Saltar al contenido

MoonSwatch “Mission to Mars”

@munich_watch_lover

Hoy os presento el Omega × Swatch MoonSwatch “Mission to Mars”. Más allá del reloj, también me detendré en lo que posiblemente haya sido el “fenómeno de márquetin” en lo que va de siglo. Me da la impresión de que absolutamente todo lo que ha rodeado este lanzamiento es un ejemplo de que no existe tal cosa como la mala publicidad.

Nota del editor:
Esta entrada es una versión editada, ampliada y traducida de contenido publicado el 1/5/2022 en Instagram.

El “Mission to Mars” es uno de 11 modelos del MoonSwatch lanzados por Swatch justo antes del certamen Watches and Wonders.

El lanzamiento, planeado para el fin de semana antes del certamen, se preanunció el 21 de marzo y se “filtraron” imágenes y detalles de la colección un par de días antes de lo planeado. Esto provocó un gran revuelo en los medios dedicados al sector inicialmente, extendiéndose a los medios generalistas rápidamente.

El sábado 26 de marzo, cuando Swatch puso a la venta unidades limitadas del MoonSwatch en ciertas boutiques de la marca, las colas para comprarlo se convirtieron en el titular. Nos dejó escenas como esta, la cola que se formó en uno de los establecimientos de Londres, aunque imagino que las habréis visto peores.

Desde entonces, se ha hablado mucho del reloj, para bien y para mal. En las RRSS y en los foros especializados en relojes, sigue siendo la “noticia”. ¿Por qué tal revuelo? Veámoslo…

Creo que las declaraciones de Nick Hayek (CEO de Swatch) en la revista GQ el 21 de marzo apuntan a que el lanzamiento del MoonSwatch fue muy bien coreografiado. Esto me hace sospechar que hasta la filtración pudiese haber sido planificada.

blank
Fuente:
https://www.swatchgroup.com/en/swatch-group/boards

Aquí podéis ver la traducción del pasaje clave:

“Dado que el tiempo es fundamental para cualquier marca de relojes del sector, no es de extrañar que el lanzamiento haya sido cuidadosamente pensado. “Omega acababa de tener sus OMEGA Days en los que presentó, por lo que la gente pensaba que se había acabado”, dice Hayek. “Pero es primavera y es el momento adecuado para salir, es algo real y es un buen momento porque el bombo del lujo es bueno. A la gente le gusta que alguien venga y haga una interpretación diferente del lujo”, continúa. Hayek se vuelve hacia Kissling y Aeschlimann y sonríe, antes de continuar. Teníamos otra cita en mayo, esto tengo que decirlo, porque hay un eclipse solar en mayo, pero entonces nos miramos y dijimos: “¿Somos realmente capaces de mantener esto en secreto hasta entonces?”. Y Hayek no terminó ahí con su explicación desenfadada del momento de este misterioso lanzamiento: “Creo que los ginebrinos empiezan con Watches & Wonders”, añade. “Pero por una vez ellos tienen los relojes y nosotros las maravillas”.

Nick Hayek, en GQ.

Destaca de la entrevista la cita de Hayek sobre el “timing”, que describe como vital para toda marca relojera. Añade que los “OMEGA Days” acababan de concluir y que la gente creía que las noticias del grupo ya habían salido. Pero siendo primavera, era buen momento. También comparte que la marca había pensado en sacar la colaboración al mercado en mayo, coincidiendo con un eclipse solar, aunque no confiaban en poder mantenerlo en secreto hasta entonces. ¡Seguro! Concluye la entrevista con una divertida frase. Cita que coincidiendo con Watches & Wonders de este año (del 30 de marzo al 5 de abril), los asistentes tendrían los relojes (watches), pero que ellos tendrían las maravillas (wonders).

Todo me hace pensar que Swatch y Omega querían mantener cierto protagonismo durante el certamen en el que no estaban presentes. Y sin duda lo consiguieron.

blank
Fuente:
https://www.gq-magazine.co.uk/watches/article/omega-swatch-collab-tease-2022

Aunque el lanzamiento del MoonSwatch evidentemente se ha beneficiado de la viralidad del anuncio/filtración, también queda patente que hay mucha demanda para un reloj de estas características. A ello contribuye que se hayan superpuesto cuatro tipos de compradores, por lo menos a mi ver.

En primer lugar, ha atraído a coleccionistas del Omega Speedmaster, entre los que me incluyo. En segundo lugar, muchos otros entusiastas, ya sean del perfil enfermizo o meramente aficionados casuales, pueden por fin acceder a un “Speedmaster” sin necesidad de vaciar su cuenta bancaria. En tercer lugar, la viralidad del reloj en sí seguramente ha creado interés adicional entre aquellos que simplemente usan reloj, sin ser entusiastas. Por último, ha quedado evidente que también ha generado interés entre especuladores que han querido beneficiarse del desequilibrio entre la demanda de los tres anteriores grupos y la oferta.

El Reloj

De primeras pienso que el MoonSwatch es un reloj para divertirse y disfrutar.

Nada más verlo en Instagram, lo primero que pensé fue que usar coloridas cajas de biocerámica y respetar las dimensiones exactas de Speedmaster Professional (42 x 13,58 mm) era la primera gran decisión de esta “colaboración”.

El material “BIOCERAMIC” es una innovación exclusiva de Swatch, que mezcla cerámica (2/3) y bioplástico (1/3). La marca ya lo había utilizado anteriormente en otras líneas de relojes, como el Big Bold, el New Gent o el Gent.

La colaboración entre estas dos marcas del mismo grupo ha sido estrecha y se nota mucho. De hecho, creo se ha ejecutado a la perfección.

En la esfera encontramos los logotipos de Omega y de Swatch, así como las impresiones “Speedmaster” y “MoonSwatch”.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente: https://www.instagram.com/p/CdAru5-LLBg/


El reloj se parece al Speedy, pero a la misma vez no es nada parecido a él.

Mi versión es la “Mission to Mars”.

Se presenta en una caja de biocerámica roja con bisel blanco, esfera blanca y las famosas agujas en forma de cohete de color rojo. Toman inspiración del Mercury de la NASA y su forma pretende mejorar la legibilidad. Emulan las del Omega Speedmaster Alaska Project de 1967, un reloj que ya introdujo @admin (Miguel Ángel Cladera) en el artículo Omega Speedmaster Mark II. Este reloj, por cierto, se reedito en el 2008, como podéis ver en la siguiente imagen.

blank
Fuente:
https://hairspring.com/finds/modern/omega-speedmaster-alaska-project/

El reloj cuenta con grandes detalles que toman inspiración del Omega Speedmaster. Por ejemplo, en el centro del cristal vemos una “S” grabada a láser exactamente donde el Moonwatch suele mostrar el logotipo de Omega. El bisel presenta el famoso punto sobre el “90” en la escala taquimétrica y las subesferas están empotradas y texturizadas con anillos concéntricos.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente: https://www.instagram.com/p/CdAru5-LLBg/

La disposición de la esfera es distinta a la del Moonwatch. Las subesferas están más separadas y son de menor envergadura. Su cometido también es distinto: los segundos permanentes aparecen en el subdial de las 6 h, el totalizador de los minutos del cronógrafo en el de las 10 h y las décimas de segundo del cronógrafo en el de las 2 h.

Esto refleja la naturaleza del calibre, el “V8” de cuarzo de Swatch, un movimiento que cuenta con cuatro rubíes y cuya batería ofrece 38 meses de autonomía. Según informa calibercorner.com, se trataría de una variante sin fecha del ETA G10.212.

blank
Fuente:
https://calibercorner.com/swatch-moonswatch-movement/#lg=1&slide=1

En la trasera de la caja se puede leer el texto de la misión junto a una serie de palabras inspiradoras: “DREAM BIG – FLY HIGHER – EXPLORE THE UNIVERSE – REACH FOR THE PLANETS – ENJOY THE MISSION”. También confirma el detalle del calibre V8 y vemos la tapa de la pila que reproduce el cuerpo planetario que ha servido de inspiración para el diseño de cada uno de los relojes de la serie.

blank
Fuente:
https://www.swatch.com/es-es/mission-to-mars-so33r100/SO33R100.html

De dotación, el “Mission to Mars” se presenta con una correa de velcro blanca con el logotipo “Speedmaster”, así como “MoonSwatch” y “Mission to Mars”. Lleva una trabilla roja a juego con el color de la caja. El conjunto de la correa textil de velcro y la caja de biocerámica hacen que sea un reloj muy liviano y cómodo de llevar.

Fuente: https://www.instagram.com/reel/Ccm9pqKAipv/

Aunque estoy muy contento con este Omega × Swatch MoonSwatch “Mission to Mars”, mi intención es adquirir otros. Hay bastantes entre los que elegir, como bien sabéis. No creo que se vendan en línea pronto, pues la demanda es todavía muy superior a la oferta, pero por lo menos espero que en unos meses no sea necesario esperar horas en la cola para poder añadir otras versiones.

  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Fuente:
https://www.swatch.com/es-es/bioceramic-moonswatch.html

5 comentarios en «MoonSwatch “Mission to Mars”»

  1. Lo primero gracias por el artículo de este reloj tan en boca de todos. Estéticamente me gustan y la campaña de marketing ha sido espectacular. Por esa parte felicidades a la marca.
    Desde mi punto de vista personal como amante de los relojes creo que Omega no se tendría que haber devaluado su nombre a un reloj que nada tiene que ver con el concepto de calidad que tiene Omega. Si Swatch quiere hacer un homenaje a Speedy que lo haga pero que no ponga las palabras Omega ni speedmaster en ese reloj. Parece que hoy en día con tal de facturar vale todo pero creo que esto no favorece nada a la marca Omega. Cuando en la esfera pone en la parte superior el logotipo de la marca y nombre Omega se interpreta que es un Omega pero fabricado por Swatch. ¿Os imagináis ese mismo reloj sin la palabra Swatch debajo?. Nadie hablaría de él y se consideraría un chino más que falsifica modelos clásicos de la relojería. Es una opinión personal que no quiere decir que sea la correcta pero que igual compartís alguno de vosotros.

  2. A mí me parece una jugada maestra por parte del Grupo Swatch, a parte de un genial movimiento de marketing. Para nada creo que vaya a desvirtuar al Speedmaster original ni creo que vaya a devaluar a Omega. Todo lo contrario, creo que va a relanzar una marca como Swatch, que parecía aletargada, y va a servir para que nuevas generaciones conozcan un reloj como el Speedmaster y una marca como Omega (a parte de toda la locura que ha generado entre aficionados, coleccionistas y especuladores). Por mi parte, en cuanto estén disponibles online me agenciaré un “Mission to the Moon” y quién sabe si en un futuro me acabe haciendo con un Speedmaster. 😉

    1. Cuando leí la primera noticia creí que era una broma, pero el 1 de abril ya había pasado. Al descubrir que era cierta me decepcionó. He dejado pasar unos días y he reflexionado al respecto, y me he percatado de la genial maniobra de Swatch. No puede impedir copias baratas ni replicas chinas, entonces… ¿por qué no crear su propia versión y con el sello Ω ?
      Y la jugada es genial, venderá millones de ΩxS a precio de joya y seguramente atraerá algunos clientes a la órbita Omega.

  3. Es un bonito homenaje al Speedy y no deja de estar en boca de todos. No importa tanto su calidad de los materiales, como si destiñen o que no creo que aguanten mucho trote, simplemente es un producto más que en si mismo vende una marca. apto y apetecible para el mundo en el que vivimos. 🙂

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

blank