documentas que permiten romper falsos mitos sobre la industria relojera en l a Unión Soviética. Así como sus propios avances con la tecnología del cuarzo.

    Lo dicho muchas gracias. Un placer leerte.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.