06/06/2020

Illinois Bunn Special

Comparte

@admin

Hola amigos de safonagastrocrono.club.

Esta va a ser mi primera presentació n referente a los relojes ferroviarios que se construyeron en Norteamerica entre mediados del s.XIX y XX. Llevo bastantes años disfrutando de nuestra común afición relojera y parece que en cierto momento de la misma, ya lo has visto todo y que nada te sorprende. Pero, y nada más lejos de la realidad, la reciente adquisición de un viejo Ingersoll hizo que mi atención se fijase en un mundo horológico totalmente nuevo para mi: el de la industria relojera norteamericana. Dentro de este amplio ecosistema (por así decirlo), se me reveló el maravilloso mundo de los relojes ferroviarios. Después de casi un mes de búsqueda incesante de información, visitar foros, descubrir un nuevo lenguaje técnico (lepine, open face, Steam lever…) empecé a estar ¨preparado¨ para iniciar la construcción de una pequeña, pero representativa, colección de varios ejemplares de relojes ferroviarios norteamericanos.

Este va a ser mi propósito relojero durante lo que queda de año y posiblemente el siguiente. El trabajo de recopilar información, discriminar y confeccionar una lista, buscar las piezas seleccionadas, y no olvidarse de un desembolso económico importante, va a suponer un trabajo y esfuerzo considerable, pero a la vez apasionante. Pero, antes de seguir adelante, me gustaría expresar públicamente mi gratitud con mi amigo y forero ¨tres en raya¨ por su inestimable ayuda y dirección en mis primeros pasos dentro de este apasionante mundo totalmente nuevo para mi.

¿Pero, como intentar definir en pocas palabras lo que es un reloj ferroviario?

A mi novato parecer, se pueden definir por dos conceptos:

Reloj herramienta: Ya que era utilizado por encargados de estación, conductores de trenes y mecánicos, y debía cumplir unas estrictas reglas de construcción, precisión y mantenimiento.

Reloj joya: Por su delicada y magnífica elaboración y por su no menos belleza constructiva, conjunto de una elegida decoración y cuidado de sus componentes.

Ahora vamos a intentar poner en contexto histórico a los relojes ferroviarios. Se que quizás es un tema manido y que la gran mayoría de vosotros conoceréis, pero si puede servir de ayuda a los novatos como yo, ya me daré por satisfecho.

Desarrollo del ferrocarril en USA

CP locomotive No. 113 “FALCON” at Argenta, Nevada, March 1, 1869

Tras la finalizar de la guerra de Independencia en EEUU, gran parte de los esfuerzos públicos y privados se dirigió a la colonización y expansión territorial hacia el Oeste. Esta expansión trajo el nacimiento de nuevas ciudades, estados y anexiones de territorios, que debían comunicarse. Si bien básicamente el transporte se realizaba a través de carros tirados por caballos y barcos de vapor por canales, pronto el ferrocarril se convirtió en protagonista absoluto del mismo (así en 1850 ya había construidos 45.000 km de vías). Otro punto importante fue la la guerra de Secesión. Al termino de esta, el ferrocarril no sólo se expandió de manera exponencial, sino que fue un verdadero símbolo de la unificación del país. Entre 1860 y 1890 ya había construidos más 280.000 km de vías férreas.

Quien desee profundizar en el desarrollo y del ferrocarril es EEUU, no debe dejar de visitar esta apasionante web.

Como es evidente, para que toda esta institución del ferrocarril funcionase adecuadamente, fue absolutamente necesario establecer un estricto control horario sobre la misma. La tarea no fue fácil, dada la gran complejidad que suponía el establecer horarios con tantas zonas por conectar con diferente huso horario. Se establecieron tablas y reglas horarias estrictas para su correcto funcionamiento, como podemos observar en este ejemplo:

Y a su vez se definieron y se dividieron los usos horarios en todos los nuevos territorios.

Los tiempos eran controlados por relojes maestros calibrados por el observatorio naval del estado y comunicados a las diferentes estaciones mediante el uso del telégrafo. Los operarios debían tener siempre un control exacto del tiempo en sus relojes, sincronizándolos con el reloj maestro o la instrucción recibida por el telégrafo.

Aun así no se pudieron evitar muchos accidentes ferroviarios como el famoso de Kipton, quizás el más relevante, para la creación de una comisión de estandarización, que formalizó las características principales que debía cumplir un reloj de bolsillo para ser utilizado como herramienta de trabajo del ferrocarril. Durante los años estas reglas fueron cambiando y evolucionando, como veremos más adelante y en las siguientes entregas.

August 9, 1853 Camden & Amboy Old Bridge, New Jersey . 4 killed, Engineer’s watch 2.5 minutes slow.
August 12, 1853 Providence & Worcester Valley Falls, Rhode Island, 14 killed, Conductor’s watch 2 minutes slow.
August 1878 Panhandle Mingo Junction, Ohio, 18 killed, Conductor’s watch 20 minutes slow.
November 1882 Illinois & St. Louis Belleville, Illinois, 2 killed, watch 54 minutes slow.
November 1893 Hocking Valley Bradner, Ohio, 4 killed, Engineer’s watch 17 minutes slow.

  • Los estándares de fabricación de relojes creada por la comisión impulsada por Webb C. Ball en 1906 fueron los siguientes:
  • Que sea ¨open face¨(sin tapa sobre el dial)
  • Que su tamaño sea 18 o 16 ( tamaño 18 es igual a 1 23/30 o 44.86 mm, tamaño 16 corresponde a 1 11/16 o 43.18 mm)
  • Tener la corona a las 12 en punto.
  • Ser ¨Lever Set¨; es decir, tener un mecanismo para ajustar la hora, donde es necesario accionar una palanca para mover las agujas y que evite cualquier movimiento accidental de las mismas.
  • Tener un mínimo de 17 joyas, un cilindro doble, rueda de escape de acero, regulador micrométrico y su grado grabado en la placa posterior
  • Estar ajustado por lo menos a 5 posiciones
  • Tener un funcionamiento normal dentro de un rango de temperatura, entre 34 y 100 grados Fahrenheit
  • Mantener el tiempo con precisión dentro de una ganancia o pérdida de no más de 30 segundos a la semana.
  • Dial de porcelana, números arábigos y agujas negras

Evidentemente estos grados de estandarización se fueron introduciendo progresivamente y sustituyeron a los aprobados en 1853, 1870 y 1893, hasta los descritos más arriba de 1906. Nótese que estos avances fueron de la mano de la creciente complejidad de la redferroviaria, es decir, no se puede comprender la creación de una nueva industria relojera norteamericana sólida sin el establecimiento y desarrollo del mismo ferrocarril.

Un buen resumen sobre este fenómeno, lo podemos encontrar aquí.

Y puestos ya en contexto, creo que la primera definición que daba antes sobre lo que para mi es un reloj ferroviario queda bien manifiesta (la del reloj herramienta) así que ahora es el momento de presentar con humildad, el primero de la lista que me he confeccionado y se trata de un Illinois Bunn special 18s:

Lo primero que me llamó la atención de este reloj es su tamaño (18s), su peso, su robustez, su firmeza; es un verdadero reloj herramienta.

Si nos dirigimos a la Pocket Watch database (herramienta indispensable que hay que saber utilizar por el gran volumen de información que posee) vemos que por su nº de serie se trata de un ejemplar construido Circa 1897 y que cumple con la normativa anteriormente expuesta. De este modelo nº 6, en concreto, y que estuvo en producción entre 1895 y 1923, se construyeron un total de 76.978 unidades en un total de 256 ¨Runs¨ o tiradas de producción y su grado es el ¨Bunn Special¨.

Hay que tener muy claro lo que son los conceptos Run y Grade antes de adquirir un reloj de este tipo, ya que son esenciales para poder hacer una correcta identificación del mismo. Si queréis ver su cartilla completa, la podéis examinar aquí.

En la última imagen vemos el magnífico dial de porcelana (con algunas ligeras fracturas) en tres niveles. Me parece exquisita la textura de la pintura de esmalte sobre la porcelana, con sus números arábigos góticos, sus marcas horarias en forma de diamante, los números de cada cinco minutos en rojo y su firma en fuente Gothic Old English. En fin, una verdadera delicia que no me canso de mirar y que con una rápida mirada podemos leer claramente la hora indicada (no debemos olvidarnos nunca de su función).

Si nos vamos a la ¨biblia¨ de los relojes Illinois, que aún no he podido consultar ¨Meggers & Ehrhardt’s Illinois Watch Co. Encyclopedia and Price Guide, American Pocket Watches Volume 2, Heart of America Press, 1985¨, pero que el Sr. Edward L. Parson resume e ilustra para el Internet Horology Club 185, vemos que el dial se trata de la primera variante ¨Bold Gothic arabic numeral dial with Serif top-four¨.

Las agujas, azules al fuego (en este caso) corresponden al tipo ¨light spade¨ como podemos ver en un catálogo de piezas de la fábrica Illinois.

Huelga decir y advertir otra vez que es necesario saber manejarse bastante bien entre todas las fuentes de información ya que por lo poco que he visto, se venden ejemplares muy incoherentes por decirlo de algún modo amable.

Vamos a ver ahora su interior, es decir, su calibre.

Podemos apreciar el patrón de damasquino grabado en la pletina y realzado en oro. Sus grandes rubíes (en este caso naturales) engarzados en chatones de oro , completamente decorativos. Las diferentes grafías pintadas con esmalte, así como la decoración del puente del volante, la espiral de color azul… resumiendo: una verdadera obra de arte.

Pero no todo se queda en la decoración. Si leemos sus características, volvemos a apreciar los avances técnicos que incorpora. El piñón de seguridad, su ¨Double Roller¨, el áncora con paletas de zafiro, su ajuste a seis posiciones más isocronismo y su regulador micrométrico (variante de la primera patente hecha por George P. Redd para la propia Illinois) lo convierten en una verdadera herramienta tecnológica, fabricada para ser lo más exacta y precisa posible. No me puedo ni imaginar lo que costaría hacer ahora un calibre así, con este nivel de decoración, los nobles materiales que utiliza y todo el trabajo artesanal y técnico que conlleva.

Si volvemos al Horological club 185 para su correcta clasificación, vemos que se trata de la variante ¨Third Pattern — Gold-Inlaid Circle — Black-Filled Engraving¨.

El calibre esta alojado en una caja ¨Philadelphia¨ que es de níquel, con un baño de plata y me gusta especialmente el grabado de su trasera. Huelga decir que los joyeros norteamericanos vendían el calibre y la caja por separado.

Aquí una publicidad de la época.

Baltimore and Ohio employees magazine (1912)

Para terminar esta primera presentación y que no se haga demasiado larga, a quien le interese leer sobre la fábrica de relojes Illinois, les dejo este enlace y una interesantísima película muda documental sobre la misma.

Se que me he dejado muchas cosas en el tintero (definiciones, conceptos, etc.) que seguramente la mayoría no conocéis, pero que irán apareciendo en las siguientes presentaciones y podrán servir de guía a los novatos y aficionados como yo, para introducirnos en este fantástico mundo horológico que es el de los relojes ferroviarios norteamericanos.

5 comentario en “Illinois Bunn Special

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.