Relojes De Mi Padre (I): SEIKO Sports 100 H357-5150

@peteflay

En esta entrada voy a presentaros un reloj que para mí es muy especial, porque perteneció a mi padre. Se trata de un SEIKO Sports 100 H357-5150 Ana-Digi, un reloj de cuarzo multifunción de principios de los años 80.

No se puede decir que mi padre fuese un aficionado a los relojes como tal ya que a lo largo de su vida solo tuvo tres, pero sí le gustaba llevar buenos relojes, o al menos los mejores que se podía permitir.

Este SEIKO se lo compró en 1983 y tiene toda la estética y el sabor de los relojes de aquella década. Además, es el primer reloj que recuerdo haberle visto en la muñeca y que llevó durante unos quince años.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

A modo de curiosidad y como se puede apreciar en las imágenes que muestro a continuación, mi padre conservó todo el embalaje original del reloj (cosa poco habitual si no tienes especial afición a los relojes).

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Incluso conservó el ticket de compra de la relojería grapado al documento de garantía. Como se puede ver, el reloj le costó 22.000 pesetas de aquellos tiempos, lo que traducido a euros y teniendo en cuenta la inflación serían unos €470 hoy en día. Ahora puede que no sea mucho dinero, pero en aquellos tiempos representaba una cantidad considerable (el salario mínimo interprofesional era de 21.000 pesetas en España) y no mucha gente se gastaba eso en un reloj.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El modelo H357-5150 es uno de los conocidos como “ana-digi” (la abreviatura de las palabras “analogic” y “digital”) lanzados por SEIKO en 1981. Hace referencia al “doble display” en que se divide la esfera del reloj: una parte analógica con indicación de horas, minutos y segundos y una pantalla digital para la visualización de la hora en formato digital (12 o 24 h) y otras funciones que comento más abajo.

El reloj se encuadraba dentro de la colección Sports 100, tal como reza la placa que lleva en la parte inferior de la caja. Esto supone una hermeticidad de 100 m, aunque la corona no es roscada.

La caja tiene forma romboide y su ejecución y acabados son muy sencillos. Sus medidas son de 35 mm de ancho (sin corona ni pulsadores), una longitud (“lug-to-lug”) de 38 mm y una medida entre las asas de 20 mm. El ancho del brazalete va decreciendo hasta los 18 mm en el cierre.

El cristal es mineral, sin ningún tipo de recubrimiento y en él se puede apreciar algún arañazo fruto del uso diario al que lo sometió mi padre durante quince años. En la parte izquierda de la caja están ubicados dos pequeños pulsadores que sirven para ajustar las funciones.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La trasera es muy espartana, con un acabado cepillado vertical e indicaciones sobre la hermeticidad, el calibre, el número de serie (parece que la fecha de fabricación es de septiembre de 1981, curiosamente un mes después de mi nacimiento), el material del que está hecho el reloj (acero) y un círculo con dos olas grabadas. Este es el símbolo de SEIKO para indicar una estanqueidad de 100 m, ya que los de 50 m llevan sólo una y los de 200 m o más ya incorporan la clásica Gran Ola de Kanagawa.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Pero donde destaca estéticamente el reloj es en la esfera, de color plateado con un ligero cepillado vertical que lo hace muy elegante. También tiene detalles de color dorado, como el bisel, así como las agujas y los índices y la placa atornillada en el frontal de la caja donde podemos leer “SPORTS 100”. Unos detalles que han ido perdiendo ese tono dorado con el paso de los años, lógicamente.

De todas maneras y a pesar de esa pantalla digital en la parte superior de la esfera, se puede decir que es un reloj muy elegante y para nada deportivo, ideal para llevar en el día a día, tanto para el trabajo como para el ocio.

En cuanto al calibre H357-5150 y las funciones del reloj, debo destacar que fue un reloj tecnológicamente avanzado para su época. Quizás se podría comparar con los actuales “relojes inteligentes” más avanzados. Pertenece a la segunda generación de relojes “ana-digi” lanzados por SEIKO, siendo la primera generación la representada por los H127-5000 de 1979, que podéis ver en la siguiente imagen. Esta segunda generación mantiene ese “doble display” en la esfera pero domina la presentación analógica mientras que la digital pasa a ser complementaria.

blank
Fuente: https://www.catawiki.com/l/11751307-seiko-chronograph-h127-5000-men-s-watch-1979

Este formato de presentación permitía ver por un lado una esfera analógica con horas, minutos y segundos, y por otro lado una pequeña pantalla en la parte superior donde se podía visualizar la hora tanto en formato 12h o 24h, a elección del usuario, además de las funciones adicionales: alarma digital, cronógrafo digital y fecha, día y mes también en formato digital.

Como vemos, posee multitud de funciones y también algunas curiosidades. La primera es que la hora digital y la analógica se pueden ajustar de manera independiente con distintas horas y minutos. Es decir, serviría perfectamente como reloj de hora dual.

El pulso de los segundos sí está sincronizado entre la parte digital y la analógica, pero la sincronización de la hora entre ellas requiere dos pasos. Extrayendo la corona a la primera posición se puede sincronizar la hora digital con una señal de referencia, ya que apretando el pulsador de abajo el segundero se pone a “00”, mientras que girando la corona se avanza o retrocede la hora. Luego tocaría ajustar la parte analógica de una manera más convencional, es decir parando el segundero extrayendo la corona a la segunda posición (normalmente cuando apunta a las 12 h) y ajustando las horas y los minutos. El reloj se reiniciaría cuando los segundos indicados por la pantalla digital volviesen a marcar “00”.

El pulsador de arriba permite el acceso a las otras funciones y se ajustan de un modo parecido, es decir girando la corona en uno u otro sentido. Dicho esto, el ajuste es extremadamente sensible y hay que tener paciencia para ajustar bien todos los parámetros digitales. De todas formas, su funcionamiento es muy intuitivo. Si tenéis especial interés en su operación, el manual de instrucciones del reloj lo podéis ver en este enlace (en inglés).

Otra curiosidad es que un reloj de la misma colección, con el mismo calibre y las mismas funciones, aunque con una estética distinta, fue usado por Roger Moore en el papel del agente 007 James Bond en la película For Your Eyes Only de 1981 (películas y personaje de los que soy un acérrimo fanático, dicho sea de paso). Podéis ver todos los “gadgets” que incorporaba la versión de Bond en este artículo de James Bond Lyfestyle.

blank
Fuente: https://coolestvintage.com/category/watches/digital/digi-ana/

La verdad es que es un reloj muy cómodo de llevar, tanto por su modesto ancho como por su altura, que es de sólo 7 mm. Evidentemente es pequeño para los cánones actuales, pero tiene un gran atractivo retro.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Del reloj en sí poco más puedo comentar. Además de ser uno de los más avanzados tecnológicamente de su época, en su día también representaba el estatus de su propietario. Pero esto es lo de menos, ya que sobre todo tiene un enorme valor sentimental para mí.

No es un reloj que use muy a menudo, porque tampoco encaja con mi estilo ni con mis gustos. Sin embargo, definitivamente me complace seguir manteniéndolo en funcionamiento y en buenas condiciones, porque es una bonita forma de rendir homenaje a mi padre. También es verdad que cuando lo miro me retrotrae a mi infancia y a muchos momentos felices que compartí y viví junto a mi padre, con este fiel SEIKO siempre en su muñeca.

Por eso quizás SEIKO para mí sea una marca tan especial. Un SEIKO fue el reloj que llevé en mi boda y un 5 Sports fue mi primer reloj automático. Por mi muñeca han pasado innumerables modelos de la marca nipona, muchos conocidísimos como el Tortuga, el MM300, el Sumo, varios 5 Sports, cuarzos, solares, kinetics, etc, etc. También es cierto que llegué a estar un poco “saturado” de la marca, pues mi caja contenía poco más que SEIKOs y el rumbo que ha tomado la marca en los últimos tiempos, con demasiadas ediciones limitadas, subidas de precios, descatalogación de modelos emblemáticos, pérdida de identidad, etc., etc., me empezó a chirriar. Pero bueno, eso es harina de otro costal.

Lo que de verdad me importa de este reloj son los momentos especiales e inolvidable vividos junto a mi padre con este SEIKO en su muñeca, unos recuerdos que lo hacen realmente especial para mí.

blank
Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

ENTRADAS RELACIONADAS

2 comentarios sobre «Relojes De Mi Padre (I): SEIKO Sports 100 H357-5150»

  1. Una gozada poder fotografiar esta pequeña joya ochentera (y jugar con los pulsadores y la corona para sincronizar los segundos para las imágenes 😊).

  2. Muchas gracias Pere por retraernos a tiempos tampoco tan remotos, donde la tecnología en los relojes empezaba a dar un salto espectacular. Por el título veo que esto va a ser el inicio de una saga. espero impaciente el siguiente artículo.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.