05/06/2020

Un Squale Completa Una Caja

Comparte

@joseferra

Es imprescindible mencionar a Squale en cualquier repaso exhaustivo de la historia de los relojes de buceo. A pesar de ser una marca que sigue siendo relativamente desconocida entre los aficionados, esta pequeña casa suiza tiene un pasado ilustre, que en parte quiero divulgar con esta entrada.

Squale ha creado a lo largo de su historia relojes emblemáticos, tanto de marca propia como vía los diseños de cajas que han sido empleados por otras marcas. Por tanto, creo que todos los aficionados a los relojes, y especialmente a los relojes de buceo, deberían conocer esta marca, porque a mi ver una caja no está completa sin un ejemplar de Squale.

La marca Squale tiene sus orígenes en la firma von Buren S.A./Montres, creada por Charles von Buren en 1946 en Neuchatel, Suiza. La firma se especializa en la fabricación de cajas y otros componentes para otras marcas relojeras.

Charles von Buren - founder of the Squale brand
Fuente: www.toptime.eu/blogs/news/153034759-squale-50-atmos-original-diver-s-watch-with-rich-history.

El Buceo En Los Años 50

En la década de los 50, salen al mercado los primeros divers profesionales, relojes altamente herméticos diseñados específicamente para el buceo. En 1953, sale al mercado el Fifty Fathoms de Blancpain y el Super Seawolf de Zodiac, y se presenta el Submariner de Rolex. En breve, en 1957, Omega lanza su Seamaster 300 (el Seamaster original de 1948, heredero de los relojes militares de la 2ª Guerra Mundial, no puede considerarse un diver profesional) y Breitling su SuperOcean.

A finales de la década, el buceo era ya un deporte popular, y los relojes de submarinismo lo eran todavía más. Von Buren practicó este deporte, y la afición le llevó a empezar a diseñar cajas de relojes de buceo.

En 1959, von Buren registra Squale como marca. El nombre se asemeja a la palabra tiburón en italiano (squalo). La marca añade un logotipo con un tiburón curvo, que aparece en los diales. De aquí parte la historia comercial propia de la marca. Desde un principio la firma produce relojes profesionales que se distribuyen exclusivamente vía especialistas en buceo, no relojerías. Esto continua hasta bien entrada la década de los 70, cuando la marca ya entra directamente en el mercado.

Entre tanto, la marca Squale se hace notar porque aparece en las cajas de relojes de buceo fabricados por numerosas otras empresas suizas y de otros lares, como seña de calidad. La subcontratación era una práctica muy habitual en la relojería suiza de aquella época. Obviamente la subcontratación aportaba ventajas, principalmente especialización y economías de escala. En los años 60 y 70, EPSA (Ervin Piquerez S.A.) y Squale eran los grandes fabricantes de cajas de reloj de buceo.

La subcontratación sigue existiendo hoy en día en la industria relojera suiza, pero el énfasis comercial actual tiende a priorizar la integración y la fabricación propia (el tan repetido lema de “in-house”). Por tanto, el uso de terceros tiende a esconderse del gran público.

Las cajas de Squale fueron utilizadas por prestigiosas firmas como Blancpain, Auricoste, Doxa y Heuer (luego Tag Heuer). En un artículo de Hodinkee se detallan muchas de estas relaciones. Resumiendo, mientras que la relación con Doxa resultó efímera e infructuosa, la asociación con Blancpain derivó en el Bund Fifty Fathoms, un reloj originalmente de dotación que sigue estando muy cotizado, y que muestro a continuación. Añado una imagen de un Auricoste Spirotéchnique, en versión civil, aunque la marca francesa es conocida por ser suministrador de la armada francesa. También muestro una imagen de un TAG Heuer Spirotéchnique.

He añadido una imagen de un Sinn 801 de 1978, este último en perfecto estado y a la venta por unos escalofriantes €2.400, lo que posiblemente demuestra el valor de las cajas de Squale. Durante mi investigación, también me he topado con cajas de Squale usadas por otras marcas no citadas por Hodinkee en su artículo, entre ellas la citada Sinn, pero la lista de firmas a las que suministró cajas Squale es larguísima. Se puede consultar en este vínculo de Wikipedia.

Fuente: www.invaluable.com/auction-lot/blancpain-fifty-fathoms-automatic-bund-6645-12-302-c-910432abd5
Fuente: www.foroderelojes.es/showthread.php/26742-Capela-Collection-by-Vegaban-5-Auricoste-Spirot%C3%A9chnique
Fuente: farfo.com/vintage-wristwatches/tag-heuer-spirotechnique-automatic-vintage-dive-watch/
Fuete: www.rlx5513.com/en/shop/sinn-801-helmut-sinn-era/

Los relojes profesionales con marca Squale tuvieron muy buen recibimiento entre los buceadores. Sin duda el patrocinio de la marca tuvo un impacto positivo, ya que incluía darlos en premio en los concursos de apnea (buceo libre, o freediving). Squale tuvo una especie de embajador en Jacques Mayol, un pionero francés del freediving que fue inmortalizado en la película “El gran azul”, que es muy recomendable, por cierto. Mayol llevaba un Squale mientras conseguía el récord de profundidad en 1970. Su gran adversario y coprotagonista de la historia relatada en la película, el italiano Enzo Maiorca, también portaba un Squale, al igual que Maria y Giuliana Treleani, otra gran especialista de este deporte extremo.

Durante este periodo exitoso, Squale también empezó a suministrar relojes a cuerpos de élite de numerosas fuerzas armadas, incluidos los paracaidistas de la Brigada Folgore italiana y el Cuerpo de Buzos de Marina italiano.

Los Principales Productos

El producto estrella de Squale fue, y sigue siendo, la caja 50 Atmos, con la corona a las 4:00. Este diseño sigue muy vivo, y es la base de la colección 1521 actual. En la imagen siguiente muestro la pieza que forma parte de mi colección.

A finales de los 60, y tras los éxitos deportivos conseguidos por sus patrocinados, Squale también lanzó el Squale Master, dotado con plexi, corona roscada a las 3:00 y bisel con lume. A continuación, incluyo un anuncio de la época mostrando la pieza.

Fuente: www.toptime.eu/blogs/news/153034759-squale-50-atmos-original-diver-s-watch-with-rich-history.

Ya entrados los 70, Squale lanza su 101 Atmos. Es la primera caja capaz de sumergirse hasta 1.000 m sin necesidad de una válvula de helio, y presenta un diseño único, sobre todo de su bisel. Éste, hecho de baquelita, incorpora un mecanismo de cierre y requiere presión hacia abajo para hacerlo girar. El bisel es además bidireccional. El reloj también viene equipado con doble junta para el cristal, un elemento para dotar al cristal de mayor flexibilidad a la vez que aumentar la estanqueidad del conjunto. Esta caja sigue produciéndose y se usa en la colección 2002 actual, aunque es de notar que se introdujeron cambios importantes tras un rediseño en 2017.

Fuente: www.mercadolibre.cl/

En 1987, Squale lanzó lo que Hodinkee denomina un “Ploprof del hombre pobre”, y otros, más amablemente, el “Baby Ploprof”. Se trata del Squale Tiger, pero este modelo tuvo escaso éxito comercial.

Fuente: www.mywatchmart.com

Y como no, con la crisis del cuarzo, Squale no tuvo más remedio que seguir la línea del mercado e intentar adaptarse, lanzando el Squale Rambo en 1989, un reloj que es altamente valorado por coleccionistas debido a su rareza.

Fuente: www.catawiki.es

El Renacer De Squale

Squale, como muchas otras empresas del sector, apenas logra sobrevivir la crisis del cuarzo. A finales de los años 70, la familia Maggi, que era el distribuidor de la marca en Italia y con quien Charles von Buren mantenía una estrecha relación, se hace cargo de la empresa.

Según relata la propia web de la empresa, durante los años 80 y 90, la familia Maggi desarrolló varios modelos que tuvieron un gran éxito entre el público italiano. Sin embargo, la familia Maggi entendió el cambio global que estaba experimentando el sector, y por el bien de la marca, comenzaron a trabajar en la distribución mundial de sus relojes. La familia Maggi trabajó arduamente para darle a los relojes Squale un empujón internacional, siempre enfatizando al mercado que era una marca suiza, fabricante de relojes de buceo profesionales, con una gran historia detrás y que siempre producía productos de alta calidad. En el 2010, la empresa por fin retornó a los mercados internacionales, con sede en Milán en Italia, pero su producción en suiza, concretamente en Grenchen en el Valle del Jura.

Desde su relanzamiento, Squale vende una reducida colección de relojes de buceo, fieles a los diseños históricos de la marca. Sus relojes portan movimientos automáticos de ETA, suministrador con el que ha mantenido una relación estrecha y duradera, y toda la producción y montaje de realiza en suiza. Además de su red global de distribuidores, en los últimos años Squale vende directamente al público vía su oferta online. Ha presentado alguna edición limitada, pero esto ha tendido a ser la excepción, más que la regla, en contraste con muchas otras marcas.

Sus principales productos actuales son la serie 1521 (50 Atmos) y las serie 2002 (101 Atmos), ofertados en una amplia gama de colores y combinaciones de correa, o armis. Muestro un ejemplo de cada serie en las imágenes más abajo. El PVP de la serie 1521 está entre €890 y €1270, y el de la 2002 entre €1.440 y €1.500, precios que considero más que razonable para las prestaciones y calidades que ofrecen estos relojes. La empresa también ofrece tres colecciones más (denominadas Matic, Giramondo y 1553), pero con muchas menos variantes de cada una. El Squale Master parece que se lanza de vez en cuando, en tiradas limitadas, la última vez en el 2017 con caja de acero y de bronce. También añado imágenes de estos Masters más abajo. Finalmente, el Squale Tiger sigue apareciendo en la tienda online de la firma, pero no en su página principal. De esto deduzco que se están vendiendo remanentes de stock pero que no está en producción.

Fuente: www.squale.ch

Fuera de las colecciones permanentes, hay series limitadas, de las que destaco dos que considero especialmente interesantes. El resto suelen son colaboraciones típicas con distribuidores, o medios del sector.

La primera es uno de los enfoques del anteriormente citado artículo de Hodinkee. Según se cuenta en esa entrada, tras un viaje a Italia a las instalaciones de Squale, se localizó un cajón con biseles de baquelita, nuevos de los años 60. Se usaron 60 de ellos junto a cajas de Squale, de 39 mm y con plexis abombados, para completar un reloj con clara inspiración vintage. A esta serie de relojes se la denominó “Vintage Master”. Las piezas se acabaron en tres tonalidades, y los comercializó la relojería británica Page & Cooper. Se vendieron con un rollo de relojes personalizado, confeccionado por un sastre de Savile Row, junto con dos correas y una navaja de uno de los mejores cuchilleros de Inglaterra.

Fuente: www.hodinkee.com/articles/blood-in-the-water-water-in-its-blood-a-brief-history-of-squale
Fuente: www.hodinkee.com/articles/blood-in-the-water-water-in-its-blood-a-brief-history-of-squale
Fuente: wornandwound.com/review/squale-x-pagecooper-vintage-master-review/

La segunda edición limitada de especial interés también se lanzó en el 2014, en el Baselworld, y es una serie de 300 unidades del Squale Master, en tres tonalidades.

Fuente: wornandwound.com/introducing-squale-master/

Espero que este pequeño repaso os haya ayudado a posicionar mejor a este pequeño, pero importante, productor de relojes de buceo. Os animo a considerar la posibilidad de añadir un Squale a vuestra colección, ya que creo que son grandes relojes que ofrecen una excelente calidad, y originalidad, a un precio más que razonable.

5 comentario en “Un Squale Completa Una Caja

  1. Lo que me gusta de estos artículos es que de una marca que en un principio parece poco conocida la cantidad de cosas que hay detrás de ella.
    Esta marca la conocí hace tiempo pero gracias a este grupo.
    Gracias Pep por compartirlo con nosotros

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.