Saltar al contenido

China Made: Tianjin Watch Factory

@beredar

En este tercer artículo de la serie “China Made”, nuestro colaborador @beredar (Ricardo) empieza a examinar las distintas factorías chinas, empezando por la de Tianjin.

Nota del editor:
Desde safonagastrocrono.club tenemos el placer de editar y publicar este trabajo realizado por nuestro amigo y colaborador @beredar (Ricardo), donde nos aproximaremos de manera concisa y clara a la historia horológica china.

Su intención más significativa es la de alejar los prejuicios que imperan hoy en día sobre la industria relojera del gran gigante asiático.

Para ello, el autor nos llevará de su mano a conocer la historia de sus factorías, sus creaciones más significativas y sus particularidades.

Como editor y a la vez lector, no puedo más que agradecerle a @beredar el haberme hecho partícipe de este fascinante viaje.

Me comenta el equipo editorial sobre la buena acogida que esta teniendo esta serie. Me llena de orgullo y satisfacción el poder continuar enseñando este rincón horológico tan desconocido para los aficionados a la relojería en general.

Como solían decir en el instituto, lo primero que se da es lo aburrido, la teoría. Pero creo que era absolutamente necesario desgranar las cuestiones básicas en los capítulos anteriores para poder acercarnos al mundo de la relojería china con cierta seguridad. Pero ahora viene lo interesante: desgranar las distintas fabricas para ver sus movimientos y los modelos más reseñables.

Tianjin Watch Factory

La fábrica de Tianjin comenzó su andadura a mediados de los años 50 como Tianjin Wuyi Watch Factory. En 1962, esta pasó a llamarse Tianjin Watch Factory, nombre que conserva hasta la actualidad. Ahora está integrada en el grupo Seagull, conglomerado cuyo volumen de producción actual representa aproximadamente una cuarta parte de todos los movimientos mecánicos de reloj que se producen a nivel global.

blank
Imagen de la actual Tianjin-Seagull Watch Factory.
Fuente:
https://www.amchpr.com/12-sea-gull-watch-factory.html

Pero adentrémonos en los orígenes de la que se puede considerar como la primera fábrica de relojes de China.

Inicios: Wuxing/Wuyi

En enero de 1955, el gobierno chino comenzó a establecer la industria relojera del país.

En un pequeño taller, cuatro hombres con pocos materiales y herramientas realizaron el que podemos denominar el primer reloj “moderno” totalmente fabricado en China. Este prototipo, derivado del movimiento de clavijas (pin lever escapement) de cinco joyas producido por la suiza “Sindaco“, se denominó WUXING (5 estrellas). Era una clara alusión a la bandera de la República Popular China 五星红旗 que contaba con cinco estrellas, que simbolizaban los cinco nuevos estamentos de clase social en la cual estaba constituida la República.

Este movimiento era de partida básico y basto, por lo que seguramente daría muchos problemas. En aquella fábrica y época, no contaban con la experiencia para realizar una mejor elaboración y hay que decir que además eran prácticamente realizados de manera artesanal. Se desconoce la cantidad total de movimientos que se ensamblaron. A día de hoy, son verdaderas piezas de coleccionista dada su rareza y la dificultad de encontrarlas. Se rumorea que la actual Seagull adquirió un ejemplar de Wuxing por un millón de dólares para alojarlo en su museo.

Como prueba de la dificultad de encontrar estas piezas, podéis ver a continuación la única imagen que he podido encontrar (perdonad la escasa resolución) de un Wuxing parecido al original. Desafortunadamente no he podido determinar si equipaba alguno de estos calibres primigenios. En el dial podemos observar la disposición de las estrellas, claramente relacionada con la que se observa en la bandera del país.

blank
Fuente:
http://micmicmor.blogspot.com/2007/12/first-chinese-watch-seagull-wuxing-five.html

En la siguiente imagen podemos apreciar una imagen de un calibre Sindaco, del que presumiblemente derivan los primeros Wuxing.

blank
Calibre Sindaco 7 rubíes.
Fuente: Dominio público

Modelos posteriores del Wuxing ya se equiparon con los nuevos calibres ST2 (de los que hablaremos a continuación) y presentaban ciertas diferencias estéticas en el dial, como podemos apreciar en este ejemplar perteneciente a la colección del museo de Seagull y cuya imagen nos ha cedido amablemente el Sr. Ron Good para poder ilustrar nuestro artículo.

blank
Imagen por cortesía de Ron Good.
Fuente: https://www.amchpr.com/

En 1957, la fábrica cambió de situación, incorporando mejor maquinaria y equipamientos que fueron importados presumiblemente desde Suiza. Tan solo un año después comenzó la producción del nuevo reloj Wuyi 无锡 (Uno de Mayo) con un movimiento denominado ST2 que contaba con 17 rubíes. Se rumorea que pudo haber existido un calibre ST, pero poco más puedo aportar sobre esta cuestión. El ST2 era un derivado del FHF 25, aunque siendo mejorado con el tiempo y asemejándose más al FHF 28 al equipar protección antichoque en el volante. Estos últimos se denominaron ST2-A.

Los relojes con estos calibres se realizaron hasta el año 1971. En el siguiente carrusel de imágenes vemos un ejemplar de mi colección particular.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Como curiosidad cabe citar un rumor que asegura que los primeros modelos del Wuyi montaban calibres suministrados por Breitling-Sicura (aunque yo nunca he podido confirmar esta información). Pero por ello y en broma, me gusta denominarlos como los “Breitling chinos”.

Ignorando este tipo de leyendas, lo que no se puede negar es que son relojes realmente buenos y de calidad, habiendo varios modelos bajo esta “marca”. Evidentemente, los más recientes se suelen encontrar en mejor estado, pero, a mi parecer, siguen siendo más impresionantes las primeras generaciones con su 51 (en clara referencia al día 1 de mayo) aplicado en el dial y las esferas con relieves.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Proyecto 304

Corría el año 1961… Justo antes de un cambio de instalaciones, el Ministerio de Industria Ligera comenzó a desarrollar un reloj cronográfico para la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación.

La compañía suiza Venus quería vender su magnífico y longevo calibre 175, en gran medida para financiar el nuevo Venus 178. Así que llegó a un acuerdo comercial con China para venderle el diseño, todas las herramientas y la maquinaria necesaria para fabricar el calibre, que había sido retirado por el fabricante suizo en 1960. Tianjin llevó a buen término esta compra, lo que sin duda permitió acelerar el desarrollo del encargo.

Una vez adquirido, comenzó la producción del Proyecto 304, más conocido actualmente como Seagull 1963. La denominación es curiosa por ser errónea y graciosa, ya que el proyecto se inició en el año 1961 y además no existía Seagull como tal en aquella época.

La primera versión del calibre 175 salida de la fábrica de Tianjin se denominó ST3. Posteriormente, se desarrolló una versión con 21 rubíes, el ST19. Se rumorea que se fabricaron un total de 1.400 unidades de este cronógrafo, cosa que los convierte en un verdadero objeto de culto para coleccionistas. También debo citar que en este total de unidades podemos encontrar variaciones en los diales y agujas, quizás fruto del aprovechamiento de las piezas compradas a Venus.

Las siguientes imágenes nos muestran uno de estos ejemplares tempranos en perfecto estado de conservación.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente:
http://www.eastwatchreview.com/blog/2015/10/20/a-historical-perspective-chinas-first-chronograph

Y aquí podéis ver un 304 de mi colección particular, ya con el calibre ST19.

Es una versión especialmente importante pues la lanzó y comercializó la propia fábrica a partir del año 2016. Se trata la reedición del Proyecto 304/Seagull 1963 “FKJB”. Las siglas “FKJB” representan Fu Ke Jun Biao (复 刻 军 表 en chino), que en inglés se traduce como “Military Watch Reissue”. Es una serie limitada y numerada de 5.500 unidades y la caja en la que se presenta el reloj incluye un código QR para verificar la autenticidad y el origen del reloj. 

  • blank
  • blank

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Buscando material para confeccionar este artículo, encontré una modificación del anteriormente citado ST3 que lo convertía en un cronógrafo mono-pulsante. Como podemos observar en la siguiente imagen, al calibre se le ha suprimido el contador de minutos y la palanca de parada, permitiendo operar todas las funciones del mismo desde un solo pulsador (cosa que implica una simplificación y reducción de piezas en el calibre y con ello un menor coste menor en su fabricación). Desafortunadamente este “prototipo” carece del bisel, que a priori debía equipar una escala taquimétrica o de pulsaciones, así que desconocemos verdaderamente su utilidad y si fue de uso civil o militar. También carecemos de otras referencias gráficas o escritas.

blank
Fuente:
https://www.watchuseek.com/threads/wuyi-chronograph.519823/

Dongfeng ST5 ¿La Edad De Oro?

En el año 1966, la fábrica de Tianjin desarrolló el primer reloj 100% realizado en China, cuyo diseño, materiales y calibre se realizaron íntegramente “en casa”.

El Dongfeng (Viento del Este) montaba el calibre ST5 de ritmo lento (18.000 vph o 2,5 Hz) y 19 rubíes. Tenían “东风” estampado en el puente. El ST5 es un movimiento destacable porque cumplía con el estándar nacional de primer grado, lo que puede haber sido un factor para que la fábrica de Tianjin obtuviera una exención de la producción del movimiento estándar chino (Tongji) del que hablamos en el anterior capítulo.

El salto cualitativo en la producción y distribución de los modelos del Donfeng fue enorme, llegando a producirse relojes para el mercado de exportación. China entraba por fin en la escena de la relojería global.

blank
Fuente:
http://ozputera.blogspot.com/2010/08/tianjin-dongfeng-easternwind-st5a.html

En la imagen superior podemos apreciar el grabado “东风” que se atribuye a la grafía personal del presidente Mao. Evidentemente el nombre tiene bastante connotación política (no hay que olvidar que el Dongfeng se empezó a producir durante el inicio de la revolución cultural) y la denominación “Viento del Este” anunciaba los cambios y la influencia que estaban por llegar dentro de la propia República y en especial en el mundo occidental. Unos años después (circa 1971) se realizó una versión automática de un tamaño algo mayor. Este movimiento es una autentica rareza y sólo más adelante se estandarizaría su producción bajo la firma Seagull.

En la siguiente galería de imágenes podemos ver uno de estos raros ejemplares.

  • blank
  • blank

Fuentes:
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/
https://www.watchuseek.com/threads/new-seagull-st5-d-arrived.354150/

Seagull Entra En Escena

En 1973 y con la necesidad de hacer más fáciles y productivas sus exportaciones, Tianjin creó la marca Seagull.

En los nuevos modelos, se eliminaron prácticamente todas las alusiones al comunismo y se utilizaron los movimientos ST5, con diferentes modificaciones y denominaciones. Una de ellas es que se aumentó el número de alternancias hasta las 21600 vph (3 Hz), consiguiendo así una mayor precisión en general. Pero la más distintiva de todas es que estos nuevos y mejorados calibres se decoraron con lo que hoy se conoce como “Seagull Stripes”. Lo más curioso de esta bella decoración radial es que se hacía a mano y que, para la satisfacción de los coleccionistas, no hay dos ejemplares que sean iguales.

Saskwath nos ha cedido amablemente el uso de sus imágenes para ilustrar este bello calibre.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente:
https://www.myvcms.com/Watches/Tianjin/Sea-Gull/Sea-Gull-3/i-CFJWBHL

Antes de seguir adelante con nuestra narración, me gustaría apuntar las “tres reglas de oro” que hay que tener en cuenta a la hora de buscar y adquirir un Dongfeng/Seagull.

  1. Los movimientos iniciales de Dongfeng deben tener “东风” estampado en el puente.
  2. Sólo los movimientos Seagull podían llevar rayas.
  3. Indistintamente, los ST5 han de tener rayas o ser lisos. Las mezclas de ambos en los puentes son producto de reparaciones posteriores o de relojes realizados a partir de diferentes piezas (franken watches).

DST4: Una Historia De Espías

No se sabe a ciencia cierta el año ni el lugar preciso, pero al parecer un avión espía norteamericano que estaba sacando imágenes de unas nuevas instalaciones se estrelló en la región de Beijing. Uno de sus pilotos llevaba un nuevo tipo de reloj que interesó sobremanera a las autoridades chinas. Se trataba del novedoso Bulova Accutron, lanzado en el año 1960 y el primer reloj electrónico integral impulsado por un calibre de diapasón. La historia dice que el reloj fue entregado a los ingenieros de Tianjin para que lo estudiasen detenidamente y utilizando el concepto de “ingeniería inversa” para reproducirlo. El 29 de septiembre de 1965 lograron crearlo. Aunque utilizaba tecnología de diapasón de “segunda generación“, este fue de hecho el primer reloj electrónico construido en China. Un reloj con volante electrónico de “primera generación” no se construiría hasta 1967.

El movimiento del diapasón de Tianjin se designó como ST4, siguiendo el formato estándar para denominar los movimientos de la fábrica. En 1969, la designación se cambió a DST4, donde la “D” significa “dianzi”, que traducido es “electrónico”. Al ser una tecnología cara y que a fin de cuentas iba a quedar muy pronto obsoleta con la aparición de los relojes de cuarzo, se abandonó muy rápido la producción del mismo.

En la siguiente imagen extraída del foro WatchUSeek podemos apreciar un modelo de la fábrica de Tianjin equipando con el calibre DST4.

  • blank
  • blank

Fuente:
https://www.watchuseek.com/threads/a-mysterious-tuning-fork-watch.5706/

El Primer Reloj De Mujer: El Controvertido ST6

En 1975 y en pleno auge del cuarzo, la fábrica de Tianjin decidió fabricar un calibre de menor tamaño para equipar los primeros relojes para mujer. Este calibre, denominado ST6, no sólo era de menor tamaño que su antecesor el ST5, sino que tenía unos estándares de calidad más bajos y por ende su coste de fabricación era menor.

blank
Fuente:
https://www.watchuseek.com/threads/some-lady-watch-movements-images.480107/

En la década de los 80, la fábrica apostó todo su potencial al desarrollo de relojes equipados con calibres de cuarzo, ya que tenían más demanda y éxito en el mercado nacional. Con ello, prácticamente dejó en un segundo plano el desarrollo de calibres mecánicos. Sin embargo, al final de la década, la relojería mecánica tuvo un despertar o “renacimiento” a nivel global, particularmente impulsado desde el sector del lujo. Esto propició que se creasen muchas falsificaciones en el área de Hong Kong, que se sirvieron de una modificación del ST6 (al que se le añadió un módulo de carga automática y un datario más grande). Este “nuevo” calibre ofrecia una calidad relativa, pero críticamente seguía siendo barato de producir. Tianjin/Seagull se aprovechó de la enorme demanda de falsificaciones suministrando millones de calibres ST6D a talleres semiclandestinos donde se ensamblaban estos relojes. Malogradamente, este uso del ST6D ha supuesto a medio plazo un lastre para industria china de relojes, asociándola a la producción de falsificaciones de muy baja calidad (aunque nada más lejos de la realidad si habéis leído con atención hasta ahora).

blank
Fuente:
https://17jewels.info/movements/s/sea-gull/sea-gull-st6/

La “Resurrección” De Seagull

La década de los noventa representó una época de transición en el cual la fábrica de Tianjin prácticamente dejó de construir relojes mecánicos. Pero en 1997 y ya dentro del consorcio Seagull, decide revertir la situación para volver a crear relojes mecánicos con un nuevo mecanismo de calidad contrastada, el ST16. Basado en la serie 8100 de Miyota, incorporaba un módulo automático con una aliteración del dispositivo de carga “magic lever” desarrollado por SEIKO años atrás.

Este calibre fue el abanderado de lo que se denomina la “resurrección” de Tianjin-Seagull en el campo de la relojería mecánica. Pronto vendrían versiones de superior calado como el ST17, que equiparían decenas de marcas a nivel global.

blank
Fuente:
https://calibercorner.com/tianjin-seagull-caliber-st16/

Este “renacimiento” supuso para la corporación un nuevo reposicionamiento como fabricante de relojes, recuperando su hegemonía y reeditando el proyecto 304. Con esta vuelta a su pasado, Seagull recuperó el renombre que nunca debería haber perdido.

A día de hoy, el calibre cronográfico ST19 resulta uno de los más interesantes de todo el mercado, tanto por sus aspectos técnicos como por su coste de producción. Somos muchos los aficionados que hemos podido tener acceso a un crono mecánico con rueda de pilares gracias a la apuesta de Seagull, ya sea a través de las reediciones del 1963 o las muchas micro marcas que lo utilizan para producir sus cronógrafos.

blank
Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/review-seagull-1963-air-force-chronograph/

Otra jugada maestra por parte de la compañía fue la de sacar al mercado un clon del ETA 2824-2, concretamente el calibre ST21, permitiendo competir directamente con Sellita u otros fabricantes suizos a la hora de proporcionar movimientos a terceros dada la disyuntiva creada por el grupo Swatch cuando dejó de vender los calibres ETA a marcas fuera de su propio grupo empresarial.

Si bien estos movimientos estratégicos han permitido dotar de solidez y solvencia al consorcio Seagull, aun le quedaba un paso más por dar, el del reconocimiento internacional. Por ello, la compañía se decidió a crear (como no podría ser de otro modo) calibres mecánicos con complicaciones, tales como el calendario perpetuo o el Tourbillon, como el impresionante ST8080.

blank
Imagen del calibre ST8080.
Fuente: Dominio público.

Este proceso de “posicionamiento” no podría completarse sin la internacionalización de la marca y de sus productos, siendo principalmente activo en Estados Unidos (con una red de distribuidores propios) y en Europa donde se va asentando con paso firme.

Me gustaría terminar este artículo deseando que su lectura haya podido cambiar la imagen que generalmente se tiene sobre esta marca. Creo que el conocimiento de su rica historia es un buen punto de partida para que os animéis a comprobar por vosotros mismos la calidad de sus relojes y os olvidéis de vuestros prejuicios.

El próximo capítulo versará sobre otras de las fábricas fundacionales de la relojería china moderna, pero por ahora me toca prepararlo…

Capítulos Anteriores

1 comentario en «China Made: Tianjin Watch Factory»

  1. Muchísimas gracias por la entrada. Soy una apasionado de los artículos históricos. La verdad que es curioso como los Suizos se han movido por todo el mundo con los calibres en el siglo pasado. En un futuro no muy lejano serán los chinos los que suministren calibres o piezas a todo el mundo incluido Suiza, jajaja.
    Respecto a la fama de mala calidad de los chinos estoy de acuerdo contigo. Yo siempre digo que los chinos fabrican lo que se les pide y se les paga. Casi toda la alta tecnología se produce allí y nadie dirá que un iphone por ejemplo es de mala calidad. Si tu pagas un buen producto ellos fabrican un buen producto. Si tu quieres un reloj por 3€ pues tienes lo que tienes.

    Espero ya la siguiente entrada.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

blank