Omega Speedmaster Professional: Credenciales Espaciales

@munich_watch_lover

Hoy aprovecho para reflexionar sobre las credenciales espaciales del Omega Speedmaster Professional. La excusa ha sido la oportunidad de examinar la versión “sandwich” (doble zafiro) del “Moonwatch”. Es uno de los dos ya clásicos modelos que la marca decidió discontinuar de su catálogo hace poco tiempo ya que han sido sustituidos por versiones “Co-Axial Master Chronometer”. Cabe recordar que este cambio ha venido acompañado de unos significativos aumentos de precios de estos emblemáticos relojes.

Notas del editor:

Esta entrada es una versión editada, ampliada y traducida de contenido publicado el 21/03/2021 en Instagram.

Agradecemos a @juwelier_hilscher por hacer posible este artículo.

No os perdáis tres artículos previos sobre el Speedmaster en safonagastrocrono.club.

En primer lugar, el capítulo de la serie Racing Watches dedicado al Speedmaster: Racing Watches: Omega & Monza.

El segundo de ellos es el relato Elegido de @spitfiremkii.

Por último, la reseña Omega Speedmaster Mark II de @admin.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CMrbvLyLXTT/

Ningún otro reloj en la Tierra puede presumir de las credenciales espaciales del Omega Speedmaster. Muchos relojes han visitado el espacio, pero el Speedmaster es el único reloj de dotación que ha sido usado en la Luna.

El Speedmaster formó parte de una trilogía de relojes herramienta creada por Omega en 1957, junto con el Seamaster300 y el Railmaster. Este distante lanzamiento fue conmemorado por la marca en el 2017 con motivo del 60º aniversario, cuando presentó una serie limitada que incluía a los tres relojes.

Fuente: https://www.omegawatches.com/es/watches/seamaster/heritage-models/railmaster/the-trilogy-1957/product

Uno de los aspectos más curiosos del Speedmaster es que ni siquiera fue ideado para ir a la Luna. Como ya se exploró en detalle en la entrada Racing Watches: Omega & Monza, el Speedmaster fue diseñado originalmente para ser utilizado por pilotos de carreras, siendo el primer cronógrafo “Racing” que presentaba una escala taquimétrica en el bisel. Este vínculo con el mundo del motor sigue vivo hoy en día.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/racing-watches-3-omega-monza/

Sólo un año después, nació la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio). El Congreso americano aprobó la legislación estableciéndola el 29 de julio de 1958. Este acontecimiento marcó el inicio de la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

El primer Speedmaster usado en el espacio lo portaba el astronauta Walter Schirra, aunque como reloj de pulsera “personal” y no de dotación. Con el paso del tiempo, los increíbles y rápidos avances tecnológicos conllevaron que los astronautas del programa espacial demandaran relojes apropiados para cumplir su misión. En 1964, se invitó a 10 marcas de relojes para que licitaran para suministrarlos. Después de un largo y arduo proceso de evaluación que implicó pruebas extremas, solo sobrevivió un cronógrafo. En 1965, el Speedmaster fue declarado como “calificado para vuelo por la NASA para todas las misiones espaciales tripuladas”.

Sobre este proceso de selección podéis leer el relato, el Elegido, de nuestro compañero @spitfiremkii.

También os recomiendo el emotivo vídeo que sigue a continuación, con testimonios de muchos astronautas y de James Ragan, el ingeniero de la NASA encargado de la elección del Omega Speedmaster.

El 21 de julio de 1969, Buzz Aldrin puso un pie en la Luna con su Speedmaster agarrado sobre su voluminoso traje espacial. A partir de entonces, el Speedmaster es comúnmente conocido como el “Moonwatch”.

Pero quizás otra misión a la Luna un año después, la del “Apollo 13“, fue la que demostró cuán vital era realmente el reloj a bordo.

blank
Fuente: https://www.imdb.com/title/tt0112384/mediaviewer/rm647825664/

Aunque imagino que todos habréis visto el largometraje, la nave sufrió importantes daños tras una explosión en los tanques de reserva de oxígeno e hidrógeno en el módulo de servicio. La misión tuvo que orbitar la Luna (evidentemente sin poder descender a ella) antes de retornar a la Tierra, con escasos recursos. Durante el retorno fue necesario hacer una pequeña corrección del rumbo para asegurar que el crítico ángulo de reentrada era el apropiado. Para cronometrar la duración del arranque parcial de los motores, el comandante James Lovell confió en su Speedmaster, permitiendo con ello el regreso seguro de la tripulación.

Con seis aterrizajes en la Luna en su haber y acto de presencia en todos los vuelos espaciales tripulados de los EE. UU. desde 1965, el Speedmaster ha sido y siempre será un testigo y un aliado de las mayores hazañas de exploración espacial del hombre.

Ahora veremos brevemente este ejemplar, ya discontinuado por la marca y sustituido por una versión “Co-Axial Master Chronometer“.

Se trata de la versión “sandwich” (en referencia al doble zafiro) de la generación anterior del “Moonwatch”, cuya referencia es 311.30.42.30.01.006, es decir la que viene equipada con brazalete.

blank
Fuente: https://www.instagram.com/p/CMrbvLyLXTT/

Os muestro la ficha técnica a continuación.

blank
Fuente: https://www.omegawatches.com/es/watch-omega-speedmaster-moonwatch-professional-chronograph-42-mm-31130423001006

El reloj se presenta en una caja de acero inoxidable con una combinación de superficies pulidas y cepilladas. Las generaciones contemporáneas del Speemaster llevan guarda coronas, siendo el caso en este modelo.

Tiene 42 mm de diámetro y 48 mm de longitud. Aunque a priori esos 42 mm de diámetro pueden dar la impresión de que se trata de un reloj bastante grande, la medida como la presenta Omega incluye la corona. El diámetro del bisel, el elemento con mayor impacto visual, es de sólo 39,7 mm. Por último, tiene 14,3 mm de grosor y 20 mm entre asas.

El reloj ofrece un gran equilibrio, por lo que puesto es muy llevadero y su apariencia definitivamente es la de un reloj de menor tamaño.

Por supuesto, este ejemplar presenta la configuración clásica del “Moonwatch”.

Su esfera negra mate incluye subdiales hundidos. Las agujas, números, marcadores, índices e impresiones son blancos, ofreciendo un gran contraste. La escala taquimétrica del bisel también se presenta con la impresión en blanco sobre un fondo negro.

Esta presentación con alto contraste ha sido un elemento continuo en la historia del “Monnwatch”.

El reloj ofrece la complicación de cronógrafo. La trotadora central es la del crono. El pequeño segundero lo encontramos en la subesfera de las 9 h. La subesfera con el totalizador de minutos (30) se ubica a las 3 h, mientras que el de las horas (12) está a las 6 h.

Protegiendo la esfera encontramos un cristal de zafiro, convexo, resistente al rayado y con tratamiento antirreflejos en su cara interna.

Este modelo equipa el calibre 1863 de OMEGA, un movimiento mecánico cronográfico de carga manual descendiente del legendario movimiento utilizado en la Luna. La base de este calibre es el Lemania 1873. Oscila a 21.600 vph (3 Hz), cuenta con 18 rubíes y ofrece una reserva de marcha de 48 h.

El calibre es visible a través del fondo transparente de la caja, equipado con otro zafiro.

blank
Fuente: https://www.instagram.com/p/CMrbvLyLXTT/

El reloj ofrece una resistencia al agua de 5 ATM (50 m).

La popularidad de este reloj ha crecido exponencialmente desde que se anunció su discontinuación.

Cuando estaba en catálogo, su PVP era de €5.800. Venía presentado en un estuche especial “Moonwatch” que añadía una correa “NATO”, una correa de astronauta (con velcro), una lupa, una herramienta para cambiar las correas o brazalete y un libro en que se narran las aventuras del Speedmaster.

blank
Fuente: https://www.omegawatches.com/es/watch-omega-speedmaster-moonwatch-professional-chronograph-42-mm-31130423001006

El Omega Speedmaster “Moonwatch” es sin duda uno de los relojes más icónicos de todos los tiempos, habiendo jugado un papel especial y único en la historia de la humanidad. Sólo por ello, es merecedor de estar en cualquier colección que se precie.

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.