Waltham Riverside Maximus

@admin

Si bien en diferentes entradas de nuestro rincón dedicado a los relojes ferroviarios y de bolsillo hemos visto como muchos joyeros norteamericanos importaban relojes europeos (de Gran Bretaña y suiza) para su mercado de lujo, hoy vamos a ver como los fabricantes americanos también exportaron sus productos hacia el viejo continente. En este caso vamos a tratar con uno de los mejores grados que desarrolló Waltham: el Riverside Maximus.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club

Retrocedamos un poco en el tiempo. Waltham, conocida por aquel entonces como la AWC, se había establecido en el Reino Unido en 1874 de la mano de su director ejecutivo Stratton. Su oficina de ventas situada en Hatton Garden, Londres, estaba gestionada por dos directivos (Robbins y Appleton) que se encargaban de recibir y poner en el mercado el excedente de calibres que tenía la compañía para su mercado americano. Su éxito en el mercado anglosajón consistió en ofrecer un producto de calidad a precios muy asequibles (2-4 libras). Esto era debido a la gran capacidad de fabricación que tenía la compañía, gracias a su sistema automatizado de producción en serie. Si una pieza del reloj se rompía, podía ser fácilmente sustituida por una nueva, ya que se realizaban en serie y muchas de ellas eran intercambiables entre diferentes modelos. Sobre este novedoso y rentable modelo de producción ya hablamos en esta entrada.

Fuente: https://mb.nawcc.org/forums/american-pocket-watches.11/

Sin embargo, el éxito de Waltham no podría haberse producido nunca sin la intervención de un personaje fundamental que años atrás ya había sido uno de los padres fundadores de la misma: Aaron Lufkin Dennison. Efectivamente, Dennison había creado el germen de la compañía y tras varios intentos fallidos en nuevas empresas relojeras en USA, decidió emigrar al Reino Unido y establecerse en Birmingham como fabricante de cajas para relojes de bolsillo, creando la que sería conocida como la Dennison Watch Case Company. Así, el mismo año que se establecía como fabricante de cajas (en 1874), Waltham tuvo que recurrir a él para garantizarse un buen suministro de cajas para sus mecanismos ya que su volumen de ventas y de producción era tan importante que pronto se vio sin una buena provisión de cajas. No voy a entrar en detalles, pero me gustaría citar que el propio Dennison había tenido fuertes desavenencias con Robbins en el pasado y éste no le dejaba firmar las cajas con su nombre cuando iban destinadas a los calibres de la AWC. Solo la intervención de Stratton pudo apaciguar la animadversión entre los empresarios y así garantizarse el éxito de la compañía en el Reino Unido. Quien desee leer más sobre la apasionante figura de Aaron Dennison y todos estos entresijos empresariales no debe dejar de consultar este magnífico libro de Philip T. Priestley.

Aaron Dennison. Fuente: Dominio público.

Puestos en contexto, vamos a ver el reloj. Como hemos indicado se trata del grado “Riverside Máximus”. Su número de serie nos refiere al modelo 1899 y su fecha de fabricación es aproximada al año 1900. Según las bases de datos generales, su producción total se limitó a unas 14.000 unidades incluyendo todas las variaciones existentes. Como podemos ver, se trata de un número no demasiado elevado de unidades fabricadas.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club

Observando su dial de porcelana de corte clásico (con números romanos) podemos adivinar que el reloj estaba destinado a un uso no ferroviario. Vemos que tiene la típica grafía “Waltham” en cursiva, correspondiente a los modelos “Maximus”. No he podido determinar si su fabricación es inglesa o americana. Otra de sus características es que el reloj se ajusta mediante la corona (al parecer se fabricaron menos unidades “set lever”). Este factor nos da una idea aun más clara del segmento de mercado que tenía Waltham en mente a la hora de diseñar su producto.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club

Waltham introdujo con la denominación “Maximus” una línea de relojes “premium” destinada a un mercado de lujo y pudiente. Por norma general, estos relojes tenían unos acabados excelentes y sus ajustes eran más precisos que en otros relojes de la compañía. Si bien el mercado ferroviario y el dirigido al gran público en general sustentaban el grueso de su producción, con esta línea pretendieron introducirse en el segmento del lujo y así competir con las marcas de máximo nivel europeo que empezaban a dominar el mercado.

Fuente: Andrew Wilde https://mb.nawcc.org/forums/american-pocket-watches.11/

Si nos fijamos con atención en los detalles constructivos del reloj podemos apreciar el salto de calidad que imprimió Waltham a la línea “Maximus”. Elementos como el torneado del tren de rodaje (que era de oro) o lo bien pulidas que se aprecian la rueda de escape y la horquilla de las paletas del mismo, hacen que esta línea “premium” mereciese sobradamente el epíteto que llevaban marcado. El uso de dos o tres pares de diamantes funcionales en el conjunto de escape (dependiendo del modelo) nos da idea clara de su exclusividad.

Fuente: http://oxfordpocketwatches.blogspot.com/search?q=riverside+maximus

En el caso que nos ocupa, son tres los diamantes que están a la vista. Waltham cuidó mucho estos detalles estéticos (como el trabajado damasquinado de sus pletinas). Sin embargo, como ya he indicado, no hay que olvidar que los diamantes eran funcionales. Se intentó aunar la estética y la funcionalidad, cosa que sobradamente consiguieron.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club

Los anales del Observatorio de Kew de 1905 demuestran que los Riverside Maximus”, aun siendo fabricados en un proceso muy automatizado, podían competir perfectamente en las pruebas cronométricas con relojes realizados y/o preparados para ese fin.

Fuente: http://www.geomag.bgs.ac.uk/data_service/data/yearbooks/kew.html
Fuente: http://www.geomag.bgs.ac.uk/data_service/data/yearbooks/kew.html

El reloj viene alojado en una caja de plata de la “Dennison Watch Case Co.” de la cual hablamos anteriormente y sus marcas de plata la sitúan circa 1915. Puede parecer extraño el desfase de años que encontramos entre la fecha de fabricación del calibre y la de la caja, pero no hay que olvidar que este tipo de relojes eran muy caros en su momento y no eran fáciles de vender. Otro factor determinante bien podría ser que Europa era el epicentro de terrible escenario de la primera guerra mundial. La crisis social y económica del momento eran acuciantes para el grueso de la población.

Fuente: https://bit.ly/3j9UEz7 (http://www.oldukphotos.com/)

Efectivamente, la economía británica durante la primera década del S.XX estaba en recesión. Su hegemonía industrial y comercial en el mundo se estaba viendo mermada por las “nuevas revoluciones industriales” acaecidas en el nuevo continente y en Alemania. Así, el salario medio anual de un trabajador cualificado en el Reino Unido en 1910 era de aproximadamente 70 libras (y de 30 libras para las mujeres), a cambio de trabajar 55 horas a la semana. Los alquileres, predeciblemente, eran modestos, por ejemplo, una casa de tres habitaciones costaba unas 15 libras por año. Estos datos nos pueden ayudar a determinar cómo era el nivel de vida en el Reino Unido a principios del s.XX, pero no debemos olvidar que en aquella época la gente no tenía ninguna capacidad de ahorro ya que prácticamente todos sus ingresos se destinaban a los bienes básicos para vivir y que casi el 80% de la población se encontraba viviendo en la pobreza o dentro de su umbral. Si comparamos el precio de un “Riverside Máximus” con estos datos aportados (15 libras en caja de plata y 27 libras en caja de oro), vemos perfectamente lo difícil que era acceder para la mayoría de la población a un reloj de este tipo. Se trataba de un “verdadero lujo” sólo al alcance de pocos.

Fuente: https://mb.nawcc.org/forums/american-pocket-watches.11/

Su precio en su país de origen estaba a la par ($100) solo por el movimiento (circa 1900).

Fuente: https://mb.nawcc.org/forums/american-pocket-watches.11/

No me gustaría terminar este artículo sin apuntar que si bien el Riverside Maximus en sus versiones 21J y 23J y el “Bridge Model” de la AWC eran productos del más alto nivel, Waltham introdujo por las mismas fechas en el mercado su producto estrella y de más alto grado, el “Premier Maximus” en un intento claro por parte de la compañía de conquistar el mercado del lujo y la exclusividad, siendo aan hoy en día objeto de deseo para los coleccionistas y aficionados.

Fuente: https://mb.nawcc.org/forums/american-pocket-watches.11/

ENTRADAS RELACIONADAS

4 comentarios sobre «Waltham Riverside Maximus»

  1. Muchas gracias Miquel, fascinante el artículo.
    Por otra parte te hace pensar en la evolución de los lo relojes, el concepto de exclusividad y su relación con la precisión/tecnología logradas/empleadas.

    Hoy en día, al estar casi al alcance de todo el mundo tener un reloj preciso, lo anteriormente comentado es casi denostado o al menos no considerado por la mayoría, en beneficio de un cierto narcisismo y la exhibición del mismo en las rrss.

  2. Estos relojes cada día que pasa serán más difíciles de encontrar. Felicitarte por el artículo pero sobre todo por el reloj.
    Antes consideraban lujo a una buen calibre, con acabados espectaculares (solo hay que ver los calibres decorados), precisión, etc. Ahora el lujo lo veo más asociado a la marca del reloj que a los acabados de un reloj, cosa que es una pena que pase.

  3. De nuevo un magnífico artículo sobre un estupendo reloj. Realmente uno disfruta viendo esos movimientos tan trabajados de la época. Hoy solo en la alta relojería se encuentran esos detalles. Muchas gracias, Miquel.

  4. Gracias a la parte que me ha tocado vivir con este reloj, básicamente recogerlo para Miquel, fotografiarlo, y traérselo. Me ha dejado impresionado. 😊

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.