Patek Philippe Nautilus 5712/1A

@munich_watch_lover

En esta breve entrada os quiero presentar el Patek Philippe Nautilus 5712/1A, una versión más complicada, además de ser posiblemente mas codiciada, del Nautilus 5711. La descatalogación de la versión azul de esta última referencia en abril de este año fue una de las noticias más comentadas en el sector, aunque fue sustituida por una básicamente idéntica con esfera verde.

Nota del editor:

Esta entrada es una versión editada, ampliada y traducida de contenido publicado el 8/8/2021 en Instagram.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CSTtDw4rSJd/

Ni Patek Philippe ni su Nautilus necesitan presentación, pero os dejo un resumen.

Como imagino bien sabréis, Patek Philippe es parte de la “Holy Trinity”, el escalafón más alto de la “haute horlogerie” que ya presente en la entrada “The Holy Trinity” De La Relojería.

Con más de 185 años de historia, la ginebrina Patek Philippe es responsable de más innovaciones en el mundo de la relojería que cualquier otro, incluyendo el primer calendario perpetuo, el primer “world timer” y el primer reloj de pulsera cronógrafo.

El primer Nautilus data de 1976, fruto de un diseño de Gérald Genta, el afamado diseñador de relojes tan emblemáticos como el Omega Constellation (1959), el Golden Ellipse también de Patek (1968), el Royal Oak de Audemars Piguet (1970) y el Ingenier de IWC (1976). Evidentemente su lanzamiento respondió al gran éxito del Royal Oak a principios de la década de los 70.

Su diseño está inspirado en la forma de las portillas de los transatlánticos y presentaba un bisel ancho y “orejas” a cada lado que evocaban las grandes bisagras de las ventanas estancas.

El 5712 es uno de los 31 modelos actuales del Nautilus. Presentado originalmente en octubre de 2006, fue uno de varios modelos lanzados para conmemorar el 30º aniversario de la colección Nautilus.

Comparte la misma caja de 40 mm de tres partes que utiliza el 5711, con sólo 8,5 mm de grosor y una corona roscada.

Fuente: https://www.patek.com/en/collection/nautilus/5712-1A-001

El bisel de forma octogonal tiene un acabado cepillado con facetados pulidos. Está flanqueado a ambos lados por las distintivas “orejas” curvas cuyo propósito es preservar la simetría del reloj.

La esfera está hecha en un color azul degradado y al mirarla de cerca se observan numerosos detalles.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CSTtDw4rSJd/

La textura tridimensional de la esfera con ranuras horizontales ya es una clásica y conocida seña de identidad del reloj.

También lo es su pequeño segundero descentrado y el indicador de reserva de marcha con cuatro puntos rojos que alertan sobre la necesidad de cargarlo.

La fase lunar se presenta junto a la fecha en una subesfera, una presentación normalmente asociada con las “grandes complicaciones”.

Por cierto, el compañero @aviationwatchcollector cubrió en detalle la presentación de las complicaciones de fase lunar y fecha en sendas entradas.

Quiero destacar las impresiones invertidas de los números del 9 al 23 en el anillo de la fecha, meramente para facilitar su lectura. Es un pequeño detalle, pero nada desdeñable, ya que casi ninguna otra casa relojera se molesta en detalles de esta índole.

En muchos sentidos, esta esfera no debería funcionar. Está demasiado recargada y los distintos registros son de diferentes tamaños. Sin embargo, lo hace gracias a su singularidad y notable legibilidad.

El fondo de exhibición con zafiro muestra el impresionante calibre manufactura 240, equipado con un micro-rotor de oro de 21 quilates, permitiendo un mínimo grosor de 3,98 mm a pesar de la ingente cantidad de complicaciones que añade.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CSTtDw4rSJd/

El calibre está firmado con el “Geneva Seal” (el sello de Ginebra), que certifica que el reloj ha sido fabricado bajo estrictos estándares de precisión y acabados.

El 5712 viene con un brazalete de acero integrado con los eslabones centrales planos, hoy en día ya todo un símbolo de la línea Nautilus.

No es difícil ver entonces por qué el Patek Philippe 5712 es especial. Se trata de un reloj peculiar, con personalidad propia. Es complicado, pero con complicaciones útiles, haciéndolo funcional, práctico y fácil de usar.

Por ponerle una pega, citaría los 60 m de resistencia al agua. Pero sin duda lo que definitivamente suscitará más dudas es su precio oficial de €39.100. Dicho esto, conseguirlo es más cuestión de paciencia que de contar con los medios económicos necesarios. En el mercado secundario su precio actual ronda los €72.000, demostrándonos una vez más que la paciencia aparenta escasear bastante más que el dinero.

Fuente: https://www.instagram.com/reel/CQx6rXOgTAu/

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.