Shanghai 144 Army Watch

@javierreloj

Aprovechado estos días de reclusión por motivo del Covid-19, me he decidido a escribir sobre un reloj que no tengo y que busqué, pero sin éxito. Este reloj es el Shanghai Army Watch 144.

Todo empezó buscando un reloj chino con historia para mi caja. Practicante toda la información me llevaba al conocido Seagull 1963 del ejército chino. Sobre este reloj ya escribió un bonito relato nuestro compañero @spitfiremkii.

Por motivos del azar encontré una información que hacía referencia a que el ejército chino había encargado el diseño y fabricación de un reloj para su uso militar. En este artículo intentaremos explicar un poco la historia de este reloj, pero antes de seguir me gustaría explicaros que mucha información estaba en chino, por lo que he tenido que traducir, y en varias ocasiones interpretar lo traducido. Pido disculpas de antemano si encontráis algún error. Empecemos pues con la curiosa historia de este reloj.

Nos remontamos a 1949 y a la Revolución China, o Revolución Comunista China.

Ésta llega después de una larga guerra entre nacionalistas y comunistas que empezó en 1927. Con motivo de esta guerra, el 1 de agosto de 1927 se funda el Ejército Popular de Liberación (a partir de ahorra EPL) (en chino simplificado: 中国人民解放军: pinyin, Zhōngguó Rénmín Jiěfàngjūn). Si queréis más información la encontraréis en el enlace. Hoy en día, el EPL sigue siendo el ejército nacional de la República Popular China. En las imágenes de abajo podemos ver su escudo y a Mao Zedong proclamando la República Popular China el 1 de octubre de 1949.

Quería exponer estos antecedentes para que nos podamos imaginar la situación del país. Una guerra de varias décadas deja un país arrasado, sin industria, económicamente hundido, población hambrienta, etc. Es un caso parecido al de la antigua URSS tras la Revolución de 1917, cuando el nuevo sistema comunista se instaura y centraliza el poder en un grupo reducido de personas que deciden por toda la población. Las fuerzas armadas son de vital importancia para mantener este tipo de regímenes.

¿Os suena esta historia? En este enlace tenéis varios artículos donde se explica que muchos relojes soviéticos que hoy en día disfrutamos y tenemos en nuestro haber se crearon por orden de los Ministerios de Defensa Soviéticos. China no iba a ser diferente en este aspecto.

Pero volvamos al contexto social de China. Durante la guerra existían varios ejércitos que luego se irían fusionando para crear el EPL. Muchos de estos ejércitos eran de campesinos que estaban equipados con armas rudimentarias y por supuesto no llevaban relojes estándar (recordemos que en la Primera Guerra Mundial el ejército británico ya tenía relojes estandarizados, por poner un ejemplo). Los pocos relojes que poseían los mandos eran de confiscaciones al ejercito enemigo. Una vez proclamada la revolución en 1949, el país se sustentaba del sector primario, sin apenas industria y un sector terciario inexistente. Como os podéis imaginar, la producción de relojes era totalmente inexistente.

Entonces, en un sistema cerrado como era el comunista, ¿cómo se proveían de relojes? La respuesta es fácil: importándolos. A principios de los años 50, los chinos importaban calibres completos que instalaban en cajas que se fabricaban localmente. La ciudad de Shanghai fue la elegida por el régimen para el ensamblaje de estos relojes. El ejército crecía, se profesionalizaba como cimiento del régimen y se daba la necesidad de equipar a este ejército. No he encontrado documentación al respecto pero me imagino que China, como socio simpatizante del régimen comunista, miraría el ejemplo de Stalin con su Primera Fábrica de Relojes de Moscú y su Type 1.

En 1954, Li Fuchun, director de la Comisión Económica del Estado, declaró durante una inspección en Shanghai: “China tiene un mercado de 600 millones de personas y la industria relojera tiene mucho que hacer. Espero que Shanghai pueda producir relojes fabricados en China”. Ya sabemos cómo funcionan este tipo de regímenes, donde las declaraciones de sus dirigentes no son declaraciones, sino órdenes.

En 1955, el gobierno chino ordena a la Asociación de la Industria Relojera de Shanghai el reto de crear un reloj que se fabricase en su totalidad en China. La asociación elige a 58 pequeñas empresas relojeras de Shanghai para realizar componentes de relojes. Después se juntarán para crear una serie de prototipos. Al estar todas establecidas en la misma ciudad facilitaba la coordinación entre ellas. Sólo tres meses después del encargo se juntan en el taller de relojes Shenchang con más de 150 piezas fabricadas por dichos talleres. Se ensamblan calibres de pequeño espesor de 18 rubíes en cajas de relojes resistentes al agua. Podemos decir que han nacido los primeros relojes de pulsera totalmente chinos. Tenemos que aclarar que los chinos no partieron de cero, sino que se apoyaron en los diseños suizos.

En 1957, dos años más tarde de ver la luz los primeros prototipos y comprobar que la calidad de funcionamiento es más que aceptable, se decide comenzar con la producción en serie. aunque casi se podría decir que fueron realizados prácticamente de manera artesanal. Desgraciadamente, no he conseguido ninguna imagen de estos primeros modelos.

En 1958, aparece la primera fábrica de relojes de China, la Shanghai Watch Factory, que produce el reloj A581 y registrala marca Shanghai. El logotipo está representado por los caracteres chinos de “Shanghai” en un bloque estilizado. A continuación, podéis ver unas imágenes de dicho reloj.

Vamos a hacer un pequeño inciso antes de seguir. Estamos presentando a Shanghai como si fuese la cuna de la relojería China, pero otras fuentes lo contradicen. También en 1955, en el norte del país, el gobierno ordenó la creación de un prototipo de reloj chino. Unos pocos relojeros, basándose en calibres suizos, crean ese mismo año el reloj llamado WuXing (haciendo referencia a la teoría de los 5 elementos), que vemos a continuación.

Esto llevaría a que en 1957 se empezara a construir la fábrica de relojes Tianjin Wuyi, que a partir de 1958 ya produciría sus relojes con la marca WuYi 51.

Como podéis ver, tanto en Shanghai como en el norte del país, tanto los prototipos desarrollados (1955) como las primeras fábricas (1957) coinciden en el tiempo, pudiendo haber una diferencia de meses entre unos y otros, y es un tema muy difícil de precisar. Por lo tanto, desde mi punto de vista, podemos decir que no hay un pionero, sino que la industria relojera nace en China en varios emplazamientos a la vez.

Para que veáis a que me refiero, ya en 1958, es decir tan solo tres años después de los primeros prototipos, ya existían estas fábricas:

  • Beijing Watch Factory
  • Fábrica de relojes de Guangzhou
  • Fábrica de relojes Jilin
  • Fábrica de relojes Liaoning
  • Fábrica de relojes Nanjing
  • Fábrica de relojes Qingdao
  • Shanghai Watch Factory
  • Fábrica de relojes Tianjin (esta será la predecesora de Seagull)

Me he tomado la molestia de situarlas en un mapa de China. Como podéis ver, están todas en ciudades industriales con acceso a los puertos de mar.

Ya llegamos a los años 60 con la industria relojera en plena producción, pero todavía sin desarrollar totalmente. Por esa razón, durante los años 50 y el principio de los 60, producían basándose en diseños suizos y no propios (principalmente con calibres de Adolph Schild). Ya a mediados de los 60 empezarían a desarrollar sus propios movimientos, pero cada fábrica por su cuenta y sin coordinación alguna. A principios de los 70, el gobierno ordena a la mayoría de las fábricas que estandaricen los movimientos. El motivo era facilitar la producción a gran escala de relojes sencillos, asequibles y precisos para los millones de ciudadanos del país.

Llegados a este punto, me veo en la obligación de hablar brevemente de un reloj que no tiene nada que ver directamente con nuestro protagonista pero que muchos conocéis. Me ha parecido interesante enseñarlo ahora que estamos metidos de lleno en el contexto histórico.

En 1960, la fábrica de Shanghai desarrolla un reloj de cabina llamado “proyecto 301” con este resultado.

Un reloj como este fue el que marcó la hora exacta de detonación de la primera bomba atómica china el 16 de octubre de 1964. Arriba lo podemos ver con su homólogo soviético, del cual ya os hablamos ampliamente aquí.

En 1961, el Ministerio de Industria Ligera mandó desarrollar un cronógrafo de pulsera al que llamó “proyecto 304”. Seguramente por este nombre no lo conoceréis. Pero si os digo que era un reloj para las fuerzas aéreas del EPL ya sabréis todos de que reloj estamos hablando. La fábrica de relojes Tianjin fue la elegida para desarrollar este reloj.

En la imagen inferior izquierda (superior en móviles), podemos ver el modelo original, junto a la conocida reproducción del proyecto 304, más conocido por los aficionados como “1963”.

Como curiosidad, hay que destacar que los coleccionistas chinos no entienden porque los aficionados occidentales lo llamamos erróneamente 1963. Para ellos, es el 304 en referencia a su código de proyecto. El error puede tener origen en que el año en el que se terminaron todos los prototipos de este reloj, con gran éxito, fue en 1963.

Parece ser que China, en un principio, quiso apoyarse en calibres soviéticos pero la división Chino-Soviética llevó a una especie de guerra fría entre ambos países entre los años 1956-1966, e impidió esta vía de desarrollo. Finalmente, los chinos se decantaron por la Venus Watch Company, una empresa suiza.

Después de este pequeño inciso sobre este reloj tan famoso, vamos a seguir con la Shanghai Factory y nuestro reloj militar.

Finalizado el primer modelo A581, que desarrollaron de forma independiente con un calibre de cuerda manual SS1, que una vez montado en la caja se denominó 1120, este modelo se puso a la venta de forma comercial. Sin embargo, en un país donde había hambrunas, con un desarrollo económico muy lento y mucha gente pobre, el fracaso de ventas fue absoluto. A continuación, podemos ver unas imágenes de esta pieza.

En las décadas de los 60 y 70, se decía que un ciudadano chino aspiraba a tener 4 cosas: un radio, una bicicleta, una máquina de coser y un reloj de pulsera (en ese momento los relojes Shanghai era los más apreciados). Como os podéis imaginar, eso solo se lo podían permitir las élites del partido y de la cúpula militar.

Anteriormente vimos que a finales de los años 50 ya había ocho fábricas de relojes, cada una con una marca de producción propia. ¿Pero por qué la población quería los de la fábrica de Shanghai y no las de Beijing o Tianjin, por ejemplo? La respuesta es bien sencilla. La élite del Partido Comunista, que en este tipo de regímenes son una referencia casi divina, llevaba esos relojes.

Basta recordar que Zhou Enlai (siendo el Primer Ministro de la República Popular China) se “compró” en 1958 un A581 por 120 yuanes. El ingreso medio en el país eran unos 36 yuanes, es decir estamos hablando de un artículo de lujo para el resto de la población. Con su gesto, Zhou Enlai quería dar ejemplo al optar por relojes de fabricación china, y por esa razón lo llevó en las ocasiones importantes como en sus reuniones con Mao, el presidente americano Richard Nixon, reuniones diplomáticas… También alentó a todos los líderes chinos a hacer lo mismo.

Años más tarde, Zhou también llevó el primer modelo date que fabricó Shanghai, el A623. Era una versión mejorada del A581, y lo llevó hasta su muerte en 1976. El reloj fue retirado de su muñeca una vez fallecido (no se le podrá negar su pasión por los relojes). El modelo A623 fue entregado a los generales del EPL, como Li De Sheng (李德生) y Xiao Ke (肖克), pudiéndose considerar el primer reloj de dotación militar chino. Como podéis imaginar, esta edición de relojes para las élites es prácticamente imposible de encontrar hoy en día. En los primeros años del desarrollo de su industria relojera, los chinos se basaban en relojes suizos para crear los suyos. En el caso del A623 se “inspiró” claramente en el Rolex Datejust. El A623 que mostramos a continuación era propiedad del difunto Primer Ministro Zhou Enlai y ahora se conserva en el Museo Militar de la Revolución Popular China en Beijing.

Como la salida civil que tiene el reloj 1120 es nula debido al escaso poder adquisitivo de la población, la fábrica se centra en la producción de relojes con fines militares. Para ello cogieron el mismo reloj y le añadieron la palabra militar en el dial, a las seis. A continuación, podéis ver en el reloj de la izquierda (superior en móviles) la anotación de la cual os hablo.

Y por fin ya llegamos a nuestro protagonista…

Entre 1967 y 1969, se empiezan a producir relojes militares con el movimiento SS2 en tiradas pequeñas, a modo de prueba. Es en 1969 cuando la Comisión Central Militar ordena a la Fábrica de Shanghai la producción de relojes para el EPL. Basándose en el calibre A641, produce movimientos con 29 rubíes (SS2) y con 24 rubíes (SS4). A este proyecto se le conoció como “proyecto 114”. Como ya vimos anteriormente, estas piezas erar artículos de lujo en la China de entonces. Sólo los generales de división (o de mayor rango) pudieron obtener el modelo con calibre SS2, y los jefes de regimiento (o de mayor rango) los que portaban el SS4. Curiosamente, todos ellos tuvieron que pagar su reloj, lo que pone en duda el factor dotación, pero eso es otro tema. Pasemos ahora a ver fotos de nuestra protagonista, para proceder a ver sus características.

En las imágenes superiores vemos el tipo SS2. Su dial está marcado con los caracteres “中国制造 29 钻” a las 6 horas. Las primeras unidades que se realizaron no tienen ningún tipo de anagrama de Shanghai. Algo más tarde, se empezará a grabar en relieve a las 12 h el anagrama de Shanghai. La corona redondeada sin logotipo es muy parecida a las de la primera generación del Amphibia soviético. La luminiscencia en índices, agujas y bisel es de un color blanco verdoso, realizada con pintura de radio. El datario, al igual que el Rolex Datejust en el que se basó, lleva lupa. Si nos fijamos, el bisel está marcado con cuenta atrás, algo poco frecuente y que lo distingue del bisel de los relojes de buceo. El cristal es de material acrílico y muy abombado.

El movimiento automático SS2 tenía la inscripción “29 ZHAN GUNZHU ZIDONG” (29 占 滚珠 自动). La bibliografía nos dice no era “ZUAN (钻)” sino “ZHAN (占)” a pesar de que su dial usaba “ZUAN”. Lo muestro a continuación. Perdonad la calidad de la foto, pero no he encontrado ninguna mejor. Este tipo de relojes son muy difíciles de ver, ya que son codiciados por muchos coleccionistas.

Vamos con los relojes que portaban el SS4… En estos modelos ya aparece el anagrama de la fábrica de Shanghai a las 12 con “Shanghai 上海”. Comparado con el modelo 1120 visto anteriormente, la marca cambia el logo, pasando de uno más bien cuadriculado a uno más estilizado. Este nuevo logo permanece hasta hoy en día. Al tratarse de un diver, tiene la corona con rosca, es antichoque, anti magnético y resistente a la inmersión. La luminiscencia sigue siendo de radio. El bisel no cambia y sigue siendo cuenta atrás. El segundero cambia con respecto a los modelos con SS2, que lo llevaban rojo. El cristal es acrílico abombado. En la corona se graba el símbolo de Shanghai

Y a continuación mostramos unas imágenes de su calibre automático SS4 con 24 rubíes. En el rotor tiene grabado “QUAN ZIDONG 24 ZUAN (全自动 24 钻)”, aunque en versiones posteriores no se grabó el mismo.

Ahora que hemos visto las diferencias entre uno y otro vamos a ver como se numeraban. Al ser material destinado al uso militar, necesitan un control. Las traseras de los 144 se marcaban con una serie de cinco a siete dígitos. Lo que nos interesa son los dos primeros que marcan el año de fabricación. También hay que notar que hay modelos con SS4 que tienen hasta ocho dígitos.

En la foto inferior podemos ver que este reloj es del 1971. A partir de los 70 algunos relojes llevan la letra A delante de la serie, por ejemplo, A71xxxx. Después de consultar varias fuentes, más o menos todos están de acuerdo en que la producción cesó entre 1976 y 1977 y se calcula un total de producción total de unos 30.000 relojes, aunque ciertas fuentes estiman que este sería un valor conservador.

Ya hemos visto anteriormente que este reloj era para militares y que ellos debían pagar por el reloj. En la década de los 70, China seguía teniendo un nivel de industrialización bajo, la población era pobre, incluidos los soldados rasos o de baja graduación. ¿Qué significa esto? Pues que no se vendían los relojes. Las fábricas, con las cadenas de montaje ya consolidas, producían más relojes 144 de los que podían vender a los soldados, lo que hacía que finalmente fueran deficitarias. Para resolver este problema, se decidió vender este reloj también a los civiles (me imagino con previa autorización del ejercito). Para diferenciarlos de los militares crearon una versión civil del mismo, con la marca “Antorcha” y con el calibre SS4.

Algunos de los documentos que he consultado también sugieren que salieron al mercado civil relojes que no superaban los estándares y se marcaban como relojes con tara, en lugar de destruirlos. A continuación, muestro posiblemente uno de esos relojes reconvertidos para uso civil. Si el traductor no me engaña, “zhongguo zhi zro” significa fabricado en China, o productor chino

Como anécdota adicional, os contaré que en el año 1979, ante la falta de venta de relojes por el bajo poder adquisitivo de la población, la fábrica de Shanghai sacó una promoción para renovar relojes viejos. El dueño entregaba su reloj antiguo (muchos con 20 y 30 años de antigüedad) y por un poco de dinero más te llevaban uno nuevo. Años más tarde, la fábrica vendió estos relojes antiguos por lotes a precios muy reducidos. ¡Lástima no haber tenido ocasión de adquirir alguno de estos lotes!

Antes de acabar el artículo me gustaría mostraros las reediciones que han salido de este reloj y que miré en su día para adquirir una, pero al final no me decidí. Tengo que deciros que, aun siendo reediciones, también son difíciles de encontrar.

En el año 2009, la fábrica de Shanghai sacó la reedición que vemos a continuación, con un movimiento 2813 de 22 rubíes de Dixmont Guangzhou, es decir que no llevaba un movimiento de manufactura. La razón es que el 2813 de 22 rubíes está más cerca de los movimientos de 24 o 29 joyas originales que cualquier movimiento que la fábrica de Shanghai produce actualmente. De esta forma, la reedición sería más fiel al reloj original.

Y aquí tenemos otra reedición con el calibre 24, de 37 mm, y otra más tardía con el calibre de 29 rubíes.

Para finalizar os dejo con un vídeo de esta última reedición. Deciros que este tipo de relojes son muy buscados por los coleccionistas y que la información sobre ellos no es muy amplia. Espero con este artículo sea de ayuda para quien se haya prendado de ellos, pues constituyen un pequeño testimonio de la historia reciente.


ENTRADAS RELACIONADAS

4 comentarios sobre «Shanghai 144 Army Watch»

  1. Muchas gracias Javier por este gran artículo de un reloj del que prácticamente desconocía todo.

  2. Muchas gracias Javier, por traernos un reloj tan diferente como desconocido.
    Un placer leerlo.

    Respecto el reloj, lástima del logo aplicado así como la dificultad de encontrarlo.

    Saludos y un fuerte abrazo

  3. Fantastico, muy completo pero ahora me han entrado las ganas de pillarme el chino XD

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.