Saltar al contenido

Reseña Ball Fireman Enterprise

@roberto.carlos.uribe

Nota del editor: Roberto, el autor de este artículo, es un compañero de afición originario de Colombia, pero afincado en los EE. UU. Esta entrada es una versión editada y ampliada de contenido publicado por primera vez en el foro relojesrelojes.com.


Hoy me gustaría enseñaros mi más reciente adquisición, el Ball Firman Enterprise. Es un reloj sencillo y polivalente, apto como “reloj para todo”, de una marca histórica y algo ignorada, a mi ver.

Veámoslo…

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La Marca

Comencemos con un poco de historia.

Un triste capítulo de la historia ferroviaria de los EE. UU. de finales del siglo XIX representó el punto de partida de esta marca.

blank
Fuente: https://shop.ballwatch.ch/en/heritage

El 19 de abril de 1891, el tren “Fast Mail” (conocido como el No. 4) se dirigía desde Lake Shore en Míchigan hasta Ohio. Este debía pasar por la estación de Kipton cerca de su destino final. Otro tren de pasajeros, el “Accommodation”, salía de la pequeña ciudad de Elyria, también en Ohio. Su ruta también pasaba por la estación de Kipton. 

El conductor del “Accommodation” tenía instrucciones de dejar pasar al “Fast Mail” en Kipton, ya que este último era considerado un tren de alta velocidad. Pero, malogradamente, los trenes chocaron de frente, causando la muerte de ambos conductores y nueve empleados más.

El trágico desenlace de esta historia sucedió porque el conductor del “Accommodation” no se percató de que su reloj de bolsillo se había detenido durante cuatro minutos, para luego volverse a poner en marcha. Esto le hizo creer que iba con tiempo de sobra hacia la estación Kipton antes de que pasara el “Fast Mail”. 

Este desastre, aunque desgraciadamente uno de muchos, curiosamente representó un momento clave en la historia del ferrocarril norteamericano, instigando una revolución en el sector, especialmente en la estandarización del cronometraje.

Es un proceso que describió @admin (Miquel) en bastante detalle en la entrada Illinois Bunn Special.

Tras el accidente de Kipton, el Sr. Webster C. Ball, un relojero de Cleveland, fue nombrado “Chief Time Inspector” (que viene a significar inspector jefe de cronometraje) de la Lake Shore & Michigan Southern Railway. Su cometido fue investigar las causas del accidente, en concreto aquellas derivadas de los fallos en el cronometraje. Se puede afirmar que su trabajo derivaría en un sistema de inspección y control del tiempo que se aplicaría, con el paso del tiempo, en casi todo el sistema ferroviario americano. 

Durante la investigación, Ball destacó que el cronometraje seguía siendo inconsistente de una ciudad a otra, lo que hacía que la estandarización del tiempo ferroviario fuera una necesidad imperante. De abril a septiembre de 1891, formuló un nuevo sistema de cronometraje. Fue un esfuerzo sin precedentes, que incluyó la creación de estándares, la contratación y capacitación de inspectores, la preparación e inspección de aproximadamente 2.300 relojes y la distribución de relojes ferroviarios, creándose en 1894 la “Webb C. Ball Watch Company” para tal menester.

blank
Fuente: https://shop.ballwatch.ch/en/heritage

Bajo el sistema que diseñó Ball, todos los trenes de pasajeros y de carga requerían el uso de cuatro relojes certificados, que debían llevar el conductor, el maquinista, el bombero y el guardafrenos trasero. Los inspectores los comprobaban regularmente, poniendo a prueba la precisión y el rendimiento de cada reloj. Cada dos semanas, todo reloj usado en el sistema se comparaba con la hora estándar del Observatorio Naval de Washington. Una variación de más de 30 segundos significaba que el instrumento tenía que ser reajustado o cambiado por uno de igual grado.

El sistema fue tan exitoso que la hora del ferrocarril y la marcada por los relojes ferroviarios fueron reconocidos como el “ESTÁNDAR” y se convirtieron en toda una referencia de precisión. Por esto mismo, en la primera mitad del s. XX, cuando alguien quería saber la hora exacta era habitual preguntarle a un conductor de ferrocarril para saberla.

blank
Fuente:
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Paint_Ad.jpgtch.ch/en/heritage

Ya por el año 1900, el estándar de Webb C. Ball era usados por 54 empresas relojeras, aprobándose 37 relojes diferentes para su uso en el sistema ferroviario en EE. UU. En 1921, la gran contribución de Webb C. Ball fue finalmente reconocida por el Horological Institute of America. Eventualmente, Ball fue Vicepresidente de la Hamilton Watch Company.

Estos orígenes tan prestigiosos se homenajean todavía en el logotipo de la marca Ball: “RR” reconoce el “Rail Road Standard” ideado por Ball.

Dicho esto, como muchos otros fabricantes norteamericanos, la marca sucumbió a la crisis del cuarzo. Eventualmente vendió la marca en la década de 1990, cuando la producción se trasladó hasta La Chaux-de-Fonds en Suiza, convirtiéndose en un fabricante helvético, por lo que sus relojes son desde entonces “Swiss Made”. Por último, en el año 2019, Ball fue adquirida por el conglomerado Asia Commercial Holdings Limited con sede en Hong Kong, dedicada al sector de los relojes y otros accesorios del sector de lujo.

Ball en la actualidad ofrece ocho líneas de relojes y aproximadamente 300 referencias distintas.

El Reloj

La línea Fireman es una de ocho colecciones de la marca Ball. Cuenta con 10 referencias, una de ellas de dama (de 31 mm). El resto, incluido el Fireman Enterprise que protagoniza esta entrada, cuentan con 40 mm de diámetro.

  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Fuente: https://shop.ballwatch.ch/en/ball-watches/fireman

El reloj lo adquirí a través de la tienda en línea Gnomon Watches (en Singapur), aprovechando una oferta de $920 (€864), incluyendo el coste de envío e impuestos a los EE. UU. El precio habitual en este establecimiento es de $1.200 (€1.126). Debo citar que el PVP oficial en el sitio web de la marca en la UE es de €1.174, aunque el modelo no está disponible en la actualidad. La web cita que se está reponiendo.

El reloj llega en un embalaje cuya calidad describiría como “media”. Se podría esperar algo más dado el presupuesto del reloj, aunque los he visto bastante peores.

Especificaciones

MOVIMIENTO: Calibre RR1103 (una modificación del ETA 2824-2 o el Sellita SW200-1, según disponibilidad); automático de 28.800 vph (4 Hz), 25/26 rubíes y una reserva de marcha de 38 horas.

CAJA: Acero inoxidable 316L de 40 mm de diámetro, 48,5 mm de longitud (“lug-to-lug”), 11,3 mm de grosor y 20 mm entre asas.

CORONA: Roscada y firmada.

TRASERA: Roscada con grabado.

CRISTAL: Zafiro plano con tratamiento antirreflejos.

ESFERA: Negra.

LUMEN: 15 microtubos de tritio en índices y manecillas, sellados a través de tecnología láser

EXTENSIBLE: Brazalete de acero inoxidable.

RESISTENCIA AL AGUA: 100 m

ANTIMAGNETISMO: Resistente hasta de 4.800 A/m (ISO 764).

ANTICHOQUE: Resistente a impacto de hasta 5 Gs (ISO 1413).

Descripción Y Apreciaciones

El Ball Fireman Enterprise es un reloj deportivo de líneas elegantes.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La combinación de superficies cepilladas (en el alto del reloj) y pulidas (en los laterales y el bisel), junto a los encuentros muy bien definidos entre planos, hacen muy atractivo el reloj.

Destaca el buen tamaño de su corona roscada, haciéndola especialmente fácil de manipular. Viene debidamente grabada con el logotipo de la marca. Cuenta con las habituales dos posiciones extraídas para cambiar la fecha y ajustar la hora, respectivamente.

La trasera, también roscada, cuenta con un grabado de una máquina de ferrocarril.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La combinación de la esfera negra, los índices aplicados tipo bastón con microtubos de tritio, las impresiones en blanco y un AR muy efectivo hacen que el reloj sea altamente legible.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La ventana de fechador es una simple abertura a las 3 h, pero muy bien ejecutada. La fecha se muestra en negro sobre fondo blanco. Quizás la combinación opuesta mejorase algo la simetría de la esfera, aunque creo que es más legible con el formato elegido.

Las manecillas de la hora y los minutos son del tipo Dauphine. La atractiva segundera personalizada lleva el famoso logo “RR” (Rail Road) de la marca como contrapeso e incluye un rectángulo luminiscente, de nuevo con microtubo de tritio.

A las 12 h vemos las impresiones “BALL”, “OFFICIAL RR STANDARD” y “Since 1891”. Aunque hay bastante texto, no es de gran tamaño. A las 6 h añade “AUTOMATIC” y “100M/330FT”, su resistencia al agua.

Por último, vemos la leyenda “Swiss Made” bordeando la circunferencia alrededor del marcador de las 6 h.

En general, los acabados de la carátula son de un gran nivel. Es especialmente apreciable en la inserción de los microtubos de tritio. Estos ofrecen una luminiscencia única, siempre en marcha y sin pérdida de resplandor (hasta agotarse su radiación, que es mínima y totalmente segura, a los 25 años aproximadamente).

La visibilidad nocturna es excelente. El microtubo del marcador de las 12 h resplandece en un color distinto (naranja) y sirve para proporcionar orientación.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El brazalete de acero inoxidable es sólido. Los acabados combinan un cepillado generalizado con brillos en los eslabones intermedios. El cierre de tipo mariposa se integra muy bien con el resto del brazalete y lleva la firma de la marca. El brazalete ofrece un buen equilibrio con respecto al peso de la caja. Yo he podido ajustármelo muy bien, pero sin microajustes, imagino que no todos tendrán la misma suerte a la hora de encontrar la medida justa.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Es un reloj que ofrece buena presencia en la muñeca (pesa 140 g sin ajustar el brazalete). Sorprende considerando las dimensiones relativamente comedidas del reloj, pero es un aspecto que me agrada, ya que me gusta sentir un reloj en la muñeca.  

Dado su simple bisel pulido, una vez colocado en la muñeca el reloj luce algo más grande de lo que darían a pensar sus dimensiones.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Conclusiones

Me gusta especialmente de este reloj su calidad de construcción, los materiales que usa y los acabados detallados. La luminiscencia es obviamente uno de sus puntos fuertes. También lo es su calibre, que sin ser nada especial ofrece una magnífica confiabilidad y puede ser reparado o puesto a punto por cualquier relojero. Es un reloj construido con esmero y dedicación. Se ve de primeras y también bajo la lupa.

Ha sido una gran satisfacción poder añadir esta pieza a mi colección. En primer lugar porque llevaba casi dos años detrás de él y ya había pasado por dos compras frustradas por falta de stock de sendos vendedores. En segundo lugar, porque la marca despertó en mí mucha admiración desde que la conocí. Por último, pienso que la relación calidad/precio de Ball es muy atractiva. El Fireman es un reloj que compensa cada dólar gastado en su compra.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

3 comentarios en «Reseña Ball Fireman Enterprise»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

blank