Sinn 104: Casi Perfecto

@aviationwatchcollector

El Sinn 104 es un clásico de la marca, que ya repasamos ampliamente cuando serializamos la extraordinaria contribución al mundo de la relojería de Helmut Sinn. (Esta serie empieza aquí, por si os interesa.) De hecho, el Sinn 104 quizás sea la pieza más conocida de Sinn, siendo un reloj de piloto que creo ofrece absolutamente todo lo mejor de la marca.

El diseño facilita la legibilidad, desde el día de la semana hasta los segundos. Los acabados son de altísima calidad, incluyendo detalles como las firmas en la hebilla de correa y la corona. Como es de esperar de la marca, la pieza también incorpora tecnología puntera, destacando su bisel de 60 clicks bidireccional, asegurado con tornillos, la resistencia al agua de 20 bares (según el estándar DIN 8310) y el testado a baja presión. Tanto la experiencia de compra directa desde la web del fabricante hasta las opciones ofrecidas, son fabulosas. Y como no, la relación calidad/precio que se ofrece es muy atractiva.

Es un reloj de unas proporciones ideales. Su caja de acero inoxidable pulido tiene un diámetro de 41 mm, y una altura relativamente modesta de 11,5 mm. El reloj pesa 73 g sin correa. Tiene 20 mm entre asas, permitiendo todo tipo de opciones de correa, o los dos brazaletes que ofrece las casa, uno tipo granos de arroz y el otro más característico de Sinn y conocido como el tipo H-Link. La corona es roscada. La trasera vista, que incorpora un cristal de zafiro, es también roscada. El cristal delantero es un zafiro mínimamente abombado con tratamiento antirreflejos en su interior.

Sus marcadores son luminiscentes, al igual que lo son sus agujas y el marcador de las doce del insert del bisel. Las agujas de la hora y de los minutos son tipo jeringa, mientras que la del segundero es fina con una flecha al final. El reloj base viene con marcadores, sin números, en cuatro tonos distintos de dial: negro, azul, gris (antracita) y blanco. Existe una versión en negro con números arábigos que también es parte de la colección permanente. Además, dos series limitada (una azul con marcadores y agujas con patina, y otra verde resplandeciente) también han sido presentadas con números arábigos, aunque ambas ya están agotadas. Mostramos todas estas variantes en el siguiente carrusel de imágenes.

El Sinn 104, por lo general, porta el calibre Sellita SW 220-1. Afirmo lo de “por general” porque ciertas unidades de las ediciones limitadas han llevado los calibres homólogos de ETA, aunque por lo que he leído esto es aleatorio e imagino habrá dependido de los calibres a los que tenía acceso la marca en el momento de la producción.

El SW 220-1 es un calibre automático con 26 rubíes que oscila a 28.800 vph (4 Hz) y tiene 38 horas de reserva de marcha. Tiene certificación antimagnética según el estándar DIN 8309. Su homólogo de la familia ETA es el 2828, que en principio lleva un rubí menos pero ofrece 40 horas de reserva de marcha, dos más que el Sellita.

El calibre del Sinn lleva un rotor firmado y viene muy bien ajustado y regulado. Aunque no viene certificado por COSC, mi unidad ofrece un rendimiento excepcional, de entre -1 a +3 s/día, dependiendo de la posición.

Como coleccionista de relojes de aviación, el Sinn 104 llevaba en mi carpeta de deseos muchísimo tiempo. Sinceramente, no sé porque tardé tanto en hacerme con él. Posiblemente fuese saber que era un reloj de catálogo que siempre estaría a tiro. De todos modos, en enero de este año, aprovechando una oferta, lo adquirí por €1.000 netos.

Elegí la versión con dial azul y con correa de cuero, también azul. Su referencia es la 104 St Sa I B, donde la “I” significa índices, y la “B” azul (de blue). La “A” en las referencias indica que el modelo lleva números arábigos en el dial. Este reloj en concreto tiene un PVP de €1.180, más €50 de envío a destinos en la UE fuera de Alemania. Este es el precio con correa de cuero o silicona. La versión con armis cuesta €1.440, antes de los gastos de envío.

No queda más que presentaros el habitual carrusel de imágenes de la pieza, que os muestro a continuación con verdadero orgullo.

Además, os lo muestro en su hábitat natural, la cabina de la avioneta. 🙂

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club

Pero antes de finalizar esta entrada queda pendiente explicar por qué he optado por describirlo en el título como un reloj “casi perfecto”. ¿En que falla? Pues en algo muy simple, en mi opinión. Es un reloj herramienta, que además cumple su misión con creces, pero viene en una caja totalmente pulida. Quizás requiera ese primer golpe o arañazo para que deje de preocuparme por ello, pero hasta entonces, me tiene muy receloso.

ENTRADAS RELACIONADAS

8 comentarios sobre «Sinn 104: Casi Perfecto»

  1. Muy buen artículo, y el reloj espectacular. De todas formas, a mí los Sinn nunca me han acabado de “entrar”, siempre los he visto un pelín sosos, aunque no dudo de su enorme calidad. Saludos.

    1. Son lo que son, para ser usados, más que ser admirados. Entiendo lo que apuntas. 🙂

  2. Muy buen artículo, de un reloj que me encanta por lo simple que es. El vídeo y la foto de portada, espectaculares. Well done Adam 🙂

  3. Me encanta este modelo Adam, uno de los Sinn más característicos.

    Si algún día me comprase alguno, elegiría este o el diver u1

    Yo también pienso como tú en lo que al acabado de la caja se refiere, un cepillado hubiese sido más correcto. Además, la tapa trasera vista no me gusta tampoco, hubiese preferido una ciega con un grabado chulo.

    Por lo demás, chulisimo

    Un abrazote

    1. Gracias Víctor. La trasera me molesta menos, porque es de los pocos pilots que ofrecen 200 m de resistencia al agua, a pesar de llevar trasers de exhibición. Pero creo que aportas una crítica perfectamente válida.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.