Presentación SEIKO SPB237J1 Edición “Seichu”

@Peteflay

En esta ocasión voy a presentar un reloj que es muy especial para mí, ya que lo compré para celebrar mi 40º cumpleaños. Se trata del SEIKO “Captain Willard” SPB237J1 Edición Seichu.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Pero antes pongámonos en antecedentes.

Desde que descubrí hace ya bastantes años la obra maestra de Francis F. Coppola “Apocalypse Now” me convertí en un acérrimo fan de la película. Lo que retrata y cómo lo retrata, a parte de su trasfondo filosófico, me parece sublime. También me fascinó todo el proceso de rodaje y posterior postproducción que tuvo la película, con infinidad de problemas, trabas y vicisitudes que tuvo que afrontar Coppola y su equipo para llevarla a cabo. Es por ello por lo que aún me cautiva más esta película, pero es que cuando vi que el reloj tan llamativo que llevaba el protagonista de la película, el Capitán Benjamin Willard, encarnado perfectamente por Martin Sheen, era el icónico SEIKO 6105-8110 fue la guinda a mi admiración por la película. Hay que decir también que la elección de este reloj para la película no fue azarosa, como se relata en una entrada de esta web dedicada al Willard, donde se definen muy bien los orígenes de este reloj. Os remito a ella si queréis saber más de la historia de este icono de SEIKO y de la relojería en general.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/seiko-tortuga-save-the-ocean-great-white-shark/

Así pues, cuando SEIKO empezó a reeditar modelos de sus relojes de submarinismo de décadas pasadas era un deseo (compartido por muchos aficionados) que la marca nipona rescatara en algún momento el famoso 6105-8110.

Finalmente, eso ocurrió en 2019, con el SEIKO SLA033J1, una recreación casi cien por cien fiel al reloj original, pero con materiales modernos y un movimiento de alta gama. Este reloj se lanzó en una edición limitada a 2.500 unidades y a un PVP de €4.450. Al cabo de poco tiempo, SEIKO sacó al mercado unas versiones denominadas “reinterpretaciones”, con un movimiento inferior y algunas diferencias estéticas respecto a la recreación fiel, pero que conservan toda la esencia del original a un precio mucho más asequible (aunque este punto es algo polémico como veremos más adelante). Estas versiones “asequibles” son las referencias SPB151J1 y SPB153J1, en color negro y verde, respectivamente. También se presentó una edición limitada en color azul con la referencia SPB183J1.

Posteriormente, la marca ha ido lanzando más versiones de estas reinterpretaciones, hasta que a mediados de 2021 lanzó la versión que nos ocupa: el SPB237J1 “Seichu”.

Veámoslo con más detenimiento…

Lo primero con lo que nos encontramos es la famosa caja tipo cojín muy similar a la del modelo 6105-8110, cepillada en su parte superior y pulida en la inferior, si bien cuenta con algunas diferencias respecto a la original.

En primer lugar, varían las dimensiones. Su diámetro es de 42,7 mm, con una altura de 13,2 mm y una largo (“lug-to-lug”) de 46,6 mm. Por contra, el modelo original y el SLA033 tiene 45 mm de diámetro, 13 mm de altura y 49,7 mm de longitud.

Como vemos, sigue siendo un reloj grande, pero gracias a esa forma tan particular y a un “lug-to-lug” tan contenido hace que no quede muy aparatoso en la muñeca. Es grande, sí, pero no se ve desmesurado. La caja es un poco más estilizada que la original, pero mantiene ese ensanchamiento a las 4h que hace la función de guarda coronas. Si bien en el original la corona se sitúa en la zona de las 4:30 h, en estas reinterpretaciones “sube” hasta las 4 h.

Pero dejando de lado estas pequeñas diferencias, la forma sigue siendo igual de reconocible que la original.

Lleva las asas perforadas, lo cual facilita enormemente el cambio de correas, además de remitirnos también al 6105-8110.

La tapa trasera es roscada y lleva el clásico medallón pulido con la Gran Ola de Kanagawa grabada.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Hay que apuntar también que la caja lleva un revestimiento que SEIKO denomina “super duro”, similar al DiaShield, que teóricamente le da una protección extra frente a arañazos y golpes.

Una de las particularidades de esta versión es la esfera, siendo esta realmente original y bonita. Siguiendo la tónica de SEIKO en estos últimos años, en este reloj nos presenta una esfera texturizada de un color gris carbón algo difuminado, que le da un toque de distinción y originalidad al reloj.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Si bien la esfera tira a gris bastante oscuro y mate, o incluso negro, cuando está ensombrecida, su textura es muy notable cuando está bien iluminada, como se puede apreciar perfectamente en la siguiente estampa.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

No sé si será la misma, pero es muy parecida (por no decir idéntica) a la de la referencia SLA051J1, que es una de las versiones que homenajea al explorador japonés Naomi Uemura, lanzada a principios de 2021. En esa versión, el texturizado simboliza los terrenos montañosos que recorrió Uemura en sus exploraciones. Creo que este aspecto también le viene bien a esta edición “Seichu”, llevándola más allá del tema cinematográfico, que a fin de cuentas responde a una ficción, mientras que las aventuras de Uemura fueron reales.

Naomi Ueruma camino al polo norte.
Fuente:
http://www.culturademontania.org.ar/Historia/HIS_naomi_uemura_montanista_japones.htm

Los índices son los clásicos de forma cuadrada presentes en el modelo original, aplicados y rellenos de Lumibrite en color tostado, lo que acentúa más su estética “vintage” y casa muy bien con el tono de la esfera.

Un detalle curioso es que a las 3 h se abre la ventana de fecha, pero a su lado derecho tiene una aplicación de Lumibrite para cumplir con la relativamente reciente actualización de la normativa ISO 6425 del 2018 para relojes de buceo. Tras esta actualización, los doce índices deben ser visibles en la oscuridad. Recordemos que este reloj es un “diver” 200 m certificado bajo esos misma estándares.

Las agujas son ligeramente diferentes a las originales: las de las horas y los minutos son rectangulares pero acabadas en punta y facetadas, mientras que la segundera es un fino estilete rematado en forma de semáforo, con la parte inferior en rojo y la parte superior rellena de Lumibrite.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El bisel, de 120 clicks, también reproduce fielmente el del reloj original, con un inserto de aluminio en el que podemos ver una escala de minutos de un color beige apagado que combina a la perfección con el Lumibrite tostado de índices y agujas para acabar de darle esa estética “vintage” tan bonita. De todas maneras, creo que a este nivel de precio sería exigible un bisel cerámico, pero también es cierto que este material, que suele ser más brillante, comprometería la estética general del conjunto. Dicho esto, también es verdad que hay marcas que montan biseles cerámicos con un acabado mate que no es tan llamativo como el formato más habitual.

El cristal de zafiro biselado tiene un ligero abombado. Sobresale por encima del inserto del bisel, distorsionando el contorno de la esfera, al igual que hacía el Hardlex del 6105-8110. Además, cuenta con una capa de antirreflejos en su cara interna que lo dota de una gran claridad, por lo que el reloj cuenta con una legibilidad excelente.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La corona es roscada y con un manejo cómodo gracias a su estriado, aunque no está firmada. Esta omisión me parece un detalle negativo de la marca y la verdad no entiendo muy bien su motivo.

Ahora vamos a detenernos en lo que realmente da nombre a esta versión “Seichu” y lo que la hace realmente especial, que son las correas que lo acompañan. El reloj viene con dos correas NATO textiles, una de color verde militar y otra de color arena. Están fabricadas mediante una técnica de trenzado tradicional japonesa llamada “Seichu”, usada en los “obijime”, que son los cordones decorativos de los “obi”, esa especie de faja/cinturón que sujeta los kimonos japoneses.

Fuente: Dominio público.

Según las especificaciones, es un tipo de trenzado muy resistente y duradero. La verdad es que las correas son gruesas para ser NATOs de doble paso, aunque sorprendentemente cómodas y suaves. Dicho esto, también es cierto que pueden quedar algo aparatosas en la muñeca. Un detalle curioso es que llevan cosido un pequeño parche de color negro en la parte interior de su extremo, con la Gran Ola de Kanagawa bordada, al estilo de las correas de caucho de la marca. Es un detalle muy significativo que creo evidencia el mimo con el que se han diseñado estas correas.

Me llama la atención por ello que SEIKO haya sido capaz de incorporar un detalle así en estas correas, pero que se haya “olvidado” de firmar las coronas de este diver.

La hebilla y los pasadores son de acero y uno de ellos lleva el logo de SEIKO grabado a láser.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Estas correas le quedan muy bien al reloj, pero gracias a la combinación de colores de la esfera e índices el reloj es extremadamente versátil en ese sentido, ya que le quedan bien multitud de correas, ya sean de caucho o de piel e incluso NATOs con otras combinaciones de colores. Para mí, esta versatilidad es definitivamente un punto a favor.

El reloj equipa el calibre 6R35, un movimiento de reciente lanzamiento pero que es una evolución del 6R15 que ya montaba SEIKO en sus relojes de gama media desde hacia muchos años. Es un movimiento destinado a competir con el Powermatic 80 del Grupo Swatch. Late a 21.600 alternancias por hora (3 Hz), cuenta con 24 rubíes y ofrece 70 horas de reserva de marcha. Esta última especificación representa una notable mejora comparado con el 6R15. Resumiendo, es robusto, fiable y suele venir mejor ajustado que lo que marcan sus especificaciones.

Como ya he dicho al principio, el precio de este reloj y (de estas “reinterpretaciones” modernas de divers clásicos) ha sido y es algo que ha generado bastante polémica en redes sociales, medios especializados y entre aficionados. Sus precios oscilan entre los €1.200€ y los €1.525 según la versión; en concreto esta edición “Seichu” tiene un PVP de €1.400.

He leído en múltiples medios que en general estas reinterpretaciones del 6105-8110 tienen unos precios demasiado altos para lo que ofrecen, tanto en comparación a su competencia como con respecto a modelos de la misma SEIKO. Eso es completamente cierto, a mi parecer. Es decir, si analizamos algunos relojes de submarinismo de la misma gama de precios (entre €900€ y €1.500) de marcas como Tissot, Hamilton, Certina o Longines, nos encontramos con que estos SEIKO “Willard” están un escalón por debajo en prestaciones.

Si volvemos la mirada a la propia SEIKO, nos encontramos con los King Turtle (la evolución de los Tortuga) llevan cristal de zafiro y bisel cerámico por un PVP de €640. Eso sí, llevan el calibre 4R36, que, aunque es un buen movimiento, no deja de ser el calibre automático de acceso a la marca. Definitivamente robusto y fiable, pero inferior al 6R. Por otro lado, está el Sumo (SPB101J1) que se ofrece por €895 y que reseñé recientemente. Se trata de un reloj con unas prestaciones y especificaciones idénticas a los “Willard” pero con unos acabados muchísimo mejores y más refinados.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Así pues, ¿están realmente sobrevalorados los SEIKO “Willard” y en concreto esta versión “Seichu”? En mi opinión personal, no, por varios motivos…

El principal es el diseño, que aparte de ser un icono de la marca y reconocible por cualquier aficionado, está completamente alejado de los diseños clásicos de los relojes de buceo de la mayoría de las marcas suizas clásicas (como las mencionadas anteriormente). Es un reloj original, con personalidad y con mucha historia. La inclusión de estas correas NATO en la edición “Seichu” le aportan dinamismo, frescura y un toque de tradición japonesa de la que siempre hace gala la marca nipona en sus creaciones. Quizás hubiese sido mejor acompañarlo de una sola NATO y de una correa de caucho adicional más funcional y adecuada para el día a día, porque realmente creo que poca gente usará las dos NATOs, pero esto es ya una opinión muy personal.

Todo ello no obvia que el reloj no tenga puntos negativos, que los tiene. Por ejemplo: el detalle de la corona no firmada, el bisel no cerámico o un “packaging” demasiado simple y austero para lo que representa el reloj. En este sentido, por ejemplo, me hubiera gustado una caja de madera (o símil de madera) con algún tipo de motivo japonés en su interior, en vez de la caja de cartón negro en la que se presenta (que a su vez es la que se usaba para el ya descatalogado MarineMaster 300 SBDX001/017).

Es cierto que, si lo analizamos fríamente y comparamos sus prestaciones frente a su competencia, tanto interna como externa, resulta quizás un reloj algo “caro”. Pero en relojería no todo tiene que ver con las prestaciones puras y duras, sino también con las emociones y con lo que un reloj es capaz de transmitir, y a mí este reloj me transmite mucho.

Además, estoy seguro de que si en vez de SEIKO en la esfera hubiera cualquier otro nombre (suizo) de los citados más arriba no habría ninguna discusión sobre su precio. Hay que pensar también que por el solo hecho de montar un movimiento de manufactura (sin entrar en especificaciones técnicas), cualquier diver suiza se situaría en el entorno de los €2.500-3000 como mínimo. ¿Y cuánto añadiría una marca suiza por una esfera texturizada o las correas con ese trenzado tan especial? Sinceramente, pienso que el PVP de este reloj y de las “reinterpretaciones Willard” en general es muy correcto y adecuado para todo lo que ofrece. Otra cosa es lo que cada uno considere, obviamente.

Como conclusión puedo decir que este reloj ha colmado todas mis expectativas. Si bien tiene cosas mejorables (como todo reloj), creo que es una versión muy especial de un reloj icónico y que además conmemora un evento muy especial en mi vida. Creo que es una de esas “joyas escondidas” que SEIKO nos brinda de vez en cuando, pero que quedan un poco diluidas en toda esa amalgama de reediciones, versiones especiales, ediciones limitadas, etc., etc., a las que la marca japonesa nos tiene acostumbrados en los últimos años.

A pesar de ello, no hay que olvidar lo que decía el Coronel Kilgore: ¡Charlie no hace surf! Pues eso.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

4 comentarios en «Presentación SEIKO SPB237J1 Edición “Seichu”»

  1. Muchas gracias a todos. La verdad es que dudé mucho sobre qué pieza elegir para este acontecimiento, pero creo que esta es lo suficientemente especial. Me alegro que os gusto y gracias a la web por permitirme presentarlo. 😉 🙂

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.