El Reloj De Abraham Lincoln

@admin

Hay relojes que pasan a la historia por sus condiciones intrínsecas, ya sea por su tipo de construcción, sus complicaciones, la excelencia de sus materiales… Y otros lo hacen por el momento histórico en el que dieron las horas, por el personaje que lo utilizó o lo que representaron en un momento determinado del tiempo. Sin duda alguna el reloj que perteneció a Abraham Lincoln no sólo pasó a formar parte de nuestra historia moderna por los motivos expuestos, sino que aun en nuestra época sigue creando lazos con la misma, sin parecer querer resignarse a quedar olvidado por la sombra de la memoria.

Fuente: Dominio público.

En 1850, Abraham Lincoln tenía una frenética actividad política y a su vez era un abogado de notorio éxito en Illinois. Congresista por el partido Whig, no se presentó a la reelección al Congreso tras un enfrentamiento con el partido debido a su frontal oposición contra la intervención norteamericana en México.

Años más tarde, fundó junto a otros colegas el Partido Republicano. Y como todos sabemos, en 1861 se convirtió en el 16º Presidente de los Estados Unidos de América.

Una de las acciones políticas más importantes llevada a cabo por Lincoln fue la Proclamación de la Emancipación en 1863, con la que pretendía abolir la esclavitud en el país. Algo por lo que ya había luchado cuando era congresista.

Fuente: Dominio público.

Pero sin duda alguna le tocó vivir como Presidente uno de los momentos más difíciles de la historia de su nación: la Guerra de Secesión. Guerra, en gran parte, acontecida por la abolición de la esclavitud y la negativa a aceptarla por parte de una confederación de estados sureños, que duró prácticamente todo su mandato.

Lincoln fue asesinado en 1865 por un simpatizante del sur, cuando la guerra activa daba ya sus últimos coletazos y él empezaba su segundo mandato presidencial.

Fuente: Dominio público.

Pero volvamos atrás unos años.

Ya hemos apuntado que Lincoln en la década de los 50 era un eminente abogado de éxito. Como tal y gracias a sus ganancias económicas, decidió adquirir un buen reloj inglés de oro, ya que en aquel tiempo eso le daba cierto estatus y reforzaba su figura pública. Sobre el tema del incipiente mercado de “la relojería de lujo” en aquella determinada época ya hablamos en profundidad en esta entrada y os enseñamos unos cuantos ejemplos.

El reloj en cuestión que adquirió Lincoln es el que podemos apreciar en la imagen inferior y que desde 1958 se conserva en el Smithsonian, cedido a la institución por su biznieto, Lincoln Isham.

Fuente: https://americanhistory.si.edu/collections/search/object/nmah_516567

Si bien a día de hoy se desconoce quien fue el relojero de Liverpool que fabricó el reloj, sabemos que Lincoln lo adquirió en una joyería de Springfield que estaba a cargo de George Chatterton, como reza en el dial. Desafortunadamente, no existen muchas imágenes más precisas del mismo.

Como hemos citado anteriormente, muchos joyeros norteamericanos importaban relojes de calidad ingleses y los ofrecían en cajas de oro a clientes con un alto poder económico. Por norma general, los mecanismos venían sin la firma del fabricante (en este caso de Liverpool) y los joyeros estampaban su nombre en el dial y en algunos casos en el movimiento, como ya describimos en la entrada dedicada a Sam Hammond.

Fuente: https://www.pocketwatches.com/blog/abraham-lincolns-pocket-watch/

Evidentemente, un reloj que perteneció a una figura de tal importante pasaría a la historia “per se”, pero parece que nuestro protagonista aún tenía que revelarnos algunos secretos escondidos en su interior. Y fue en 1906 cuando un ya octogenario relojero irlandés, Jonathan Dillon, hizo una importante revelación al NY Times. En su declaración a la prensa el Sr. Dillon afirmó que, en 1861, el Presidente Lincoln les dejó su reloj para reparar. Dillon trabajaba de relojero en M.W. Galt & Co. Jewelers en Washington, D.C. y justo en el momento en que tenía el reloj reparado, el dueño de la joyería le advirtió que el ejército confederado había atacado el Fuerte Sumter, empezando así las hostilidades y la guerra de secesión.

Fuente: https://www.hhhistory.com/2019/03/galt-bro-jewelers-glittering-legacy.html

Así, en este estado, Dillon decidió sacar el dial del reloj y grabar en su placa las siguientes palabras que a veces se ha interpretado como un mensaje dirigido al presidente de la nación.

“The first gun is fired. Slavery is dead. Thank God we have a President who at least will try.”

En las imágenes inferiores podemos leer la nota de prensa del New York Times de 1906.

Fuente: https://www.nytimes.com/

Es más que probable que Lincoln nunca se percatara del mensaje de Dillon y aunque este último lo confesase en los medios, al parecer su historia pasó bastante desapercibida.

Como ya hemos visto, nuestro reloj protagonista estuvo en manos del biznieto de Lincoln hasta que este lo cedió al Smithsonian para su conservación en 1958. Pero nuestro reloj aún no había jugado su última carta. En el año 2009, otro biznieto (en este caso de Jonathan Dillon) y también genealogista, Douglas Stiles, llamó al Smithsonian el día en que Lincoln cumplía su 200º aniversario. Su intención era convencer a los conservadores del legado que abriesen el reloj y confirmasen la existencia del mensaje que su bisabuelo grabó en el reloj. Por increíble que parezca, estos accedieron y he aquí el resultado.

Fuente: https://www.smithsonianmag.com/history/lincolns-pocket-watch-reveals-long-hidden-message-57066665/

Efectivamente, la placa del dial contenía el mensaje de Dillon, aunque si lo comparamos con sus palabras, este último era bastante más prosaico.

“Jonathan Dillon April 13-1861 Fort Sumpter [sic] was attacked by the rebels on the above date J Dillon April 13-1861 Washington thank God we have a government Jonth Dillon.”

Aun con la licencia poética que se había permitido el viejo Dillon con el New York Times, hay que admitir que fue testigo de un importantísimo acontecimiento histórico y que quiso dejar su impronta, tal vez como un mensaje dirigido a su Presidente o a la posteridad, sabedor de los acontecimientos venideros que iba a vivir.

Es curioso que nos encontremos con dos inscripciones posteriores a la de Dillon, una que reza “LE Grofs Sept 1864 Wash DC” y que no se ha podido atribuir a nadie (lo más seguro es que sea de otro relojero durante otra reparación) y otra con el nombre (como si de una broma macabra se tratara) de Jeff Davis, el que fuese Presidente de la Nación Confederada durante la Guerra de Secesión, y por lo tanto enemigo acérrimo de Lincoln.

ENTRADAS RELACIONADAS

5 comentarios sobre «El Reloj De Abraham Lincoln»

  1. Estupendo artículo Miquel, la cara de sorpresa del presidente, si en algún momento llegó a abrirlo y ver la inscripción, no tendría precio

  2. Una entrada muy interesante y curiosa, gracias por aportarla. 😉

  3. La verdad es que la broma de grabar el nombre de Davis, se le debió atragantar a más de uno cuando lo abrieron…

    1. Genial la “broma”….muchas gracias por compartir el artículo

  4. Que bueno!! A partir de ahora después de dejar mi reloj al relojero mirare si me ha dejado algún mensaje.
    No conocía esta curiosidad de Lincoln

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.