Presentación SEIKO Sumo SPB101J1

@Peteflay

Hace algún tiempo escribí una entrada un poco nostálgica sobre el SEIKO Sumo (SBDC001/003), pero en esta ocasión voy a presentaros la nueva versión de este reloj, la referencia SPB101J1.

Veamos este ejemplar.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Como ya dije en mi anterior artículo, el Sumo es un reloj que siempre me ha gustado y que he tenido varias veces en mi colección.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/seiko-sumo-el-olvidado/

Sin embargo, la nueva versión presentada por SEIKO hace unos pocos años no me terminaba de convencer, demasiados cambios que en mi opinión le terminaron de quitar todo el encanto que tenía este reloj. A pesar de ello, y a medida que iba escribiendo la entrada anterior sobre el Sumo, me iba “picando el gusanillo” de nuevo por él. Descarté la idea de hacerme con una unidad de primera generación (las referencias SBDC001/003). Aunque realmente son los modelos que ofrece todo el atractivo del Sumo, las unidades que circulan en el mercado de segunda mano están bastante “tocadas” y yo lo que quería era un reloj lo más nuevo posible.

Así pues, con algunas reticencias por los cambios realizados al reloj, fui a una tienda a probarme la nueva versión, es decir, la referencia SPB101J1. ¿Qué decir? Pues que las sensaciones fueron muy positivas. Tanto que salí de la tienda con el reloj en una bolsa y varios cientos de euros menos en mi cuenta corriente.

Veamos pues en qué consiste esta nueva generación del SEIKO Sumo.

Para empezar, nos encontramos con la caja clásica del Sumo, una caja que me tiene enamorado desde que lo tuve por primera vez hace ya unos cuantos años.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Tiene 45 mm de diámetro, 12,9 mm de altura, 52,5 mm de longitud (“lug-to-lug”) y 20 mm entre asas. El largo en la práctica es algo menor ya que el eslabón terminal está totalmente articulado. De todos modos, es una caja grande pero muy estilizada, lo que hace que el reloj no parezca tan grande como sugieren sus dimensiones (es una extraña virtud que tienen muchos relojes de SEIKO).

Pero lo más importante es cómo está acabada: alternando superficies pulidas y cepilladas y con un mecanizado que personalmente no he visto en relojes de esta gama de precios e incluso de precios algo superiores. Las asas están curvadas para abarcar toda la muñeca y hacerlo más cómodo a pesar de su tamaño, además están perforadas para facilitar el cambio de correas y el brazalete sin temor a dañar la caja, lo cual es algo muy característico de SEIKO que no se ve a menudo en otras marcas.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Algo que siempre se le ha criticado al Sumo es que la anchura del brazalete sea de sólo de 20 mm en contraste con los 45mm de la caja, lo que hace que muchos usuarios se quejen de que el reloj “cabecea” en la muñeca y no queda bien sujeto. Mi opinión es bien distinta. Creo que, si el brazalete fuese de 22 mm, por ejemplo, el reloj se haría demasiado grande, voluminoso y poco “llevable”. Pienso que precisamente esa anchura de 20 mm del brazalete es lo que hace que el reloj sea tan cómodo, junto con el diseño de las asas, sobre todo para muñecas no muy grandes (como la mía).

En la parte trasera de la caja encontramos una tapa roscada ciega, con el clásico medallón central pulido y grabado de la Gran Ola de Kanagawa, tan característico de los relojes de buceo de SEIKO.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

A las cuatro se encuentra la corona, también roscada, con un acanalado que facilita su manipulación. Hay que destacar que no está firmada (en la primera versión sí lo estaba) sino simplemente pulida en su parte exterior y carece de cualquier tipo de guarda coronas. En mi opinión, el hecho de que no esté firmada es un punto negativo (aunque no determinante) ya que es un detalle que los aficionados agradecemos mucho y que es indicativo del cuidado que se le ha puesto al reloj. No obstante, esto es algo muy común en los relojes de SEIKO y que se acepta, aunque no guste. Quiero añadir que el reloj es hermético hasta los 200 m de profundidad y que posee el certificado ISO 6425 como reloj de buceo.

El bisel es otro punto característico del SEIKO Sumo que la marca ha mantenido igual y que personalmente también me gusta mucho. Es de acero, con 120 clicks, alto, robusto, muy bien acabado y con un buen agarre gracias a su borde acanalado. Un detalle que destacar es que va “encajado” en la caja (valga la redundancia). Esto es algo que tampoco he visto en ningún otro reloj y que me parece algo muy original. Además, tiene su funcionalidad, ya que al ir “engastado” tiene los laterales protegidos por la misma caja.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

En lo que se diferencia de las referencias anteriores es en el diseño del inserto, que sigue siendo de aluminio anodizado, pero con los numerales más pequeños, lo que hace que el reloj sea más “ligero” visualmente que las anteriores versiones. Espero que algún día SEIKO se decida a montar un bisel cerámico en este reloj, ya que creo que se lo merece y muchos de sus competidores del mismo segmento ya lo montan. Es curioso que la propia SEIKO ponga biseles cerámicos a un reloj como el King Turtle, que tiene un precio inferior al del Sumo, aunque es cierto que el King Turtle monta el calibre 4R36 frente al 6R35 del Sumo y tiene unos acabados más sencillos.

El cristal es de zafiro plano, a diferencia del Hardlex ligeramente abombado que montaban las referencias anteriores. Este es uno de los cambios que menos me gustaba, si bien es cierto que el zafiro a priori es mejor material que el Hardlex, este le daba un encanto especial y más al ser abombado. Dicho esto, este zafiro plano de la nueva versión es realmente espectacular, ya que además cuenta con varias capas de AR en su parte interior, lo cual hace que en determinadas condiciones lumínicas dé la sensación de ausencia de cristal y dota al reloj de una legibilidad increíble. Sinceramente, creo que este zafiro concuerda más con el nuevo espíritu del reloj, más moderno y actual que el anterior de Hardlex.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La esfera es prácticamente idéntica a la de la versión SBDC031 (de la segunda generación, ya con la “X” de ProSpex). De un precioso color negro mate, cuenta con una ventana de fecha a las 3 h e índices aplicadosrellenos del espectacular Lumibrite de SEIKO, al igual que las agujas, que también mantienen el mismo diseño.

Sin embargo, debo matizar dos cosas: en primer lugar, los índices son algo más pequeños que en las versiones anteriores y las agujas de las horas y los minutos son un poco más estrechas. Todo esto contribuye a ese “aligeramiento” visual que comentaba en líneas anteriores. Ahora, el reloj es más estilizado, alejado de esa estética de reloj “herramienta” tan contundente de la que hacía gala en las versiones anteriores. Por otro lado, SEIKO ha cambiado el color blanco de la grafía por un color más plateado que contrasta mucho con el negro mate de la esfera y le da un aspecto más refinado. Hay que decir que esto no sólo ocurre en el Sumo, sino en muchos otros divers modernos de la marca.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El brazalete no ha cambiado un ápice respecto a las versiones anteriores, así que sigue teniendo las mismas virtudes y los mismos defectos de antes. En general, es un brazalete que sigue desmereciendo al conjunto del reloj. No es un mal brazalete, es correcto y cumple su función, pero a estos niveles de precio se puede exigir algo mejor. Sin embargo, estos fallos del brazalete son los que contribuyen a hacer del Sumo un reloj grande y contundente pero cómodo a la vez. Es fino, aunque robusto, de eslabones sólidos y bien construidos, y se presenta todo cepillado salvo unas pequeñas zonas pulidas que le dan un toque de elegancia. Quizás lo peor sea el cierre, que es de chapa de acero, y pienso que sería exigible un cierre más sólido como otros de sus “rivales” en el mismo segmento de precios (como Certina, Tissot, Hamilton, etc.). Cuenta con un sistema de doble pulsador y pestaña de seguridad y una extensión para el traje de neopreno. Es exactamente el mismo cierre que montan relojes como el Tortuga (o algunas versiones del Monster, por ejemplo) que son relojes de precio muy inferior a este Sumo.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Llegamos ahora al movimiento que anima este reloj, tratándose del novedoso SEIKO 6R35 en sustitución del conocido 6R15, un calibre que fue lanzado en 2019 junto con las nuevas versiones del SEIKO Sumo. Se trata básicamente de una actualización del conocido 6R15, el calibre de gama media por excelencia de SEIKO. Este calibre late a 21.600 alternancias (3 Hz), cuenta con 24 joyas (una más que el 6R15) y ofrece 70 horas de reserva de marcha (20 más que el 6R15).

Fuente: Dominio público.

No he encontrado mucha información sobre este novedoso calibre, pero parece ser que se han mejorado los materiales, su estabilidad y la isocronía. No obstante, también he podido leer muchas opiniones y experiencias de usuarios insatisfechos con este movimiento y con su predecesor, el 6R15. No seré yo quien ponga en duda estas experiencias, pero en mi caso he tenido varios relojes con el 6R15 y todos me han funcionado de maravilla. De igual manera, el 6R35 de momento también me funciona estupendamente. Lo que sí que hay que remarcar es que los calibres de SEIKO están diseñados para ser usados a diario y que dan lo mejor de sí cuanto más se usan y cuanta más carga tienen. Una vez que se saben y se asumen estas particularidades, se puede disfrutar sin problema de estos movimientos (a no ser que tengan algún defecto o problema de fábrica, obviamente). Por mi parte, los considero una excelente alternativa a los movimientos suizos de gama media. Unos movimientos, los suizos, que tampoco se libran de problemas y de falta de ajuste. Tengo varias experiencias en este sentido, con lo cual tampoco son la panacea.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El PVP de este reloj es de €895, que está muy bien por todo lo que ofrece, aunque el “packaging” es mejorable (aquí los suizos llevan mucha ventaja y saben hacerlo mejor, sobre todo en relojes de gama media). Aquí cabría preguntarse por qué otros modelos de SEIKO con las mismas especificaciones, mismo movimiento, mismas prestaciones, acabados y calidad, son significativamente más caros que el Sumo. Me refiero por ejemplo a las referencias como la SPB143J1, SPB151J1 o SPB187J1. Estos relojes no son superiores al Sumo, con la salvedad quizás de sus brazaletes, pero no creo que eso justifique entre €500 y €700 adicionales de PVP. Sí, son “reinterpretaciones” de piezas clásicas y supongo que se trata de un mero posicionamiento en distintos segmentos de precio siguiendo la estrategia comercial de SEIKO, pero siendo sincero, no veo tanta diferencia entre unos y otros para explicar esa diferencia de precio.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

En conclusión, creo que el nuevo Sumo SPB101J1 sigue siendo un estupendo reloj por el precio que tiene, aunque ya no sea ese icono de la marca nipona que fue en su momento. No está libre de ciertos fallos o defectos, como hemos ido viendo, destacando la corona sin firmar, el horrendo cierre del brazalete y la ausencia de bisel cerámico. No obstante, SEIKO ha conseguido darle un nuevo aire, más moderno y adecuado a su catálogo, pero manteniendo la esencia del Sumo original. Ciertamente hay momentos en los que da la sensación de que es un reloj nuevo y diferente y eso a mi parecer es muy positivo porque hace olvidar un poco al original y le da carácter y personalidad a este nuevo Sumo. Cuando lo ves en la muñeca no estás pensado en el antiguo Sumo, sino que ves un reloj distinto, aunque sepas que es el Sumo.

3 comentarios en «Presentación SEIKO Sumo SPB101J1»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.