Kirovskie

@javierreloj

Todos nos enamoramos de un reloj a primera vista.

Buenas amigos.

Al contrario que la mayoría de mis compañeros de Sa Fona Gastro Crono, soy un simple becario que intenta aprender lo máximo posible del grupo que somos. Por eso mi primera aportación a este magnífico proyecto no es nada historio, ni técnico, ni de marcas que para eso hay compañeros que os ilustraran mejor que yo. Yo os quería hablar de esa bonita sensación que todos los amantes de relojes hemos tenido creo alguna vez: amor a primera vista por un reloj.

En mi caso, en el 2018, un compañero (Jeroni) del grupo Sa Fona Gastro Crono enseño su nueva adquisición: un Kirovskie type I K-43. En ese momento me quede hipnotizado con esa pieza. Lo tenía todo, bonito, con mucha historia, tamaño generoso para ser de esa época, soviético… Después de observarlo unos minutos sabía perfectamente que quería ese reloj pero me enfrentaba a varios problemas. ¿Dónde lo encuentro? ¿Cómo sé que es bueno? ¿Qué precio tengo que pagar por él? Creo que muchos aficionados se han hecho esa pregunta cuando hablamos de vintage.

Para los no iniciados como yo, intentaré hacer un resumen muy rápido de qué tipo de reloj es el Kirovskie type I.

Fundada en 1930 por orden de Stalin en el marco del Primer Plan Quinquenal de la Unión Soviética, la Primera Fábrica de Relojes del Estado, (Первый Государственный Часовой Завод – 1ГЧЗ), fue la primera fábrica rusa de relojes y movimientos. En esta fábrica se produjo el Kirovskie type I. Es el primer reloj que se construyó por orden del gobierno de la Unión Soviética y que sirvió de dotación para el ejecito en la Segunda Guerra Mundial. Durante la guerra esta fábrica fue evacuada a Zlatoust y a la ciudad tártara de Chístopol ante el avance alemán. Los soviéticos no querían que los alemanes se apoderaran de su fábrica de relojes.

El que quiera realmente conocer más datos y la historia exhaustiva de este reloj os animo a leer los artículos que publicara en esta web nuestro compañero Miquel, una verdadera enciclopedia en el tema de relojes rusos (y los no rusos también).

Después de esta esquemática descripción del reloj, podéis entender que según me informaba del mismo, mis ganas de conseguir uno aumentaban exponencialmente. Y en ello me puse sobre abril del 2018. Mi búsqueda se centró en páginas de segunda mano y sobre todo en eBay. No dejaba de sorprenderme la cantidad de relojes de este tipo que estaban a la venta y sin ser ningún experto se notaban que no eran originales (agujas nuevas mezcladas con antiguas, diales pintados, falsificaciones burdas, no tenía grabado el número de dotación, etc.). Fueron varios meses de búsqueda (cada semana hacia 3-4 búsquedas) sin ver nada hasta que un día encontré algo que creía que podía ser bueno. Acudí a mis amigos de Sa Fona Gastro Crono, concretamente a los Miqueles para que me dieran su opinión y, como no, franken. Me quedé contrariado porque después de tanto tiempo de búsqueda y la ilusión de haberlo encontrado, se esfumo. Este revés lo único que generó es que dedicara más tiempo a encontrarlo. Fueron muchas las búsquedas y frustraciones de que los Miqueles me dijeran: lo siento Javier, ese también es franken.

Durante la búsqueda seguía leyendo páginas de web sobre este reloj que hacía que cada vez lo deseara más. Una muy interesante por ser muy gráfica es One Hundred Soviet Hours. ¿Por qué nombro en concreto esa página? Porque un día en eBay encontré un Kirovskie type I que parecía bueno y se parecía mucho al de esa página. Como os podéis imaginar, me puse nervioso y enseguida pregunte a los Miqueles. Miguel A. Simón me dijo que parecía bueno y un día más tarde Miquel A. Cladera me lo reconfirmó: “Javier no es bueno, es buenísimo, compra sin pensarlo”. Era el 25 de enero, casi 9 meses después de empezar la búsqueda. Estaba en eBay en modo subasta y Cómpralo Ya y como os podéis imaginar, lo compre pero YA mismo y pague rápidamente. No podía dejar escapar la oportunidad aunque en un principio podría haber esperado a la subasta para ahorrarme algún dinero. Investigando al vendedor, vimos que el reloj que había comprado era el de la página web que he mencionado anteriormente. Es un gran coleccionista de relojes rusos. No entendía como se deshacía de una pieza así.

A los 3 días de haber pagado el reloj, el vendedor contacto conmigo para decirme que el reloj tenía problemas de funcionamiento (en el anuncio ponía que funcionaba dentro de los márgenes de un reloj de esa época). Me ofrecía el retorno del dinero. Yo le comenté que no, porque llevaba mucho tiempo buscando ese reloj y lo quería. Me dijo que cuando revisó el reloj antes de mandarlo se dio cuenta que no funcionaba. Escuchando recomendaciones de amigos de este grupo, le ofrecí pagarle el reloj más 60€ adicionales para que su relojero me lo arreglara y lo mandara en funcionamiento. Él me contesto que no. Finalmente muy amablemente me ofreció hacerme un 50% de descuento y me lo mandaba sin estar operativo y piezas originales para que yo lo reparara en España. Me la jugué porque tenía muchas ilusiones puestas en ese reloj y acepte el trato. Nuevamente, el vendedor me volvió a escribir que si una vez en España no conseguía arreglarlo él se ofrecía a recómpramelo por el mismo precio que me lo vendió y asumía los portes. Tengo que confesar que me da mucha pena por él cómo amante de los relojes que soy. Creo que se arrepintió muchísimo de venderlo y no sabía cómo enmendar su error.

Después de casi un mes, de los cuales 15 días fueron el paso por aduanas, me llegó mi reloj tan deseado totalmente desmontado. Entre en pánico porque no sabía si algún día podría verlo de nuevo en funcionamiento. A pesar de estar advertido, cometí la imprudencia de manipularlo sin tomar precauciones por el radio, pero mi ansiedad por verlo pudo más. Al día siguiente de recibirlo quede con Miquel Angel Cladera (no nos conocíamos en persona) para entregárselo en custodia y que me ayudara a ponerlo en servicio de nuevo. Fue un encuentro muy agradable donde puede ver su Kirovskie type I que muy amablemente me trajo para que lo viera. Me comentó que el tenía un calibre suelto de la Primer Fábrica de Relojes de Moscú, de la misma época que mi reloj (principios de los 40) y podría ser donante para el mío. Finalmente después de 3 meses y un buen relojero, tenía mi reloj deseado en mi muñeca funcionando. ¡Qué emoción! Después de casi un año en su busca lo tenía. Creo que de todos los relojes que tengo y espero tener en un futuro, ninguno superará el placer de conseguir mi KIROVSKIE TYPE I. Cuando lo llevo pienso que ese mismo reloj lo ha llevado un soldado del ejército Soviético en la Segunda Guerra Mundial, que fue el primer reloj soviético encargado por el estado, que el reloj fue fabricado por un país que ya no existe, que la fábrica donde se hizo se desmontó por el ataque inminente Nazi. ¡Que más se le puede pedir a este reloj!.

Espero no haberos aburrido con mi historia, solo quería que el lector reviviera su propia historia con el reloj del cual se enamoró a primera vista y luchó a tope hasta que lo consiguió. Os animo a que nos contéis cual fue el vuestro.

También quería agradecer a mis compañeros del grupo Sa Fona Gastro Crono, y en especial a Miquel Angel Cladera, sus consejos y ayuda para hacer realidad mi objetivo. Si ellos seguramente ahora yo tendría en Franken sin saberlo.

Gracias a todos.

ENTRADAS RELACIONADAS

7 comentarios sobre «Kirovskie»

  1. Buenas Javier, Conocía la historia de primera mano, contada por Miquel y por tí.
    Pero un placer leerla.
    Enhorabuena por la pieza, yo en su día también estuve tentado pero lo dejé correr.

    1. Si, lo he escrito pensando en un futuro que se incorporarán personal que no son del grupo.

  2. Olvide poner que ya son 4 kirovskies type 1 los que hay en este pequeño grupo. Muchos para el tipo de reloj que es. Espero que en un futuro aumentemos el número.

  3. Muchas gracias @javier por tu artículo. Confío que el episodio radioactivo no causara males mayores. 🙂

    1. Ríete pero ese reloj está en una caja aparte y lejos de donde duermo por si acaso. Recomendación del maestro Miquel

  4. fantástica história, conocía diversas pinceladas, un placer verla inmortalizada en este artículo

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.