Reseña Ghashütte Original PanoMaticLunar

@aviationwatchcollector

Hoy voy a presentar el PanoMaticLunar (“PML”) de Glashütte Original, en concreto la ref. 1-90-02-43-32-71 con dial de rutenio y brazalete. Ya lo presenté brevemente unas semanas después de adquirirlo, pero en este artículo pretendo entrar más en profundidad sobre la marca, la línea “Pano” y este modelo en concreto.

Veámoslo….

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La Marca

Glashütte Original es una marca de alta relojería alemana, aunque relativamente poco conocida entre los aficionados y menos todavía entre el gran público. Espero que esta entrada os ayude a conocer mejor sus relojes y el posicionamiento de la misma.

Lo más apropiado quizás sea empezar por su historia más reciente, ya que la marca Glashütte Original ha sido parte del Swatch Group desde octubre del 2000, cuando el gigante suizo completó la adquisición de Glashütter Uhrenbetrieb GmbH.

A pesar de no contar con demasiado reconocimiento entre los aficionados, la marca de hecho ocupa un lugar alto en la pirámide de marcas del Swatch Group. La siguiente imagen, que no deja de ser una interpretación de su autor (al igual que muchas otras de este tipo que intentan posicionar a las distintas marcas relojeras), ubica a Glashütte Original junto a Omega y las otras dos marcas de prestigio dentro del grupo, que son Blancpain y Breguet.

Fuente:
https://www.montredo.com/the-quartz-crisis-the-almost-downfall-of-the-mechanical-watch/

A título personal, creo que Glashütte Original comparte bastante más con Breguet y Blancpain que con Omega. Los relojes de Glashütte Original, por lo general, combinan la más fina artesanía con tecnologías punteras. No quiero sugerir con esto que Omega no sea una gran marca que produce finos relojes, pero es indudable que los fabrica a un nivel “industrial”. Glashütte Original, sin embargo, produce muchos menos relojes: unos 12.000 el año pasado según esta estimación, comparado con el medio millón de unidades que produjo Omega. Además, en su elaboración dominan los componentes completamente manufacturados: desde sus altamente decorados y precisos calibres hasta las esferas únicas que caracterizan algunas de sus líneas.

Pero bueno, pienso que estos debates sobre el posicionamiento de cada marca son algo estériles, ya que al final del día está en las manos de cada aficionado apreciar lo que tiene y lo que quiere. De todos modos, sí que cabe recordar que las marcas de “alta horología” obviamente están donde están debido a una larga trayectoria en el sector y por su tradición relojera, siendo Glashütte Original un claro exponente de este fenómeno.

Su historia se remonta a 1845, cuando gracias al apoyo financiero de la administración local los primeros relojeros se asentaron en Glashütte, en la Sajonia alemana. Estos pioneros recibieron un préstamo del Reino de Sajonia. Estos fondos se emplearon para formar a los habitantes de la ciudad, que más tarde se convertirían en relojeros independientes. Esto sentó la base de la industria relojera sajona y la excelente calidad de los relojes fabricados en Glashütte, ganándose en poco tiempo un considerable reconocimiento a nivel mundial. Con el fin de preservar este conocimiento, en 1878, se fundó la Escuela Alemana de Relojería (Deutsche Uhrmacherschule, DUS). Constituida de varias formas y con distintos nombres a lo largo del tiempo, esta escuela estuvo en funcionamiento hasta 1992, es decir hasta después de la reunificación alemana.

Fuente: https://www.glashuette-original.com/en/the-brand-glashutte-original/manufactory/history/

Ambas guerras mundiales causaron grandes estragos en la ciudad de Glashütte, poniendo a prueba la tenacidad de sus habitantes y la solidez de su industria relojera. Afortunadamente, su adaptabilidad e ingenio y el gran respeto que sentían por la tradición relojera permitieron que su hacer artesanal evolucionara, a pesar de las difíciles circunstancias económicas y políticas.

Tras la Segunda Guerra Mundial y la implantación del comunismo en la República Democrática Alemana (RDA, o DDR en alemán), los cambios en el sistema económico motivaron la nacionalización y fusión de todas las empresas relojeras de Glashütte en julio de 1951, estableciéndose GUB (“Volkseigener Betrieb (VEB) Glashütter Uhrenbetriebe). Su nombre significa “Empresa Pública (VEB) de Relojería Glashütte (GUB)”.

Fuente: https://www.glashuette-original.com/en/the-brand-glashutte-original/manufactory/history/

Tras la reunificación alemana en 1990, se inscribió en el registro mercantil la sociedad Glashütter Uhrenbetrieb GmbH, la sucesora legal oficial que incluía la mayoría de las empresas relojeras que habían operado en Glashütte desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Esta nueva sociedad adoptó el nombre de marca “Glashütte Original” en 1994.

Como ya hemos citado más arriba, Glashütter Uhrenbetrieb GmbH pasó a manos del Swatch Group en el año 2000, momento a partir del cual empezó una gran etapa para la firma, pasando de ser una importante marca local a una con proyección global. En el 2001, el Swatch Group apoyo la inversión en una nueva escuela de relojería, la Uhrmacherschule Alfred Helwig. En el 2003, también se completó la construcción de nuevas instalaciones para la marca.

Fuente: https://www.glashuette-original.com/en/the-brand-glashutte-original/manufactory/history/

Hoy en día, Glashütte Original es sinónimo de la alta relojería alemana. La marca combina la tradición del trabajo artesanal con tecnologías innovadoras. Se enorgullece de su rico legado y de su extraordinaria experiencia en el sector, factores que explican el alto contenido (un 95%, según la propia marca) de componentes manufactura en la producción de sus relojes.

La Línea Pano

Glashütte Original ofrece en la actualidad cinco líneas de relojes: Senator, Pano, Spezialist, Vintage y Ladies.

A grandes rasgos, las líneas “Senator” y “Pano” son de relojes formales, la “Spezialist” engloba relojes deportivos (divers), la “Vintage” reproduce relojes icónicos de antaño y la “Ladies” presenta modelos dedicados al segmento femenino.

La línea Pano es la segunda colección de relojes formales de la marca. Se caracterizan por sus esferas asimétricas. Estos modelos innovadores intentan plasmar todo el arte de la relojería de Glashütte en esferas inconfundibles y atemporales.

Esta línea incluye las siguientes variaciones:
1. PanoLunarTourbillon (automático en platino, edición limitada).
2. PanoLunarTourbillon (automático en oro rojo).
3. PanoGraph (dos modelos de cronógrafo manual en oro rojo).
4. PanoMaticCounter XL (cronógrafo automático con contador en acero).
5. PanoInverse (dos modelos de calibre manual en acero).
6. PanoMaticInverse (tres modelos con calibre automático, una en oro rojo y dos en acero).
7. PanoMaticLunar (11 modelos con calibre automático, cinco en oro rojo y seis en acero).
8. PanoReserve (10 modelos con calibre automático, cuatro en oro rojo y seis en acero).

En total, la línea Pano incluye más de 30 modelos distintos, por lo que no es mi intención mostrarlos todos. Dicho esto, a continuación, podéis ver un carrusel con una imagen por variación en la colección, en el mismo orden en el que están enumerados en la lista que acabamos de ver.

La horquilla de precios oficiales de estos modelos empieza por los €9.600 (PanoReserve o PanoMaticLunar en acero con correa de piel) y acaba en los €132,200 (edición limitada PanoLunarTourbillon en platino). Aunque obviamente son precios muy elevados en términos absolutos, es necesario destacar que representan uno de los puntos de acceso más económicos al mundo de la “haute horlogerie” o de la “alta relojería”.

El Reloj

Describiría mi relación con el “Pano” como un amor a primera vista.

El reloj lo descubrí a través de un vídeo de un afamado canal de YouTube en la primera mitad del 2019. De inmediato puse la pieza en mi lista de “búsqueda y captura”, aunque por aquella época andaba preocupado por cuestiones de salud, afortunadamente ya superadas. Pero unos meses más tarde, en concreto a principios de octubre del 2019, surgió la oportunidad de adquirir un ejemplar de segunda mano en excelente estado y a buen precio y no lo dudé.

Echémosle otro vistazo antes de pasar a describirlo en detalle.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La Esfera

A mi modo de ver, la esfera es lo más impactante del reloj, así que voy a comenzar centrándome en ella.

La anterior imagen permite apreciar su palpable asimetría y las funciones que ofrece el reloj: horas y minutos, pequeño segundero, fecha panorámica y fase lunar.

La asimetría no es aleatoria, sino que se basa en la proporción áurea. En la naturaleza podemos observar muchos elementos relacionados con la sección áurea y/o los números de Fibonacci, como la espiral logarítmica de la concha del Nautilus, por ejemplo. Seguramente esto fenómeno explica el porqué contemplar la esfera resulta tan satisfactorio.

Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:NautilusCutawayLogarithmicSpiral.jpg

Está versión es la que lleva una esfera de rutenio galvanizado. Es un gris inusual, por lo general sobrio y apagado en luz exterior, pero muy oscuro, en ocasiones tirando a negro, con luz interior. Este juego de tonalidades se ve acentuado por los diferentes acabados de la esfera. Mientras que la base del dial es mate, los círculos solapados de hora y segundos están texturizados con anillos concéntricos, proporcionando brillos que a veces aparentan tener un marcado efecto “rayos de sol”.

En el círculo de la hora vemos marcadores aplicados pulidos, siendo el de las 12 h doble. Se ven interrumpidos por el solapado del pequeño segundero, aunque podéis ver que el arco de la pista impresa de los minutos sigue por el interior del círculo de los segundos. En el círculo de los segundos hay una escala impresa interna y una pista exterior. Las agujas de la hora y los minutos llevan Super-LumiNova. Es una aplicación buena, pero en pequeñas agujas. Se ve bien en la oscuridad, pero en este caso no vale la pena enseñar la típica imagen del lumen.

En cuanto a las impresiones, en el segmento de la hora se incluye el nombre de marca (“Glashütte ORIGINAL”) a las 12 h y la firma “Glashütte I/SA” (de Glashütte In Saschen, o en Sajonia) sobre el pequeño segundero.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

En la base del dial vemos las impresiones “PanoMaticLunar” y “Made in Germany”. Se añaden las impresiones “PANORAMADATUM” para identificar el fechador y “MONDPHASE” para señalar la fase lunar.

Sobre las dos complicaciones que ofrece este reloj ya hemos publicado sendos artículos que explican en detalle las implementaciones típicas. Repito en este artículo algunos segmentos relevantes, pero si queréis saber más sobre estas complicaciones no dudéis en consultar estas dos entradas.

La fase lunar del PML está ubicada a las 2 h, aproximadamente, añadiendo asimetría adicional a la presentación.

Su implementación es del tipo más sencillo y común, tal como explicamos en detalle en el artículo Complicaciones: Fase Lunar.

Básicamente, la fase lunar se muestra a través de una abertura semicircular. En el diámetro que divide el subdial donde se muestra, se suelen observar dos contornos semi circulares. Estos permiten representar las fases creciente y menguante de la Luna. Cuando está en su posición más alta indica la fase de luna llena, mientras que cuando desaparece señala la luna nueva. La forma de estos semi círculos es el motivo por el que está presentación es conocida como la del tipo “seno” (de “bosom” en inglés).

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Bajo esta abertura hay un disco con dos lunas. Frecuentemente se añaden otros elementos decorativos. Por ejemplo, en el PML vemos que está adornado con estrellas. Las dos lunas y las estrellas en este caso tienen un acabado plateado pulido, mientras que el fondo es de un tono plateado claro con un acabado mate.

El disco está impulsado por una rueda motriz con 59 dientes. Cada 24 horas este disco avanza un paso, coincidiendo con el cambio de fecha. Al completarse un ciclo lunar desaparece la primera luna bajo uno de los senos, para aparecer la segunda luna bajo el otro tras el paso de la luna nueva. El motivo de las dos lunas y los 59 dientes es que se corresponde, aproximadamente, a dos meses sinódicos (59 es igual a 2 x 29,5 días).

El tipo de mecanismo de 59 dientes es simple y efectivo, pero la diferencia entre los 29,5 días que asume es la duración de un mes sinódico y los 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,9 segundos de media que tiene en realidad introducen un error. En concreto, la fase lunar de este tipo de mecanismos se adelanta 0,03 días por mes, más o menos. En otras palabras, cada dos años y siete meses, aproximadamente, habrá que retrasar la fase lunar un día. En la práctica esto supone avanzarla 58 pasos usando el pulsador externo para este menester, ubicado a las 2 h.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Contrastando con esta fase lunar bastante “básica”, la presentación del “Big Date” del PML es quizás de las más sofisticadas del mercado, con anillos coplanares y cambio instantáneo de fecha, tal como explicamos en el artículo Complicaciones: Fecha.

Ya habéis podido observar más arriba la ubicación inusual de esta complicación, más o menos a las 4:15. Completa la asimetría de este idiosincrático reloj.

Su presentación es sobria, como todo lo demás en el reloj. Vemos un recorte tridimensional que sirve para enmarcar la fecha. Esta última se muestra en blanco, a juego con el resto de las impresiones en la esfera, sobre un fondo gris en sintonía con la parte mate del dial de rutenio.

En el siguiente vídeo, podéis observar el cambio instantáneo de fecha. El vídeo está ralentizado a un 1/4 de la velocidad real, por lo que es constatable que el cambio es sin duda “instantáneo”. Dicho esto, el cambio de fecha durante la filmación tuvo lugar a las 12:04:18 am, aproximadamente, certificando la imposibilidad de obtener precisión absoluta en las piezas mecánicas por las tolerancias necesarias para que los distintos componentes interactúen entre sí sin dañarse.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

A pesar de la falta de simetría, creo que cada indicación ocupa un lugar idóneo y esta presentación no da lugar a confusión alguna. Yo considero que leer la hora en este reloj es muy fácil. Sobre la fecha no hace falta ni comentar. La fase lunar requerirá buena vista, pero eso no es único a este reloj y el propósito de esta complicación es (lo reconozco) principalmente decorativo.

La Caja

Esta versión de PML se presenta en una caja de acero inoxidable.

El PML mide 40 mm de diámetro. Parece algo más grande una vez puesto en la muñeca dado lo mucho que domina la esfera. La longitud (“lug-to-lug”) es de 46 mm, es decir se trata de una dimensión bastante comedida, considero que apta para muchos tamaños de muñeca. El ancho entre asas es de 20 mm. El reloj tiene un grosor de 12,7 mm. Esto es quizás el límite para un reloj de “vestir”, en mi opinión. De hecho, para muchos imagino que será demasiado, incluso teniendo en cuenta que la medida está tomada desde la base de las asas curvadas hasta el alto del cristal, por lo que exagera algo la sensación de altura del reloj.

Los acabados son excelentes, de altísimo nivel. El fino bisel pulido impresiona. En el poco espacio que ocupa consigue meter cuatro planos distintos, creando unos brillos muy variados según la luz. Los laterales de la caja tienen un fino cepillado horizontal. Añade un pequeño escalón en la parte baja, facilitando la extracción de la corona. Los altos de las asas tienen un acabado pulido, al igual que los espacios entre ellas.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La corona a las tres tiene un acabado acanalado para facilitar su manipulación y viene firmada. La sensación al extraerla y ajustar el calibre es muy firme, dejando claro que estamos ante ingeniería germana.

El reloj viene equipado con doble zafiro. El cristal principal es moderadamente abovedado y su borde sobresale ligeramente sobre el bisel. El de la trasera, asegurada al reloj mediante cinco tornillos en su periferia, permite ver el impresionante calibre de manufactura, pero no nos adelantemos…

El reloj ofrece 50 m de resistencia al agua,

El Calibre

Junto a la esfera, el calibre manufactura 90-02 es otro elemento muy destacable del reloj. Incluso se podría argumentar que lo es incluso más que la esfera, aunque esa decisión ya lo dejo en vuestras manos.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Es un calibre manufactura automático que oscila a 28.800 vph (4 Hz), cuenta con 47 rubíes y ofrece una reserva de marcha de 42 horas. Como ya hemos citado, añade la complicación de fecha panorámica (“Big Date”) y fase lunar.

Pero más allá del formidable rendimiento que ofrece y sus especificaciones técnicas, lo que llama la atención es su acabado de altísimo nivel.

Incorpora la pletina de tres cuartos típica de Glashütte, decorada con líneas sajonas. El puente doble del equilibrio está decorado a mano y cuenta con doble ajuste fino de cuello de cisne. El rotor esqueletado es excéntrico. La firma de la doble “G” y la masa oscilante están realizadas en oro de 21 quilates. El equilibrado del rotor hay que verlo para creerlo. Todos los componentes están pulidos y biselados a mano y asegurados con tornillos azulados al calor.

En fin, una maravilla, como podéis ver a continuación.

El Brazalete

Tras probar varias configuraciones, al final yo he optado por llevar el PML casi siempre con una correa de cocodrilo negra con cierre desplegable tipo mariposa. No es de la marca, pero sí que es de muy buena calidad.

Pero como he citado al principio, esta referencia viene de dotación con brazalete de acero, así que debo comentar sus características.

En mi opinión, el brazalete lo convierte en una pieza bastante versátil, apta para todo tipo de ocasiones formales o casuales. Además, es genuinamente especial. Sus acabados y comodidad son aspectos destacables, pero la ingeniería que incorpora lo es todavía más.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

Quitar y añadir eslabones es increíblemente fácil. Un tornillo por eslabón cierra o abre el pasador con un mero giro de 90º. Una vez reposicionado el tornillo, los pasadores salen con un empujoncito de un palillo. Una vez cerrados, están totalmente asegurados. Por tanto, ajustar el brazalete es una tarea fácil, algo en lo que fallan muchísimos relojes. Es meramente cuestión de contar con un buen destornillador, buen pulso y algo de paciencia.

El cierre desplegable fresado no cuenta con micro ajustes, pero no hacen falta. El cierre cuenta con un “glide lock”, permitiendo su expansión o contracción sobre la marcha, en pasos de aproximadamente 1 mm. Se manipula apretando suavemente el logo en el exterior cierre. Aun a riesgo de repetirme, estamos ante ingeniería alemana ejecutada a la perfección.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

La única crítica es que el brazalete no es ahusado. Con sólo reducirlo hasta 18 mm en el cierre se hubiera mejorado algo la elegancia del reloj con brazalete, aunque como he citado más arriba, considero que en combinación con la pulsera el reloj se vuelve más desenfadado y más versátil.

Conclusión

El PML es un reloj elegante, en principio de “vestir”, aunque creo que está en el límite de las proporciones ideales para este tipo de piezas, sobre todo en términos de la relación entre su altura y su diámetro.

El armis lo convierte en una pieza bastante versátil, apta para ser llevado en más ambientes y ocasiones. El reloj es más elegante con cocodrilo negro, por ejemplo. Pero, a la vez se le podría dar un aire todavía más casual utilizando una correa vintage.

Por lo general, tiene unas proporciones ideales para poder llevarlo en muñecas variopintas. Además, el reloj se asienta estupendamente sobre la muñeca. El fino bisel ofrece la mayor superficie posible a la impactante esfera. Esto siempre es arriesgado, tendiendo a agrandar el impacto visual de un reloj. Sin embargo, en este caso, creo que la comedida longitud evita este efecto.

En la siguiente imagen lo podéis ver puesto en mi muñeca de 17,5 cm de circunferencia. Yo me lo veo bien, ahora acepto que soy parte interesada…

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/

El PanoMaticLunar de Glashütte Original quizás sea un gran representante del punto de acceso económico al mundo de la “haute horlogerie”, desde luego al de procedencia alemana. Es un reloj que ayuda a entender mejor el porqué de esta súper categoría de relojes. Los acabados, ya sean de la caja, la esfera o el calibre, son exquisitos, difíciles de no admirar. Simple y llanamente, están a otro nivel comparado con lo que solemos ver en los relojes deportivos de uso habitual.

Si os soy sincero, quizás sea el único reloj que he añadido a la colección y me haya hecho cuestionarla. Me explico… La temática de la aviación domina en la misma y esto no cambiará. Tampoco cambiará mi capacidad de disfrutar de relojes de todo tipo de presupuestos. Pero los relojes deportivos de “lujo” empiezan a verse desde otra perspectiva una vez has tenido la fortuna de disfrutar de un reloj de esta categoría. Evidentemente tienen otra misión y seguramente se podrán usar con más frecuencia que un PML, pero cuesta mucho entender lo que se puede llegar a pagar por ellos dado lo que ofrece esta pieza por un presupuesto similar.

Bueno, hasta aquí llega la reseña de esta pieza tan especial en el seno de mi colección.

Os dejo con unas estampas del mismo.

4 comentarios en «Reseña Ghashütte Original PanoMaticLunar»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.