28/05/2020

Casa Maruka

Comparte

@gorietesfoner

Como ya dejé entrever en un hilo del foro, me gustaría hablaros de uno de mis restaurantes favoritos y lo es por varios motivos que voy a detallar a continuación…

El restaurante está ubicado en la calle Reina María Cristina de Palma de Mallorca, justo en frente del mítico gimnasio Olimpic. Si bien no es una calle, ni principal, ni céntrica, no es difícil de encontrar. Para aparcar tenemos el aparcamiento de la Plaza España y al ser zona O.R.A. si aparcamos en los alrededores, tendremos que pagar y colocar en el coche el ticket.

La semana pasada fui junto a unos amigos para disfrutar de gastronomía, en mayúsculas, de la mano de María José Calabria y Alberto Serrano. Una de las mayores virtudes de este establecimiento, es que todas las veces que he ido y todos los platos que he probado, siempre han sido de diez. No ha habido ninguna ocasión en que hayan flaqueado y eso tiene mucho mérito. En una palabra, infalible, por lo menos en mi experiecía.

Poder degustar platos de cocina española, con materia prima de excelente calidad, elaborados de forma magistral, perfectamente presentados y servidos de forma eficiente sería la conclusión a la que uno llega, después de una visita a Casa Maruka.

En las dos salas preparadas para acomodar a 63 comensales, se puede percibir que la clientela está a lo que está, a la buena cocina, en consonancia con la decoración del local, que es correcta, a la vez que carente de ostentación, dejando claro que se va al local a rendir culto a su excelente propuesta. Por tanto, no es un restaurante para “bufas”, especie endémica, versión local del postureo, a la que le gusta exhibirse en lugares públicos, pavoneándose ante el respetable. Son fácilmente identificables… de eso se trata. Aún así, alguno se deja caer ya que es un sitio donde se come realmente bien.

Al llegar nos adentramos en una sala con barra donde podemos esperar a que nos preparen la mesa o a algún rezagado del grupo. Aquí podemos empezar tomando algún vino, cerveza o aperitivo. En una de las paredes hay colgada una pizarra con las sugerencias de temporada. Cuando nos acomodan en una de las mesas, además de las cartas y de una pizarrita, el amable servicio anuncia los platos del día fuera de carta. La variedad de opciones es casi abrumadora. Para mí es otro punto a favor, ante tal diversidad de opciones, la buena respuesta de la cocina está más que garantizada.

Mientras esperamos los entrantes, la casa nos obsequia con un vasito de caldo y una terrina de paté, de los que damos buena cuenta, y sin mayor demora empiezan a llegar unas croquetas, la ensaladilla rusa, los tatakis de atún, las mollejas y los riñones de cordero. Todo absolutamente fantástico. En una palabra, delicioso.

Entre los platos principales de los que nos congregamos, pudimos disfrutar de un exquisito chuletón de ternera madurado. En mi caso, perfectamente cocinado al punto exacto indicado. El resto de comensales optaron por pescado del día con pulpo, tartar de ternera, fabada, jarretes de ternera… La conclusión fue unánime, EXCELENTE.

Lo mejor de todo es que aun quedan un sinfín de platos por probar en tan extensa carta, que pensamos abordar en próximas ocasiones, sin ningún tipo de dudas.

Acompañamos la comida con unos vinos de la Ribera del Dueo. Escogimos Pagos de los Capellanes y Corimbo, de los que nadie tuvo queja, y que cumplieron su cometido, con creces, hasta llegar al dulce.

Para el postre, como ya sabemos que la especialidad de la casa es la tarta de manzana, la encargamos con la comanda general, puesto que ya nos avisan que es necesario ese tiempo para poder elaborarla, un mínimo de media hora. Algún adicto al chocolate se desmarcó y a tenor de sus palabras, tampoco se equivocaron.

Para acompañar los cafés y digestivos, y por cortesía de la casa, llegan unas crujientes tejas para rematar la faena.

Así termina esta experiencia casi mística, en la que la compañía, la comida y el trato recibido fueron sobresalientes. El precio acorde con la calidad, podríamos decir que está entorno a los €40-60 euros por persona, dependiendo de los platos y vinos elegidos.

Por todo ello ya estoy buscando una nueva excusa para volver, y os animo decididamente a que si aún no habéis tenido la oportunidad, lo probéis.

4 comentario en “Casa Maruka

  1. Gori, muy grafico y descriptivo pero creo que tendría que haber una segunda opinión que lo corrobore. Estoy disponible a que mi invites cuando quieras para poder opinar de forma más objetiva tu artículo. jajajaja.
    Menuda pintaza tiene todo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.