Saltar al contenido

Uhrenfabrik Union Glashütte Pocket Watch

@admin

Como reza el título de la entrada, vamos a intentar ver en profundidad un reloj que representa toda la excelencia relojera de la histórica región de Glashütte, centro neurálgico de la industria horológica alemana. En este caso se trata de un reloj realizado, circa 1895, en la fábrica de Union Glashütte, propiedad de Johannes Dürrstein (1845-1901).

Hablar de Glashütte, es hablar de celebridades como Adolph Lange, Julius Assman, Adolf Schneider o Moritz Grosmann, entre otros. Es hablar de guerras, de política y de una industria relojera con su propia metodología. A medida que vayamos desentrañando los “misterios” de nuestro reloj, aparecerán inevitablemente todas estas cuestiones, pues no se puede entender un reloj de Glashütte sin conocer a la propia Glashütte.

Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/

Johannes Dürrstein

Adentrémonos ahora en la figura de Johannes Dürrstein.

“Uhren zu kreieren, die alles haben, was sie präzise und schön macht, aber nichts, was sie teurer als nötig werden lässt.”

“Crear relojes que tengan todo lo que los hace precisos y bellos, pero nada que los encarezca más de lo necesario.”

blank
Fuente: Dominio público.

Habiendo crecido y educado en un entorno de clase media, la carrera profesional de Dürrstein comenzó en una empresa mayorista de Frankfurt, la A Ludwig & Fries, donde completó su aprendizaje comercial. Luego trabajó como comercial para una relojería suiza, donde conoció a los grandes e importantes fabricantes de relojes del país. Una relación temprana con la tienda de relojes Felsing, situada en Berlín, allanó el camino de Dürrstein para convertirse en un empresario autónomo. La bella ciudad de Dresde, caracterizada por sus edificios barrocos y sus círculos sociales, cautivaron al joven Dürrstein a establecer la que sería su primera empresa mayorista de relojes, la Uhrengroßhandlung Dürrstein & Compagnie, en el año 1874.

blank
Dresde en el año 1900.
Fuente:
https://theculturetrip.com/europe/germany/articles/a-brief-history-of-dresden-germany/

Dürrstein desarrolló un verdadero plan de marketing, en un momento en que la creciente industrialización comenzaba a afectar a amplios sectores de la industria, incluyendo la relojera. Así que contrató a varios comerciales en su empresa, a los que asignó visitar diferentes núcleos de población con un cierto número de habitantes para firmar contratos de suministro con los relojeros locales y sus tiendas especializadas. El reloj utilitario económico, fabricado en masa y asequible para todos, tenía demanda en todas partes y representaba el mayor potencial de ventas. Para Dürrstein era muy importante abrir una enorme área de ventas en el Reich alemán recién unificado y sin la política que prevalecía anteriormente: la de restricciones aduaneras y gravámenes financieros. Además, logró establecer redes comerciales en los demás países de habla alemana, especialmente en Austria-Hungría, Bohemia e incluso en Suiza.

blank
Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/

En muy poco tiempo, la compañía de Dürrstein empezó a tener un notable éxito, cosa que le llevó a firmar un contrato de exclusividad para la venta de los relojes producidos por A. Lange & Söhne en el Reich alemán.

Quizás debamos hacer un inciso en este punto. Adolph Lange podría considerarse como el “padre fundador” de toda la industria relojera de Glashütte. Efectivamente, Lange no solamente era un excepcional relojero, sino que también creó en Glashütte todo un modelo de producción, basado en facilitar el trabajo a los artesanos de la región, adquiriéndoles sus productos (ya fuesen piezas en bruto o materias primas) para producir un reloj. Lange también se encargó de su educación, creando la Escuela de Relojería de Glashütte y animando a sus mejores alumnos a que abriesen sus propios talleres donde poder hacer sus relojes.

Este modelo de producción al que se le denominó “sistema editorial Glashütte“, hacía que los relojes de Lange fuesen de lenta manufactura (amén de su búsqueda del perfeccionismo técnico) y extremadamente caros. Efectivamente, gran parte de la producción de Lange se vendía en Estados Unidos y un porcentaje muy pequeño en el propio Reich, debido a sus altos precios. Dürrstein logró convencer a los hijos de Lange (que ahora estaban a cargo de la empresa familiar) a que produjeran un reloj más económico y sencillo y que fuese más fácil de vender. Así nació el DUF o “Deutsche Uhren-Fabrikation Glashütte” que, aunque sin renunciar a su origen y calidad, logró convertirse en un éxito de ventas y acercó la relojería de Glashütte a las clases medias del imperio alemán.

blank
Fuente:
https://www.glashuetteuhren.de/kaliberuebersichten-modelle/a-lange-soehne/taschenuhr-marke-duf/

Pero las intenciones de Johannes Dürrstein iban más allá de ser un mero mayorista.

El Nacimiento De La Uhrenfabrik Union Glashütte

Dürrstein se encontraba en un punto álgido de su carrera. No sólo su negocio iba viento en popa, sino que también era muy respetado en los elevados círculos sociales de Dresde. Su labor como mecenas de eventos artísticos, miembro activo de la logia “Zum Goldenen Apfel” o como defensor de valores humanistas y sociales en actos públicos, lo convirtieron en un respetable ciudadano. Se decía de él que era una persona muy afable con sus trabajadores y siempre estaba dispuesto a encontrar una solución a sus problemas.

blank
Al parecer, Dürrstein animó a Carl Ludwing Theodor Graff a que diseñase cajas de esmalte para los relojes de Glashütte.
Fuente:
https://langepedia.com/a-lange-sohne-from-1845-to-1990/

Su faceta como hombre de negocios le hizo comprender que el imparable proceso de industrialización en la producción de relojes iba a llegar tarde o temprano a Glashütte y que debía estar preparado. Dürrstein, que poseía parte de una fábrica de ébauches en Suiza, empezó a importar relojes del tipo como los fabricados en Glashütte y a incorporarles elementos propios de la región, como pueden ser el escape o las características ruedas del trinquete.

La introducción de estos relojes (a los que se les denominó “Glocken Union“) conllevó un sinfín de controversias en Glashütte y discusiones dialécticas en la prensa especializada sobre si podrían llevar la denominación de Glashütte.

Más adelante, Julius Assmann, Nomos o Alpina, siguieron el ejemplo de Dürrstein y el caso llegó hasta los tribunales, instaurando por ley, la ya conocida “Regla de Glashütte“, que definía y dictaminaba lo que era y debía ser un reloj de Glashütte. Estos relojes no dejaban de ser de notable calidad y al estar desarrollados en procesos industriales más centralizados (donde muchas de sus partes eran intercambiables y más fáciles de reparar), su coste de producción era mucho más económico y por lo tanto se podían vender a mejor precio. No debemos confundir los relojes de Glocken Union, con los denominados “Systeme Glashütte” que se trataban de meras copias, realizadas en su totalidad en Suiza y Francia, que sólo aparentaban ser relojes de Glashütte.

blank
Fuente:
https://www.glashuetteuhren.de/die-uhrenfabriken/glashuetter-uhrenfabrik-union-duerrstein-co/

De manera evidente, esto creó una gran competencia con los productores que seguían utilizando el sistema editorial Glashütte como base de su producción y las desavenencias con la empresa A. Lange & Söhne se hicieron irreconciliables. El contrato de exclusividad de venta que tenía Dürrstein sobre los relojes de Lange quedó anulado.

Quizás fue este notable acontecimiento lo que propició que los hermanos Dürrstein (no sin un gran esfuerzo económico y humano) creasen en 1893 su propia fábrica de relojes en Glashütte, la Uhrenfabrik Union Glashütte. Este paso, otorgaría a Dürrstein la posibilidad de ver realizado su anhelo de producir relojes de máxima calidad con todos sus elementos desarrollados en Glashütte, pero utilizando maquinarias y un modelo de producción más acorde a los nuevos tiempos, modelo que al final adoptarían todos los productores de relojes de la región.

Para tan ingente tarea, Dürrstein contrató como director de la nueva fábrica al relojero y profesor de la escuela de relojería alemana Julius Bergter.

blank
Fuente:
https://www.glashuetteuhren.de/die-uhrenfabriken/glashuetter-uhrenfabrik-union-duerrstein-co/

El Reloj

Volvamos ahora a nuestro protagonista.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Como podemos observar, lleva el calibre 43 de calidad 1A. Por su numeración podemos inferir que este reloj se fabricó circa 1895/6. La calidad 1A correspondía al máximo grado de sofisticación con el que se fabricaba un calibre sin complicaciones en Glashütte, ya fuese por sus detalles técnicos y materiales utilizados o por sus ajustes. Estos calibres, por norma general, se vendían en pesadas cajas de oro o por encargo del cliente, decoradas con esmaltes. También y a petición del mismo, se servían con un certificado de cronómetro avalado por el Deutsche Seewarte Hamburg y el Observatorio Universitario de Leipzig.

blank
Fuente:
https://catalog.antiquorum.swiss/en/lots/lot-75-71

Para diferenciar los relojes realizados íntegramente en Glashütte elaborados por la Uhrenfabrik Union, Dürrstein creó una nueva marca corporativa, adoptando un velado símbolo masónico de un templo estilizado. Esta marca apareció en las cajas de los relojes desde 1894 y se utilizó hasta la disolución de la empresa.

blank
Fuente:
https://www.glashuetteuhren.de/die-uhrenfabriken/glashuetter-uhrenfabrik-union-duerrstein-co/

Aquí podemos ver el templo estilizado grabado en la caja de mi reloj.

blank
Fuente: https://www.uhren-dresden.de/

Pero, ¿qué hacía que estos calibres 1A fuesen tan especiales? Veamos sus características.

Como podemos observar, se trata de un calibre con pletina de 3/4. Esta característica forma fue diseñada y patentada por Adolph Lange en 1875 y su proceso de desarrollo hasta llegar al diseño definitivo, duró casi 20 años. Las pletinas están bañadas en oro de 18 k en una configuración rugosa. Los chatones atornillados (cinco en total) son de oro y llevan una pequeña incisión para facilitar su cambio si fuese necesario. Los tornillos son pavonados en azul. El cepillado radial de las ruedas del trinquete es otra de las señas de identidad de un calibre Glashütte.

blank
Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/

El calibre 1A se equipaba con 20 rubíes y en este caso lleva un diamante de talla rosa en el eje del volante. El puente del volante está grabado a mano de forma exquisita con las iniciales N V (Vorlauf-Nachlauf). También podemos apreciar el regulador de ajuste fino del tipo “cuello de cisne”. La espiral es del tipo Breguet.

blank
Fuente: https://www.uhren-dresden.de/

Sin embargo, el elemento más importante en la configuración de este reloj se trata sin duda alguna del denominado “escape de áncora Glashütte“. Este tipo de escape de áncora de línea recta fue diseñado y patentado por Adolph Lange en 1845. La rueda de escape y el áncora están fabricados en una aleación de oro amartillado de nueve quilates, que por su tratamiento adquiere aproximadamente la misma resistencia que el acero. Una de sus ventajas es que no se oxida y debido a esta propiedad, el aceite puede mantener sus cualidades durante mucho tiempo.

blank
Fuente:
https://langepedia.com/a-lange-sohne-from-1845-to-1990/

Las joyas del áncora están incrustadas en ranuras horizontales en el anclaje para que apenas sean visibles. Éstas, están provistas de una superficie cilíndricamente curvada sobre la que se deslizan los dientes de la rueda de escape. Los dientes de la rueda de escape tienen forma de pistón. La ventaja de los dientes del pistón es que, por un lado, se contrarresta el riesgo de deformación de los dientes y, por otro lado, se aumenta la sustentación del áncora. En un extremo del áncora, encontramos un solo pasador bancario, que sobresale en un orificio en la placa base y se apoya contra la pared del orificio en las posiciones finales.

blank
Fuente:
https://de.wikipedia.org/wiki/Hemmung_%28Uhr%29#/media/Datei:Glash%C3%BCtte_01.tif

La principal desventaja del escape era que no se podía ajustar cuando se instalaba (mover las paletas; limitación) y solo había unas pocas opciones de ajuste. Para poder realizar el ajuste había que desmontar y volver a montar el escape para comprobar el ajuste cada vez. Este trabajo también requería una gran habilidad (por ejemplo, para establecer el límite del pasador, tarar el ancla, etc…). Esto condujo posteriormente al desarrollo del escape de áncora suizo, que ofreció un ajuste significativamente simplificado y evidentemente era más barato de fabricar, cumpliendo así los requisitos para poder ser producido en serie. En Glashütte, la preocupación por el coste de fabricación de un calibre aun no había llegado.

Veamos sus elementos de manera grafica en la siguiente presentación.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente: https://drive.google.com/drive/folders/18x-5i4Kq40mzChQEQoYNoulycZFwD0Bn

El volante es bimetálico y compensado con tornillos de oro. Como ya hemos mencionado anteriormente, la espiral es del tipo Breguet.

blank
Fuente:
https://www.uhren-dresden.de/

La esfera de nuestro reloj (que se ha mantenido en muy buen estado) está realizada en esmalte muy brillante y consta de tres partes. El set de agujas es del estilo Luis XV y realizadas oro de 18 k.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Durante estos primeros años, la empresa creció exponencialmente, consolidándose en el mercado del Reich (como fabricante por derecho propio de Glashütte) y en el internacional. En 1893, presentó en la Exposición Universal de Chicago un reloj con la complicación de calendario perpetuo.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente:
https://www.xn--glashtter-taschenuhren-wlc.de/taschenuhr-43352/

Unos años más tarde, desarrolló el “Universal“, el reloj con más complicaciones que se había hecho hasta la fecha en Glashütte.

blank
Fuentes:
https://www.glashuetteuhren.de/die-uhrenfabriken/glashuetter-uhrenfabrik-union-duerrstein-co/

Pero Dürrstein no desatendió la fabricación de relojes de calidad 1B o 1C, para poder llegar a un público más amplio, siguiendo su anterior experiencia adquirida con el DUF de Lange.

En 1899, se levantó un nuevo edificio para albergar la nueva fábrica y Unión Glashütte se consolidó fabricando cronómetros de áncora, llegando a recibir varios premios por parte de la Deutsche Seewarte.

Lamentablemente, Dürrstein falleció prematuramente en 1901 y su hermano hizo lo propio solo dos años más tarde. Su viuda, la Sra. Lina Helene Dürrstein, se hizo cargo de la gestión del negocio. 1914 traería vientos de tempestad a la región de Glashütte.

In Eisener Zeit

Cuando hube adquirido el reloj, me llamó mucho la atención que el calibre del mismo, y más siendo de esta categoría, estuviese alojado en una caja de plata. Quizás alguno de vosotros, queridos lectores, ya hayáis advertido que la numeración de la caja no concuerda con la del calibre y es posterior en el tiempo. Es posible que el calibre estuviese huérfano de su caja de oro (víctima de un maldito compro-oro) y que un avispado vendedor lo realojase en esta caja de plata. Sin embargo, puedo afirmar que esta posibilidad es bastante remota ya que es extremadamente difícil encontrar cajas de plata que no alberguen un movimiento, aunque esté en mal estado.

blank
Fuente:
https://www.safonagastrocrono.club/

Así que me puse a investigar y encontré un listado donde nuestro protagonista estaba referenciado desde hacía ya mucho tiempo, en el fantástico sitio web del Sr. Donner. Gracias a él, pude datar mi reloj con bastante exactitud y me decidí a escribirle para que me diese su opinión al respecto. Muy amablemente me respondió de manera solícita y cito literalmente:

“Dado que la versión 1A del reloj se fabricó en 1895/96, es muy probable que tuviera una caja de oro. Dado que la caja de plata en la que está ahora el movimiento lleva el número 79552 y data de 1917/1918, o incluso 1919, parece razonable suponer que el propietario de la época había donado el oro de la caja como préstamo de guerra en la campaña “Gold gab ich für Eisen” (Di oro por hierro) y había hecho encajar el movimiento en una caja de plata por la fábrica de relojes Union. Al menos yo me he encontrado con relojes así de esta época. Esto haría que el reloj tuviera interés histórico y le daría una historia interesante para las generaciones posteriores.”

Esta campaña tuvo su precedente en la Guerra de la Liberación de 1813, donde la princesa Marianne de Prusia ya había hecho un llamamiento a todas las mujeres de Prusia para que renunciaran a sus joyas de oro a cambio de un broche de hierro o un anillo de hierro con la inscripción “Gold gab ich für Eisen”. En 1916, se reimpulsó esta idea y se convirtió en un deber casi patriótico canjear la propiedad privada de oro, ya fuesen monedas, joyas o cajas de relojes de bolsillo por lo que resultó ser a posteriori papel y hierro sin valor.

blank
Fuente:
https://ww1.habsburger.net/en/memories/receipt-gold-gab-ich-fuer-eisen-i-gave-gold-iron

Para acotar más la búsqueda, me decidí a escribir al Museo de Relojería de Glashütte para ver si podía obtener más información al respecto y esto fue lo que obtuve.

“Lamentablemente, los documentos de venta de la empresa Union ya no existen; se quemaron durante el bombardeo de Dresde en 1945. Por lo tanto, no podemos facilitarle un recibo de compra o similar del reloj. Sin embargo, dado que a veces los propietarios conservan facturas originales u otros documentos, podemos al menos precisar de forma aproximada la fecha de fabricación de su reloj. El movimiento con el número 43 330 podría haber sido fabricado en torno al cambio de siglo, es decir, en el periodo 1895-1905, como usted también supone. Por una afortunada coincidencia, podemos acotar el caso con bastante precisión, ya que se ha conservado un recibo de un número vecino, que indica 1925 como fecha de venta. Por supuesto, esta fecha debe considerarse con cautela, ya que la inflación de 1923 bien pudo haber asegurado que el reloj estuviera listo mucho antes, pero sólo encontró comprador en ese momento. También es muy posible que el propietario original conservara el reloj durante mucho tiempo sólo como movimiento sin caja antes de poder permitirse una caja nueva. La variante mencionada por el Sr. Donner, de que la caja original sirviera como préstamo de guerra, es por tanto bastante concebible, aunque no podamos probarlo.

blank
Fuente:
https://www.uhren-dresden.de/

No había contemplado el tema de la terrible inflación que tuvo que soportar el estado alemán durante los años posteriores a la contienda y su consiguiente derrota. Es muy posible que el propietario donase la caja de oro y la cambiase por una de plata cuando tuvo poder adquisitivo para adquirirla. También es posible que primero hubiese utilizado una caja de hierro antes de canjearla otra vez por su actual en plata… Es una verdadera lástima que los archivos de la compañía se quemasen durante el bombardero que asoló Dresde en 1945, ya que nos hubiese dado una pista más certera.

La Uhrenfabrik Union Glashütte (como tantas otras compañías) no pudo capear los efectos de la guerra y la terrible inflación subyacente. El Tratado de Versalles limitó sobremanera el campo de actuación de las empresas alemanas y a la mayoría les fue casi imposible adaptar y dirigir la producción hacia los relojes de pulsera, que estaban en boga en aquel momento. El cierre definitivo de la empresa, que ya estaba agonizando desde el año 1926, se produjo en 1933, siendo borrado definitivamente su nombre del registro mercantil en 1936. Una década más tarde, Dresde fue literalmente arrasada y la industria relojera de Glashütte desmantelada, pero eso ya es otra historia…

blank
Fuente: Dominio público.

PD: Quisiera agradecer al Sr. Donner de glashuetteuhren.de y al Museo de la Relojería de Glashütte, su solicita y pronta ayuda, sin la cual hubiese sido mucho más difícil redactar este artículo.

8 comentarios en «Uhrenfabrik Union Glashütte Pocket Watch»

  1. Magnífico artículo y enorme labor de documentación e indagación.
    Un relato realmente interesante y un protagonista excepcional para remontarnos a los origenes de su fabricación y contexto histórico.
    Enhorabuena al autor.

  2. Felicidades por este gran trabajo de investigación. La verdad que es de agradecer que gente como Sr. Donner colaboren en dar tantos datos de reloj.
    Felicidades por la pieza.
    Por cierto las frase “Crear relojes que tengan todo lo que los hace precisos y bellos, pero nada que los encarezca más de lo necesario.” es lo mismo que decía H. Sinn muchos años después respecto a sus relojes.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

blank