Reseña Tudor Pelagos M25600TB-0001

@munich_watch_lover

Hoy vemos el Tudor Pelagos (ref. M25600TB-0001). Es un magnífico ejemplo de reloj “herramienta”, la pieza perfecta para las aventuras acuáticas. En gran medida ha sido responsable, junto con la línea Black Bay, de relanzar la marca Tudor en la última década.

Nota del editor:

Esta entrada es una versión editada, ampliada y traducida de contenido publicado el 19/9/2021 en Instagram.

Agradecimiento:

El hermoso exhibidor de cuero azul y mármol blanco que veis en estas fotos lo ha proporcionado @horosphera. Un producto verdaderamente lujoso, se puede personalizar con un grabado en relieve.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CT_6GpXrYqr/

La Marca

En febrero de 1926, la casa “Veuve de Philippe Hüther”, un distribuidor y fabricante de relojes ginebrino, registró la marca comercial “The TUDOR” para Hans Wilsdorf, el dueño de Rolex.

Como cita la propia Tudor en la sección de su sitio web dedicada a su historia, Hans Wilsdorf había intuido unos años antes que relojes con la misma fiabilidad que los que ofrecía Rolex, pero a un precio menor, serían muy fáciles de vender.

Fuente: https://www.rolex.com/es/about-rolex-watches/hans-wilsdorf.html

En 1936, Hans Wilsdorf tomó el control directo de la marca “The Tudor”.

Más o menos en la misma época, empezó a aparecer en los diales la rosa dinástica de los Tudor. Inscrita dentro de un escudo, este logo simboliza la unión invencible de la fuerza (la robustez del reloj) con la gracia (la belleza de sus líneas).

Fuente: https://www.tudorwatch.com/en/inside-tudor/history/tudor-history-origins-1926-to-1949

Imagino que muchos de vosotros ya contáis con la edad suficiente para recordar cuando los relojes de la marca Tudor eran frecuentemente etiquetados con los “Rolex de pobre”. No hay duda de que Tudor ha vivido a la sombra de Rolex durante gran parte de su historia, pero la etiqueta nunca me ha parecido del todo justa.

Hoy en día, los relojes de Tudor se pueden seguir adquiriendo por bastante menos dinero que los de Rolex, además de que normalmente suelen están disponibles. Pero la brecha cualitativa entre las dos marcas parece estar estrechándose.

Los relojes de buceo de Tudor quizás sean el mejor ejemplo de ello. Debemos recordar que Tudor tiene una gran tradición en este segmento, siendo su propio Submariner, lanzado en 1954, un objeto de deseo entre los coleccionistas.

Fuente:
https://www.tudorwatch.com/es/adentrese-en-tudor/historia/tudor-historia-submariners-1954-hasta-1968

Es una tradición que la marca Tudor ha aprovechado exitosamente desde el 2012, cuando salieron al mercado los Heritage Black Bay y el Pelagos. Dos modelos lanzados a la vez, con el mismo calibre, pero con misiones muy distintas.

Por un lado, la línea Heritage Black Bay fue creada para los amantes de lo clásico, anticipándose quizás a una tendencia muy generalizada entre las marcas hoy en día a rebuscar en el archivo.

Compañeros de este sitio web ya han reseñado ejemplares de esta línea con anterioridad. Comparto los enlaces a estos artículos a continuación.

Por otro lado, tenemos la colección Tudor Pelagos. En esta ocasión, todo lo de antaño se ha dejado de lado. Con ello, Tudor posiblemente haya creado uno de los mejores relojes de buceo de los últimos tiempos: moderno, energético y puramente deportivo, con 500 m de resistencia al agua.

Fuente: https://www.tudorwatch.com/en/watches/pelagos/m25600tb-0001

El Pelagos ya ha sido utilizado en las condiciones más extremas, en particular por el campeón de buceo libre Morgan Bourc en sus inmersiones sin equipo en las gélidas aguas bajo el hielo en la isla noruega de Spildra, como atestigua el siguiente vídeo.

La marca ofrece tres versiones de este reloj: la azul que nos atañe hoy, una negra y una tercera, también negra, para zurdos con la corona a la izquierda.

La caja del Tudor Pelagos está realizada en titanio con un acabado íntegramente satinado. La trasera atornillada diáfana es de acero inoxidable. Si bien el acabado es uniforme, cuenta con un facetado que recorre el alto de los laterales, separándolos del alto del reloj.

El Pelagos tiene un diámetro de 42 mm, un grosor de 14,3 mm y una longitud (“lug-to-lug”) de 50 mm. El Tudor Pelagos es un reloj imponente pero llevadero. El titanio lo hace sorprendentemente ligero, más aun con el caucho adicional que se ofrece de dotación.

La corona roscada también es de titanio y viene firmada con el logotipo de Tudor. Es de buen tamaño y está rodeada por discretos guarda coronas.

A las 9 h cuenta con una válvula de escape de helio, empotrada en la caja.

Fuente: https://www.tudorwatch.com/en/watches/pelagos/m25600tb-0001

El bisel azul tiene un acabado mate, típico de los biseles de aluminio, aunque en este caso es cerámico. La escala de inmersión utiliza pintura luminiscente blanca, lo que lo ofrece un espectáculo de luz en la oscuridad.

Fuente: https://imgur.com/KLyHV16

La esfera es de color azul mate, a juego con el tono y la textura del bisel. Proporciona un gran contraste con las manecillas blancas, entre las que observamos la horaria en forma de copo de nieve tan asociada con los divers clásicos de Tudor. Los marcadores, parcialmente empotrados en el anillo de retención, también son blancos. La ventana del fechador sustituye el marcador de las 3 h. La pista de los minutos exterior está impresa en el este anillo de retención, ayudando a mantener la esfera todavía más limpia.

Un aspecto criticable en este modelo es la gran cantidad de impresiones en la esfera, sobre todo a las 6 h, donde hay cinco líneas de texto. Esto sólo afecta a las versiones renovadas que salieron a partir del 2015, cuando el Pelagos empezó a equipar un calibre manufactura, como veremos más abajo.

Fuente: https://www.tudorwatch.com/en/watches/pelagos/m25600tb-0001

El brazalete de titanio también cuenta con un acabado completamente satinado, haciéndolo más resistente a los arañazos. El cierre está fabricado de titanio y acero (la pestaña de seguridad). Lleva tres micro ajustes fáciles de usar complementados por un sistema de resorte helicoidal. Pensado para expandirse y contraerse automáticamente durante la inmersión, respondiendo a la presión del agua, también se expande y contrae a medida que la muñeca fluctúa de tamaño a lo largo del día. También incluye una extensión de buceo al final del broche para poder usar el reloj sobre un traje de neopreno.

Por último, la marca adicionalmente ofrece una correa de caucho de dotación.

Fuente: https://www.tudorwatch.com/en/watches/pelagos/m25600tb-0001

El primer Pelagos del 2012 venía equipado con un calibre ETA 2824, al igual que los primeros Black Bay. Sin embargo, desde el 2015, el Pelagos equipa el calibre manufactura MT5612. Oscila a 28.800 vph (4 Hz), cuenta con 26 rubíes y ofrece una reserva de marcha de 70 horas. Está dotado de una espiral de silicio antimagnética y cuenta con certificación COSC.

Fuente: https://www.tudorwatch.com/es/adentrese-en-tudor/relojeria/movimiento-5612


El “valor” es difícil de encontrar en la categoría de los relojes de lujo. Por ello mismo, cualquier reloj que brinde más de lo que cuesta seguramente intrigará a muchos coleccionistas de relojes. Pienso que el Tudor Pelagos es un gran ejemplo de ello.

Con un PVP de €4,320, creo que el Pelagos destaca en esta categoría de divers de lujo. Es relativamente asequible y se defiende ante cualquier otro reloj de buceo de alto nivel, ya sea sobre el escritorio o en las profundidades. Es simplemente uno de los relojes de buceo mecánicos más completos disponibles en la actualidad

Fuente: https://www.instagram.com/p/CT_6GpXrYqr/

El Expositor

No quiero acabar sin mostraros unas imágenes adicionales del maravilloso exhibidor de @horosphera, en este caso personalizado con el logotipo de mi cuenta de Instagram. Es el tipo de producto que se merece cualquier reloj de lujo.

2 comentarios en «Reseña Tudor Pelagos M25600TB-0001»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.