G-SHOCK De Lujo: GMW-B5000TCM-1

@aviationwatchcollector

Introducción

Hoy quiero presentaros una pieza que debo calificar como “indulgente”; se trata del G-SHOCK camo de titanio con la referencia GMW-B5000TCM-1. Esta pieza fue producida por la marca durante un breve periodo de tiempo, entre 4 de noviembre y el 29 de diciembre del 2019.

Este G-SHOCK camo es quizás la pieza de mi colección que más envidia (confío que sana) suscita cuando la muestro en Instagram, pero es indudable que su elevado coste (€1.650 de PVP cuando estaba disponible) ha sido sido merecedor de muchísimas y merecidas críticas.

Su fecha de lanzamiento no está del todo clara, ya que hay evidencia del reloj circulando antes de que saliera oficialmente al mercado, y su aparición fue escalonada geograficamente. Además, sabemos a ciencia cierta que el anuncio del 4 de noviembre es para el mercado norteamericano. Entendemos que la pieza se vendió primero en Japón y otros mercados asiáticos y un poco más tarde del lanzamiento en norteamérica, se ofreció en Europa. La fecha del fin de producción sí que es oficial según g-central, ya que se publicó en la web japonesa de la marca en la fecha citada, aunque no hemos tenido acceso a la fuente original. Lo que está absolutamente claro es que el reloj está agotado en todas las jurisdicciones.

Fuente: https://www.instagram.com/p/B_U2ZWmn48Z/?utm_source=ig_web_copy_link

La pieza se lanzó al poco de que G-SHOCK anunciara otra novedad limitada de titanio, con la referencia GMW-B5000TB-1, realizada toda en negro y con pantalla positiva. Esta pieza, de la que deriva la versión camo según la propia marca, se anunció el 19 de septiembre del 2020.

Antes de adentrarnos en el protagonista de este artículo, debo remarcar que se anunció junto a otra modelo de la colección MT-G, según mostraba la nota de prensa comunicando su lanzamiento.

El Modelo

El camo es un G-SHOCK “premium” de cara cuadrada, de la línea “Origins“. Viene equipado con el módulo digital más completo de G-SHOCK, el B5000.

Esta pieza ofrece resistencia a choques, vibraciones, 15Gs de aceleración, 200 m de estanqueidad al agua, una célula de energía solar para cargar el acumulador, indicador de carga, iluminación, sensor de movimiento, radiocontrol de hora y conectividad Bluetooth en combinación con el móvil a través de una aplicación de G-SHOCK. Esta última tiene funciones limitadas, principalmente dedicadas a personalizar temporizadores, alarmas y hasta cinco zonas horarias.

El reloj tiene unas dimensiones de 49.3 x 43.2 x 13.0 mm y pesa 110 g, sin ajustar el brazalete. Está realizado íntegramente en titanio, que es usado para la carcasa interior y la exterior, así como para el brazalete.

La marca ha explicado que esto supuso la creación de nuevos moldes para la producción, y una línea de producción aparte, principalmente porque la versión TCM requiere un manejo especial. En concreto, primero se somete al recubrimiento de IP (“ion-plating) y después se aplica el patrón de camuflaje con láser. Según la marca, ambas fases requieren una manipulación a mano de tanto la caja como el brazalete.

La caja tiene un acabado brillante y el brazalete mate, preservando las características de los otros modelos metálicos. Un examen detallado del acabado revela un patrón que parece haber sido producido en una vieja impresora “dot-matrix”, que producía las imágenes con cientos de pequeños puntos. Esto le da cierta profundidad al patrón, aportando un aspecto tridimensional diría yo, que incluso se nota al tacto cuando pasas el dedo por los eslabones y sobre todo por el cierre.

Todos estos factores citados, junto al cristal de zafiro que porta y su producción limitada, son los principales justificantes del alto precio de la pieza, en mi opinión ¿Pero es justificable que saliera a un PVP aproximadamente tres veces superior a los modelos metálicos con el mismo módulo? Pues sinceramente, no lo sé. El zafiro, el titanio, y la complicada producción de este modelo son elementos que claramente justifican un precio mayor, pero el intangible de la limitación de la producción también contribuye y este factor es imposible de cuantificar.

Bueno, paso a presentaros la pieza y tras la galería os comento mis impresiones sobre ella.

Varios de mis compañeros de safonagastrocrono tienen ejemplares de los modelos “Full Metal”, principalmente con el acabado en acero, referencia GMW-B5000D-1ER. En general, están muy contentos con estos relojes y es un tipo de reloj que yo había visto bastante de cerca.

Sin embargo, para mi primer G-SHOCK me decanté por el camo, en plan entrada a lo grande. Hasta la fecha, no tengo queja alguna, salvo el importante desembolso económico y el trabajo para comprarlo, porque estaba totalmente agotado en España y no tuve otra que obtenerlo en el Reino Unido.

El reloj es ligero como una pluma, de un modo algo sorprendente porque uno espera el peso de un reloj de metal. He tenido relojes de titanio antes, pero este es deceptivamente ligero. Seis meses después, finalmente me voy acostumbrando. Al ser tan ligero, huelga decir que es ideal para llevarlo haciendo deporte y por supuesto aguanta la piscina o la playa.

Mientras que los “Full Metal” pueden ser rayados con facilidad, sobre todo en el brazalete, este modelo me parece mucho menos susceptible al desgaste y mi experiencia hasta ahora es que lo es. La calidad y resistencia del acabado del reloj son simplemente impresionantes. Además, ahora ya tengo otro G-SHOCK, un híbrido con caja de metal azul, pero con correa de resina, en concreto la referencia GMW-B5000G-2ER, que sólo pesa 13 g menos. Mi experiencia personal es que temo más rayar este último que la versión camo, pero al ser considerablemente más económico, me importa menos y creo que lo compré precisamente por esto. Cuando espero batalla, llevo el barato, aunque en mi opinión el caro la aguantaría mejor.

Fuentes:
https://www.instagram.com/p/CBi2eGUHwqd/?utm_source=ig_web_copy_link
https://www.instagram.com/p/CA8m-5mHLHS/?utm_source=ig_web_copy_link

La pieza no es una edición limitada en el sentido de llevar un número de unidad de la edición, sino porque su producción se limitó en el tiempo. A pesar de ello, es inevitable que esto ayude a que mantenga mejor su valor. Dicho esto, no creo que este factor deba influir al decidirse por la compra de un reloj, pero es indudable que ayuda a tomar la decisión. Si uno se arrepiente, sabe de antemano que tendrá mejor salida.

En resumen, no ha decepcionado mis expectativas. Es muy preciso, es robusto a rabiar, y se lleva muy cómodamente. Ofrece todas las virtudes de los G-SHOCKs, pero a 15 veces el precio de uno básico. Dicho esto, creo que es una pieza que aporta mucha más satisfacción por ser tan especial. ¿Se disfruta 15 veces más que un modelo básico? No os lo podría decir, porque eso dependerá de cada uno.

El Futuro De Las Series Limitadas

A pesar de las mencionadas críticas sobre el precio, es esencial citar que hay “peores” ejemplos de G-SHOCKs en términos de indulgencia, como el square en oro macizo con referencia G-D5000-9JR, fabricado para el joyero californiano Toppers Jewelers. Conocido como el “Dream Project”, se produjo en cantidades muy limitadas (36 unidades) y se vendió por la friolera de $70.000 la unidad. Cosas de Holywood, imagino…. Podéis ver una brillante entrada en aBlogtoWatch explicando los cuatro años que tardó en concluirse este proyecto.

¿Qué nos depara el futuro? Pues creo que el éxito de ventas de estas piezas limitadas deja claro que son altamente coleccionables. Por ello, dudo que G-SHOCK desaproveche la ocasión que esto supone. Además, si esta fuente de ingresos le permite seguir produciendo robustos relojes utilitarios a unos precios súper asequibles, pues por mi es algo bienvenido.

¿Cuál será la siguiente novedad? Pues tras el último modelo de metal, referencia GMW-B5000CS con cuadriculas grabadas con laser, lo que nos depara el futuro parece ser una pieza hecha íntegramente de zafiro. Esto ya lo dejó entrever la marca en el 2017, en un evento celebrado en Nueva York con motivo de su 35 aniversario. Este artículo de g-central habla del anuncio. ¿Su precio? A saber, pero sin duda será astronómico.

ENTRADAS RELACIONADAS

4 comentarios sobre «G-SHOCK De Lujo: GMW-B5000TCM-1»

  1. Una pieza interesante, aunque los G-Shock no son de mi gusto. Gracias por el aporte. 😉

  2. Muchas gracias por este interesante artículo. el reloj…espectacular.

  3. Muchas gracias Adams por la reseña.
    El reloj muy chulo, afortunadamente los digitales no me llaman.
    A disfrutarlo.

  4. Doy fe de la ligereza del reloj porque he tenido la oportunidad de tenerlo en mis manos.
    No soy fan de los digitales pero eso no quita que me guste estar informado y leer artículos sobre ellos. Gracias Adam

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.