Audemars Piguet Royal Oak 15400ST

@munich_watch_lover

Hoy vamos a ver en detalle el Audemars Piguet Royal Oak 15400ST, tratándose de la versión en acero con esfera plateada de la anterior generación de este icónico reloj.

Nota del editor:

Esta entrada es una versión editada, ampliada y traducida de contenido publicado el 12/12/2021 en Instagram.

Agradecimiento:

El hermoso exhibidor de cuero azul y mármol blanco que veis en esta imagen lo ha proporcionado @horosphera. Es un producto verdaderamente lujoso, se puede personalizar con un grabado en relieve.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CXYVWlhrNAr/

Ya os he hablado sobre el Royal Oak con anterioridad.

En primer lugar, publiqué un artículo cubriendo la denominada “The Holy Trinity” de la relojería que incluye a Audemars Piguet. Si bien el Royal Oak no es el motivo de su inclusión en esta lista de los “grandes”, este es el reloj que simboliza a la marca en la actualidad. En segundo lugar, también contáis con un segundo artículo dedicado a la referencia 15202PT de platino, lanzada para celebrar el 50º aniversario del Royal Oak el año que viene.

Más recientemente, también publiqué un tercer artículo que mostraba los tres nuevos modelos del Audemars Piguet Royal Oak Offshore Diver anunciados en marzo de este año.

El Royal Oak

Pero volvamos al principio…

A principios de los años setenta, se empezaban a sentir los efectos de la llamada “crisis del cuarzo“. Los asequibles y precisos relojes de cuarzo japoneses se extendían como la pólvora, tambaleando los mismos cimientos de toda la industria relojera suiza.

Audemars Piguet no fue inmune a este fenómeno y concluyó durante 1971 que sería necesario un cambio disruptivo para no quebrar (el que desafortunadamente sería el destino final de muchas otras veneradas relojeras helvéticas).

Su propuesta fue presentar un reloj deportivo de acero, pero a la vez elegante, apto para todo tipo de situaciones. La marca buscaba un look nunca visto antes.

Así nació el icónico Royal Oak en 1972, anunciándose en el certamen de Basilea de ese año. Resultó, a la larga, ser el reloj que definiría todo un nuevo género de la relojería contemporánea: el reloj deportivo de lujo con brazalete integrado.

El diseñador elegido para esta tarea fue el ginebrino Gérald Genta.

blank
Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Gerald_Genta.jpg (licencia GNU)

Genta era uno de los diseñadores de relojes más famosos en aquel momento, habiendo creado relojes exitosos para Universal Genève, Omega y PatekPhilippe, entre otros.

A Genta se le ocurrió un diseño inspirado en un casco de buzo, caracterizado por un bisel de forma octogonal asegurado por ocho tornillos hexagonales visibles, una junta de resistencia al agua visible y una esfera texturizada adornada con un motivo único, el “Petit Tapisserie”. Para completar el reloj, Genta añadió un hermoso brazalete de acero integrado con acabados jamás vistos antes.

La siguiente estampa muestra el boceto original del reloj.

blank
Fuente: Dominio público.

En la siguiente imagen podemos comparar el boceto con el producto final, mostrando una fidelidad extraordinaria. No queda duda alguna que la casa Audemars Piguet quedó impresionada con el trabajo de Genta.

blank
Fuente: Dominio público.

Teniendo en consideración la temática “náutica” del diseño, Audemars Piguet bautizó el reloj con el nombre Royal Oak, la designación de una larga serie de embarcaciones de la Royal Navy británica.

En la siguiente imagen podéis ver el primer anuncio conocido del modelo. Si la publicidad de los relojes es de vuestro interés, en este artículo podéis ver una extensa colección de anuncios vintage de la línea Royal Oak.

blank
Fuente: Dominio público.

Su precio original de CHF3.300 era mayor que lo que se pagaba por un reloj de vestir de Patek Philippe de oro y más de diez veces lo que costaba un Rolex Submariner de la época. El mensaje que quería lanzar la marca parece claro: la “haute horlogerie” podía crear relojes increíbles sin que su precio dependiera de los metales preciosos empleados. Era el diseño, la precisión de la ejecución y la calidad del movimiento lo que iba a contar. Como dijimos más arriba, la propuesta pretendía ser disruptiva y sin duda lo fue.

El Reloj

La colección Royal Oak hoy en día engloba 107 modelos, a los que habría que añadir los de las líneas Royal Oak Offshore y Royal Oak Concept.

La referencia que nos ocupa hoy es la Ref. 15400ST.OO.1220ST.02. Debo destacar que es un modelo de la anterior generación, habiendo sido sustituida por la Ref. 15500ST.OO.1220ST.04 en el 2019.

Las diferencias entre ambas referencias son sutiles, derivadas principalmente por el cambio de calibre. Las podéis apreciar en la galería de imágenes que sigue a continuación.

La Ref. 15400 (de 41 mm) se introdujo en el 2012.

Añadió 2 mm de ancho a las Ref. 15300, conocidas a su vez como “Jumbo”. A pesar del aumento de tamaño, continuó utilizando el mismo calibre AP 3120. Dado el reducido tamaño de este último, la ventana del fechador quedaba más a la izquierda, necesitando un pequeño marcador de relleno a su derecha. Este aspecto se criticó bastante, aunque independientemente del posicionamiento de la ventana de la fecha, se alabó que fuese un Royal Oak más robusto con todos los elementos a los que los coleccionistas se habían acostumbrado: ajuste rápido de fecha, corona atornillada, doble marcador a las 12 h (fiel a la esfera del reloj original) y un fondo visto.

La nueva Ref. 15500 pretendía paliar algunas de las críticas que recibió Audemars Piguet por la Ref. 15400, pero, cómo no, tampoco acabó convenciendo a todo el mundo. De esta nueva presentación se critican los marcadores más cortos y anchos para dar cabida a la pista de los minutos/segundos en el anillo periférico del dial. Tampoco gustó a todos el aumento del tamaño de la impresión de la marca y del logotipo aplicado a las 12 h, aunque también es verdad que la impresión “AUTOMATIC” a las 6 h desapareció de la esfera. La Ref. 15500 también es algo más gruesa debido a su nuevo calibre, aumentando la altura del reloj desde los 9,8 mm hasta los 10,4 mm. Dicho esto, ambas cifras impresionan y no parece un gran sacrificio dadas las 10 horas adicionales de reserva de marcha que ofrece el calibre AP 4302 de los nuevos modelos.

Vistas estas sutiles diferencias entre las referencias, centrémonos en nuestro protagonista.

blank
Fuente: https://www.instagram.com/p/CXYVWlhrNAr/

La caja es la típica de la colección Royal Oak. Presenta el icónico diseño de bisel octogonal con tornillos hexagonales.

Mide 41 mm de diámetro por 9,8 mm de grosor. Su largo (“lug-to-lug”) de 51,5 mm es definitivamente considerable. Además, la primera serie de eslabones del brazalete integrado no se articulan del todo, por lo que hace falta una muñeca muy fornida para poder llevar esta versión. Para muñecas más normales existen las versiones de 39 mm y 37 mm. Dicho esto, todas ellas aparentan ser todavía mayores una vez puestas en la muñeca.

Cuenta con un detallado acabado que alterna un cepillado vertical generalizado con finos facetados pulidos. Audemars Piguet se enorgullece de producir relojes igualmente hermosos por dentro y por fuera, terminados y ensamblados a mano para convertirlos en verdaderas obras de arte. Esto lleva una extraordinaria cantidad de trabajo aumentando considerablemente el coste de estos relojes.

La esfera conserva el patrón “Petit Tapisserie” ya tan familiar en los relojes de la colección Royal Oak. Los marcadores de hora aplicados y las agujas están realizadas en oro blanco y cuentan con material luminiscente.

La trasera es de exhibición con cristal de zafiro, mostrando el bello calibre AP 3120.

blank
Fuente:
https://www.audemarspiguet.com/com/en/watch-collection/royal-oak/15400ST.OO.1220ST.02.html

El calibre manufactura AP 3120 está compuesto de 282 componentes. Es un movimiento automático tres agujas con complicación de fecha. Ofrece parada de segundero y ajuste rápido de fecha. Oscila a 21.600 vph (3 Hz), cuenta con 40 rubíes y ofrece una reserva de marcha de 60 horas. Su rotor en oro de 22 quilates hace uso de rodamientos cerámicos.

El reloj se suministra con el típico brazalete integrado de la colección Royal Oak con cierre desplegable.

El PVP de la referencia actual (la 15500) es de €23.800. En el caso del Royal Oak, además de mucho dinero hace falta todavía más paciencia para hacerse con un ejemplar a través de las boutiques de la marca. Esto quizás explica la cotización de modelos usados de la referencia 15400, que cuestan en torno a los €40.000.

El diseño único del Audemars Piguet Royal Oak se ha ganado una audiencia exigente e informada de coleccionistas de relojes y creadores de tendencias. También se ha convertido en el mayor éxito de Audemars Piguet, hasta tal punto que tras casi 50 años desde su lanzamiento es el símbolo del fabricante de Le Brassus.

blank
La Ref. 15400 sobre el expositor personalizado de @horosphera.
Fuente: https://www.instagram.com/p/CXYVWlhrNAr/

1 comentario en «Audemars Piguet Royal Oak 15400ST»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.