04/07/2020

Restauración SEIKO 7S26c-01V0

Comparte

@arthurggonzaleswtcot

Nota del editor:

El contenido de esta entrada proviene de un compañero aficionado a los relojes, Arthur G. Gonzales, afincado en Texas y administrador del grupo de Facebook Watches, The Collection of Time (WTCOT).

Esta entrada es una versión agregada, editada y traducida de contenidos publicados el 27/05/2020 en Watches, The Collection of Time (WTCOT).

Se reproduce con su permiso.

Hallazgo En Una Casa De Empeños

Seguro que vosotros entenderéis a lo que me refiero por locura nocturna. Ese momento del día cuando todos ya se han acostado y la casa está en silencio. Es como estar solo y justo ahí es cuando comienza la magia. No, no ese tipo magia, malpensados… Yo, mi Dremel, algunas herramientas más y muchas ganas de trastear.

Aprovechando uno de esos momentos, surgió la oportunidad de desmontar e inspeccionar minuciosamente un SEIKO 5 que había encontrado recientemente en una casa de empeños local.

En este caso, afortunadamente, no fue necesario toquetear el calibre automático 7S26c. Estaba limpio y funcionando sin problema alguno. Por lo que me pude centrar en la estética del reloj.

Así que comencé con una profunda limpieza y desinfección.

Luego seguí con un ligero lijado al agua y un pulido para dejar la caja en condiciones.

Lamentablemente, descarté usar el brazalete, ya que tenía demasiadas piezas aftermarket. Inicialmente decidí solo rescatar los terminales de las asas (“end links”), ya que eran genuinos de SEIKO (parte 3246 ZE).

En el siguiente carrusel de imágenes podéis observar el estado en que llegó la pieza.

El Resultado

Tras un poco de dedicación, se hizo evidente que el SEIKO Ref. 7S26c-01V0 no era tan malo como aparentaba.

La limpieza y el pulido obraron maravillas, consiguiendo devolver todo su lustre y presencia a este maltratado SEIKO.

Le añadí una nueva correa acolchada de piel de becerro con costuras en blanco, contrastando con el color de la misma. Supuso una mejora sustancial en comparación con el maltrecho brazalete aftermarket que llevaba. Posteriormente, para darle el toque final, cambié la hebilla por una original de SEIKO que tenía por ahí .

Aunque parezca un esfuerzo considerable, demuestra que no es necesario gastar mucho dinero para tener un buen reloj.

Pagué menos de 20 dólares, en la casa de empeños local. Por un reloj que en buenas condiciones, normalmente costaría seis veces ese precio, o más.

Un poco de trabajo, una correa, una hebilla y “voilà”, ahora tengo un reloj con funciones de día y fecha, versátil, polivalente… Que tanto puedo combinar con vestimenta elegante, casual o sport según requiera la ocasión

A este precio, incluso podría usarlo de reloj de uso habitual sin importarme lo que le pase, un eterno “beater”.

¿Y el brazalete? Bueno, finalmente no lo pude descartar sin más. O bien lo despedazaré para usar sus partes, o bien lo arreglaré y lo volveré a usar, ya veremos.

4 comentario en “Restauración SEIKO 7S26c-01V0

  1. Muchas gracias por tu aporte Arthur.
    Las reparaciones, restauraciones y las modificaciones son mi asignatura relojera pendiente.
    A ver si un día me decido, compro las herramientas y me pongo a ello.

    Enhorabuena por como has dejado el seiko.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.