Saltar al contenido

Os Presento A Mike… Y Su Garmin Descent MK2i

@calibre321

En esta entrada descendemos a las profundidades.

Nota del editor: 
Este artículo está escrito por @calibre321 (Robi). Apareció por primera vez en su blog calibre321.com el 11/11/2022. Reproducimos, con permiso, una versión traducida, editada y ampliada para poder llegar al público de lengua española.

blank
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

A 55 pies (15 m) bajo la superficie del río San Lorenzo, el naufragio del Robert Gaskin aparece como una sombra nebulosa. A 20 pies (6 m) de la proa, no es más que una masa oscura que se tambalea con la corriente. A medida que nos acercamos a la línea de amarre, se consolida, abandonada, pero no olvidado. Más grande que un hombre adulto, su ancla se aleja de la proa como un dedo de hierro que apunta hacia la orilla. Su bodega se abre como una invitación, como lo ha hecho durante los últimos 133 años. El casco (de 113 pies de largo) se desplaza por el banco de arena hacia la oscuridad del rio. Es una de las mejores imágenes que he visto nunca.

Y todo esto se lo debo a Mike.

blank
Mike Fowler en el agua con su re-respirador AP.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Nadamos junto a la barcaza con mástiles de hierro en el borde de sotavento, protegidos de la corriente. A nuestro lado, el entarimado de madera parece la piel de un lagarto, con cuernos donde se ha desgastado por los nudos y con un montón de mejillones cebra. Mike parece levitar delante de mí, con las manos cruzadas tranquilamente bajo el pecho, en paralelo al fondo del río. Desde algún lugar inidentificable, el zumbido de un petrolero que pasa hace eco a nuestro alrededor.

blank
El casco y la cubierta del Robert Gaskin.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

En una época de su breve historia como buque de vela, el Gaskin transportaba grano y piedra entre Prescott, Ontario, y el puerto de Milwaukee, Wisconsin, en el Gran Lago. Sin embargo, al cabo de menos de una década de servicio, encalló en un banco de arena y se hundió. Entramos en su popa, que yace en poco más de 60 pies de agua, a través de un agujero abierto en su casco. Pequeños escombros pasan por delante de nosotros. La visibilidad es mucho mejor en el interior. La luz entra sin interrupción a través de la cubierta derrumbada. El suelo está lleno de maderas y una colección de bidones de acero. Mike señala cosas que discutiremos más tarde. Me hace la señal de aprobación, que yo le devuelvo. Me pregunta por mi consumo de aire. Se lo muestro con los dedos. A mitad de camino por las entrañas del barco, salimos para poder nadar por una zona más intacta de la cubierta. La corriente me golpea en el pecho. Nos abrimos paso aleteando y volvemos a entrar, descendiendo hacia la proa.

blank
La popa del Robert Gaskin se encuentra a sesenta y cinco pies de profundidad.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Después de que el Gaskin fuera rescatado y devuelto a su uso como barcaza, se le pidió que rescatara el transbordador William Armstrong que, a su vez, se había hundido a menos de 2.500 metros de distancia del muelle de Brockville en 1889. Utilizando pontones llenos de vapor, instalados por buzos, la tripulación del Gaskin intentó levantar el Armstrong. Cuando uno de los pontones se soltó, salió a la superficie como un torpedo y abrió un agujero tan grande en el Gaskin que éste se hundió inmediatamente.

blank
Dentro de los restos del naufragio del Robert Gaskin.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Nuestra inmersión en el Gaskin dura treinta y seis minutos. Eso incluye una parada de seguridad de tres minutos a lo largo de la línea de amarre a cinco metros bajo la superficie. Pero qué treinta y seis minutos…

blank
Mike Fowler conversando en la cervecería local.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Mike Fowler es un estoico expatriado británico con un sentido sardónico del ingenio. También fue mi instructor de buceo el verano pasado. Antes de nuestros cuatro días juntos en el agua, habían pasado veinte años desde la última vez que enseñó el curso Open Water. “Había olvidado lo divertido que era”, me dijo semanas después, a finales de septiembre. Hablamos mientras tomamos unas pintas en la cervecería Thousand Islands de Brockville.

Durante ese paréntesis de veinte años, se podría decir que Mike tenía peces más grandes que freír…

blank
Mike con su traje de neopreno y el re-respirador AP (en Centeen Underwater Park en Brockville).
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Ya sea enseñando a los ganadores de la beca Rolex “Our World Under Water” los puntos más delicados de los respiradores de circuito cerrado o dirigiendo las operaciones de distribución y marketing en Norteamérica de Silent Diving, un distribuidor de AP Rebreathers, Mike se las arregla para llenar el tiempo. De hecho, hay pocas certificaciones de instructor de buceo recreativo que no tenga: buceo técnico, gases mixtos, buceo en cuevas, rebreather de circuito cerrado, buceo con descompresión… En resumen, es el tipo que entrena a los instructores sobre cómo entrenar.

Entonces, ¿por qué me llevaba de la mano en el curso de aguas abiertas este verano pasado? Estaba ayudando a una amiga, Helen, que dirige el Dive Brockville Adventure Centre, una tienda de buceo local.

En otras palabras, tuve suerte.

blank
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Mike se alistó en el ejército británico hace 41 años y fue destinado a un regimiento que acababa de regresar del servicio activo en Gibraltar. Entre sus nuevos compañeros había varios buceadores que le contaban historias sobre nadar con tiburones y tortugas. Como siempre fue un nadador nato, Mike aprovechó el programa de formación aventurera del ejército para explorar él mismo el mundo del buceo recreativo. A mediados y finales de los años 80, el ejército pagó para que Mike recibiera sus primeras certificaciones como parte del esfuerzo de esa organización por ampliar el conjunto de habilidades de sus soldados.

Desde entonces, Mike ha pasado los últimos veintiocho años de su vida en la industria del buceo. Después de más de 3.000 horas con rebreathers y más de 5.000 inmersiones, si le preguntas sobre el tema, te dirá: “Sí, buceo un poco”.

Cuando se le presiona sobre el tema, Mike dice: “El buceo en cuevas es mi opción favorita”. Incluso cuando exploró sus primeros pecios, recuerda que buscaba la forma de entrar en ellos y explorar. “Todavía recuerdo mi primera inmersión en una cueva, que en realidad no era una cueva. Era una mina de amianto inundada. Recuerdo que pensé mientras nadaba por un pasillo: ‘Vaya, estoy muy lejos de la superficie'”. El buceo en cuevas y sobre pecios puede ser una de las experiencias submarinas más peligrosas. Sin embargo, Mike se apresura a señalar que, si se toman todas las precauciones necesarias, puede ser más peligroso cruzar la carretera que emprender una penetración de 3.000 pies en una cueva.

blank
Bien equipado.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Entre las miles de inmersiones que Mike ha realizado a lo largo de los años, su favorita es el pecio del “Britannic” que visitó en el año 2006. El Britannic, barco hermano del famoso Titanic, se hundió en 1916 en el Canal de Kea, frente a la costa de Grecia. El lujoso barco fue requisado por la Armada británica para que sirviera de buque hospital durante la Primera Guerra Mundial y mientras se dirigía a recoger a los soldados heridos, la embarcación chocó con una mina. Fue Jacques Cousteau quien descubrió los restos del barco en 1976. El Britannic, que se encuentra a 400 pies de profundidad, es el sueño de un buceador técnico.

Otros momentos memorables son los viajes de Mike a la isla de la Ascensión, donde nadó por primera vez con tiburones de arrecife y a las Galápagos, donde los bancos de tiburones martillo “eran como un muro impenetrable”.

Sin embargo, en lo más alto de la lista de deseos de Mike está bucear en la laguna de Chuuk. “Es la versión de Pearl Harbour de la flota japonesa”, dice Mike. La laguna de Chuuk está en el Océano Pacífico, a 1.800 km al noreste de Nueva Guinea, Hoy en día forma parte de los Estados Federados de Micronesia. Protegida por un arrecife, la laguna fue en su día la principal base naval del Pacífico Sur de la Armada japonesa. Durante la Operación Hailstone, en 1944, y la Operación Preso, en 1945, numerosos buques de guerra japoneses fueron acorralados y hundidos allí. “Ahí es donde me gustaría ir”, dice Mike.

Sabiendo que sólo el 1% de la población mundial ha buceado alguna vez, le pregunté a Mike cómo podría convencer a alguien para que se lanzara. Me dijo: “Hay más gente que ha ido al espacio exterior que la que ha explorado las zonas más profundas de nuestro planeta. Si quieres experimentar la ingravidez, bucea. Y respirar bajo el agua por primera vez es alucinante”. Estoy totalmente de acuerdo.

blank
Testeando las aguas.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Hablando de respiración, gracias a su experiencia y a su trabajo con Silent Diving, Mike se ha convertido en un gran defensor de los CCR (rebreathers de circuito cerrado). Me dice: “Ese cilindro de 80 pies cúbicos que usaste en el Gaskin puede durar 80 minutos en la superficie. Pero si se desciende a 10 mm, sólo durará 40 minutos. Si se desciende a 20 m, no durará más de 26 minutos…” La ventaja de un sistema de circuito cerrado es que el gas se recicla. “Inhalamos un 20% de oxígeno, pero exhalamos un 17%. El rebreather filtra el 4% de dióxido de carbono que también exhalamos y te devuelve sólo el oxígeno”. La pequeña botella que Mike utiliza en nuestras inmersiones dura 600 minutos, independientemente de la profundidad. Utilizar un rebreather con Nitrox (mezcla de gases) es aún más ventajoso, ya que el sistema de rebreather optimizará los niveles de gas a todas las profundidades, acortando las paradas de descompresión y los intervalos en la superficie. “Los ordenadores de buceo de hoy en día están diseñados para calcular todo eso”, dice Mike, mostrando su muñeca.

blank
Mike y su Garmin Descent MK2i.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

El reloj que utiliza Mike es el Garmin Descent MK2i. “Es como tomar un rastreador de fitness y un reloj inteligente y combinarlo con un ordenador de buceo”, dice. “Lo cargo en mi mesita de noche y por lo demás, va conmigo a todas partes”. A diferencia de un ordenador de buceo tradicional, el Garmin Descent cuenta con toda una gama de recursos y capacidades para cumplir su misión tanto dentro como fuera del agua. Por supuesto, se conecta con el teléfono y ofrece notificaciones inteligentes. Puede reproducir música, planificar entrenamientos, trazar viajes y rutas. Dispone de toda la gama de sensores ABC (así como de una biblioteca de mapas topográficos) y también hará un seguimiento de las constantes vitales, sugerirá entrenamientos animados y ofrecerá información sobre nuestro rendimiento tras terminarlos. Pero donde realmente se diferencia de otros relojes inteligentes es en sus capacidades de buceo. “Hace un seguimiento de un sólo gas, de varios gases, de la RCC con aire o con trimix. Gestiona la planificación de la inmersión. Tiene un registro. Puede mostrar tablas de mareas en tiempo real… navegación, mapas… no hay nada que no pueda rastrear o proporcionar”, dice Mike. “También puede rastrear la integración del aire de hasta cinco sensores. Así que, mientras alguien esté a menos de diez metros de mí, puedo controlar el volumen de gas que tiene. Como instructor, puedo seguir a la vez hasta cuatro alumnos junto a mí”.

blank
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

El Garmin Descent MK2i también es sorprendentemente fácil de llevar, cuando la mayoría de los ordenadores de buceo no lo son. Con 52 mm de diámetro y 52 mm de longitud (“lug-to-lug”), el reloj es grande… pero no más que un Flieger de tamaño decente. Su versión (hay cinco en total) es de acero inoxidable y viene con un cristal de zafiro. E incluso con toda esa funcionalidad, tiene una duración de la batería de hasta dieciséis días con una sola carga.

blank
El Garmin Descent MK2i.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Antes de la era de los ordenadores de buceo y los relojes inteligentes, Mike recuerda haber buceado con algún Casio y Citizen. Junto con un medidor de profundidad analógico y tablas de buceo, trazaba y ejecutaba esas primeras inmersiones de la manera más difícil. Sin embargo, los ordenadores de buceo se han vuelto tan omnipresentes en el sector que el uso de las tablas de buceo se ha convertido en un módulo opcional en el curso PADI Open Water, en lugar de ser una habilidad esencial.

blank
Comienza la inmersión.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Para Mike, que podría haberse establecido en cualquier lugar de Norteamérica (o del mundo, en realidad), Brockville y la región de las Mil Islas le parecieron un lugar tan bueno como cualquier otro… al menos en lo que respecta al buceo. “Aquí, en Brockville, la mayoría de la gente no sabe que justo debajo de la superficie hay pecios que tienen más o menos el mismo aspecto que tenían hace 145 años cuando se hundieron por primera vez”, dice Mike. “El Robert Gaskin está ligado a la historia del túnel ferroviario más antiguo de Canadá (una de las principales atracciones turísticas de Brockville), ya que llegó aquí mientras rescataba al Armstrong, que transportaba vagones de ida y vuelta desde Estados Unidos”. Ha explorado muchos de los abundantes pecios del Reino Unido, “pero son más bien restos, piezas rotas de acero oxidado que se parecen poco a su pasado histórico”.

blank
Entrando en el Gaskin.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

El rio San Lorenzo tiene la particularidad de que los pecios se encuentran en agua dulce. Los metales basados en hierro utilizados en la construcción de los barcos se corroen mucho más rápido en el agua salada. Sin embargo, muchos pecios locales están prácticamente intactos, como el Lillie Parsons, que yace boca abajo en sólo 15 m de agua. O el Robert Gaskin, descrito en detalle más arriba. También hay que tener en cuenta que el río San Lorenzo tampoco tiene termoclina, lo que significa que la temperatura en la superficie es más o menos la misma que en el fondo. La visibilidad, la mayor parte del año, también es alta.

blank
Cronometraje perfecto.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

Durante nuestra conversación, el Garmin de Mike le dice que va a dar otra clase de buceo el próximo sábado. Yo digo: qué suerte tienen los alumnos. Mi breve relación con Mike me ha convencido de que he aprendido del mejor. Observar su serenidad bajo el agua, pero también su respeto por el buceo como afición, por mi educación estando a su cargo y por la conservación del pecio que estábamos explorando, me infundió confianza y me dio algo a lo que aspirar. 

Y ¿cómo no?, también me ha dado, sin saberlo, una lista de la compra… en la que figura en primer lugar un ordenador de buceo decente.

blank
Fuente:
https://calibre321.com/2022/11/11/off-the-cuff-meet-mikeand-his-garmin-mk2i/

En España, la versión del Garmin Descent MK2i de Mike cuesta €1.200.

2 comentarios en «Os Presento A Mike… Y Su Garmin Descent MK2i»

  1. Sólo puedo felicitar a Brent por este entretenido e informativo artículo. Lo mío son los aires, más que las profundidades, pero también es un área en la que destaca Garmin así que entiendo perfectamente la gran utilidad de “relojes” como estos. Además, toda la aviónica en mi avión era de Garmin. Con eso lo digo todo…

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

blank