Saltar al contenido

El Nuevo Tissot PRX Powermatic 80

@watch_brothers_

Hoy reseñamos el Tissot PRX, uno de los relojes más discutidos y comentados durante los últimos dos años. Es una pieza que ha logrado convencer a la prensa especializada, a muchísimos aficionados y al gran público. Ha triunfado tanto la versión de cuarzo como la más reciente automática. Creemos que es un reloj que refleja fielmente el eslogan de la marca: “Innovadores por tradición.”

Esta reseña no hubiera sido posible sin el gran apoyo de Gioielleria Venone.

Los Orígenes: Tissot “Seastar”

En 1978, Tissot lanzó al mercado el “Seastar”. Era un reloj que se sumaba a la ola del momento. Se trataba de una pieza ligera, de cuarzo y que se presentaba en una angulosa caja cepillada de líneas “gentianas” con un bisel brillante y prominente, una esfera sencilla y limpia y un brazalete integrado. Se trataba de un reloj deportivo y dinámico, accesible a todos y de indudable calidad. 

Unos años más tarde, Tissot registraría el nombre “PRX”, un acrónimo de “Preciso” y “Robusto” y el número romano X, en referencia a sus 10 ATM (100 m) de resistencia al agua.

blank
El “viejo” PRX.
Fuente: watchbloggers.com

La Reedición: TISSOT PRX 40 205

En febrero del año pasado, Tissot anunció la primera reedición del PRX, la referencia 40 205 de cuarzo. Fiel al modelo del 78 y con las reediciones de piezas de catálogo en boga, resultó un éxito entre los medios especializados, los aficionados a los relojes y el gran público.

blank
Fuente:
https://www.tissotwatches.com/en-en/magazine-news-42.html#

Hoy en día el “PRX” ya no es una simple reedición de un clásico, sino una línea de ocho referencias distintas en dos tamaños (40 mm y 35 mm). El modelo de 35 mm es fidedigno en tamaño y forma al Tissot “Seastar”.

Además, estos sucesivos lanzamientos de nuevas referencias se han visto acompañados de vistosas campañas publicitarias cuyo objetivo ha sido popularizar este diseño.

Fuente:
https://pressroom.tissotwatches.com/tissot-prx-35mm-campaign/

Tissot PRX Powermatic 80

En marzo de este año, Tissot anunció ocho nuevos modelos, incluyendo las versiones de cuarzo de 35 mm anteriormente citadas, modelos automáticos equipados con el calibre Powermatic 80 del Grupo Swatch y versiones cronográficas.

Con este esfuerzo, la marca aparenta querer convertir al “PRX” en una pieza imprescindible para todo aficionado, gracias a sus líneas deportivas y cautivadoras, su alma vintage (tan de moda en los últimos años) y unos precios que los ponen al alcance de cualquiera.

blank
Fuente:
https://pressroom.tissotwatches.com/prx-collection/

Nos centramos en esta entrada en la referencia automática con esfera verde (T137.407.11.091.00), la que amablemente nos ha cedido Gioielleria Venone de Porto Viro para confeccionar este artículo.

Comencemos con sus características principales:

Material: Acero inoxidable 316L.
Diámetro: 40 mm.
Grosor: 10,9 mm.
Longitud (“lug -to-lug”): 44 mm.
Cristal: zafiro con tratamiento antirreflejos.
Trasera: exhibición con zafiro.
Movimento: Powermatic 80 (21.600 vph o 3Hz, 23 rubíes, reserva de marcha de 80 horas y balance de silicio – Nivachrom).
Resistencia al agua: 100 m
Brazalete: integrado de acero inoxidable, intercambiable con liberación rápida, cierre tipo mariposa y pulsadores de apertura.

Como de costumbre, vamos a empezar echándole un vistazo al embalaje. 

La caja está protegida por un forro de cartón blanco, impreso con todos los logotipos que Tissot ha utilizado a lo largo de su historia. Es una bonita manera de ilustrar su larga trayectoria desde 1853.

En el interior vemos una caja de cartón duro con una tapa roja con el logo de la marca en relieve. Es minimalista, pero está muy bien confeccionada. A diferencia de las cajas habituales, el PRX llega en un embalaje con formato vertical, por lo que cuando quitamos la tapa nos encontramos con nuestro reloj esperándonos casi como si estuviera asentado sobre un trono. Al abrirlo, también observamos una bonita tapa interior que muestra la encantadora ciudad de Le Locle, donde se encuentra la sede de Tissot. El reloj va acompañado de la documentación tradicional (instrucciones y garantía). 

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente: watchbloggers.com

Cabe señalar que Tissot también se ha esforzado para que el embalaje sea lo más ecológico posible, utilizando para ello materiales reciclados.

El PRX gusta de inmediato, nada más verlo. Es como darse un chapuzón en el pasado. Podemos imaginarnos experimentando las mismas sensaciones que aquellos que, en 1978, se disponían a hacer el “unboxing” de su nuevo Tissot “Seastar”.

Las líneas nítidas y angulosas del reloj son especialmente llamativas. Imposible no notarlas de inmediato. También invita a seguir mirándolo la esfera verde oscura, hábilmente trabajada con un patrón “panal de abeja en relieve”.

  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Fuente: watchbloggers.com

La caja tiene unas proporciones divinas. Sus 40 mm de diámetro y los 44 mm “lug-to-lug” se adaptan bien a una muñeca promedio (mientras que, para muñecas de 15 cm de circunferencia hacia abajo, en nuestra opinión, sería mejor recurrir a la versión de cuarzo de 35 mm). 

Está acabada con un cepillado vertical en la parte superior y en los laterales, con biseles pulidos redondeados separando el alto de los lados de la caja. Contrastan bien con el cepillado longitudinal de la caja y sus marcadas aristas. Si bien los extremos de la caja son pronunciados, su forma no se ve interrumpida gracias al brazalete integrado, que sigue y prolonga las líneas generales de la caja, dando al reloj un aspecto típico de los años 70/80.

El bisel sobresale por encima de la caja, siendo algo más estrecho que la misma. Su acabado es generalmente pulido, aunque cuenta con un anillo satinado en su parte inferior, en su encuentro con la caja.

La corona es a presión, acanalada y lleva la característica firma “T” de la marca en relieve.

El fondo de exhibición nos permite admirar el Tissot Powermatic 80, equipado con una masa oscilante personalizada.

blank
Fuente:
https://www.tissotwatches.com/en-en/t1374071109100.html

La esfera es posiblemente lo más destacable de esta versión automática. Tanto es así, que muchas veces hemos leído acerca de aficionados indecisos entre la opción de cuarzo o automática que al final se han decantado por esta versión precisamente por el acabado del dial.

Como decíamos al principio, la esfera muestra un patrón que la casa denomina “panal de abeja en relieve”. Evidentemente recuerda el formato “Tapisserie” de Audermars Piguet. En conjunto es una esfera muy especial dentro de esta gama de precios.

Más allá del logo de la casa a las 12 h, vemos la impresión “PRX/Powermatic 80 ” a las 6 h y una ventana del fechador enmarcada a las 3h. Lleva índices tipo bastón aplicados y tanto índices como agujas están recubiertas de Super-LumiNova.

El brazalete es muy cómodo y no abulta en absoluto. Su reducido grosor ayuda mucho a “aligerar” el reloj al igual que su impacto visual, resultando muy bien proporcionado con las dimensiones de la caja. Su acabado satinado sigue fielmente el de la caja aportando una gran continuidad a la estética del PRX.

En la muñeca este reloj nos ha emocionado. Da gusto mirarlo. Por un lado, aparenta ser de una gran calidad constructiva. Por otro, su diseño de inspiración vintage lo convierte en un reloj adecuado para cualquier ocasión. Si bien es un reloj a priori deportivo e informal, el PRX es sin duda llamativo, siendo capaz de capturar la mirada de cualquiera, desde los aficionados más empedernidos hasta la gente normal. Además, el patrón de la esfera verde oscuro da mucho juego a la luz del sol, invitándonos a mirar el reloj. Por último, el brazalete integrado es muy cómodo y complementa estupendamente las líneas generales de la caja.

Siendo totalmente sinceros, el PRX no nos impresionó en exceso cuando fue lanzado originalmente. Pensamos que la acogida fue algo excesiva, mucho “hype” viral para lo que parecía un reloj relativamente estándar, bien hecho, pero aun así nada excepcional. En cierto sentido, nos recordó el fenómeno del Q Timex en el 2019 (o el Timex M79, la versión automática lanzada algo más tarde).

Pero ahora, habiéndolo tocado y visto de cerca, podemos afirmar que hemos cambiado de opinión. Creemos que es un reloj de una gran calidad, especialmente teniendo en cuenta el precio al que se ofrece. Su PVP es de €695, aunque lo podéis obtener de Gioielleria Venone por un 20% menos usando el código WATCHBRO20 en el check-out.

Nos ha asombrado la atención a los detalles en el PRX. Tanto, que disfrutar de él nos ha quitado cualquier inclinación a criticarlo, especialmente tras profundizar en sus orígenes y la historia del modelo. El PRX es simplemente lo que estaba destinado a ser: un reloj de calidad inspirado en el pasado, mejorado en lo posible y dirigido a un público que sabe lo que quiere.


Os recordamos que somos dos simples entusiastas, dos hermanos con una página de Instagram donde compartimos nuestra pasión por la relojería. No es nuestra intención enseñar o profesar algún tipo de verdad. Cada una de las reseñas en nuestro blog no es el resultado de años de estudio, sino de muchos años de pasión. Sólo recogen nuestras opiniones personales.

3 comentarios en «El Nuevo Tissot PRX Powermatic 80»

  1. Great article on some incredible watches! Well built, solid and the price point for each is incredible! I have one of each; blue quartz, blue automatic, and the 36mm light blue quartz! Big Tissot fan! If this was Omega or Tudor these watches would be well over $2.000 USD. Great article!

    Art

  2. Un reloj que está muy bien por el precio que tiene, y que en vivo sorprende por la calidad y los detalles. Me lo probé hace unos meses y estuve a punto de apretar el gatillo. El único problema para mí es que la caja es muy recta y carece asas, con lo cual no se acaba de adaptar a mi particular muñeca. Pero si no fuera por eso quizás ya estaría adornando mi caja.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

blank