Un Reloj Heredado: El Rotary De Mi Abuelo

@aviationwatchcollector

Hoy os presento el otro reloj heredado que conservo. Fue el último reloj de mi abuelo paterno, un Rotary tres agujas de 33 mm de finales de los años 60/principios de los años 70.

Este reloj ha sido “restaurado”, aunque en este caso la restauración se limitó a un muy necesitado servicio y la sustitución de algunas piezas, plexi incluido.

Esta entrada responde a la buena recepción que tuvo mi reciente artículo sobre el Omega que heredé de mi padre y la restauración del mismo. Me gustaría pensar que compartís la idea de que estos relojes tienen historias que nos tocan muy de cerca y que por ello merecen conservarse. Además, me da la oportunidad de insistir en la idea que restaurar relojes heredados es una forma muy gratificante de devolverle algo a esta afición.

Veamos los dos relojes heredados juntos. El Rotary en esta imagen se muestra antes de su reparación (lo delata el cristal agrietado y la corona torcida).

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Este reloj lo heredé hace mucho tiempo. Mi abuelo Samuel falleció en 1978, cuando yo tenía 13 años. Mi primer recuerdo de su reloj es cuatro años más tarde, en 1982, cuando me marché a estudiar a Manchester tras acabar el B.U.P. (Bachillerato Unificado Polivalente) en Valencia. Era justo tras finalizar el Mundial de Futbol en España…

Mi padre, que ni empleaba la pieza ni era especialmente aficionado a los relojes, me la dio a modo de premio por marcharme tan joven (con 17 años) a estudiar fuera. Desde luego recuerdo haberlo usado habitualmente en la universidad entre 1985 y 1988. A partir de entonces, generalmente ha estado bien guardado.

Antes de adentrarnos en los detalles del reloj quiero aprovechar para resumir la historia de Rotary, una marca con una larga historia, aunque en mi experiencia es bastante desconocida fuera de Gran Bretaña.

La Marca

Rotary fue fundada por Moise Dreyfuss en 1895, cuando abrió una fábrica en la localidad suiza de La Chaux-de-Fonds. El modelo de negocio desde un principio se centró en la producción de relojes de buena calidad a precios razonables, asegurándose demanda y permitiendo que Rotary creciese rápidamente.

Fuente: https://www.rotarywatches.com/en/about/swiss-heritage

En 1907, Georges y Sylvain Dreyfuss, los hijos del fundador, abrieron una delegación en Gran Bretaña para importar los relojes de la marca familiar. Este es un momento muy importante en la historia de Rotary porque el mercado británico (y el de sus antiguas colonias) pasaría a ser el principal mercado de la marca en el s. XX.

El reconocible logotipo de Rotary, una “rueda alada” que recuerda mucho a los logotipos utilizados en relojes para el ferrocarril, fue introducido en 1926 (la marca cita 1925, aunque me consta que el logo quedó registrado el 15 de octubre de 1926).

Fuente: https://www.rotarywatches.com/en/about/swiss-heritage

En 1940, Rotary fue designada como proveedor oficial de relojes para el ejército británico, jugando un papel en el conflicto bélico al igual que muchas otras marcas.

Fuente: https://www.rotarywatches.com/en/about/swiss-heritage

Tras la Segunda Guerra Mundial, Rotary se consagró como productor de relojes atractivos y asequibles. Los años 50 y 60 quizás representan el momento más álgido de la historia de la marca, destacando la gran cantidad de material publicitario que encontramos de este periodo, del que muestro ejemplos a continuación.

Para perdurar 125 años, Rotary ha tenido que ir adaptando sus diseños a los cambios de tendencia dentro del sector. Ya en 1958 comenzó a producir relojes por temporadas, para alinearse con la “última moda”. Con ello deja claro que anunciar una nueva colección cada año desde luego no es nada novedoso en el mundo de la relojería.

Rotary destaca también por ser una de las pocas marcas pequeñas que logró mantenerse a flote durante la crisis del cuarzo. Lanzó su primer reloj equipado con un calibre de cuarzo en 1973, tan sólo cuatro años tras la irrupción del rompedor SEIKO Astron. Para mantener la popularidad de la marca, Rotary hizo uso extensivo de patrocinios deportivos, principalmente en el mundo del motor.

Con el cambio de milenio, Robert Dreyfuss (la cuarta generación de esta empresa familiar) trasladó la sede a 13-16 Elm Street, en Londres, desde donde opera hasta la fecha.

En septiembre del 2002, la marca ganó el Premio al Proveedor del Año en los Premios de Joyería del Reino Unido, al igual que lo hizo el año siguiente. Tras presentar su estándar “Dolphin” (de hermeticidad) en el 2005 y lanzar el Rotary Round Revelation (un reloj de dos caras) en el 2006, la marca recibió el estatus de “Superbrand” en el Reino Unido, una distinción que revalidó en el 2007/8.

Fuente: https://www.rotarywatches.com/en/about/swiss-heritage

En abril del 2014, con el futuro de la marca más que asegurado, la familia Dreyfuss finalmente decidió venderla al holding China Haidian (hoy conocido como Citychamp Watch & Jewellery Group Limited). El conglomerado empresarial con base en Hong Kong pagó £27,1 millones (€31,4 millones) por el Dreyfuss Group. Citychamp también es propietario de otras conocidas marcas relojeras, como Corum y Eterna.

Bajo la titularidad de Citychamp el tipo de relojes que produce la marca (y dónde se producen) ha ido cambiando, entre otros motivos para mantener una posición competitiva en el mercado. Dicho esto, Rotary se mantiene fiel a los valores que la marca se propuso desde sus inicios: producir productos de alta calidad a precios asequibles. Hoy en día, los relojes de Rotary se venden en 65 países de todo el mundo.

Del periodo glorioso de la marca nos queda un bonito rastro en el Rotary Vintage Museum, un museo virtual que acoge el sitio web de la marca, del que muestro ejemplos a continuación.

El Reloj

A principios del verano pasado, al hacer las comprobaciones habituales de los dos relojes heredados que conservo, me percaté que la corona se quedaba atascada al intentar darle cuerda.

Como no lo había llevado a reparar nunca y dudo mucho que mi abuelo lo hubiese hecho mientras disfrutaba del reloj en sus últimos años de vida, definitivamente había llegado la hora de llevarlo al relojero.

Sin duda, el reloj necesitaba un plexi nuevo pues se había agrietado en mis tiempos universitarios.

Tras una primera inspección de Miguel Ángel de S’hora des Rellotge (el relojero local que se encargó de la reparación), varios problemas salieron a relucir, aunque por fortuna ninguno de ellos podía considerarse problemático. El tubo de la caja estaba en mal estado y la corona dañada, hasta el punto de tener que ser reemplazada. El calibre necesitaba una revisión completa. Presentaba numerosas impurezas por lo que requería urgentemente una limpieza y por supuesto lubricación. La junta de la trasera atornillada también estaba muy deteriorada.

En términos cosméticos, el chapado de oro de la caja estaba desgastado por el uso, pero por lo general su estado de conservación era más que aceptable, al igual que el dial, los marcadores y las agujas.

El servicio costó €171, una cifra que considero razonable teniendo en cuenta los precios de relojes de este tipo en buen estado.

A continuación, podéis ver las imágenes que compartió S’hora des Rellotge durante la reparación. Por cierto, el sistema de trazabilidad que emplea para monitorizar los encargos es absolutamente estupendo, manteniendo plenamente informado al cliente sobre el estado de cada reparación.

La caja del reloj es de latón con chapado en oro de 10 micras, una configuración bastante típica de la época. En este caso la marca descriptiva la encontramos entre las asas.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Su trasera atornillada lleva grabado “SHOCKPROOF”, WATER PROTECTED” y “STAINLESS STEEL BACK” en su parte exterior. En la parte interior de la misma vemos las siguientes marcas.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El “SD Foreign” parece hacer referencia a Sylvain Dreyfuss, el hijo del fundador de Rotary. Este reloj se adquirió en el Reino Unido y por tanto Indica que es un reloj de origen extranjero, suizo en este caso. También se alerta (en inglés, francés y alemán) de la necesidad de quitar el cristal para desmantelar el calibre. Por último, se observa la marca grabada “D.B.G.M. REG. MUSTER 2207”, cuyo significado es que la caja es alemana y que se patentó/registró en el “Deutsches Bundesgebrauchsmuster” (D.B.G.M.) con el citado número de registro.

La caja mide 33 de ancho, 35 mm incluyendo la corona. Tiene 38 mm de longitud (“lug-to-lug”) y 8 mm de grosor, incluyendo la cúpula del cristal. Encontramos 16 mm entre sus asas. Las dimensiones del reloj son típicas de la época, aunque evidentemente pueda resultar pequeño para los cánones actuales.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Lo más destacable del reloj quizás sea su hermosa esfera, que por fortuna se conserva estupendamente. Dicho esto, el reloj ha estado bien guardado la mayor parte de su vida así que este hecho, en este caso, no es de extrañar.

El dial es de un color blanco cremoso. Como se puede apreciar a continuación, tiene un patrón tridimensional muy notable además de llamativo.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El resto de los detalles de la esfera son simples. Lleva tres esbeltas manecillas negras y números arábigos aplicados dorados, pero con la superficie superior pintada de negro. En el exterior de estos marcadores numéricos vemos índices de los minutos ligeramente más pronunciados que los demás. Las impresiones en el dial también son mínimas: “ROTARY” y el logotipo de la rueda alada a las 12 h e “Incabloc” a las 6 h. Bajo el número “6” vemos la impresión “SWISS MADE”. No hay fechador, así que la simetría de la esfera es perfecta.

En combinación con la sencilla y esbelta caja resulta en un reloj elegante, discreto y funcional.

El reloj equipa un calibre Adolph Schild (AS) 1710, un popular ébauche utilizado por una gran cantidad de fabricantes del periodo. Adolph Schild fue absorbida por ETA en 1978.

La característica más destacable del calibre es que el minutero es impulsado indirectamente, permitiendo que el movimiento equipe un gran volante mientras mantiene un perfil bajo (tiene 4 mm de altura). El AS 1710 es la versión tres agujas de cuerda manual de la familia, que consta de 39 modelos distintos. Su volante oscila a 18.000 vph (2,5 Hz), cuenta con 17 rubíes y ofrece una reserva de marcha de 48 horas.

En la siguiente imagen podéis ver el despiece de calibre, del que todavía se pueden adquirir unidades sin uso (por €50, aproximadamente). Encontrar repuestos para este tipo de calibre puede llevar tiempo, pero sigue siendo relativamente fácil.

Fuente: https://www.oldswisswatches.com/watch-parts-branded/as-calibre-movement-and-spare-parts/as-1710/

En la siguiente imagen podéis observar el calibre de este reloj en concreto. Es notable que el barril del muelle real viene firmado (en azul) con el logotipo de la rueda alada de Rotary.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Después del servicio el calibre ofrece un gran rendimiento. Proporciona una precisión media (en tres posiciones) de +2 segundos/día mientras que tiene unas sorprendentes 58 horas de reserva de marcha, todo según las comprobaciones finales de mi relojero. ¡Un gran trabajo por su parte!

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El reloj lo veo muy pequeño puesto y por ello no lo suelo utilizar habitualmente, aunque no dudaría en llevarlo a un evento formal en el que cumpliría a la perfección su cometido, el de pasar principalmente desapercibido. Dicho esto, cada par de meses lo saco de la caja para darle cuerda, lo que me permite rememorar su historia y significado.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Este reloj no me trasmite la misma carga emocional que el Omega de mi padre. En parte se debe a que mi abuelo murió hace muchísimo tiempo, cuando yo era apenas un adolescente, mientras que la memoria de mi padre sigue muy viva.

Dicho esto, el reloj me transporta a un recuerdo muy importante. Fue mi primer reloj “serio” y además me lo dio mi padre, a modo de recompensa, pero también como herramienta para que lo usase mientras completaba mis estudios en el extranjero. Pensar que a esa temprana edad ya confiaba lo suficiente en mí para darme el reloj de su propio padre es muy reconfortante.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

4 comentarios en «Un Reloj Heredado: El Rotary De Mi Abuelo»

  1. Adam, haces muy bien en recuperar estos relojes. Gracias por el artículo y y bonito reloj.
    Yo en mi caso recibí un seiko de mi abuelo en prefectas condiciones y un Certina DS de los 70 de mi padre. Me los dio mi madre porque sabe que me gustan los relojes si no acabarían por ahí perdidos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.