Saltar al contenido

Presentación Yema Superman 500

@calibre321

A principios de julio, Yema lanzó la última iteración de su icónico reloj de buceo, el Superman 500

Nota del editor: 
Este artículo está escrito por @calibre321 (Robi). Apareció por primera vez en su blog calibre321.com el 11/7/2022. Reproducimos, con permiso, una versión traducida, editada y ampliada para poder llegar al público de lengua española.

blank
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

Introducción

Fabricado por primera vez en 1963, el reloj (diseñado para los profesionales del buceo) ha sufrido numerosos cambios a lo largo de los años de tamaño y de configuración de la esfera. En la década de 1970, el reloj fue adoptado por los buzos de rescate en helicóptero de la Fuerza Aérea francesa. Últimamente, toda la marca ha experimentado una especie de renacimiento y el Superman, con su emblemática caja y su sistema de bloqueo del bisel, ha sido el centro de ese rejuvenecimiento. El Superman 500, aunque en gran medida reconocible para sus hermanos, representa un paso adelante, esta vez no sólo en el estilo, sino también en la tecnología.

blank
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

En este caso vemos la referencia con esfera negra de 41 mm, aunque también está disponible en lo que la marca ha bautizado como azul “misterioso”. Siguiendo las tendencias recientes, ambas combinaciones de colores también se ofrecerán en una configuración de 39 mm. A primera vista, el Superman 500 parece bastante similar a otros modelos de la línea. Utiliza el calibre Yema 2000 de la marca, desarrollado internamente. Originalmente financiado a través de la plataforma Kickstarter y ahora en su segunda generación, se trata de un movimiento de 4 Hz y 29 rubíes. Los primeros 200 relojes (ya agotados en el momento de esta publicación) fueron grabados individualmente del 001 al 200.

blank
Nueva caja pulida con diseño de cristal renovado.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

El primer cambio que notaréis es estético. El Superman 500 tiene una caja pulida a espejo, lo que supone un cambio respecto a las versiones más “utilitarias” que le precedieron. Aunque me gusta el aspecto cepillado y utilitario, esta nueva versión, más elegante, aporta algo diferente. La siguiente variación es la relación entre el bisel y la esfera. Para conseguir los 500 m de resistencia al agua que anuncia su nombre, el Superman 500 ha sufrido un rediseño del cristal. La cúpula de zafiro, que sigue teniendo un grosor de 2,6 mm, es en realidad 0,3 mm más corta que en los modelos anteriores. Sin embargo, es a su vez 0,6 mm más ancha. Esto da la impresión de un bisel más delgado. Por lo demás, la actualización es técnica y no altera el “look” de Superman. La cúpula sigue ofreciendo amplias y atractivas distorsiones en los bordes del cristal.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

El fondo de la caja también se ha modificado para aumentar la resistencia al agua. Su grosor sube de 1,5 mm a 2,2 mm. Ya que estamos hablando del fondo de la caja, también cabe mencionar que el escudo de Yema se ha reforzado con un relieve más profundo.

blank
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

Sin embargo, la mejora más bienvenida tendría que ser la del bloqueo del bisel. Un Superman no sería un Superman sin el arquetípico sistema de bloqueo del bisel. Sin embargo, en las últimas seis décadas desde su creación, una crítica común ha sido que, aunque es funcional como forma de bloquear el bisel cuando se bucea, no siempre es práctico mientras se está en el agua. En el pasado, desenroscar la abrazadera del bisel era sinónimo de abrir las juntas, permitiendo la entrada de agua en el reloj.

blank
Micro surcos bajo el bisel mejoran la alineación y rotación del mismo.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

El nuevo diseño establece una mejor estabilidad en el tubo de la corona, pero también hace posible (con la adición de una junta de “3BAR” que protege la corona desenroscada) hacer uso del sistema de bloqueo del bisel mientras se está en la superficie del agua. Las nuevas micro-perforaciones bajo el propio bisel también permiten ahora una alineación más precisa y una rotación más suave del mismo.

blank
La nueva junta 3BAR permite usar el cierre del bisel bajo el agua.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

El nuevo diseño de la cúpula proporciona un alto grado de legibilidad durante el día.

blank
Luminiscencia envejecida.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

Pero no lo es menos en la oscuridad o en las profundidades, según el caso, gracias a una abundante aplicación de Super-LumiNova Grade A en agujas, índices y el punto luminiscente a las 12 h. El segundero en forma de pala, característico desde la década de 1970, permanece inalterado.

blank
Super-LumiNova Grado A.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

El Yema Superman 500 se ofrece con tres opciones de correa: cuero vintage, caucho “FKM Viton” o un brazalete de acero inoxidable.

  • blank
  • blank
  • blank

Fuente:
https://en.yema.com/products/yema-superman-500-ysup22a?variant=41976951898312

El brazalete está cepillado, con eslabones centrales pulidos y cierre de concha con extensión para el neopreno.

blank
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

Especificaciones

Caja
Acero inoxidable 316L.
39/41 mm de ancho.
48/49,5 mm de longitud (“lug-to-lug”)
13,4 mm de grosor.
19/20 mm entre asas.
Corona roscada.
Fondo ciego roscado.
Bisel unidireccional con cierre de seguridad.
500 m de resistencia al agua.

Calibre
Yema 2000 manufactura.
29 rubíes.
28.800 vph (4 Hz).
42 horas de reserva de marcha.
Fechador a las 3 h.

Cristal Y Dial
Cristal de zafiro abovedado con tratamiento antirreflejos.
Esfera negra o azul “misterioso”.

Luminiscencia
Super-LumiNova Grado A vintage.

Correa
Disponible con correa de cuero vintage, caucho “FKM Viton” o brazalete de acero.

blank
Yema Superman 500: listo para la aventura.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

A Destacar

Otra especie de desviación es el uso de texto en francés en la esfera. Las palabras “AUTOMATIQUE” y “500 METRES” aparecen justo encima de la posición 6 h. El fondo de la caja también está completamente en francés. Es pintoresco y digno al mismo tiempo. La historia de la relojería francesa y la de sus relojes de buceo, en particular, es extensa. Yema, que en su momento fue el mayor exportador de relojes franceses, ha desempeñado un importante papel en esa historia. Se podría decir que “ya es hora” de que la reivindiquen.

blank
En français, bien sûr.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

El brazalete probablemente no sea el favorito de todos. A diferencia de la caja, está muy cepillado. También es un poco extravagante. Sin embargo, no cabe duda de que desprende un aire vintage. Por otro lado, el cierre es bastante sencillo para un reloj de este calibre. Me gustaría que, como mínimo, tuviera un botón de apertura.

blank
Brazalete mayoritariamente cepillado de estilo vintage.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

Conclusiones

Aunque el Superman 500 es un reloj de vanguardia en términos tecnológicos, también es respetuoso con su pasado. De cerca, se puede ver que se ha hecho un esfuerzo por envejecer ligeramente el brillo de los marcadores y las agujas. La esfera negra también está moderadamente patinada. En general, el diseño es refinado y elegante. Ofrece la sensación de intimidad de un reloj de época, pero la calidad de construcción robusta de un reloj contemporáneo.

Considerando lo que uno consigue (calibre manufactura, prestaciones y un diseño icónico de una marca con legado) no parece difícil justificar su precio de €1.190. Quizás por ello no debe extrañaros que la edición numerada se agotó rápidamente, aunque las versiones de catálogo ya están disponibles.

Si ya tenéis un Superman, o dos, hay suficiente aquí para diferenciar el 500 de otros relojes en el catálogo de Yema. Con su caja altamente pulida, el Superman 500 es un buen candidato para ser vuestro “diver de vestir”. Pero, francamente, yo tampoco tendría miedo de poner a prueba esa clasificación de resistencia al agua.

Para obtener más información, visitad el sitio web de la marca.

blank
Listo para la aventura.
Fuente:
https://calibre321.com/2022/07/11/of-the-cuff-yema-superman-500/

10 comentarios en «Presentación Yema Superman 500»

  1. Me gusta mucho Yema y este Superman es un icono histórico de la maison. Yo tengo un Navigraf Marine Nationale que monta el mismo calibre 2000 y estoy encantado. Tan solo discrepo en lo de “calibre de manufactura”. Yema diseña y ensambla sus calibres, pero el proceso de fabricación de las piezas se lo da a terceros, por lo que no podemos considerarlo manufactura. En su factoría hace ensamblajes, acabados y controles de calidad muy puntillosos, pero manufactura, no.

    1. El concepto “manufactura” hoy en día se ha ampliado mucho. Por ejemplo, los calibres que equipa Tudor se consideran manufactura, pero aunque están diseñados por la marca quien los fabrica es la empresa Kenissi (empresa participada por Rolex/Tudor, por otro lado). Pero todo el mundo considera esos calibres como “manufactura”. Otro ejemplo sería el calibre que equipa el nuevo Aquaracer Superdiver de TAG Heuer, que está desarrollado por la marca pero fabricado también por Kenissi, y que también se considera “manufactura”. O Chanel, que también equipa movimientos fabricados por Kenissi pero desarrollados por la propia Chanel.

      Hasta hace unos años se consideraba un movimiento “manufactura” cuando era íntegramente desarrollado, fabricado y montado por la marca en cuestión. Pero hoy en día esa consideración es algo más laxa (a raíz de los calibres de Tudor) y se considera manufactura cuando el movimiento es como mínimo diseñado por la marca, aunque la fabricación (y/o montaje) la realice otra empresa.

      Personalmente no estoy muy de acuerdo con esta nueva acepción, yo lo considero más como tú, cuando el movimiento es totalmente diseñado, fabricado y montado por la marca.

    2. Tienes razón, al mismo tiempo que la tiene Pere…
      Es un tema delicado y nuestra predilección con los autores invitados es editar lo mínimo, especialmente cuando no hace más que repetir la descripción de la propia marca.
      Pero el tema desde luego daría para un artículo en sí. 😜

      1. Nada más lejos de mi intención que crear controversia, tan solo me remito a lo que Yema indica en su web: “Diseñados, desarrollados, ensamblados y calibrados por nuestros relojeros en nuestros talleres de Morteau, nuestros calibres internos STANDARD GRADE se producen en colaboración con terceros fabricantes para lograr una relación calidad-precio competitiva.” Para mí esto no son relojes manufacturados, son calibres propios pero no manufactura. No nos tenemos que ir a los top ten para encontrar manufacturas, Seiko o Vostok si se pueden considerar manufacturas, ellos fabrican los componentes y ellos (mejor o peor) los ensamblan.

  2. Sin pretender ser un entendido en el tema (que resulta apasionante) parece no hay nada nuevo bajo el sol… El concepto “moderno” de manufactura aparece con el establecimiento de los nuevos métodos de fabricación americanos en el XIX. El principal motivo es el económico. Si una empresa es capaz de fabricar todos los componentes de un reloj, tiene la capacidad de crear más relojes en menos tiempo y abaratar sus costes de producción. Este sistema se exportó a regiones enteras y con matiz proteccionista (como ocurrió en Glashutte). Un reloj de Glashute debía tener ciertas características y no podía sobrepasar estas reglas, aunque fuesen diferentes fábricas los que realizasen las piezas. Todo lo de Glashutte quedaba en Glashutte. De las regiones transcendió a estados, como en el caso de la Unión Soviética, donde todas las factorías debían producir en pro de un mismo resultado. A estos sistema de producción también se les denominó “manufacturas”. ¿ Que ocurre cuando hay terceros como en Tudor o Yema? Debemos retrasarnos al S. XVIII y ver los procesos de producción mayoritariamente establecidos en Francia, Suiza o UK. Constaban de 4 pasos (con matices, claro)
    1. hacer el ebauche,
    2. finissage , es decir, completar el movimiento excepto el escape
    3. plantage , es decir, montar el escape
    4. repassage: ” que consiste en revisar todas las funciones, posar la esfera y la inserción en la caja.”

    la revisión no era solo un control de calidad, sino que consistía en perfeccionar (reelaborar) todo el movimiento: Y por esta razón, se encomendó a relojeros muy expertos en caso de que se quisiera una alta calidad y que en la mayoría de sus casos estampaban sus firmas. En su tiempo eso se consideraba “manufactura”. Esos relojeros crecieron y algunos crearon importantes empresas que han llegado a día de hoy. Algunos adoptaron el método norteamericano, pero si necesitaban para sus creaciones cuero italiano, porque era de mejor calidad, pues no dudaban en utilizarlo. Creo que gran parte de las manufacturas modernas, entrarían dentro de este combo. ¿Acaso Seiko no utiliza grandes maestros y técnicas antiguas para hacer esferas que no ha inventado la marca? ¿tiene patente sobre el pulido Zaratsu? Cuando observo la Sagrada Familia, siempre me acuerdo de Gaudí, pero y sus colaboradores, dibujantes, arquitectos, paletas??? Si Yema diseña un reloj y pide un calibre específico para su reloj y lo manda hacer y lo patenta y tiene unos derechos adquiridos… ¿porqué no iba a ser manufactura?

    1. Es un disyuntiva interesante. ¿Qué es más importante, el diseño o la fabricación del movimiento en sí?

      Para mí hay un algo muy claro, una cosa es que una marca diseñe un movimiento y encargue su fabricación a un tercero por los motivos que sean, en este caso para mí sí que estamos ante un movimiento “manufactura” (aunque quizás no 100% pero muy cerca de ese concepto “manufactura” puro), y como ejemplos podemos citar los casos de Tudor y Yema; y otra cosa distinta es que una marca encargue a una empresa determinada el diseño y fabricación de un movimiento en exclusiva para ella, en este caso para mí no sería “manufactura”. Este caso sería el de Longines, que encarga a ETAsa que le fabrique movimientos determinados para su uso exclusivo, pero los movimientos los diseña y fabrica ETAsa no Longines.

      PD: en efecto, el tema da para mucho. 😉

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

blank