Saltar al contenido

Reseña SEIKO X Giugiaro Design Chronograph SCED041

@roberto.carlos.uribe

Nota del editor: Roberto, el autor de este artículo, es un compañero de afición originario de Colombia, pero afincado en los EE. UU. Esta entrada es una versión editada y ampliada de contenido publicado por primera vez en el foro relojesrelojes.com.


Hoy me gustaría enseñaros el SEIKO Giugiaro (SCED041) que he añadido recientemente a mi colección.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Esta reedición del legendario SEIKO Giugiaro se lanzó en el 2016, como edición limitada a 2.000 unidades. Se vendieron principalmente en Japón, lo que ha conllevado cierta dificultad añadida a la hora de encontrar un buen ejemplar. Pero al final di con una pieza en estado NOS (“new old stock”) y no lo dudé. Me costó $600 (€528).

Evidentemente no es un reloj convencional y hay que verlo con otros ojos. Pero, es una pieza icónica por tres motivos principales. Para empezar, reedita el primer reloj en equipar un calibre cronográfico analógico de cuarzo, el 7A28 de SEIKO. En segundo lugar, el nombre “Giugiaro” es una leyenda en el mundo del diseño del automóvil, tal como explicaré en detalle más abajo. Por último, dos diseños de Giugiaro hicieron acto de presencia en el largometraje “Aliens: El Regreso” (1986), la segunda película de la saga. Desde entonces, están intrínsecamente ligados a esta famosa trilogía de películas.

La Historia

Según apunté en la introducción, hay tres elementos que contribuyen al estatus icónico de este reloj. Veámoslos en más detalle…

7A28

Para entender el 7A28 debemos retroceder al apogeo de la tecnología LCD que se vio en la década de 1980. Las funciones en los relojes se fueron expandiendo, para añadir calculadoras, termómetros, traductores e incluso televisión.

Si bien relojes como el SEIKO TV Watch de 1982 evidentemente eran parte de esta tendencia generalizada, el gigante nipón apuntó en otra dirección con la familia de calibres 7A28. La propia marca lo enumera como uno de sus hitos en la cronología de sus primicias.

blank
Fuente: https://www.seikowatches.com/global-en/special/heritage/

Y no es para menos, tratándose del primer movimiento de cuarzo cronográfico analógico. Además, era un calibre de una formidable calidad y muy robusto.

No incluía nada de plástico ni se consideraba desechable (pensad en el contraste con los primeros Swatch). Todo lo contrario, se trataba de un calibre metálico con 15 rubíes y “decorado”. Podía regularse, desmontarse y repararse. Aparte de los cuatro motores de pasos, el del reloj y uno para cada función del cronógrafo, contaba con resorte amortiguador para la trotadora y aviso de baja carga. Todo esto explica por qué tantos ejemplares hayan sobrevivido, por mucho abuso que hayan recibido.

blank
Fuente: http://watchpics.com/watches/others13/Mediums/mseiko7a28.html

El movimiento permitía hasta tres subregistros con distintas configuraciones según cada modelo. El pulsador a las 10 h servía para paralizar la trotadora, aunque el cronógrafo seguía en funcionamiento, sirviendo así para indicar un tiempo parcial. Una vez en marcha, la trotadora central avanzaba una vez cada segundo, como suele ser habitual en los relojes de cuarzo, pero el contador a las 3 h lo hacía en vigorosos pasos de 1/20 de segundo (aunque el subdial indicaba que marcaba 1/10 de segundo).

SEIKO promovió la serie 7A28 bajo el lema “Watch history being made” (que viene a significar “Haciendo historia en el mundo de los relojes”). La acompañó de anuncios destinados a consumidores pudientes, mostrando el reloj sobre salpicaderos de coches de lujo como el Porsche 911 o el Audi Quattro.

blank
Fuente: Dominio público.

En otros anuncios destacaba su gran precisión (de +0,05 segundos), la unidad que medía cada uno de los 20 pasos por segundo de su contador de centésimas.

blank
Fuente: Dominio público.

SEIKO presentó numerosísimas versiones equipadas con esta familia de calibres, que resultaron un gran éxito comercial además de ser primicia tecnológica. The Spring Bar ofrece una extensísima guía de las 42 referencias conocidas, excluyendo las variaciones 7A38 (con complicación de día y fecha) y 7A48 (con fase lunar). Algunas versiones se utilizaron como relojes de dotación, destacando la referencia 7A28-7120 (SPR047) que usaron los pilotos de la Royal Air Force (se cree que la marca nipona suministró más de 11.000 unidades a la RAF).

Giugiaro

Giorgetto Giugiaro es un personaje afamado en el mundo del automóvil. Fue aclamado como el “diseñador de automóviles del siglo” en 1999 y fue incluido en el “salón de la fama del automóvil” en el 2002. Es considerado universalmente como el diseñador de automóviles más influyente del s. XX.

A finales de los años 60, Giugiaro estableció Italdesign junto a su amigo y colaborador Aldo Mantovani. Desde su base en Moncalieri, cerca de Turín, la firma se estableció rápidamente como un centro de excelencia en el diseño, ingeniería y fabricación rápida de prototipos de automóvil. Recibía peticiones de colaboración de fabricantes desde todos los rincones del mundo.

blank
Fuente: https://www.italdesign.it/

El personaje de Giugiaro y su empresa Italdesign son los responsables de diseños de fantásticos automóviles como el Lotus Spirit, el BMW M1, el Ferrari 250 GT o el DeLorean MC12, el icónico vehículo de “Doc” en la película “Regreso al futuro“.

blank
Fuente: Dominio público.

Tal como ya cité más arriba, su portafolio es extensísimo. Fue responsable, por ejemplo, del diseño de 14 modelos de la marca italiana Alfa Romeo. Su obra también incluyó numerosos automóviles que quizás se consideren más mundanos, pero que dejaron un impresionante legado, como el Volkswagen Golf o el Fiat Panda.

blank
Fuente:
https://www.abebooks.com/9784777015825/Giorgetto-Giugiaro-designer-century-NEKO-4777015823/plp

Gracias a su extraordinaria creatividad, Giugiaro también colaboró en el diseño de muchos tipos de productos industriales: muebles, teclados, armas de fuego, motocicletas… Aunque quizás lo más destacable fue su colaboración con Nikon, el gigante japonés de la fotografía. Fruto de la misma, surgió la Nikon F3, el producto estrella de la compañía que impulsó su extraordinario crecimiento comercial en los años 80 y 90 del siglo pasado.

Otra importante colaboración fuera del mundo del motor que dejó una gran huella fue con SEIKO. En 1983, buscando lanzar al mercado un reloj “diferente”, SEIKO invitó a Giorgetto Giugiaro a diseñarlo. Esto representó la primera colaboración de la empresa nipona con diseñadores industriales externos. Si bien no estuvo libre de problemas, ante todo por el “shock” que representó para la tradicional SEIKO ver diseños tan rompedores, los mismos proporcionaron originalidad e impulsaron a la marca a innovar técnicamente, por lo que ambas partes salieron beneficiadas de esta colaboración.

Esta reseña no es el lugar apropiado para explorar en detalle todos los relojes fruto de esta colaboración. Si os interesa, os recomiendo la anteriormente citada guía que publicó The Spring Bar.

A modo de pincelada, veamos una estampa publicitaria de la época de la serie “Speedmaster”.

blank
Fuente: Dominio público.

Como se aprecia de inmediato, esta colección aunaba el espíritu futurista de la década de 1980 con un evidente énfasis de la “función” sobre la “forma”.

Dirigida a un público joven aficionado al mundo del motor, o practicante del mismo, esta colección ofrecía características únicas como correas ajustables, formas asimétricas y grandes pulsadores, todos pensados para su uso al volante. Las formas y los diales inclinados representaron un verdadero desafío tecnológico para la marca relojera, que sin embargo consiguió desarrollar en estos modelos.

Con el paso del tiempo, ya no parece discutible que esta colaboración fue exitosa, dando vida a diseños absolutamente únicos que han perdurado en el consciente colectivo.

El Cine

Si bien el calibre 7A28 y el diseñador de estos relojes son merecedores de elogio, estos dos elementos por sí solos no aseguraban el éxito comercial de esta colección.

A ello ayudó que varios modelos equipados con el calibre 7A28 hicieran acto de presencia en la gran pantalla, consolidando así su lugar en la cultura popular.

El 7A28-7020 fue uno de tres relojes de la marca nipona que llevó James Bond en “Panorama para matar” (1985), el 14º film de la saga. Los otros dos fueron el modelo bitono analógico de cuarzo 6923-8080 (SPD094) y el H558-5000 (SPW001).

blank
Fuente:
https://www.jamesbondlifestyle.com/product/seiko-7a28-7020-quartz-chronograph

Dicho esto, la película que consagró la popularidad del 7A28 y de los SEIKO Giugiaro en particular fue “Aliens: El regreso“, la segunda parte de la saga Alien estrenada en 1986.

Al director de la película, James Cameron, le atrajo muchísimo el estilo futurista de estas piezas. No sólo portó una de ellas en su propia muñeca, sino que eligió estos relojes para los personajes clave del largometraje.

La variante 7A28-7000 plateada y negra fue usada por la actriz Sigourney Weaver interpretando a la teniente Ellen Ripley, la protagonista del film.

blank
Fuente: Dominio público.

Por otro lado, la variante 7A28-6000 la llevó el actor Lance Henriksen, quien interpretó al androide Bishop.

blank
Fuente: Dominio público.

Como resultado, estos relojes se convirtieron en verdaderos íconos entre los aficionados, conociéndose desde entonces como SEIKO “Ripley” y SEIKO “Bishop”, respectivamente,

Las Reediciones

No se conocen ediciones limitadas de los 7A28 originales, pero a partir del 2013 la marca lanzó varios relojes que conmemoraban el legado de los SEIKO Giugiaro de los años 80 y de la saga “Alien”.

En primera instancia, en el 2013, SEIKO lanzó la serie de relojes inteligentes “SEIKO X Giugiaro Spirit”, conmemorando el 30º aniversario de la colaboración original.

Basados en el “Bishop” 7A28-6000, equipaban el calibre de cuarzo 7T12, que también equipa nuestro protagonista. Hablaremos del mismo más abajo, cuando describamos el reloj en detalle.

El diseño de la primera referencia de esta serie, la SCED003, se mantuvo relativamente fiel a la icónica versión original en negro y rojo, aunque el cambio de calibre supuso perder el pulsador a la izquierda y que la corona pasase a la derecha, entre los pulsadores del cronógrafo. El bisel también pasó a ser bidireccional.

blank
Fuente: Dominio público.

Muy pronto, SEIKO también añadió otras variaciones cromáticas (SCED001, SCED005, SCED007, SCED009 y SCED011).

blank
Fuente: Dominio público.

SEIKO lanzó 500 unidades de las primeras cuatro referencias y 200 de las dos últimas (que fueron distribuidas por “TIC TAC”).

El gran recibimiento de esta serie impulsó nuevas variaciones cromáticas. Inicialmente, salieron tiradas de 250 unidades de dos referencias adicionales (SCED013 y SCDE015) vendidas por el distribuidor japonés “Beams”. Un poco más tarde, se lanzaron tiradas de 2.500 unidades cada una de otras cinco referencias (SCED017, SCED019, SCED021, SCED023 y SCED025) que podéis ver a continuación.

blank
Fuente: Dominio público.

Por último, SEIKO añadió cuatro referencias adicionales, con tiradas más modestas, que fueron comercializadas en colaboración con los distribuidores japoneses “TIC TAC”, “On Time” y “White Mountaineering” (SCED027, SCED029, SCED031 y SCED033).

Tal fue el éxito de esta colección que dos años más tarde, en el 2015, SEIKO decidió reeditar el “Ripley”, basado en el 7A28-7000.

Estos nuevos relojes “SEIKO X Giugiaro Design” se presentaron en tiradas de 3.000 unidades de las referencias SCED035 (gris) y SCED037 (negro).

La primera de ellas era totalmente fiel al original salvo por el cambio de posición de la corona y la pérdida del tercer pulsador, de nuevo debido a la adaptación del reloj al nuevo calibre 7T12.

blank
Fuente: Dominio público.

El Reloj

Tras esta extensa introducción, espero os haya quedado claro que la referencia SCDE041 es una de las últimas variaciones cromáticas del “Ripley” que fueron lanzadas a relativamente gran escala.

Veámoslo de nuevo…

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Para empezar, enumeraré algunas de las características básicas del reloj:


Modelo: SEIKO X Giugiaro Design.
Referencia: SCED041. Edición limitada a 2.000 piezas del año 2016. Esta unidad es la número 657/2000.
Calibre: cuarzo cronográfico 7T12.
Ancho: 39 mm (sin incluir la barra del pulsador del cronógrafo) y 41,8 mm con ella.  
Longitud (“lug-to-lug”): 42,2 mm.
Grosor: 10,8 mm.
Ancho entre asas: 20 mm, pero la conexión es de 18 mm; por ello, el brazalete viene con adaptador incorporado.
Correa: brazalete.
Resistencia al agua: 100 m.
Lumen: El reloj no incorpora luminiscencia de ningún tipo.

El reloj lo adquirí a través de eBay de un vendedor japonés. Lo compré en estado NOS (“new old stock”) y llegó según la descripción: con etiquetas, plásticos, embalaje y papeles originales. Como ya cité de pasada en la introducción, el reloj me costó $600 (€528).

El reloj se presenta en una caja de acero inoxidable con un acabado bitono, mayoritariamente con un acabado negro, incluyendo el brazalete. La excepción es la barra lateral de los pulsadores, en la que se observa un acabado cepillado vertical en el acero. Si os soy sincero, no sé a ciencia cierta si la caja lleva un tratamiento PVD negro o si está pintada. He visto otras reseñas que sugieren esto último y las especificaciones no lo aclaran. De todos modos, de ser pintura, no he observado gran diferencia con un acabado PVD.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Obviamente llama la atención de inmediato el lado derecho del reloj, con la barra que incorpora los pulsadores del cronógrafo. Es, sin duda, el hecho diferencial de este diseño de Giugiaro.

Imagino que lo primero que os preguntaréis es si esta barra molesta una vez nos colocamos el reloj en la muñeca. La respuesta es un rotundo ¡No! De hecho, resulta muy cómodo puesto. Creo que es el resultado de un gran diseño ergonómico. Giugiaro y los ingenieros de SEIKO consiguieron darle el tamaño adecuado y la curvatura perfecta a sus bordes para que esta sección rectangular del reloj ni roce con la muñeca ni se note, salvo cuando miramos el reloj o interactuamos con el mismo.

Puede deberse al brazalete, que merece mención aparte. Tiene el mismo acabado que la caja y se distingue por su ligereza.

Su sistema de eslabones es bastante particular, lo que significa que ajustarlo a la medida correcta requiere un procedimiento algo más complejo de lo habitual. Cada eslabón está sujetado al siguiente por pequeñas láminas metálicas. Las mismas deben removerse con fuerza y con presión hacia afuera utilizando un pequeño destornillador, pero a la vez con cuidado para no rayarlo. Una vez removida la pequeña lámina, el eslabón parcialmente liberado debe doblarse hacia adentro y girarse para sacarlo de las pequeñas pestañas que lo mantienen en posición. Una vez ajustado, para volver a unir los eslabones debemos pasar por el procedimiento inverso. No es una tarea fácil.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

En términos generales, me sorprendió el peso del reloj. Pensaba que iba a ser muy liviano, ya que no es especialmente grande. Además, su “ligereza” se comenta en muchas de las reseñas que había leído antes de adquirir el reloj. Pero mis impresiones son que se siente bastante sólido y que ofrece un buen equilibrio. Efectivamente, no tiene demasiada “presencia” en la muñeca, pero tampoco se siente como una pluma en ella.

La segunda cuestión que imagino os plantearéis será sobre la experiencia en uso de esos pulsadores tan distintivos y ubicados en un sitio tan poco frecuente. Los pulsadores son grandes y fáciles de ubicar, aunque encontrarlos al principio no es intuitivo. Pero es un proceso motor más al que uno se va acostumbrando. Además, son muy sensibles, pero no en exceso. Por todo ello, operar el cronógrafo resulta fácil, además de ser bastante agradable.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

En la anterior imagen también podéis apreciar la corona oculta del reloj. Cuenta con una muesca por debajo para poder extraerla con facilidad. Es a presión, pero queda perfectamente recogida dentro de la caja cuando no está en uso. El calibre 7T12 añade función de fecha, así que tiene dos posiciones al extraerla: la primera para el ajuste del fechador y la segunda para ajustar la hora.

La trasera a presión tiene un acabado pulido y recoge todas las especificaciones del reloj además del número de serie.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La esfera está dividida en dos sectores. El tercio superior es blanco, al igual que el anillo de los marcadores de horas y minutos, impresos en negro. Los dos tercios inferiores tienen el fondo negro. Por último, el anillo de retención también es negro. Incluye una escala taquimétrica impresa en blanco.

En el sector blanco vemos a las 12 h un logo aplicado de SEIKO y la impresión “CHRONOGRAPH”. La zona negra muestra tres subesferas. La primera a las 3 h contine un indicador de 24 horas e incluye una abertura muy discreta para mostrar la fecha. A las 6 h vemos el totalizador del cronógrafo de 60 minutos. Por último, la subesfera a las 9 h muestra el segundero permanente.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Las agujas y los marcadores en la zona negra son de color blanco, ofreciendo un gran contraste. Las tres agujas centrales (de la hora, los minutos y la trotadora del cronógrafo) son negras. Las dos agujas principales cuentan con una franja central blanca, aunque es muy fina, en exceso. Sorprendentemente, estas franjas no incorporan pasta luminiscente.

La esfera está rodeada por un bisel externo plano sin marcación con un acabado negro acorde con el resto de la caja. Equipa un cristal plano de Hardlex con tratamiento antirreflejos muy efectivo, tal como se aprecia en las imágenes.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Como ya he citado más arriba, estas reediciones equipan el calibre 7T12. El enlace os llevará al manual de instrucciones en español, por si es de vuestro interés.

Hubiese sido fantástico si SEIKO hubiese revivido el legendario 7A28, pero imagino que la adaptación de estos nuevos Giugiaro a un calibre moderno ha permitido que estos relojes fuesen más económicos.

Aunque el 7T12 es un calibre producido en masa, con componentes de plástico, sigue siendo un movimiento fantástico. El “downgrade”, en mi opinión, no le quita mérito a las reediciones modernas. El 7T12 cuenta con tres motores a pasos, permitiendo la operación independiente de las funciones del reloj y las del cronógrafo. Además, es muy fiable, ofrece una fabulosa precisión y la autonomía de la batería es de unos impresionantes cinco años.

En términos de funciones, el 7T12 añade las complicaciones de fecha y 24 horas, ambas bastante útiles, a mi ver. A cambio, pierde el entretenido y fugaz indicador de centésimas (1/20 de segundo) que ofrecía el 7A28.

El cronógrafo del 7T12 sigue contando con la función añadida de tiempo parcial (presionando el pulsador inferior se para la trotadora, mientras que apretándolo otra vez alcanza la medición que sigue contándose en un segundo plano). La trotadora ofrece un suave barrido como el que se suele ver en un reloj automático y a diferencia del 7A28 que avanzaba en pasos de segundo. El reseteo, sin embargo, es el típico de los calibres de cuarzo.

Apreciaciones

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los SEIKO Giugiaro son por definición relojes “diferentes”. Esta referencia obviamente no es una excepción a esta regla general. Debemos, por tanto, verlos desde una perspectiva distinta; no podemos analizar si son bonitos o funcionales, o si sus materiales o acabados son de calidad como si de cualquier reloj “normal” se tratara. Los vínculos con el calibre 7A28, Giorgetto Giugiaro y la teniente Ellen Ripley son demasiado fuertes. Todo aficionado que lo ve, o se lo prueba, seguramente sentirá el peso de todo este legado.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Entre lo bueno del reloj destacaría lo siguiente:

  1. Es un reloj icónico y cuenta con mucha historia detrás de él. Para los aficionados y coleccionistas, entre los que me incluyo, esto suele tener mucho peso.
  2. La sensibilidad de los pulsadores del cronógrafo es perfecta. Como ya cité, su ubicación no resulta “natural”, aunque uno se habitúa a ellos bastante pronto. Por ello, se agradece que su manipulación sea tan agradable, porque invita a usarlo y aprender el proceso motor que nos permitirá encontrarlos fácilmente.
  3. Si bien el calibre 7T12 no tiene el estatus icónico del 7A28 (el primer cronógrafo analógico de cuarzo) ni está construido al nivel del mismo, representa una propuesta mucho más asequible que además ofrece un desempeño increíble. Creo que hasta los más puristas quedarían encantados con su rendimiento.
  4. Por último, es un reloj altamente coleccionable del que además se produjeron relativamente pocas unidades. Aunque esto dificulta añadirlo a nuestras colecciones, también es cierto que ayuda a mantener su valor, factor que nunca viene mal.
blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

En cuanto a los peros del reloj, citaría lo siguiente:

  1. Definitivamente el aspecto más negativo de este maravilloso reloj es su pobre legibilidad. Para mí, la legibilidad de un reloj es un aspecto al que doy mucha importancia, aunque imagino que para otros aficionados pueda ser una cuestión menos importante.
  2. El reloj es bastante legible a la luz del día, pero al caer la tarde empiezan los problemas. Y por la noche, sin luminiscencia de ningún tipo, podéis asumir que hay que encender la luz de la mesita de noche para saber la hora.
  3. El problema va más allá de la falta de lumen. Las agujas principales son delgadas y oscuras, dificultando su localización sin suficiente luz. La parte central blanca de las manecillas principales debería haber sido más gruesa y contener lumen, mientras que los contornos negros deberían haber sido más estrechos.
  4. Otro error, a mi parecer, es el color negro de la trotadora del cronógrafo, dificultando su localización cuando recorre la parte de la esfera con fondo negro, que además es el sector dominante.
  5. Por último, pienso que el ajuste del brazalete es demasiado complejo. Si bien aquellos aficionados apasionados del “trasteo” pueden disfrutar con esta experiencia, para muchos será un gran inconveniente.

Resumiendo, el SEIKO Giugiaro es un reloj muy diferente. De hecho, quizás sea su mayor atributo, junto a toda la “historia” que transmite. Para mí, estos factores son suficientes para justificar su presencia en mi colección.

Además de su gran personalidad, es una pieza cómoda de llevar, bien construida y con un calibre que sin ser del otro mundo va más allá de ser un cuarzo cualquiera. Es un descendiente del 7A28, algo que creo cuenta a su favor.

Me gusta llevarlo en la muñeca. Lo sé porque la volteo frecuentemente para mirarlo. Y cuando lo hago, sé que no llevo cualquier reloj puesto. ¡Es un SEIKO Giugiaro!

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

7 comentarios en «Reseña SEIKO X Giugiaro Design Chronograph SCED041»

  1. Como siempre es un gusto aportar al Website, y la edición y el complemento que han hecho Adam, Miquel y sus colaboradores ha sido impresionante con toda esa información.
    Como mencioné es un reloj con mucha personalidad y sin términos medios…, o gusta o no gusta!, pero el peso de su historia y lo icónico se siente en la muñeca sin duda y ha sido una fortuna encontrarlo en estado NOS…, una cacería larga, pero finalmente cayó. Un saludo para todos los aficionados.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

blank