30/03/2020

Elgin HH Taylor

Comparte

@admin

Hola amigos de los relojes ferroviarios; En las anteriores entregas hemos visto  unos buenos ejemplos de los mejores relojes que se construyeron en USA durante las dos últimas décadas del S. XIX. Quiero recordar que en la última presentación (anterior al capítulo dedicado a los ¨Swiss fake¨) os enseñé, no sin cierto orgullo y admiración el grado más alto que fabricó Elgin en su momento: el 214 ¨Veritas¨. Un reloj que a mi parecer cierra de manera magistral toda una época.

Pero todo afán de un coleccionista es que su colección ¨hable por si sola¨; es decir, que sean los propios relojes los que  nos relaten la historia. Recurriendo a una antigua metáfora de la cadena decidí guiar mis pasos hacia los primeros eslabones de la misma y creo no haberme equivocado de dirección ya que la satisfacción de adentrarme, aprender y compartir estos primeros estadios de la relojería norteamericana en su vertiente dedicada al ferrocarril, supera con creces el esfuerzo económico y de tiempo que ello conlleva. Así que sin más dilación vamos a ver un reloj que nació y vivió en uno de los periodos más convulsos de la reciente historia de Norteamérica. El Elgin HH Taylor grado 58.

Corren años vertiginosos en USA: La guerra de Secesión ha terminado pero el país se encuentra dividido y desfragmentado. Su presidente Ulysses S. Grant confía reconstruir y reunificar a la nación con una política expansionista hacia el Oeste. Se anima a la población a colonizar nuevas tierras donde encontrar nuevas oportunidades de enriquecimiento. Para ello se apoya con firmeza y subvenciones a la ya poderosa industria del ferrocarril. Son los años de mayor crecimiento exponencial del mismo y a su paso se crean nuevos pueblos, prósperas ciudades en los principales nudos ferroviarios donde se multiplican las oportunidades de empleo. Durante su primer año de mandato se logra la mayor hazaña logística del país: la finalización del primer tren transcontinental, el ¨Union Pacific¨.

Esta expansión del ferrocarril genera el nacimiento de nuevas industrias estrechamente vinculadas al mismo. Así en 1864 ve la luz la que con el tiempo se convertirá en la fábrica de relojes más grande del mundo: la ¨National Watch Co.¨ ubicada en Chicago, Illinois y que en una década más tarde se rebautizará como la ¨Elgin National Wacth Co.¨.

Quien desee conocer de primera mano como se fundaron estas empresas relojeras no debe dejar de consultar el magnífico libro de Henry Abbot publicado en el 1888

 En 1867  la NWC tiene ya en el  mercado dos de sus productos estrella, dos relojes pensados y fabricados para su uso ferroviario como podemos observar en una publicidad de la época (1869).

Uno de ellos se trata efectivamente del reloj que os quiero enseñar. Si echamos un primer vistazo, buscando por su número de serie en la database.

Vemos que sus características intrínsecas se alejan mucho de los relojes que hemos ido viendo en las entregas anteriores. Lo primero que salta a la vista es que es del tipo KSKL que traducido a nuestro español del argot relojero sería ¨se carga y se pone en hora con llave¨.

Y si nos fijamos con atención, podemos ver la leva donde se encaja la llave en las agujas para ponerlo en hora.

Este sistema es para mi un poco complicado ya que no tengo mucha práctica aún, pero os dejo un vídeo que me envió muy amablemente el vendedor, poniendo en hora mi reloj y así como debía manipularlo.

Si bien el HH Taylor salió al mercado en 1867 mi ejemplar se produjo circa 1870/3 fecha clave en la historia estadounidense ya que en ese año se produjo el primer pánico financiero en su reciente historia. Como apuntamos más arriba, el presidente Ulysses S. Grant impulsó la expansión hacia el Oeste para que la gente encontrase nuevas oportunidades de vida y para unificar el país, pero la cosa no fue tan fácil. Su proyecto expansionista se apoyaba firmemente en la industria del ferrocarril, pero cuando esta se tambaleó económicamente por los grandes casos de corrupción vividos todo su proyecto estuvo a punto de derrumbarse.

En 1872 se destapa el fraude del Crédit Mobilian, realizado por el presidente y principal accionista del ¨Union Pacific¨ Thomas Durant que llevó a la quiebra a la mayor compañía ferroviaria del país.

En 1873 se desata el pánico financiero con la quiebra del segundo eje ferroviario transcontinental(Northern Pacific Raylway) debido a la falta de liquidez de los bancos que no pueden vender los bonos de dicha compañía.

Estos acontecimientos hicieron que quebrasen muchas fábricas o que se tuviesen que reorganizar despidiendo a muchos empleados (la propia Elgin en 1874) Grant que firmó un tratado de paz con los nativos americanos, se vio obligado a violarlo recurriendo a la extracción de oro de las Black Hills. Esta fiebre del oro desató que muchos colonos arruinados invadiesen los territorios indios apoyados por el ejército norteamericano y la guerra con los nativos se convirtió en inevitable.

Siempre nos quedará en la memoria la imagen de jefes tribales como ¨Toro Sentado¨ que se vio obligado a abandonar sus tierras e ir al Canadá para salvar a su pueblo.

o la del mítico ¨Caballo Loco¨ que decidió luchar en las grandes llanuras por la libertad del modo de vida de su pueblo, que estaba siendo amenazado por la política expansionista de Grant y la de exterminio por su sucesor en la presidencia (1877) Rutherford Hayes.

Entre las victorias nativas me gustaría destacar la de ¨Little Big Horne¨ donde pereció el infame y mediático coronel estadounidense Custer.

Volvamos ahora a nuestro reloj. Otra de las características diferenciadoras es la velocidad a que late que son 14.400 bph o lo que es lo mismo 4 beats por segundo y es lo que se denomina como¨slow train¨. Este ¨latido¨ era lo corriente en aquella época (la misma Elgin creó el primer reloj en latir a 18000 vueltas en USA, su ¨hermano¨, el BW Raymond).

Otro de sus elementos diferenciadores se refiere a su tipo de escape que es del tipo ¨right angle escapement¨ típico de los relojes ingleses anteriores a su época y que podremos entender más gráficamente en esta imagen, para que lo podamos diferenciar del escape típico suizo (aunque fuese inventado y desarrollado por un inglés).

En esta imagen vemos que el regulador es simple y no micrométrico.

Si juntamos estas características podemos entender que Elgin creó este mecanismo para que durase muchos años, sin embargo está ajustado a temperatura e isocronismo y probablemente a una posición, aunque hay gente que afirma que son tres. Es por así decirlo y disculpadme la analogía un autentico ¨tractor¨ pensado para los tiempos duros que le tocó vivir.

La NWC creó unos almanaques entre 1870 y 1875 donde muestra sus primeros relojes con todas sus características. Esta gran fuente de información ha sido estudiada y analizada con gran acierto por el Sr Luis Casillas, miembro de la Nawc y que podemos afortunadamente acceder aquí

Y aquí los almanaques originales.

La expansión del ferrocarril en el sur de la nación hacia el oeste tampoco fue fácil. Las políticas de reconstrucción impulsadas por Grant se veían en los estados sureños como una estrategia de ocupación y colonización. El punto más conflictivo era el relativo a la liberación de los esclavos y a la consecución de sus derechos civiles. Bandidos como Jesse James y su banda se dedicaban a asaltar los trenes que traían el progreso y las ¨nuevas ideas¨ a los estados sureños. No lo voy a catalogar de ¨Robin Hood¨ pero si que tenía una gran fama y muchos lo vieron como un héroe con  una  leyenda que ha perdurado hasta hoy en día.

 Pero si en el norte fue ¨la fiebre del oro¨ el reactivador de la economía, en los nuevos territorios tipo Nuevo Mexico fue el negocio de la ganadería el verdadero impulsor del ferrocarril. El gobierno concedía grandes terrenos anexos a las nuevas vías férreas. Estos a su vez eran vendidos a ganaderos para que pudiesen alimentar a sus reses. Muchos de estos ganaderos se convirtieron en grandes terratenientes que a su vez se hicieron con las corporaciones del ferrocarril, así que ya os podéis imaginar los límites de corrupción que se marcaron. Del mundo de esta corrupción y guerras entre grandes terratenientes surgió otra gran figura mítica norteamericana, ¨Billy the Kid¨.


Desafortunadamente con la más que sospechosa elección del presidente Hayes, se perdieron gran parte de los derechos civiles de los negros por los que tanto lucharon Lincon y Grant.

¿Pero fueron estos relojes, como el HH Taylor, relojes de grado ferroviario?

Mucho se ha escrito y especulado sobre este tema, pero en este caso hay documentación que así lo sugiere. En 1867 el Pennsylvania Railroad encarga un centenar de relojes a la National Watch Company así como a Waltham. En el museo nacional de historia se conserva un ejemplar del 1869 BW Raymond

 si volvemos a observar la publicidad de 1869 vemos que el HH Taylor también esta considerado como ¨grado ferroviario¨ No me voy a extender demasiado en este interesantísimo tema de investigación, pues quiero que sirva de tema argumental para futuras presentaciones. Sólo apuntar que es importante diferenciar que un reloj con ciertas condiciones podía ser aprobado para su uso en el ferrocarril y otro que ya salía de fabrica  con las especificaciones propias exigidas por el mismo.

 Las reglas de control se fueron adaptando en gran medida a que el ferrocarril iba creciendo y las mejoras y evoluciones de los calibres fueron producto del mismo y de la coyuntura económica del momento. En el periodo comprendido entre 1865 hasta casi la finalización de la década de los 70 el reloj ¨estandarizado¨era aquel que estaba ajustado a temperatura y a posiciones y no desviaba más de 30s a la semana. Quien desee acercarse a este tema que me gustaría desarrollar con más profundidad en las siguientes entregas puede hacerlo aquí en este enlace.

El Grado 58 toma su nombre ¨HH Taylor¨ de uno de los fundadores y alto directivo de la empresa

Su producción con esta configuración perduró hasta 1876 si bien durante la misma década ya se fue actualizando. Su precio de unos 25 dólares de la época, que vendrían a ser poco más de 450$ de los actuales. No era un reloj barato, aunque no de los más caros(su equivalente actual en comida, subiría a más de 2000$) No hay que olvidar que los precios de los relojes se vieron mermados por la crisis económica y por el exceso de producción que tenían las fábricas en Stock.

 Elgin lo descontinuó en 1895.

Bien, he intentado reflejar con este reloj un periodo muy activo y convulso de la historia Norteamericana (el Wild West que tantas películas inspiró) y del que creo ha sido un buen testigo y testimonio. Deseo haberlo conseguido. Muchas gracias como siempre por vuestra atención.

PD Como ya es habitual, terminamos el hilo con un vídeo.

4 comentario en “Elgin HH Taylor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.