Reseña G-SHOCK GMW-B5000G-2

@aviationwatchcollector

Hoy os presento el G-SHOCK GMW-B5000G-2.

Es un modelo limitado de la línea “Full Metal” de la colección “The Origin“, en referencia a los primeros G-SHOCK cuadrados. Dicho esto, no es una versión completamente metálica, sino un modelo híbrido con carcasa de acero pero con correa de resina.

También aprovecho esta entrada para mostrar las 16 referencias de la línea “Full Metal” lanzadas desde el 2018, cuando salieron los primeros modelos en conmemoración del 35º aniversario de la marca. Además, no quiero desaprovechar la ocasión para recordar la versión de oro del 2020 y una de zafiro, que la marca dejó entrever en un evento en el 2017.

En julio del año pasado ya presenté el GMW-B5000TCM-1, la versión “Camo” de titanio que no dudé en describir como una pieza “indulgente”. A pesar de ser una versión comodísima y a mi ver muy atractiva, es indudable que su elevado coste (€1.650 de PVP cuando estaba disponible) fue merecedor de muchísimas y merecidas críticas.

La versión de hoy es más normalita, aunque cromáticamente es muy llamativa por su brillante carcasa azul y emplear un LCD negativo.

Veámoslo…

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Como veremos en detalle más abajo, este modelo se lanzó al mercado en marzo del 2020 como serie limitada, dejándose de producir en junio del 2020. Se introdujo en paralelo con el GMW-B5000G-1, una versión de color negro con pantalla positiva. El PVP de ambos era de €449. El modelo azul objeto de esta reseña está agotado en la tienda oficial de G-SHOCK en Europa, pero todavía se puede obtener de terceros, por un precio de €379. La última visita al sitio web de G-SHOCK Europa indicaba que quedan unidades del modelo negro.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Considero que ambos modelos representan el punto de entrada, en términos económicos, a las versiones “premium” englobadas en la colección “Full Metal”.

Esta referencia lleva una carcasa de acero inoxidable azul, con acabado IP (recubrimiento de iones) que aumenta su resistencia al rayado. La correa en este caso es de resina negra, aunque la trabilla que lleva es metálica a juego con la carcasa. Es por tanto un híbrido más que una versión genuinamente “Full Metal”. Lleva un cristal mineral, en comparación con algunos de los modelos más costosos que incorporan un zafiro, como la versión “Camo”. Viene equipado con el módulo digital más completo de G-SHOCK, el B5000 solar, en este caso con LCD negativo.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Esta pieza ofrece resistencia a choques, vibraciones, aceleración y temperatura, además de ser resistente al agua hasta los 200 m. Su funcionalidad es muy completa: hora, calendario automático, cronógrafo, cuenta atrás, alarma y despertador. En resumen, nos brinda las grandes prestaciones que suelen ofrecer los relojes G-SHOCK.

blank
Fuente: https://world.g-shock.com/asia-mea/en/products/origin/gmw-b5000/

Otras características destacables del módulo B5000 son: indicación de carga, iluminación, sensor de movimiento, radiocontrol de hora y conectividad Bluetooth con el móvil. Esta última es a través de una aplicación de G-SHOCK. La verdad sea dicha, la funcionalidad de la aplicación es bastante limitada, principalmente centrada en la personalización de temporizadores, alarmas y hasta cinco zonas horarias. Sin embargo, ofrece una interesante función inversa que es la localización del teléfono a través del reloj.

blank
Fuente: https://world.g-shock.com/asia-mea/en/products/origin/gmw-b5000/

El reloj tiene las dimensiones estándar de la serie, es decir 49.3 x 43.2 x 13.0 mm. Pesa 96 g. Para orientaros, esto supone 11 g más que las versiones de resina con el módulo B5600 (no solar). Las versiones “Full Metal” con carcasa y brazalete íntegramente fabricados de acero pesan 167 g, mientras que las versiones de titanio pesan 111 g, en ambos casos antes de ajustar los brazaletes.

La caja tiene un acabado azul brillante. Debo destacar que es muy azul y muy brillante. El reloj es llamativo, se nota y ve en la muñeca, no es para nada discreto, por si os importan estas cosas.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

En el bisel se observa un cepillando lineal con grabados a laser de la marca en color blanco (“PROTECTION” arriba y “G-SHOCK” abajo).

Los pulsadores son negros con un acabado brillante.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La trasera atornillada es negra con tratamiento DLC (“diamond like carbon”) y también tiene un acabado brillante. Hasta la fecha, gracias a este endurecimiento, es una parte del reloj que sigue totalmente libre de marcas y rayas a pesar de los nueve meses de uso.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Bueno, paso a mostraros la pieza puesta y tras la imagen os comento mis impresiones.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Varios de mis compañeros en Mallorca han tenido ejemplares “Full Metal” desde hace tiempo, principalmente el modelo de acero con la referencia GMW-B5000D-1. En general, están muy contentos con estos relojes y es un tipo de reloj que yo había visto bastante de cerca.

Como ya comenté en el anterior artículo, me decanté por el “Camo” como primer G-SHOCK en la colección con vistas de “entrar a lo grande”. Estoy muy satisfecho con él, pero despertó el gusanillo… De ahí que añadiera esta versión al poco de lanzarse y recientemente un versión limitada del “CasioOak“.

El reloj es todavía más ligero que el de por sí liviano “Camo”. Al ser tan ligero, huelga decir que es ideal para llevarlo haciendo deporte y por supuesto para aguantar todo tipo de aventuras, incluidas en la piscina o la playa.

Yo pienso que los modelos “Full Metal” íntegramente fabricados de acero son susceptibles de ser rayados con facilidad, sobre todo el brazalete. La versión “Camo” evita este riesgo porque el acabado de su titanio es extraordinariamente resistente. Considero que ocurre algo parecido con las versiones híbridas, de las que G-SHOCK ha sacado cuatro modelos hasta la fecha (ver más abajo). La trabilla metálica sí que corre un riesgo permanente de rayarse, aunque el recubrimiento, hasta ahora, parece a prueba de todo. De todos modos, la correa de resina es evidentemente reemplazable.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Mi experiencia personal es que temo más que se raye (al ser más susceptible a ello) este modelo que la versión “Camo”, pero al ser considerablemente más económico, parece que me importe menos y creo que lo compré precisamente por esto. Cuando espero batalla, llevo el más barato, aunque en mi opinión el de titanio la aguantaría mejor.

Esta versión no ha decepcionado mis expectativas. Como todos los modelos de la colección “Full Metal”, ofrece una gran funcionalidad, es muy preciso, es sumamente robusto y se lleva muy cómodamente. Resumiendo, ofrece todas las virtudes de los relojes G-SHOCK pero en una caja mejorada y con un módulo excepcional.

Dicho esto, no es un producto básico de la marca y evidentemente cuesta considerablemente más que los modelos de resina con el módulo B5600. Pero, tampoco tiene un precio desorbitado como los ejemplares fabricados en titanio y equipados con cristal de zafiro. Yo lo considero un gran punto intermedio para acceder a un reloj de la colección “Full Metal”.

La Colección “Full Metal

Los modelos “GMW-B5000” o “Full Metal” se lanzaron por primera vez en el 2018 para conmemorar el 35º aniversario del debut del primer reloj G-SHOCK de la historia.

A principios de los años 80, Casio ya tenía una posición consolidada en el segmento de los relojes digitales. ¿Quién no conoce el emblemático modelo F-91W, todavía en catalogo, o los relojes con calculadora de la marca? Pero la línea G-SHOCK todavía estaba por llegar. El diseñador de Casio Kikuo Ibe estableció un pequeño equipo de trabajo con el objetivo de hacer realidad su visión: fabricar un reloj indestructible. Sus esfuerzos estaban destinados a desarrollar el concepto Triple 10, refiriéndose a 10 años de duración de la batería, una resistencia al agua de 10 bares y resistencia a impactos en caídas desde una altura de 10 metros.

blank
Fuente: https://www.g-shock.eu/es/historia/

Sin embargo, la primera referencia DW-5000C-1A de 1983, venerada hoy en día, pasó más bien desapercibida, sin pena ni gloria.

blank
Fuente: https://www.g-shock.eu/es/historia/

Pero justo un año después, la segunda iteración (el DW-5200C-9) desbordó todos los pronósticos tras lanzarse en los Estados Unidos apoyándose en un brillante campaña publicitaria en la que el reloj se empleaba como puck en una pista de hockey sobre hielo. Podéis ver el anuncio a continuación.

En verano del 2017, G-SHOCK presentó el modelo GW-5035A-1, un “tributo” por el 35º aniversario del primer modelo “Origin”. Lo podéis ver en el centro de la siguiente imagen, con la inscripción “SINCE 1983” impresa en rojo bajo la pantalla.

blank
Fuente: https://www.g-central.com/g-shock-gw-5035a-1jr-35th-anniversary-model/

En marzo del 2018, la marca anunció tres relojes “G-Shock 35th Anniversary Origin Gold”, incluyendo el DW-5035D-1B que repetía el diseño del reloj original pero incorporando el módulo B5000.

blank
Fuente: https://www.g-central.com/g-shock-35th-anniversary-d-collection-frogman-gf-8235d-dw-5035d-dw-5735d/

Ya estábamos a un paso del lanzamiento de los primeros “GMW-B5000” o “Full metal”, también anunciados en marzo del 2018.

Los “Full Metal” tienen diseños estéticamente fieles al DW-5000 original, pero con unas características muy mejoradas. En primer lugar, estos relojes emplean metal (acero inoxidable y más tarde titanio) para la elaboración de caja, trasera, bisel y brazalete (salvo las referencias híbridas que llevan correa de resina). En segundo lugar, incorporan el módulo más completo de la marca, el B5000, con toda la funcionalidad habitual además de carga solar, conectividad Bluetooth, ajuste horario a través de radiocontrol, sensor de movimiento e iluminación automática.

No es de extrañar que la marca se apoyase en el mismo tipo de campaña publicitaria para su lanzamiento que la que había empleado 35 años antes.

Paso a continuación a presentar todos los modelos “Full Metal” . Veremos cronológicamente todas las referencias lanzadas hasta la fecha, un total de 16 incluyendo las ediciones limitadas. Me he apoyado para la confección de esta lista en el gran trabajo de Josep Bolart de relojesmaeinjapan.com. La otra fuente indispensable es G-Central, un sitio web dedicado a todo lo que tiene que ver con la línea G-SHOCK.

GMW-B5000D-1

Este modelo fue anunciado en marzo del 2018, inicialmente como edición limitada, para más tarde pasar a ser parte del catalogo permanente. Llegó al mercado europeo en junio del 2018. Su PVP es €499, aunque en la actualidad está agotado en la tienda europea de G-SHOCK. Es una versión en acero inoxidable con carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla positiva.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000D-1.jpg

GMW-B5000TFG-9

Anunciado en marzo del 2018 junto a versión plateada, se trata de una edición limitada con inscripción especial en la trasera y presentación conmemorativa. Su PVP era de €699. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento IP de color oro, lleva carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla positiva.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000TFG-9.jpg

GMW-B5000TFC-1

Este modelo conmemorativo también fue anunciado en marzo del 2018, como edición limitada inicialmente para el mercado asiático. Más tarde, en agosto del 2018, llegó al mercado europeo. Lleva inscripción especial en la trasera y viene con presentación conmemorativa. Su PVP era de €1.200. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento DLC negro con carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla positiva.

GMW-B5000TFC-1

GMW-B5000KL-9

El primer modelo híbrido fue anunciado en mayo del 2018. Se trata de una edición limitada (a 700 unidades) promocionada por la marca de moda japonesa “KOLOR”, con carcasa dorada y correa de resina negra. En principio limitado al mercado asiático, se vendió globalmente. Su precio en Europa fue de €599. Lleva una trasera conmemorativa del 35º aniversario con firma de “KOLOR”. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento IP dorado con carcasa pulida, bisel cepillado y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000KL-9-701x840.jpg

GMW-B5000-1

El segundo modelo híbrido de la colección “Full Metal” también fue anunciado en mayo del 2018. A priori una edición estándar, ya no aparece en la colección actual. Salió a la venta en julio del 2018 en el mercado europeo con un PVP de €399. Es una versión en acero inoxidable con carcasa pulida, bisel cepillado y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000-1.png

GMW-B5000GD-1

En septiembre del 2018 se anunciaron dos nuevos modelos. El primero de ellos un modelo full metal totalmente negro. Su PVP fue de €549. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento IP negro con carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000GD-1.jpg

GMW-B5000GD-9

El segundo modelo anunciado en septiembre del 2018 se trata de un modelo full metal dorado que sigue en la colección con un PVP de €549. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento IP dorado con carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000GD-9.jpg

GMW-B5000V

En marzo del 2019, G-SHOCK anunció este modelo con estética “vintage”, cuya producción se limitó en el tiempo. Su PVP fue de €999. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento IP negro envejecido en carcasa, bisel y brazalete y que emplea una pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000V-1-1.jpg

GMW-B5000TB-1

En noviembre del 2019, G-SHOCK anunció dos nuevos “Full Metal” de titanio con recubrimiento DLC (“diamond like carbon”) y equipados con cristal de zafiro, los primeros modelos en hacerlo. Ambos fueron ediciones limitadas ya que su producción se limitó en el tiempo, cesando el 29 de diciembre del 2019. El primero de ellos es una versión negra cuyo PVP fue de €1.590. Es una versión en titanio con recubrimiento DLC negro en carcasa, bisel y brazalete y empleando pantalla positiva.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000TB-1.jpg

GMW-B5000TB-1

El segundo lanzamiento anunciado en noviembre del 2019 fue la versión “Camo” de titanio, cuyo PVP fue de €1.650. Ya lo reseñamos en esta entrada: G-SHOCK De Lujo: GMW-B5000TCM-1. Es una versión con recubrimiento DLC y un patrón de camuflaje en la carcasa, bisel y brazalete y equipado con pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000TCM-1.jpg

GMW-B5000G-1

Anunciado en marzo del 2020 junto al GMW-B5000G-2 objeto de esta reseña, es un modelo híbrido con correa de resina, limitado por el tiempo de producción (hasta junio del 2020). Su PVP fue de €449. Es una versión de acero con tratamiento IP negro, con carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla positiva.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000G-1.jpg

GMW-B5000G-2

El segundo lanzamiento anunciado en marzo del 2020, objeto de esta reseña, es un modelo híbrido con correa de resina, limitado por el tiempo de producción (hasta junio del 2020). Su PVP fue de €449. Es una versión de acero con tratamiento IP azul, con carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000G-2-1.jpg

GMW-B5000GD-LTD

En mayo del 2020 se anunció este modelo, una versión numerada para Europa del GMW-B5000GD-1 que había salido al mercado en septiembre del 2018, en este caso limitado a 500 unidades y comercializado con una caja de presentación especial como versión “Legend of Steel Limited Edition”. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento IP negro con carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000GD-1.jpg

GMW-B5000CS-1

En marzo del 2020 se anunció este modelo limitado con patrón geométrico englobado en sus relojes con innovación “CMF” (“color, material, finish”). Las líneas, obtenidas con un poseso láser, muestran el fondo de acero inoxidable bajo la capa de tratamiento IP negro. El reloj añade el patrón en el exterior de la esfera y en la periferia de la trasera. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento IP negro y patrón geométrico con un acabado satinado uniforme en carcasa, bisel y brazalete y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMW-B5000CS-1.jpg

GMW-B5000TCF-2

En julio del 2020 se anunció este modelo, una edición limitada del “Camo” de titanio con fondo azul y equipado con cristal de zafiro. Su PVP fue de €1.549. Es una versión con recubrimiento DLC y un patrón de camuflaje sobre fondo azul en carcasa, bisel y brazalete y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GMWB5000TCF-2-1.jpg

GMW-B5000RD-4

El último modelo de edición limitada se anunció en diciembre del 2020 y es de la designación “RD”, tradicionalmente asociado con modelos rojos (de “burning red”). En este caso, sin embargo, nos encontramos un modelo color burdeos más que rojo. Su PVP es de €549. Es una versión en acero inoxidable con tratamiento IP burdeos con carcasa pulida, bisel y brazalete cepillados y pantalla negativa.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Reloj-Casio-G-Shock-GMW-B5000RD-4ER.jpg

Más allá del catálogo oficial, es preciso citar otro ejemplo de un G-SHOCK todavía más “indulgente” que el “Camo”, como el G-SHOCK Square en oro macizo con la referencia G-D5000-9JR fabricado especialmente para el joyero californiano Toppers Jewelers. Conocido como el “Dream Project”, se produjo en cantidades muy limitadas (36 unidades) y se vendió por la friolera de $70.000 la unidad. Cosas de Holywood, imagino…. Podéis ver una brillante entrada en “aBlogtoWatch” explicando los pormenores durante los cuatro años que tardó en concluirse este proyecto.

¿Qué depara el futuro de la colección “Full Metal”? Pues creo que el éxito de ventas de las piezas limitadas deja claro que son altamente coleccionables. Por ello, dudo que G-SHOCK desaproveche la ocasión que esto supone. Además, si esta fuente de ingresos le permite seguir produciendo robustos relojes utilitarios a unos precios muy asequibles, pues por mi es algo bienvenido.

Un ejemplo de lo que se avecina sería el modelo GMW-B5000GD-4, que ha aparecido en redes (aquí hace un mes y aqui recientemente), aunque no se ha visto todavía ningún anuncio oficial sobre su lanzamiento. Se trataría, de confirmarse, de un modelo “Full Metal” en acero inoxidable con tratamiento IP de color oro rosa, con los acabados característicos, es decir carcasa pulida y bisel y brazalete cepillados. En este caso emplearía una pantalla positiva. Imagino tendría el mismo precio (€549) que el reciente modelo RD.

blank

¿Cuál será la siguiente gran novedad? Dado el reciente lanzamiento de modelos transparentes, incluido un modelo Square (el DW5600SKE-7), ¿podría tratarse de un modelo hecho íntegramente de zafiro? Esto ya lo dejó entrever la marca en el 2017, en un evento celebrado en Nueva York con motivo de su 35º aniversario. Este artículo de G-Central habla del anuncio. ¿Su precio? A saber, pero sin duda será astronómico.

ENTRADAS RELACIONADAS

5 comentarios sobre «Reseña G-SHOCK GMW-B5000G-2»

  1. Gran reportaje mostrando todas las variantes del modelo. Un relojazo al que para mi le sobra el BT y 200€.

    1. Gracias por el feedback. 👍 El BT, en este caso, añade bien poco. Para mi los €379 los valdría si llevase zafiro. De hecho, debería ser estándar en esta supuesta colección premium.

      1. Totalmente, y de hecho al principio se decía que sería zafiro. Debió ser un recorte de última hora.

  2. Tengo la versión “convencional”, el GMW-B5000 en acero pulido y creo que es el mejor reloj digital que hay a la venta, quizás rivalizado por el extinto GWF-D1000. Eso sí, le quitaría el Bluetooth, algo incompatible con el concepto de durabilidad, y con ese ahorro le pondría zafiro. Incomprensible que lleven mineral.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.