Un SEIKO 6139-6010 “SpeedTimer” Muy Especial

@aviationwatchcollector

Hoy vamos a ver un ejemplar del SEIKO 6139-6010 “SpeedTimer”. Aparte de tratarse del primer cronógrafo automático jamás fabricado, esta pieza en concreto es muy, muy especial. Posiblemente salió de fábrica el segundo día tras iniciarse su producción, lo que lo convierte en uno de los primeros ejemplares conocidos y documentados de este emblemático reloj.

Es propiedad de nuestro compañero @jeroni0, que posee una colección de relojes vintage de SEIKO digna de admiración.

Veámoslo…

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El Primero O El Último

A finales de la década de los años 60, como muchos ya sabréis, la industria relojera suiza competía ferozmente para desarrollar el primer cronógrafo automático. Hubo dos grandes protagonistas: Zenith y Chronomatic, un consorcio formado por Heuer, Breitling, Hamilton-Büren y Dubois Dépraz & Co. Ya hemos dedicado numerosas entradas en safonagastrocrono.club a esta temática.

De los productores suizos, Zenith fue el primero en presentar un reloj de estas características, anunciando el afamado “El Primero” el 10 de enero de 1969. Esta presentación, sin embargo, pasó con más pena que gloría, siendo un evento de bajo perfil, posiblemente porque la marca no estaba del todo preparada para producir el reloj todavía.

Se cuenta que el anuncio de Zenith sorprendió y enojó en igual medida a Jack Heuer y Willy Breitling. Aparte del descarado nombre que había elegido Zenith para su propuesta, el consorcio estaba mucho más cerca de poder anunciar y producir cronógrafos automáticos que Zenith. No debe sorprender entonces que el 3 de marzo de 1969, coincidiendo con la Feria de Basilea, Breitling, Heuer y Hamilton-Büren anunciaron sus primicias. En comparación con el humilde evento de Zenith, estos lanzamientos fueron muy aclamados dentro del sector.

Entre los que felicitaron a las marcas por este logro estaba Shoji Hattori, el tercer presidente dinástico de SEIKO. Jack Heuer comentó públicamente que Hattori se acercó al stand de Heuer durante la Feria de Basilea para felicitar a la empresa. Un gesto muy honorable por su parte, ya que al mismo tiempo y para sorpresa de muchos, SEIKO estaba diseñando su propio cronógrafo automático.

El primer calibre cronográfico automático de la marca nipona fue el 6139, que se había empezado a desarrollar apenas un par de años antes, tal como veremos más abajo. La fecha oficial de lanzamiento de los modelos 61SP con este calibre parece ser que fue el 21 de mayo de 1969 (aquí tenéis una fuente en la que se documenta con exactitud esta ocasión).

Con ello, SEIKO se adelantó a los relojes del consorcio Chronomatic, que sólo empezaron a venderse a partir de julio de 1969. El último en llegar al mercado fue “El Primero”, que sólo comenzó a producirse comercialmente a partir de octubre de 1969. No pretendo quitarle méritos a Zenith con esta afirmación, ya que también es innegable que ha sido el calibre más longevo de esta primera generación de cronógrafos automáticos. Sin duda ha tenido altibajos en el camino, pero es meritorio que siga en producción en la actualidad.

Si recordáis la fecha de fabricación de nuestro protagonista que cité al introducir el artículo (febrero de 1969), notaréis que es considerablemente anterior a la fecha del lanzamiento oficial del reloj. Esto parece confirmar la investigación de Sadao Ryugo, autor del libro “The History of the SEIKO 5 Sports SpeedTimer”, en el que sugiere que los prototipos del 6139 se completaron en agosto de 1968, los diseños y modelos de relojes de prueba en septiembre de 1968 y que la producción en masa de los movimientos y otros componentes comenzó en octubre de 1968.

Resumiendo, la historia del desarrollo de los primeros cronógrafos automáticos parece un ejemplo verídico de la fábula de Esopo sobre “la liebre y la tortuga”. El calibre 6139 se empezó a desarrollar mucho más tarde que los movimientos suizos. Además, se anunció con posterioridad. Dicho esto, sin duda fue el primer calibre cronográfico automático en usarse en relojes que estaban disponibles en las tiendas.

El Calibre 6139

En este segmento voy a intentar describir cómo llegó SEIKO hasta el calibre 6139.

Empecemos en 1964, cuando SEIKO fue cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos de Tokio. Ese mismo año, la marca lanzó sus primeros cronógrafos de pulsera.

El primero de ellos es conocido como el “Crown Chronograph” (con la ref. 5719A-45899). El 5719 era un movimiento cronográfico de rueda de pilares, además de monopulsante. Tenía una funcionalidad bastante limitada, siendo meramente capaz de medir los segundos transcurridos de la trotadora central que se iniciaba, paraba y reseteaba a través de su único pulsador a las 2 h. Dicho esto, este reloj también equipaba un bisel giratorio graduado en minutos, sirviendo para totalizar estos últimos. Es un reloj bastante difícil de encontrar y cotizado por su significado histórico.

Fuente: https://www.dcvintagewatches.com/product-page/may-1964-seiko-5719a-45899-mono-pusher-olympic-chronograph

Existe un segundo cronógrafo de 1964, en este caso vendido en la Villa Olímpica, cuya referencia es la 5718-8000. Es un reloj todavía menos frecuente y mucho más codiciado por los coleccionistas (por ejemplo, se subastó un ejemplar en agosto del 2020 por aproximadamente €15.000). Aparte de su vínculo olímpico, es de especial interés por su curiosa funcionalidad. Este modelo añadía a la trotadora central un totalizador de minutos apilado en el pequeño segundero a las 6 h. Pero lo más original es el contador de vueltas que incluía a las 12 h. Se operaba manualmente a través de los dos pulsadores ubicados a la izquierda, que avanzaban las unidades y las decenas, respectivamente.

Fuente: https://www.bonhams.com/auctions/26543/lot/717/

El relojero Toshihiko Ohki de Suwa Seikosha (que hoy en día es la división SEIKO Epson) fue el creador del calibre 5179. Su siguiente gran contribución fue desarrollar un nuevo cronógrafo automático para el gigante nipón, un programa que comenzó a partir de 1967. Como paso intermedio, se encargó de desarrollar la serie “61”, un calibre automático que se utilizó con gran éxito en la línea 61 “5 Sports”, lanzada inicialmente en 1968.

La serie “61” hacia uso del “magic lever” para cargar el reloj. Esta leva mágica usaba trinquetes para dar cuerda al muelle real. Aunque tenía el inconveniente de un “ángulo muerto” donde no era capaz de transmitir energía, representaba una solución muy eficiente, que usaba muy pocas piezas y era mucho más compacta que mecanismos automáticos bidireccionales de otros fabricantes. Se podría afirmar que el calibre 6139 no hubiera existido sin esta solución técnica para proporcionar carga automática.

Otro aspecto muy destacable del 6139 es el embrague del cronógrafo. Por lo general, los cronógrafos mecánicos son impulsados por la cuarta rueda, que es la que gira una vez por minuto y se suele encontrar en el lado opuesto a la tija, requiriendo un embrague horizontal de largo alcance para engranar la trotadora central del cronógrafo. La serie “61”, sin embargo, ubicaba la cuarta rueda en el centro del mecanismo, imposibilitando esta opción. Por todo ello, Ohki optó por usar un compacto embrague vertical sobre la misma cuarta rueda, que podéis apreciar en la siguiente imagen.

Fuente: https://www.watchtime.com/seiko-automatic-chronograph-1969/

A continuación, se aprecia el embrague y el contador de los 30 minutos a las 6 h, que apenas añaden grosor al calibre. También se observa el puente doble del volante que se adoptó para este calibre.

Fuente: https://www.watchtime.com/seiko-automatic-chronograph-1969/

En esta última imagen se aprecia el rotor del 6139, que se podía retirar simplemente destornillando su punto de sujeción central. Los dos pulsadores también podían retirarse fácilmente. Absolutamente todo en el diseño parecía pensado para facilitar su mantenimiento.

Fuente: https://www.watchtime.com/seiko-automatic-chronograph-1969/

El resultado fue un calibre de 27,4 mm de diámetro y apenas 6,5 mm de grosor, un gran logro comparado con los movimientos que consiguieron desarrollar los productores suizos. Por ejemplo, el Calibre 11 medía 31 mm de diámetro por 7,7 mm de grosor. Por otro lado, aunque “El Primero” igualaba en grosor al 6139, tenía 30 mm de diámetro.

Además, a la hora de diseñar el movimiento 6139, parece claro que la intención desde un principio fue automatizar en la mayor medida posible su fabricación, permitiendo con ello que fuese altamente innovador, a la vez que asequible.

Aunque con el paso de los años se ha ido reconociendo progresivamente el gran mérito del calibre 6139, creo que sigue sin entenderse del todo el formidable impacto que tuvo sobre los diseños de todos los cronógrafos automáticos contemporáneos. Es, en mi opinión, uno de los calibres cronográficos más importantes de la historia. Fue un logro fantástico de SEIKO, quizás ignorado durante demasiado tiempo por el lanzamiento del primer reloj de pulsera de cuarzo a finales de 1969: el SEIKO Astron, que tantos cambios traería al sector.

Para los más técnicos entre vosotros, podéis acceder a la guía técnica del calibre 6139 en este enlace.

El “SpeedTimer”

Con el diseño del calibre 6139 concluido, SEIKO se puso (posiblemente en paralelo) a desarrollar relojes cronográficos que lo equiparan. Como hemos visto más arriba, se cree que los primeros modelos de prueba se produjeron en septiembre de 1968.

Los catálogos de la época indican que los primeros cuatro modelos incluyeron dos de la serie 6139-6000 (más tarde apodado como “Pogue“) y dos de la serie 6139-6010 (cuya versión negra más tarde sería apodada como “Bruce Lee”).

En base a los números de serie que se graban en las traseras de los relojes de SEIKO, podemos establecer con certeza que los primeros ejemplares conocidos que equipaban el calibre 6139 datan de enero de 1969 y que son de la serie 6010.

Quizás sorprenda que no sean de la serie 6000, aunque por mera cronología de las referencias debería haber sido el caso. Sin embargo, el “Pogue” más temprano que se conoce es de marzo de 1969. Es un misterio más sobre las nomenclaturas que ha usado SEIKO a lo largo de su historia… Seguramente daría para muchos más artículos…

En esta entrada de plus9time.com se pueden ver dos ejemplares del 6139-6010 con los números de serie “910149” (el nº. 0149 de enero de 1969) y “91910170” (el nº. 0170 del mismo mes). Sin duda debe haber otros ejemplares de enero, pero por los números de serie conocidos se puede intuir que se produjeran en cantidades limitadas. La misma fuente también cita que la producción en febrero de 1969 fue mucho más cuantiosa, mostrando un ejemplar con el número de serie “929844”. Esto indicaría un ritmo de producción de aproximadamente 500 unidades por día (como mínimo) asumiendo que el número total de unidades fue de 9.844 y que se fabricaron exclusivamente en los 20 días laborables de ese mes. Es precisamente este “ritmo de producción” lo que me hace pensar que en enero sólo hubo un día de producción, posiblemente el viernes 31 de enero de 1969.

Este ritmo de producción, de ser correcto, nos permite estimar que el ejemplar que protagoniza esta entrada (con el número de serie “920074”) se produjo el primer día de producción de febrero de 1969, que se correspondería con el lunes 3/2/1969, pudiendo representar el segundo día de producción del reloj. Sea como fuere, evidentemente estamos ante uno de los ejemplares más tempranos de este icónico reloj.

Una segunda fuente consultada parece confirmar que la versión azul fue la primera en fabricarse. Muestra una imagen, que reproduzco a continuación, que incluye un ejemplar azul y otro negro que afirma son de enero y febrero de 1969, respectivamente.

Fuente: https://vintagewatchinc.com/seiko/6139-chronograph/

Por cierto, ese artículo de Vintage Watch Inc. incluye una excelente y completísima cronología de todos los relojes que equiparon el calibre 6139. Os remito a esta fuente si queréis conocer más sobre todas estas series.

Incluye un apartado dedicado a los 6139-6010, o “SpeedTimer”, que cubre las referencias 6139-6010, 6139-6011, 6139-6012, 6139-6015, 6139-6017 y 6139-6019. Por lo general, las referencias acabadas en “0” estaban dedicadas a versiones del mercado doméstico japonés, como el ejemplar que nos atañe hoy. La terminación “2” estaba normalmente dedicada a modelos para el mercado europeo, mientras que la terminación “5” hacía referencia a modelos para el mercado norteamericano. Sobre el resto de las terminaciones de las referencias hay más incertidumbre.

Los ejemplares más comunes del 6139-6010 tienen la esfera azul o negra, aunque de la referencia 6139-6012 se conocen ejemplares con la esfera gris y también una con dial panda inverso (con un sólo ojo, ya que cuenta con una única subesfera). También se conoce un ejemplar dorado, que muestro a continuación. Es otro reloj de la formidable colección del compañero @jeroni0.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Como mencioné al principio de este apartado, la versión con esfera negra recibió bastante pronto el apodo “Bruce Lee”. Existen numerosas imágenes del actor y maestro de las artes marciales llevando este reloj, estando ampliamente documentado en la internet. En mi opinión, destaca un artículo muy completo que podéis encontrar en dcvintagewatches.com.

Fuente: https://www.dcvintagewatches.com/the-true-bruce-lee

Antes de pasar a la descripción detallada de nuestro protagonista, cabe recordar algunos de los elementos comunes a todos los relojes “6139”, particularmente los ejemplares más tempranos, que también son los más codiciados.

SI es de vuestro interés, hay una maravillosa guía para coleccionistas de los 6139-600X publicada por The Spring Bar. Creo que os puede servir de orientación para todas las series que equiparon el calibre 6139.

Los ejemplares tempranos se identifican por incluir la impresión “PROOF” en la esfera y el grabado “WATERPROOF” en la trasera. A partir de febrero de 1970, se reemplazó por “RESIST” en la esfera y el grabado “RESIST” o “RESISTANT” en la trasera, inicialmente, para verse sólo “RESISTANT” más tarde. La impresión desapareció de la esfera a partir de finales de 1972, pero se mantuvo el grabado en la trasera.

Las versiones para el mercado doméstico japonés (JDM) eran distintas. Entre 1969 y 1975, aparecía la impresión “SpeedTimer” a las 12 h (en rojo, justo bajo el nombre de la marca) y a las 9 h aparecía “5 SPORTS WATER 70 PROOF”. A partir de entonces, los relojes para consumo doméstico llevaban las impresiones “5 SPORTS” a las 12 h y “SpeedTimer” a las 9 h.

El calibre 6139A fue sustituido por el 6139B en algún momento de 1971. No está del todo claro cuándo exactamente, pues imagino fue un proceso paulatino según se consumían existencias del calibre inicial. Las diferencias entre ambos son mínimas, básicamente pequeñas mejoras técnicas.

Es de destacar que todos los modelos para el mercado doméstico contaban con la versión del calibre con 21 rubíes, mientras que los relojes destinados a exportación solo equipaban 17. Por tanto, la impresión “21J” o “17J” en la esfera (encima de la marca de la factoría de Suwa, justo arriba de la subesfera) indica si el reloj es una versión doméstica o para exportación.

También es de notar que las agujas de los relojes más tempranos tenían un acabado cepillado, pero pronto fueron reemplazadas por agujas pulidas.

Aparte del número de serie de este ejemplar, la siguiente imagen del reloj recibiendo un servicio confirma su originalidad y su gran estado de conservación. Tiene todas las características asociadas con los relojes más tempranos de esta serie. De hecho, el dial de este reloj viene marcado en su parte posterior con su fecha de fabricación: “8 D”, que hace referencia a diciembre de 1968. Este detalle parece corroborar que los componentes de los 6139 se empezaron a producir bastante antes de su fecha oficial de lanzamiento.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Por último, la instalación de los cristales (de Hardlex) de los relojes más tempranos hicieron uso de una junta metálica, bastante visible y que se puede observar en la siguiente imagen.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El Reloj

Ahora toca examinar este 6139-6010 “SpeedTimer” en detalle.

El 6139-6010 se presenta en una caja de acero inoxidable tipo cojín. Observamos 38 mm de ancho por 43,5 mm de longitud (“lug-to-lug”). Tiene un grosor de 12,5 mm, aproximadamente. Entre asas cuenta con una medida de 19 mm.

Las medidas son más pequeñas que las de la serie 6139-6000 (“Pogue“). Además, los 6139-6010 tiene líneas más elegantes, aunque quizás sería más correcto describirlas como menos deportivas. Las diferencias más notables conciernen a las asas, que son más alargadas, el fino bisel pulido y los facetados que recorren los laterales tanto en el encuentro con la parte superior de la caja como con la trasera. El acabado de los laterales es pulido, mientras que el de la parte superior es cepillado, con un patrón concéntrico.

La caja es sencilla, pero su diseño está cuidado y ofrece un indudable encanto vintage.

El carrusel superior muestra estampas del frente, el lateral y la trasera del reloj.

Destacaría de estos ejemplares la muesca inferior en el lateral que facilita la extracción de la corona, que sirve para cambiar la hora una vez extraída. Además, apretándola se actúa el cambio rápido de día y fecha a través de pulsaciones más fuertes o débiles, respectivamente. El calibre no dispone de remonte manual, ni de parada de segundero. Tampoco muestra los segundos permanentes en la esfera. Es también notable lo abombada que es la trasera atornillada, aunque el reloj no es excesivamente grueso para ser un cronógrafo automático, más bien todo lo contrario. Por último, los esculpidos tubos de los pulsadores radiales del crono son muy visibles desde la parte posterior.

La trasera muestra las leyendas “STAINLESS STEEL”, “6139-6010” y “WATERPROOF”. Añade el nombre de la marca y el logotipo de la fábrica de Suwa en el centro. Por último, también incluye el número de serie y el grabado “JAPAN A”.

En la siguiente imagen podéis observar la esfera en detalle. Tiene un color azul intenso, oscuro pero muy brillante, con efecto rayos de sol. Por ello, es muy difícil de fotografiar sin que salgan destellos, por lo que he optado por mostrar imágenes algo atenuadas. Aunque no transmiten fidedignamente la tonalidad del dial, sí que permiten que apreciéis mejor los detalles. Su tonalidad real es la que muestra la imagen del reloj desmontado que mostré más arriba, o las imágenes en exteriores.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Este ejemplar, de los primeros fabricados y siendo un modelo “JDM” o “Japanese Domestic Market”, lleva todas las impresiones correctas. Bajo el logo impreso de SEIKO a las 12 h vemos la impresión “SpeedTimer” en rojo. Cabe recordar que los “SpeedTimer” son por definición modelos exclusivamente japoneses. A las 9 h vemos la impresión correcta, es decir “5 SPORTS WATER 70 PROOF”. También se observa la impresión “21J” y el logo de la fábrica de Suwa justo sobre la subesfera de las 6 h. Los 21 rubíes del calibre confirman que equipa la versión correcta para el mercado doméstico. Estos dos últimos detalles también sirven para certificar la autenticidad del dial, al igual que lo hace la “T” en la pequeña impresión que describe el tipo de dial en la parte inferior de la esfera. En este caso reza “JAPAN 6139” en un lado y “-6010T AD” en el otro.

Las agujas de las horas y los minutos son sencillas con algo de luminiscencia. Tienen el acabado satinado de los primeros relojes, confirmando su originalidad. Contrastan con la trotadora central del cronógrafo de color rojo brillante. La aguja del totalizador de minutos también es de color rojo, en forma de lágrima.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Los marcadores de hora son aplicados e incorporan material luminiscente. El de las 12 h es más amplio que los demás. El de las 3 h es sustituido por la ventana enmarcada de día/fecha, que se muestran en blanco sobre fondo negro. El de las 6 h tampoco está presente por ocupar su espacio la subesfera del crono.

El material luminiscente de esta pieza es original. Tratándose de tritio, no debe sorprendernos que ya no brille en la oscuridad.

La nítida y llamativa esfera está rodeada por una escala taquimétrica negra con impresiones en blanco. A su vez, está coronada por un cristal mineral plano y biselado, típico de la época. La junta metálica de los primeros modelos está presente.

El reloj cuenta con el brazalete correcto, aunque en las imágenes se muestra con uno de sustitución en mejores condiciones que el original. El dueño conserva el original, ya que este tipo de detalles son importantes para los coleccionistas.

A título personal, el brazalete me parece penoso, característico de la época y totalmente carente de rigidez. Yo definitivamente lo llevaría con cuero, preferiblemente del tipo “Racing”. En la siguiente estampa podéis ver otro ejemplar del mismo reloj (también de @jeroni0 y de mediados de febrero de 1969) con una bonita correa de este tipo.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El reloj puesto es muy cómodo. Se asienta sobre la muñeca bien, sirviendo de apoyo la parte central plana de la trasera. Aunque las asas tienen poca caída, la articulación del brazalete y los múltiples (cinco) micro ajustes del cierre permiten ajustarlo muy bien. Yo encuentro el “Pogue” (6139-6000) más adecuado a mi muñeca de 17,5 cm, pero el fino bisel del 6139-6010 le aporta algo más de impacto visual una vez puesto. Desde luego no me lo veo pequeño, aunque lo es, sobre todo en términos de longitud.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Como hemos podido ver a lo largo de la narración, el “SpeedTimer” 6139-6010 es el primer cronógrafo automático jamás fabricado. Además, el ejemplar que ha protagonizado este artículo es uno de los primeros en salir de la fábrica de Suwa. Estos dos factores lo convierten en un reloj realmente especial y coleccionable, tal como afirmé nada más comenzar el artículo.

Incluso no siendo un fanático del segmento vintage de SEIKO, he quedado impresionado con la historia de este modelo y los formidables logros de SEIKO a finales de los años 60. Quizás esta magnífica aportación quedó en el olvido por la aparición del SEIKO Astron a finales de 1969, que cambió el mundo de los relojes para siempre. Sin embargo, con la ventaja de la perspectiva histórica, es evidente que tenemos mucho que agradecerle a SEIKO.

Agradecimiento:
Este artículo ha sido posible gracias a la generosidad de @jeroni0, que ha tenido a bien prestarme tres estupendos ejemplares de la serie 6139-6010. También he contado con su incondicional apoyo para investigar la historia de esta pieza y para redactar este artículo.

6 comentarios en «Un SEIKO 6139-6010 “SpeedTimer” Muy Especial»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.