@therussianwatchcorner

Hoy en la sección The Russian Watch Corner tenemos el placer de presentar otra entrevista a personajes de especial relevancia en el mundo de la horología soviética y rusa. Presentamos el magnífico trabajo realizado en formato de libro que cuatro entusiastas presentaron el pasado 11 de noviembre. Para los que aún no lo conozcáis, se trata del libro “Orologi Russi da Collezione“, publicado en italiano e inglés.

Fuente: https://rcwatches.wixsite.com/home

Antes de entrar en detalles sobre el libro, me gustaría hacer hincapié en que la bibliografía que podemos encontrar en el mercado sobre la relojería rusa es casi inexistente, quizás debido al profundo desconocimiento de la misma y que durante muchos años ha sido bastante “denostada” por articulistas y críticos de importantes portales que abundan en la web. Por eso mismo, la publicación de trabajos como este representa un “soplo de aire fresco” dentro de esta afición, que viene a ilustrar el creciente interés y la renovada información que empieza a dar luz y rigor histórico sobre la que fue en su tiempo una de las industrias relojeras más grandes de todo el planeta.

Orologi Russi Da Collezione

Lo primero que me llamó la atención sobre el libro es que está exquisitamente editado.

Publicado por Reverdito Editore en un volumen de 192 páginas en formato de “octavo mayor”, invita a que te lo puedas llevar a cualquier parte ya sea para consultarlo o simplemente deleitarte con sus magníficas imágenes. Efectivamente, en el interior del libro nos encontramos hasta con 300 magníficas fotografías de relojes, que los autores de las mismas han realizado cuidadosamente, poniendo especial atención al detalle.

blank
Fuente: Imagen por cortesía de los autores.

Quien se piense que se trata de un libro “enciclopédico” o de una “tesis doctoral” sobre la relojería soviética quizás pueda sentirse un poco decepcionado, pero lejos de quitarle rigor “académico”, este trabajo se presenta como una obra amena y muy clara. En palabras de sus creadores:

“No se trata de un catálogo, sino de una selección de relojes extraídos de la colección de cuatro entusiastas que a su vez aportan información técnica, detalles únicos e interesantes explicaciones sobre sus piezas más interesantes.”

Efectivamente, al lado de cada modelo presentado en el libro encontramos una explicación histórica o sobre algún detalle del mismo, veraz, escueta y clara. Esto ayuda a que queramos descubrir más por nosotros mismos, es decir: te impulsa a que sigas tu propia investigación sobre una base o punto de partida sólido. Como ferviente lector que me considero y no sólo de esta materia, puedo afirmar sin ambages que este es uno de los puntos fuertes del libro. Quizás una imagen lo ilustre mejor.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Como podemos apreciar en la imagen superior, la narrativa está publicada en italiano e inglés y cumple perfectamente con las premisas que citábamos anteriormente. Y si bien los modelos que se recogen en el libro cubren un amplio espectro de la relojería soviética, me gustaría destacar el especial “énfasis” que otorgan los autores sobre los relojes que se crearon para el mercado italiano. Quiero recordar que uno de ellos, Lorenzo Fé (@cccp_chrono en Instagram), ya nos prestó su inestimable ayuda sobre un artículo que redactamos sobre este interesante nicho.

blank
Por cortesía de los autores (@cccp_chrono).
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/unique-soviet-watches-in-the-italian-market-raketa/

Este volumen también cuenta con un valioso apartado que nos ayuda a identificar plenamente algunos de los modelos que por norma general más codician los aficionados Como pueden ser el Okeah o el Shturmanskie. Asimismo, salen representados modelos de hasta 11 marcas, elegidos de las colecciones particulares de los autores tal como ya advertimos anteriormente.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Otra de las cosas que se aprecian nada más adentrarse en el libro es que está escrito por cuatro verdaderos coleccionistas y aficionados a la relojería rusa. Los textos y las imágenes transmiten esta pasión. Los autores han puesto su empeño por proporcionar una rigurosa divulgación de nuestra afición, sin buscar un afán mercantilista como he visto en otros ejemplos últimamente y que no voy a citar en este artículo para no darles una publicidad inmerecida. Pero ¿quiénes son estos cuatro “valientes”? Sepamos algo más sobre los autores.

Los Autores

Empecemos por Lorenzo Fé (@cccp_chrono), coleccionista centrado en la figura de los relojes cronómetros que se desarrollaron en la Unión soviética. Lorenzo cuenta con gran presencia en las RRSS, aportando y divulgando su conocimiento con mucho rigor. A él le debemos una inestimable ayuda en la redacción de un artículo sobre la marca Raketa y su papel en el mercado italiano durante los años 80.

Andrea Manini (@sovietalycollection) es coleccionista de relojes soviéticos desde 1992, con una amplia experiencia en el mundo de la comunicación y fundador del interesantísimo blog sovietaly. Andrea es especialista en coleccionar relojes con diales conmemorativos y raros.

Karl Samsa (@russian_watches_reviews) es coleccionista y divulgador de la relojería soviética con un popular canal de vídeos en YouTube donde podemos admirar algunas de sus piezas. Karl empezó su afición en 2008 y tiene un particular interés en los relojes NOS y en los que se desarrollaron para el mercado italiano. Y para finalizar este elenco, está Vanni Stefanini (@vannistefanini) que alterna su pasión por la música y la de relojero, devolviendo a la vida a piezas que se daban por perdidas.

Pero este artículo no sería nada sin la entrevista que os vamos a ofrecer en primicia con los autores del libro, gracias a la amabilidad de Andrea Manini con quien hemos tenido una excelente comunicación y del resto de autores presentados.

Sin duda alguna sus testimonios son más importantes que todo lo que nosotros os podamos contar, así que ya sin más preámbulos, dejemos paso a nuestros protagonistas.

Entrevista

Realizada en exclusiva por el equipo de redacción y edición de safonagastrocrono.club el 6 de noviembre de 2021.

En una época donde cada vez la información se vierte en las redes sociales y la gente lee menos ¿Cómo se os ocurrió escribir un libro editado en papel sobre la relojería soviética?

La web es sin duda una fuente continua de información e intercambio de opiniones entre coleccionistas de todo el mundo y las redes sociales, cada vez más presentes en nuestras vidas, son sin duda fundamentales porque permiten la interacción inmediata entre personas que muchas veces se encuentran a miles de kilómetros de distancia. Sin embargo, también tienen desventajas objetivas, la información es rápida, a menudo efímera, confusa, no está bien estructurada y muchas veces es difícil recuperar esa misma información que contienen.

Recordemos entonces que los rastreadores de los buscadores no entran en las redes sociales y por tanto los contenidos no se indexan. Los foros y las distintas páginas web dedicadas viven en una mejor situación, ya que, gracias a la indexación en los motores de búsqueda, facilitan la búsqueda de información. Existe la facilidad con la que es posible encontrarla ahora con herramientas digitales sencillas al alcance de todos, sin embargo, en algunos casos crea un poco de confusión. Como suele ser el caso, es difícil reconocer la información incorrecta de la información correcta. Entonces nos damos cuenta de que Internet es eterno solo en apariencia, después de meses o años, la información tiende a volverse cada vez más difícil de recuperar, al igual que las imágenes. Es muy fácil encontrar páginas enteras de foros con información interesante, pero con imágenes que ya no están disponibles.

blank
Fuente: https://rcwatches.wixsite.com/home

Escribir un libro, ya sea en papel o digital, implica algunos pasos rigurosos y estructurados. Una vez escrito, un libro ya no es editable, como ocurre con una página web, y esto implica un mayor control y verificación de la información. En cualquier caso, nos gustaría señalar que nadie es perfecto y por lo tanto, incluso los libros (incluido el nuestro) no están exentos de inexactitudes y errores.

La literatura sobre relojes rusos y soviéticos también es bastante limitada, si excluimos los catálogos de relojes y para ser honestos, siempre los hemos extrañado un poco. Los pocos libros disponibles en la actualidad (a menudo en alemán o ruso) son tomados, generalmente por quienes están empezando a acercarse a este mundo en particular, como punto de referencia. Así que intentamos plasmar nuestra pasión en el papel y lo que cada uno de nosotros ha leído, estudiado y descubierto en años de coleccionismo.

Para corroborar la tesis de cuánta información en internet es muy útil, pero no eterna, hace unos años nació un canal de YouTube, denominado “Russian Watches Reviews“, gestionado por uno de los cuatro autores del libro. Es un primer intento de crear un canal de comunicación con los aficionados y creado con miras a exhibir el fruto de una investigación nueva y original para condensar la miríada de información fragmentada, dispersa aquí y allá en la web, resumiendo horas y horas de investigación en un video de10 minutos.

El libro es la evolución natural de este concepto, una condensación de información nacida de la unión de las fuerzas de cuatro coleccionistas.

¿Cuáles fueron los principales escollos a que os enfrentasteis a la hora de publicar el libro?

Todos estamos en nuestra primera experiencia editorial por lo que las dificultades han sido muchas.

En primer lugar, buscamos un editor que creyese en nuestro proyecto y que nos ayudase. No fue una cosa sencilla, ya que lo que más recibimos a menudo, fueron rechazos y por varias ocasiones (quizás demasiadas) leímos o escuchamos las palabras “Gracias, pero no nos importa”.

También tuvimos que aprender a combinar las necesidades editoriales con nuestras “ganas de relatar”. Tan entusiastas como somos, la tentación fue inmediatamente escribir solo sobre relojes hermosos y muy raros para fascinar a los lectores. También teníamos en mente utilizar un título “exótico” y muy “chic” pero un poco alejado del contenido del libro. Luego, el pragmatismo de la editorial, a quien solo podemos agradecer, nos hizo comprender que era necesario utilizar un lenguaje sencillo y directo, que hablara tanto a los coleccionistas más experimentados como a los novatos. Por eso hemos incluido también los relojes más “comunes” que cada uno de nosotros puede encontrar en los mercadillos de nuestra propia ciudad y hemos elegido como título un sencillo pero efectivo “Orologi russi da collezione” (Relojes coleccionables rusos) traducido al inglés como “Russian Collectible watches”.

blank
Fuente: https://rcwatches.wixsite.com/home

Otra dificultad fue sin duda la de identificar y seleccionar la información realmente necesaria para intentar que fuese concisa, eficaz, pero sobre todo creíble. El editor sugirió enfáticamente un formato de 192 páginas y el riesgo era escribir mucho y hablar solo de unos pocos relojes. Baste decir que, en comparación con el primer borrador de los textos, después de correcciones, revisiones y ulteriores correcciones, los textos finales han alcanzado una longitud casi reducida a la mitad en comparación con su borrador inicial.

Desde el punto de vista técnico, una de las mayores dificultades fue la realización de las fotografías, sin duda uno de los puntos fuertes del libro. Luces, sombras, reflejos… Fue uno de los mayores desafíos. Presentar fotografías claras y nítidas fue una de nuestras prioridades. Cada reloj, puede parecer poco importante, tiene un cristal o plexiglás de diferente estructura y forma y la caja está construida con diferentes materiales, por lo que requiere su propia iluminación dedicada. Para superar las dificultades de refracción de la luz, se habilitó una sala completa con paneles móviles, cada uno con su propia difusión de luz y se utilizaron lámparas de diferentes características para obtener un resultado satisfactorio. Siguió una enérgica postproducción gráfica para estandarizar todo.

blank
Por cortesía de los autores (@sovietalycollection).
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Además, desde el principio teníamos el objetivo (para no tener que gestionar permisos y derechos frente a terceros) de tener el control total y la propiedad de las fotografías.

Otra dificultad a la que nos enfrentamos fue la traducción del libro. Para crear un producto de calidad y accesible a nivel internacional, la única solución era utilizar el inglés. Para ello acudimos a un profesional con el que colaboramos durante la redacción del libro. Actualmente estamos encantados de poder decir que nuestro libro, dos semanas después de su lanzamiento, está presente en más de 35 países de todo el mundo.

blank
Fuente: https://rcwatches.wixsite.com/home

En Italia hay una afición muy arraigada hacia los relojes soviéticos ¿a qué es debido? ¿Cómo surgió vuestra afición por los relojes soviéticos? ¿Creéis que la relojería soviética está infravalorada?

Preferimos decir que es “poco conocida”. A menudo, quienes no son aficionados a la relojería soviética tienden a asociarla con los pocos modelos de Komandirskie o Amphibia que a menudo se encuentran en los puestos de los mercados de pulgas, desafortunadamente muy a menudo son relojes maltratados o ensamblados al azar.

En realidad, es un mundo enorme, peculiar y fascinante que cuenta historia, técnica, arte, exploraciones polares y aventuras espaciales. Un dial que muchos definen como “feo” casi siempre esconde una historia hermosa y muy interesante.

Cada uno de nosotros se ha acercado a la relojería por diferentes motivos. Hay quienes hace 25 años compraron, casi por diversión, un reloj con un cohete en el dial, confundido en ese momento con un torpedo, solo para quedar hechizados por todo lo que descubrieron. Otros se acercaron a él simplemente porque buscaban un reloj de “sacrificio” barato para poder desmontarlo y entender cómo funcionaba la mecánica de un reloj. Solo entonces para descubrir el encanto de la historia que se escondía detrás de cada esfera. Hay quienes recibieron uno de estos relojes como regalo cuando eran niños y después de muchos años pensaron en investigar un poco sobre él, descubriendo este universo casi ilimitado. Finalmente, están quienes siempre los han buscado, fascinados por la apariencia austera y por la historia política y personal que cada objeto contenía en sí mismo y no pudo encontrar. Luego se abrieron las fronteras y (al menos aquí en Lombardía) uno puede encontrar fácilmente objetos que solo se habían imaginado durante años.

blank
Por cortesía de los autores (@cccp_chrono).
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/unique-soviet-watches-in-the-italian-market-raketa/

El vínculo entre Italia y la Unión Soviética siempre ha sido muy fuerte. Italia fue el país del área de la OTAN que más atrajo la fascinación de la Unión Soviética, incluso desde el punto de vista político. Esto significó que, en la década de 1980, también gracias a Perestroika que simplificó las relaciones comerciales entre la Unión Soviética y el resto del mundo, se creó una línea directa de importación de cualquier producto en Italia, incluidos los relojes. Los empresarios italianos comprendieron de inmediato el enorme potencial que representaba esta afinidad y lo aprovecharon casi con “ferocidad”, a veces distorsionando la autenticidad de los productos creando relojes soviéticos “falsos”, mezclando caracteres latinos con cirílico y presentando cualquier objeto soviético como militar. Esta ostentación del Soviet, sin embargo, provocó que la moda se disolviera al cabo de unos años para trasladarse a otros países como Alemania y Estados Unidos. Con la reducción del interés del público en general, la relojería soviética en Italia casi se ha convertido en prerrogativa de unos pocos coleccionistas leales. En los últimos años, sin embargo, gracias a internet y las redes sociales, este interés vuelve a crecer, tanto que cualquier coleccionista de relojes tiene o ha tenido al menos un par de relojes rusos en casa.

Como coleccionista y articulista sobre la relojería soviética, debo reconocer que el libro me parece todo un acierto, ya que es conciso y muy claro, aparte de tener magníficas imágenes ¿Cuál es el público al que queréis conquistar o llegar?

Intentamos encontrar el equilibrio adecuado entre historia y técnica, entre rareza y popularidad, entre curiosidad y detalles. Por lo tanto, esperamos que este libro pueda ser considerado interesante para cualquier apasionado a la relojería rusa y soviética, pero no solamente esto. También hay unos interesantes apéndices que explican cómo reconocer la originalidad de unos relojes muy cotizados y por lo tanto muy falsificados, y estamos seguros que pueden ayudar a todo aquel que quiera comprarlos con más confianza, disponiendo de referencias sencillas para reconocer una falsificación de un original.

Nuestro objetivo es en gran medida atraer incluso a los coleccionistas de relojes suizos, japoneses, chinos, etc.. El libro, escrito deliberadamente en italiano (nuestra lengua materna) y en inglés, tiene como objetivo dar la máxima accesibilidad al contenido hacia un público más amplio posible, ya se encuentre en Hong Kong o México.

Durante los últimos 10 años parece que vivimos un resurgir del coleccionismo de relojes soviéticos vintage. ¿Cuáles son para vosotros los pros y los contras de este nuevo fenómeno? ¿Qué consejos le daríais o recomendais a una persona que desee iniciarse en el coleccionismo de relojes soviéticos? ¿Cuáles son para vosotros los modelos más coleccionables?

Los profesionales ciertamente están representados por el hecho de que el conocimiento sobre los relojes soviéticos está aumentando. Cada día online, en las distintas redes sociales, se pueden encontrar nuevas publicaciones y nueva información sobre modelos cuya existencia, hasta hace unos años, se desconocía o se conocía muy poco. Esto provoca que el interés aumente cada vez más y que los coleccionistas de relojes rusos en todo el mundo aumenten a un ritmo vertiginoso.

Por otro lado, falta el aura de exclusividad que el mundo de la relojería soviética se había labrado en el pasado. Esto significa que algunos coleccionistas históricos tienden a estar poco presentes, rara vez aparecen en las redes sociales, dando solo pequeñas píldoras de conocimiento, cuando en cambio podrían llenar enciclopedias enteras con lo que saben sobre la relojería soviética. Hay una especie de nostalgia por parte de los coleccionistas históricos por los tiempos pasados, cuando los relojes soviéticos solo interesaban a unos pocos y a menudo, costaban unas pocas liras.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Para aquellos que quieran acercarse, solo recomendamos que indaguen, indaguen, indaguen e identifiquen lo que les pueda interesar. No hay una respuesta única a la pregunta “¿qué reloj soviético recomienda?” Baste decir que los cuatro autores tenemos cuatro colecciones completamente diferentes y cada uno recomendaría modelos diferentes. Al principio es fácil acercarse a la relojería soviética comprando un viejo Vostok o un Raketa, ya que hay miles de ellos a la venta en varios sitios en línea. Por supuesto, el riesgo de comprar un llamado “Franken” (un reloj ensamblado con piezas extraídas de varios relojes) es muy alto y sobre todo al principio, pero es parte del periodo de formación que todo el mundo atraviesa antes de encontrar su camino.

Debido a este “resurgir” que citábamos anteriormente, también ¿se está generando una nueva y variada información?

Si, absolutamente. Y esto puede ser positivo y negativo. Positivo porque hay nueva información que aprender todos los días. Negativo porque muchas veces la facilidad y rapidez de uso de dicha información no encuentra tanta facilidad y rapidez en verificar su certeza. Todos los días aparecen nuevos expertos en relojes rusos y soviéticos que hacen afirmaciones y declaran cosas que no se pueden verificar. Por poner un ejemplo, el libro presenta un reloj muy raro (cuyo nombre no diremos para no estropearlo) que es reconocido por los coleccionistas expertos como uno de los primeros modelos de cronógrafo con el calibre Poljot 3133. Todavía hace unos meses, después de mostrarlo en un grupo de Facebook, tuve que toparme con personas que se definían a sí mismas como grandes expertos, que afirmaban, con absoluta certeza, la falsedad del reloj simplemente porque nunca lo habían visto. Esto crea mucha confusión, porque no siempre es posible corregir o detener la difusión de noticias incorrectas o no verificadas. El mismo libro suele hablar de teorías sin poder dar certezas, porque la relojería soviética es así … “pocas certezas y mucha confusión”.

En este sentido, las redes sociales lamentablemente han bajado el nivel de participación, volviéndose muchas veces en superficial. Con todas las reservas del caso, podemos decir que los foros obligan a los usuarios a un enfoque más reflexivo. Las personas en las redes sociales comentan en segundos, sin pensar demasiado en ello.

¿Es este libro el punto de partida de futuras publicaciones? ¿Tenéis nuevos proyectos en mente?

¡Realmente lo esperamos!

Si el libro tuviera el éxito que deseamos, sin duda tendremos el apoyo de la editorial para hacer otros.

Por nuestra parte, el proyecto nació con la intención de no detenerse en un solo libro… ¡los relojes presentados son unos 80 y cada uno de nosotros tiene cientos más de los que hablar!

blank
Por cortesía de los autores.
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Si no queréis quedaros sin libro antes de que se agote, podéis adquirirlo aquí.

Agradecimientos
Desde safonagastrocrono.club queremos agradecer la amable disposición que han tenido los autores para realizar la entrevista y en especial la contribución de Andrea Manini. Sin duda alguna recogemos las últimas palabras concedidas en la entrevista y les deseamos todo el éxito posible, para que puedan seguir este camino iniciado en el mundo de la publicación en papel. Seguro que todos los aficionados a la relojería rusa lo vamos a agradecer.

4 comentarios en «Russian Collectible Watches»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.