11/07/2020

Reseña Rápida: Squale 1521

Comparte

@invitado

Nota del editor:

El contenido de esta entrada proviene de un compañero aficionado a los relojes, @munich_watch_lover, que publica gran material original en Instagram.

Esta entrada es una versión editada, expandida y traducida de contenido publicado por primera vez el 28/06/2020. Se reproduce con su permiso.

Esta reseña rápida es un aperitivo del extenso artículo sobre la marca que presentó @joseferra.

Cualquier amante de los relojes conocerá a Squale. Una “marca boutique” que actualmente ofrece relojes de buceo profesionales a precios asequibles y homenajes hasta hace solo unos pocos años.

Dicho esto, la historia de la marca se remonta hasta ya un lejano 1946, cuando un entusiasta del buceo, Charles Von Buren, comenzó a ensamblar relojes en Neuchatel, Suiza.

A lo largo de los años 60 y 70, Squale jugó un papel líder en el mundo de los relojes de buceo. Varias marcas, desde Doxa hasta Heuer y Blancpain, subcontrataron la fabricación de sus cajas a Squale. La lista, extensísima, de fabricantes de relojes que fueron suministrados por Squale se puede encontrar aquí.

Desafortunadamente, como con muchos otros fabricantes de relojes suizos, la crisis del cuarzo golpeó duramente a Squale y la marca comenzó a desvanecerse.

Afortunadamente, en 2010, la familia Maggi, que había sido durante mucho tiempo el distribuidor italiano de Squale, decidió hacerse cargo. Aprovechó el rico pasado de Squale lanzando una colección que rendía homenaje a algunos de sus relojes de buceo más icónicos.

Entre ellos la línea 50 atmos (también conocida como Squale 1521).

Este modelo en particular representa un equilibrio magistral entre proporciones y diseño. Utiliza la clásica caja de Von Buren, multifacética y altamente ergonómica. Sus dimensiones son aproximadamente 41,5 mm de ancho, 48,5 mm entre asas y un grosor de 13 mm. Un tamaño no excesivo para un diver y que además aun parece más contenido, ya que está equipado con un bisel muy prominente y una corona prácticamente embutida en la caja.

El 1521 que se muestra en la imagen introductoria de este artículo tiene la referencia 026A “Blasted Blue Blue”. Muestra un sorprendente acabado arenado que absorbe la luz de una manera similar al titanio cepillado. Porta bisel y esfera azules que parecen a la vez mates e iridiscentes, pasando de un brillo metálico a un tono más azul, dependiendo de la luz. La legibilidad es muy buena en cualquier situación, gracias al cristal de zafiro plano casi invisible y sin reflejos. Como el bisel de tiempo de buceo se lee con el minutero, luce una aguja naranja que contrasta fantásticamente bien sobre los tonos azules de la esfera.

La pieza está equipada con un movimiento automático ETA 2824-2, un movimiento suizo fiable y de fácil mantenimiento.

Aunque este modelo en particular está en la actualidad agotado, normalmente está disponible directamente del fabricante por €890 con correa de caucho, cuero o NATO, y €950 con milanesa.

Los modelos que Squale ofrece en la actualidad lucen con orgullo imagen retro. Son diseños de los años 60 y 70, pero construidos con procesos de fabricación modernos. La producción permanece en Neuchatel y Squale sigue siendo una empresa familiar. El atractivo clásico de Squale es destacable y su moderna línea de productos se hace eco de sus raíces. Ofrece unos relojes cuya imagen casi nos retrotrae a la época de los pioneros del buceo deportivo y profesional con escafandra autónoma.

2 comentario en “Reseña Rápida: Squale 1521

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.