06/04/2020

Divers Asimétricos Vintage

Comparte

@kendosalamanca

Todos estamos acostumbrados a ver las cajas de relojes simétricas, empezando con los relojes de bolsillo y después con los de pulsera.

En el segmento de los divers también hemos observado como las formas dominantes han tendido a ser circulares, además de simétricas, aunque también son características las cajas con forma de tonel u ovaladas, pero de nuevo siempre simétricas. Esto se debe a que estas formas proporcionan mayor capacidad de resistencia a la presión que las cajas anguladas, ya sean cuadradas o rectangulares.

Dicho esto, desde la introducción de los divers en los años 50, se han visto casos de experimentación con los diseños de las cajas de los relojes de buceo, y son precisamente estos ejemplos los que pretendemos repasar en esta entrada.

Protección Asimétrica

Como subcategoría, quiero agrupar todos aquellos relojes en cajas que presentan mayor volumen al lado de la corona. Este diseño permite una protección muy eficaz de tanto la corona, o coronas, y del pulsador, o pulsadores, del lado derecho de la caja.

El primero en introducir un modelo asimétrico de este tipo fue Universal Genève, con su famoso POLEROUTER SUB. La primera generación (1961) se presentaba en una caja simétrica tipo Super Compressor con doble corona. La segunda generación (1964) también venía en caja simétrica, pero con una sola corona. Sin embargo, en 1966, sale una tercera generación (con la Ref. 869116/01) que lleva corona única, pero viene protegida de un modo sutil y elegante en una caja asimétrica de 40mm. Muestro a continuación un ejemplar de 1966 de esta tercera generación, parte de mi colección personal, con el mítico calibre UG69 y su micro rotor.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-19.png
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-16.png

Otro fabricante de cajas de divers que usó este mismo diseño fue Squale, con una variante asimétrica de su modelo 30 Atmos. La firma especializada de Charles von Buren la lanza en 1967. Hasta 1974, sólo la fabrica para otras marcas relojeras. A partir de ese momento, Squale entra al mercado directamente, produciendo relojes completos para la venta al público. Como con el resto de sus diseños, patentados, la firma consigue que sus clientes muestren en la zona inferior del dial el logo del tiburón de Squale. Con esto, en el mundillo de las actividades subacuáticas, estos relojes conocidos como “Von Buren watches” eran sinónimo de fiabilidad bajo el agua. Esta estrategia es similar a la seguida por el otro gran fabricante de cajas de relojes diver de la época, que fue EPSA (Erwin Piquerez), con su famoso logo de escafandra grabado en sus cajas. Ahora, yo pienso que Squale le ganó la partida de la visibilidad y publicidad al aparecer en el dial de los relojes de sus clientes. El ejemplar mostrado en la siguiente imagen es un POTENS Prima 300 m SUPER. Creo que es de finales de los años 60 dado que monta el calibre Felsa 4007N, idéntico a aquellos usados en los Eberhard Scafograf 200/300, del mismo periodo.

Este diseño con protección lateral se tuvo en consideración en el desarrollo del diseño que se incluyó en las especificaciones de los nuevos Estándares de Defensa (DEF-STAN) del Ministerio de Defensa Británico (MoD). Estas especificaciones (conocidas como DEF-STAN 66-4) son de 1969 y 1970, e incluyen cajas asimétricas de mayor anchura en el lado derecho para incorporar y proteger tanto la corona como los pulsadores. En base a este diseño, el MoD solicitó a los suministradores unos nuevos cronógrafos de piloto en los que se permitía la presencia de dos pulsadores (anteriormente era sólo unos). Esto permitía el uso de los fiables, prestigiosos y económicos calibres Valjoux 7733. Este diseño lo veremos hecho realidad en modelos de Hamilton, CWC, Precista y otros. Esta desviación del mundo de los divers vintage, es a efecto de dejar claro que la paternidad de este diseño asimétrico no nace de estos cronos de piloto, sino que emulaba diseños de divers existentes.

El éxito del nuevo diseño entre los relojes de dotación militar hace que también se incorporará a las especificaciones que hará el ejercito USA en su célebre MIL-W-50717, y que el fabricante BENRUS, habitual suministrador del ejército desde los años 60, se aprestó a cubrir. Para ello adopta ese diseño asimétrico en una caja que a priori parece Monobloque, pero que realmente son dos piezas, solo que la tapa posterior esta incrustada de tal forma que no se puede desmontar. Para sacar el calibre, un robusto ETA 2620 modificado por BENRUS y denominado GS1D2, es necesario desmontar el plexi tipo cúpula (de 3 mm de espesor) y desde ahí extraer el calibre. Esta característica, junto a su corona roscada, otorgan al reloj unos impresionantes 365 m de resistencia. De estas especificaciones nace los BENRUS Type I y Type II, que difieren según el diseño del dial, y que fueron fabricados entre 1972 y 1980.

En el caso de la unidad parte de mi colección, un BENRUS TYPE II Class A, la fecha de asignación que luce su tapa es mayo de 1973, lo que significa que pudo pasear por las selvas de Vietnam durante los últimos tiempos del conflicto. Otro aspecto característico de estos relojes es su acabado “mate” o “gun metal”, debido al proceso llamado “parkering”, que entraña un baño acido que le garantiza al metal mayor dureza, resistencia a la corrosión y evita brillos indeseados en operaciones militares de incursión. Estos relojes fueron usados por unidades de elite del ejército USA, es decir los Navy Seals, UDT, etc. Se hicieron algunas unidades sin ningún distintivo en el dial, y éstas son ahora las que más codiciamos los coleccionistas.

Volvemos rápidamente al año 1970, cuando SANDOZ parece haberse inspirado en el diseño del UG POLEROUTER SUB de 1966, y quizás en los prototipos de BENRUS, para diseñar una caja monobloque y hacer un diver extremo de 1000 m, el SANDOZ TYPHOON. Porta un plexi en cúpula más sobredimensionado que en el BENRUS, y el calibre FHF 90-5, y posteriormente el FHF 95, ambos de la Fabrique d’Horlogerie Fontainmelon. Se fabricó en tres versiones diferentes, desde 1970 a 1982 y se estima que se produjeron 1.000 unidades en total. Lo más curioso es el tornillo en la tapa posterior, cuya finalidad no está clara del todo. Hay quien defiende que es una válvula de helio, y otros dicen que facilita el acceso al tornillo de la tija, dado que el calibre se ha de desmontar por delante. Finalmente, otra posible explicación es que favorece la extracción del plexi. En un reloj muy difícil de encontrar en buen estado. El que muestro en las imágenes siguientes, tanto por su calibre como por el diseño de dial, corresponde a una de las primeras unidades fabricadas.

Años después, en 1986, y para suministrar relojes con este tipo de diseño a las Fuerzas Armadas de Canadá, el fabricante Gallet habilita la marca “ADANAC”. Esta marca es CANADÁ escrito al revés, y es usada por la distribuidora canadiense “Wein Brothers”. MARATHON, que es otra marca de Gallet, se usa para dotar a las fuerzas armadas de los EE.UU..

Estos modelos asimétricos se denominarán “Navigator” y no usan un calibre automático, sino un cuarzo robusto Harley Ronda 373, con tapa de acceso para cambiar la pila sin necesidad de desmontar la trasera.

Para cerciorarnos de la autenticidad de estos relojes, entre las marcas posteriores de su tapa ha de observarse el nombre del fabricante “Gallet & Co.”, la especificación “6645”, la unidad militar a la que se designó y la fecha de producción. Especialmente famoso es el pedido de 30.000 unidades que hizo el ejército norteamericano para la operación “Desert Storm”, o primera Guerra del Golfo, que empezó el 2 de agosto de 1990. Precisamente a esta serie pertenece la unidad en mi colección, un MARATHON de junio de 1990 con marcas de H3 y radiación en el dial.

En la siguiente imagen vemos los dos protagonistas de las ultimas guerras abiertas declaradas por EE. UU., en Vietnam e Iraq.

Para finalizar esta sección, en la siguiente imagen vemos la foto del grupo de divers asimétricos vintage, todos ellos con el lado derecho de la caja sobredimensionado para protección de la corona.

Cajas Trapezoidales

Ahora propongo abordar un tipo de reloj asimétrico totalmente distinto, en concreto aquellos con forma trapezoidal.

Para esto nos toca volver un poco para atrás en el tiempo. En concreto, en 1967, Omega presentó una patente de caja asimétrica de forma casi trapezoidal, además fabricada de una sola pieza (monobloque). El monobloque no representaba nada nuevo, ya había sido desarrollado en1964 por JENNY y su Caribbean ref. 702, pero aquí Omega presentaba dos novedades que obligaban a ese diseño asimétrico. Por un lado, el reloj incorporaba un botón de bloqueo de bisel. Por otro, el reloj portaba un guarda corona sofisticado, más que el introducido por Panerai en 1955.

Estas cajas las fabrico el especialista Schmitz Freres, de ahí las iniciales SF que aparecen en estos relojes. Se hicieron prototipos en titanio para aligerar el peso del conjunto, pero el desorbitado coste lo hizo inviable en aquella época. Tras pruebas extremas en colaboración con COMEX (Compagnie Maritime d’Expertises), y numerosos prototipos y unidades de pre-producción, la pieza se presentó en el Baselworld de 1969 y se comercializó a partir de febrero de 1971. Hablo, por supuesto, del afamado Omega Seamaster 600 PloProf, Ref. 166.077, para muchos aficionados, entre los que me incluyo, el reloj “diver” por excelencia, por antonomasia incluso.

Mi ejemplar, que muestro en la siguiente imagen, pertenece a la primera serie. Es un MK1 de 1971, con el dial D3. Este ejemplar en concreto estuvo varios meses en dique seco, para una complicada puesta al día por parte de mis amigos de Tecniwatch (Salamanca). Esto se debió a la dificultad de encontrar juntas originales y piezas para su calibre 1002. Ahora luce espectacular, incluso superando la prueba de estanqueidad.

Otro diseño trapezoide es empleado en 1985 por la japonesa Citizen con su PROMASTER C0023 AQUALAND, un diver de cuarzo, que ofrece el primer profundímetro electrónico. Esta era la primera vez que se ofrecía en forma de reloj de pulsera la fiabilidad asociada con los ordenadores de buceo, que lanzó Orca en 1983 con su producto “Edge”. Desgraciadamente, Orca sólo era capaz de fabricar una unidad al día, y le fue imposible satisfacer la necesidad de mercado existente. La tapa posterior del primer AQUALAND estaba asegurada vía cuatro tornillos y su movimiento estaba alimentado por tres baterías.

Este diseño se actualizó en 1992, cuando se lanzó el Citizen AQUALAND JP2000-08E. De ese mismo año es mi unidad, que muestro más abajo. En esta actualización, se añade una tapa trasera roscada y el nuevo calibre sólo requiere una batería, además de incluir alarma de avisos y memoria de cuatro inmersiones. Su caucho original incluía de forma visible la tabla de límites de no descompresión, según se cita en el U.S. Navy Diving Manual.

Completando la gama Ani-Digi PROMASTER de Citizen, y con el objetivo de cubrir las necesidades de deportes y actividades extremas tanto acuáticas como de montaña, en 1989 se lanza la versión “ALTICHRON” con los calibres C040/C046 que incorporan un preciso barómetro y altímetro digital, capaz de medir precisamente altitudes entre 300 y 5.000 m. También incorpora un bisel con brújula para orientación con el sol, en vez de uno con tiempo de buceo. Este modelo también lleva la tapa posterior asegurada con cuatro tornillos y usa múltiples baterías, como la primera serie del AQUALAND. Más adelante, surgirá un tercer modelo para pilotos aéreos, el AEROCHRON, pero este escapa a la condición de diver.

A continuación, muestro dos trapezoides Ani-Digi de Citizen. Aunque la perspectiva de la foto parece otorgar mayor tamaño al AQUALAND (derecha) que al ALTICHRON (izquierda), es un mero efecto óptico. El primero lleva un caucho con cierre desplegante que impide asentarlo en la mesa para la fotografía. Ambos miden exactamente los mismo, 45 mm de diámetro.

En los años 90 surge otra forma de afrontar el reto de las profundidades máximas para un reloj, la equi-presión, o relleno de la caja con una sustancia líquida, normalmente aceite sintético de silicona, cuya presión hidrostática resista el colapso de caja y cristal por la presión exterior según aumentemos la profundidad de inmersión. Con esta tecnología, se consiguen resistencias de 6.000, 8.000 e incluso 12.000 m, sin necesidad de cajas ni cristales enormes.

Los pioneros en este segmento fueron Bell & Ross, Beucaht y Sinn. Este último todavía comercializa su serie UX, con una caja resistente hasta los 12.000 m de profundidad.

Mi unidad de este tipo, que también viene en caja trapezoidal, es un Elgin Watch Co. DEEP DIVER 8.000 m. En estos modelos, a veces se observaba una burbuja en el nivel de relleno. Esto no es un defecto, ese nivel depende de la temperatura y presión a la que está expuesta el reloj. Siempre se deja un margen para evitar que en determinadas condiciones la presión hidráulica interior pueda reventar la caja. Ese margen a veces es más visible que en otras.

El ejemplar que muestro perdió su relleno de aceite de silicona tras un cambio de pila, y actualmente funciona sin el mismo, por lo cual su resistencia a la inmersión no es la que luce su dial.

Y para terminar esta sección, incluyo una foto del grupo de divers “trapezoides”.

Re-Edición

Acabo el artículo con un diver que no es vintage, pero creo que merece la pena repasar. Se trata del CREPAS TORNADO, de 2017, cuando se comercializó una serie limitada a 399 ejemplares. Es una versión contemporánea de CREPAS para homenajear al SANDOZ TYPHOON. Es muy fiel al original, incluyendo el misterioso tornillo de la tapa posterior, y en este caso incorporando un calibre ETA 2824-2. Esta edición permite que un aficionado como yo pueda bañarse luciendo un diver asimétrico de aire vintage sin poner en riesgo los ejemplares que anteriormente he mostrado.

Conclusión

Este temor a dañar las unidades vintage es una realidad de nuestra afición. Por un lado, coleccionamos estas piezas porque queremos disfrutar de ellas. Por otro lado, algunos de estos relojes son realmente complicados de encontrar, tanto por su escasez de producción, como por que en su día fueron relojes herramienta, muchos de ellos usados en conflictos bélicos. Por esto mismo, una vez conseguidos, es lógico que los tendamos a mimar en exceso.

Ya para concluir, incluyo una foto de todo el grupo de “Divers Asimétricos Vintage”.

5 comentario en “Divers Asimétricos Vintage

  1. Maravillosos los divers que muestras, la asimetría les confiere aún más personalidad si cabe. He disfrutado tanto de un crepas tornado como de un Helson Sharkmaster 600 homenaje al Ploprof.
    Poder probarse uno de los vintage auténticos ya sería una pasada .
    Gracias por este genial artículo !!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.