Longines Conquest V.H.P. GMT

@aviationwatchcollector

Tras nuestro repaso de hace tres semanas dedicado a los cuarzos de alta precisión, hoy os quiero introducir uno de los contendientes en esta batalla por la exactitud y la precisión. En concreto, os quiero presentar el Longines Conquest V.H.P. GMT, un reloj que siempre elijo cuando viajo, por motivos que espero sean obvios una vez entendáis sus prestaciones.

Mientras se suele asumir que las empresas niponas desencadenaron la crisis del cuarzo a partir de 1969, con el lanzamiento del SEIKO Astron, las relojeras suizas, y de otros lares, llevaban involucradas en este campo desde hacía tiempo. En concreto, los suizos llevaban estudiando el cuarzo desde mediados de los años 60, vía el Centre Electronique Horloger (CEH), un consorcio de empresas helvéticas. El prototipo del calibre Beta 1 se completó en 1967 y es considerado el primer reloj de pulsera de cuarzo. El calibre Beta 21 del CEH salió en 1970 y fue la respuesta comercial a la incursión nipona. Aunque representó un fracaso comercial, dejo huella en la industria suiza. En 1974, Omega lanzó su Omega Marine Chronometer, con un cuarzo que vibraba a 2,4 MHz, y con una precisión de ±1 s/mes. Rolex lanzó su gama Oysterquartz en 1977, con los calibres de manufactura 5035 y 5055, que introdujeron el control de voltaje del oscilador. Y no podemos olvidar la importante contribución norteamericana, tanto de Bulova como de Pulsar (filial de Hamilton en aquella época). Y como no, también hubo revolución digital al otro lado del muro, y nuestro compañero @therussianwatchcorner ya serializó en gran detalle la contribución soviética en el segmento del cuarzo.

En 1984, tras años de desarrollo conjunto entre Longines y Asulab (que hoy en día es el centro de I+D del Grupo Swatch), se lanzó el primer Longines V.H.P. (Very High Precision, y VHP en adelante) con el calibre 276. Incluía un cuarzo termo compensado de gran precisión, con un rendimiento puntero para la época de ±10 s/año. Luego se añadieron modelos con calendario perpetuo y baterías de litio con 10 años de duración. Desgraciadamente, entre el renacer del interés por la relojería mecánica a partir de los años 90, y el pequeño nicho de mercado que representan estos relojes tan precisos, la industria suiza dejó de lado el cuarzo. Longines no fue una excepción, y la producción se abandonó a mediados de los 90.

Fuente: https://www.longines.com/uploads/history/1984-longines-276-vhp-calibre.jpg

Pero en el año 2017, Longines usó variantes de las tecnologías premium de cuarzo de ETA para reintroducir su línea de relojes VHP. El vídeo que adjuntamos más abajo resume algunas de sus facetas, pero son de destacar la cámara cerámica de vacío donde residen el cristal de cuarzo y el circuito integrado, para protegerlos de la humedad y los cambios de temperatura, la corona inteligente, el calendario perpetuo, el corrector de agujas tras shocks, el modo de ahorro energético, y el indicador de final de vida de la batería. La marca ofrece tres versiones: tres agujas, cronómetro y GMT, todas con fecha.

La versión GMT, que salió un poco más tarde y de la poseo un ejemplar que evalúo más abajo, incorpora una foto célula para transmitir la hora local y de viaje deseadas desde un móvil, y dos pulsaciones breves de la corona permiten un cambio rápido entre ambas. La aguja GMT se ajusta para indicar la hora en el huso horario alternativo. El siguiente vídeo explica la operación de esta versión, y como ajustar la hora via la App del móvil, aunque es perfectamente posible hacerlo con la corona inteligente.

La línea VHP promete una precisión de ±5 s/año y mi ejemplar se ha desviado menos de un segundo en los nueve meses que lo tengo. Estos calibres ya están siendo incorporados a otras marcas del Grupo Swatch, como Tissot y Certina.

Mi Pieza Y Valoración

La versión GMT, que permite sincronización vía una App en el móvil, se anunció a finales del 2018, con la intención de enviar las primeras unidades coincidiendo con el certamen de Baselworld del 2019. Nada más ver sus prestaciones, y su precio, me decidí por pedir un ejemplar, ya que la estética y la puesta ya la conocía de por los Conquest mecánicos. Me decanté por la referencia L3-728-4-96-9, que es la versión de 43 mm (la grande) con esfera azul y caucho. El envío se demoró algo más de lo previsto, pero a finales de julio del 2019 recibí la pieza. Desde entonces, es el reloj que siempre me pongo para viajar.

Como ya he mencionado, mi unidad tiene 43 mm de diámetro, sin corona, y 50 mm de asa a asa. Estas últimas tienen una pronunciada curvatura, por lo que el reloj se ajusta bastante bien a la muñeca, que en mi caso tiene 17,5 cm de circunferencia. Para muñecas más pequeñas, creo que la versión de 41 mm seguramente sería más apropiada. El reloj tiene aproximadamente 13 mm de alto, que definitivamente se notan por el uniforme acabado de los laterales de la caja. Lleva un zafiro plano con tratamiento antirreflejos. La caja es de acero inoxidable satinado, salvo el bisel. La trasera es atornillada, y viene con todas las características grabadas, más el logotipo de la casa. El reloj tiene una resistencia al agua de 50 metros, que considero apropiado para su uso típico, pero obviamente limitado en parte por la inclusión de la corona inteligente.

Entre asas nos encontramos con una medida estándar de 22 mm, permitiendo, por tanto, multiples opciones de correa, aunque el caucho o el armis de serie tienen acabados curvos que se ajustan perfectamente a la caja. El caucho de mi unidad es azul, a juego con la esfera, y lleva un doble cierre, firmado y desplegable, que incluye doble pulsador lateral para accionar su apertura. El cierre tiene un total de cinco micro ajustes, dos a un lado, y tres al otro, permitiendo el ajuste de su tamaño a la perfección. El exceso del caucho se corta. El caucho es grueso, a la vez que flexible, y es un gusto llevarlo puesto.

La esfera y agujas están muy bien acabadas. Os remito a las imágenes más abajo para apreciar este aspecto.

La esfera azul está íntegramente grabada con anillos concéntricos, y lleva las inscripciones de la marca a las 12 h, que incluyen el término Longines en blanco y el logotipo del reloj de arena entre alas aplicado. A las 6 h se observa la inscripción V.H.P. marcada con relieve en color rojo, además de la inscripción 5 bar (50 meter) en blanco. La esfera también incluye marcadores de hora local (un símbolo de una casa) o de viaje (un símbolo de un avión), ambos en rojo y a las 10 h y 2 h, respectivamente. Una breve pulsación de la corona deriva el segundero, temporalmente, a uno de los dos marcadores para indicar el estatus del reloj, es decir si muestra hora local o de viaje.

El anillo interno muestra la hora GMT, o del huso alternativo. En la parte alta del número 1 del marcador de las doce se puede observar la fotocélula para el cambio de huso horario vía la App. Este sistema funciona vía señales codificadas que son emitidas por el flash de la cámara del teléfono.

Los índices y números arábigos de hora son aplicados, plateados y con relleno de Super-LumiNova en el caso de los marcadores. Los marcadores de minuto son impresos, en rojo. La agujas son plateadas, con la de la hora y los minutos rellenas de lumen. El segundero acaba con un acento rojo. La aguja de la función GMT acaba en una flecha roja con relleno de lumen.

La unidad lleva el calibre L287. El vínculo lo describe en detalle, pero a modo de resumen tiene funciones de hora, minutos, segundos, 24 horas, fecha (calendario perpetuo hasta el 2399), indicador de cambio de batería y modo de ahorro energético. Su base es el calibre ETA E56.411.

Os dejo unas fotos de exhibición de la pieza. Reunir estas imágenes me recuerda otros tiempos cuando se podía viajar, bueno, hasta salir de casa. 🙂

La configuración que elegí tiene un PVP actual de €1.200, ahora que se puede obtener por bastante menos. Yo lo adquirí en el Reino Unido y lo conseguí por unos €980 al tipo de cambio actual, con regalo de un watch winder (cargador de reloj automático) incluido. La marca ofrece dos tamaños de la versión GMT, de 41 mm y 43 mm, respectivamente, con varios tonos (plata, azul, negro y carbono negro) de esfera, acabado en acero o PVD negro, y la opción entre caucho o armis. Mirando la colección actualizada, parece ser que el modelo tres agujas también se ofrece con correa de piel, que asumo se podría pedir como opción. Pero para que os orientéis en términos de precios, la versión grande con tratamiento íntegro en PVD negro (caja y armis) tiene un PVP de €1.470. La colección completa, incluidas las versiones mecánicas, la encontraréis en este enlace.

Es necesario remarcar que los relojes de la gama VHP se comercializan a unos precios mucho más asequibles que los Grand Seikos de cuarzo con el calibre 9F, cuyo ajuste básico promete ±10 s/año, es decir menor precisión que los VHP ofertados por Longines. No estamos hablando del mismo nivel de acabado, por supuesto, pero definitivamente opino que Longines, por lo menos en este segmento en concreto, tiene una oferta que considero atractiva y que se ofrece a muy buenos precios.

Resumiendo, considero que el Longines Conquest V.H.P. GMT es una gran opción entre los relojes de cuarzo de alta precisión, sobre todo para aquellos que sean viajeros habituales. Longines ofrece la gam más asequible en este segmento, con acabados muy meritorios y una precisión que, en mi experiencia, supera con creces la anunciada, y que de por sí ya es impresionante. La opción de cambiar de huso horario nada más aterrizas en tu destino con dos breves pulsaciones de la corona es un gran detalle, al igual que lo es la habilidad de preparar el reloj para el destino del viaje vía la App del móvil.

ENTRADAS RELACIONADAS

2 comentarios sobre «Longines Conquest V.H.P. GMT»

  1. Tras leerlo @aviationwatchcollector aclarado esta el por que de llevarlo siempre que sales de viaje. Y ahora has conseguido dos cosas, quiero viajar y quiero un VHP.

    1. Querido Jorge, muchas gracias por leer el artículo. Ahora, tus deseos no me impresionan tanto, porque sé que los quieres todos. 🙂

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.