R(a)iders

@spitfiremkii James Conroy se concentra, cierra los ojos lentamente, sentado sobre un tocón de roble ennegrecido. Pausa la respiración, abre ligeramente las piernas, arquea la espalda y apoya sus rudas manos sobre las rodillas desnudas. Inspira, expira, vuelve a inspirar. Inflando el buche al inhalar. La respiración abdominal le ayuda a relajarse antes de cada competición. Aún recuerda a su entrenador, el ogro, el viejo Pat. El rostro encendido, gritando como una Furia, insistiendo en que respiraran con la panza. Mientras ellos intentaban regularizar las pulsaciones. Corazones desbocados después de…

Leer más