Mis Olimpiadas De Moscú

@therussianwatchcorner

Tengo grabado en mi memoria aquellos Juegos Olímpicos de 1980 celebrados en Moscú. Tenía yo diez años cuando se celebraron y evidentemente no entendía nada de política (casi como ahora mismo) y no supe hasta años más tarde que esos Juegos Olímpicos se boicotearon, por parte de casi 60 países, encabezados por los Estados Unidos. El boicot se produjo como protesta a causa de la invasión de Afganistán por parte de la Unión Soviética.

Pero a mi lo que me importaba era ver a nuestros deportistas competir en aquel país lejano, casi exótico para mi imaginación y lo que más me gustaba sin duda alguna era la mascota que representaba los juegos. ¿Quien siendo de mi generación no se acuerda del adorable Misha? Decir que fue la primera mascota “oficial” de unos Juegos Olímpicos modernos y que en mi mente relacionaba con una serie japonesa de “anime” pero que en realidad no guardaban relación alguna…

Evidentemente todo espectáculo a nivel mundial constituye una buena oportunidad para coleccionar efemérides de este y en mi caso (quien lo iba a decir) los relojes serían los protagonistas. Así que os voy a enseñar dos relojes que adquirí (no significa que no lleguen más) y que por ahora cubren sobradamente mi pequeño pedazo de nostalgia.

El primero se trata de un Slava 2428, que como podemos ver en la imagen inferior, lleva grabado en el dial, el emblema de los juegos olímpicos.

Prácticamente todas las fábricas de relojes sacaron “ediciones especiales” para conmemorar los juegos. Estos modelos presentaban cambios sustanciales en el dial y la tapa trasera, pero eran ejemplares que ya estaban en catálogos, como podemos ver en la siguiente imagen.

Voy a mencionar de manera muy rápida su interesante calibre. Quizás se trate de uno de los calibres más interesantes desarrollados en la Unión Soviética. Si no voy errado, este calibre se presento en 1973, enteramente diseñado por Slava y cuenta con la particularidad de tener un doble barrilete de carga. Sus características técnicas las podemos ver aquí. Hay opiniones muy encontradas entre los aficionados a la relojería rusa/soviética sobre este calibre. Yo puedo decir, sin ambages, que se trata de un movimiento estupendo y muy bien fabricado, pero que perdió gran parte de su calidad constructiva y de materiales cuando cayó la Unión Soviética y Slava se vio obligada a reducir sus costes de fabricación y lo empezó a comercializar, y posiblemente a fabricar, en China.

Aún no me imaginaba saber nada de lo que estoy escribiendo ahora cuando estábamos toda la familia pegados ante el televisor viendo a nuestros baloncestistas en acción. Bien grabado me quedó en la memoria aquel emocionante partido de basket donde perdimos la opción de conseguir la medalla de bronce (117-94) enfrentándonos a la anfitriona. Recuerdo como si fuese ayer a Epi, Sibilio, Wayne Brabender, Fernando Romay… Tkachenko, Belov…

Pero volvamos a los relojes. El siguiente se trata de un Vostok 2409A. Me gusta de él su caja con sus características asas, que esconden el enganche con la correa. En este caso el emblema olímpico es muy diferente al del Slava.

Y en la trasera también lleva grabado su origen olímpico. Su calibre, como bien indica su nombre, es el 2409A. Podemos ver en el catálogo el modelo previo que dio lugar a esta edición.

Como he dicho anteriormente, todas las fábricas construyeron estos modelos conmemorativos, así que esto puede ser un buen motivo para coleccionar este tipo de piezas. He aquí unos ejemplos:

No podía despedirme y cerrar este pequeño artículo sin añadir este vídeo. Casi me emociono otra vez al verlo…

ENTRADAS RELACIONADAS

4 comentarios sobre «Mis Olimpiadas De Moscú»

  1. Entre este y el que tiene Javier, ya me tenéis buscado uno.
    Por cierto que pequeñito se ve a Corbalán….

    1. Eso es por la filmografía, como en El Señor De Los Anillos. 🙂

  2. Muy peculiares, a la vez que chulos estos dos relojes que muestras Miquel. Tienen esas formas tan diferente y tan vintage que me encantan

    Aunque yo no viví esa época ni mucho menos sabía que habían sido boicoteados los juegos olímpicos me ha parecido muy interesante ese trocito de historia. Voy a profundizar ahora mismo

    Un abrazote

  3. Gracias Miquel por el artículo.
    Por una vez Miquel no me producirá CRI. jajajaj. Ya tengo mi Raketa olímpico. Como curiosidad me lo pongo siempre que voy a una competición de natación con los niños. Debo pensar que les trasmite energía olímpica.
    A los que os gusten los ruso deberéis tener al menos uno. Cada año que pasa son más difíciles de conseguir. Hay uno que tiene forma de estadio que es muy chulo.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.