TAG Heuer Link: Rescate De Un Ochentero

@arthurggonzaleswtcot

Hoy comparto con vosotros la restauración de un TAG Heuer Link, un reloj “ochentero” que jugó un papel muy importante en el renacer de la marca.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Art.jpg

Nota del editor:

El contenido de esta entrada proviene de un compañero aficionado a los relojes, Arthur G. Gonzales, afincado en Texas y administrador del grupo de Facebook Watches, The Collection of Time (WTCOT).

Esta entrada es una versión editada, traducida y ampliada de contenidos publicados el 29/01/2021 en Watches, The Collection of Time (WTCOT).

Se reproduce con su permiso.

Quizás uno de los diseños de relojes más controvertidos e icónicos de la época moderna de TAG Heuer sea la serie Link.

Es uno de esos modelos, que no pasa inadvertido y genera pasión, ya sea amor u odio. En mi experiencia, rara vez he visto aficionados con una visión desapasionada o indiferente en lo que respecta a este modelo. Hay quienes consideran la línea Link como una colección seria y luego otros la desechan, identificándolo como un mero ícono de la moda de finales de los años 80. Sea cual sea el lado del espectro en el que os encontréis, es innegable que el TAG Heuer Link fue fundamental para darle una nueva vida a la marca TAG Heuer.

En mi opinión la enorme popularidad del Link despertó a un gigante dormido, ayudando a la marca a recuperarse tras la crisis del cuarzo. TAG Heuer vendió más de dos millones de unidades de la colección Link en sus primeras dos décadas de producción.

Evidentemente TAG/Heuer/TAG Heuer había ocupado una elevada posición en el mercado de los relojes mucho antes que se lanzase su serie Link (no hay más que ver su increíble protagonismo en el segmento de los Racing Watches) por ejemplo. Además, a día de hoy tiene un enfoque distinto como marca y está muy bien posicionada en el sector, integrada en LVMH, unos de los grandes grupos en el mercado de los productos de lujo.

Veamos el ejemplar rescatado antes de repasar la historia de esta colección y los detalles del proyecto de restauración.

Fuente: https://bit.ly/3qjsky8

El Link fue introducido por primera vez en 1987 baja la denominación S/EL (“Sports and Elegance”). La colección incluía varios diseños y modelos, todos inconfundibles por sus brazaletes y/o las terminales de sus correas. Dado el vínculo entre TAG Heuer y el mundo del motor, no es de extrañar que Ayrton Senna luciera una versión ana-digi con cronógrafo en una campaña publicitaria de 1991.

Fuente: https://www.tagheuer.com/es/es/colecci%C3%B3n-link/collection-link.html

La línea funcionó sin grandes cambios hasta que fue rebautizada como Link en 1999. Además del nuevo nombre, el rediseño de TAG Heuer trajo líneas más nítidas y un bisel plano. Lo más destacado de esta generación son los eslabones del brazalete, más planos y delgados, además de estar enlazados en forma de “doble S”; siendo esta particular característica, una etiqueta empleada por la marca con el afán de darle un toque de sofisticación a la colección.

Fuente: https://www.tagheuer.com/es/es/colecci%C3%B3n-link/collection-link.html

A lo largo de los años, el Link ha visto muchas variaciones. Se han visto con complicaciones de día y fecha o de cronógrafo. Se han lanzado variaciones estéticas como las que portaban incrustaciones de diamantes. También ediciones especiales de las que a mi parecer destacan dos.

En primer lugar, el “Link Caliebr S Cronograph” del año 2007, equipado con un movimiento electromecánico y lanzado con motivo del 20º aniversario del modelo.

Fuente: https://www.pinterest.com/pin/219761656786913021/

En segundo lugar, el “Tiger Woods Edition”.

Fuente: https://www.pinterest.com/pin/219761656786913021/

A pesar del extenso periodo de gloria de esta colección, su producción cesó en el 2013 tras decaer su popularidad y sus ventas. Pero TAG Heuer se negó a abandonar el Link, relanzando la colección en el 2017. Inicialmente sacó diseños sólo para mujer, en cajas tipo cojín y con brazalete integrado. Pero para sorpresa de la marca, el nuevo Link fue otro éxito, así que pronto llegaría una versión masculina.

Hoy en día, el Link sigue siendo una parte importante de la producción de TAG Heuer, con 17 modelos en catálogo, de los que seis son de hombre y once de mujer. Mientras que las versiones para mujer de 32mm de diámetro equipan calibres de cuarzo, los modelos tres agujas (cuatro) y los cronógrafos (dos) de la colección masculina tienen 41 mm de diámetro y equipan calibres automáticos.

Hasta aquí llega la versión condensada de la historia del Link.

Creo que cada modelo del S/EL o del Link es importante en la herencia de TAG Heuer y cada generación merece su reconocimiento en la historia de la marca y de la relojería. Puedo estar en minoría, pero esta es mi visión. Por ello, cuando surge la oportunidad de agregar un Link a mi colección, no la desaprovecho. Bueno, siempre asumiendo un precio atractivo…

Pasemos ahora a la descripción del reloj que ha inspirado esta entrada.

Se trata de un Link de la segunda generación, con la referencia WJ1113. Es un reloj de 39 mm de diámetro y que ofrece 200 m de resistencia al agua.

Sin duda este reloj había visto mejores días. Casi lo descarté porque estaba bastante estropeado y no funcionaba en el momento en que lo adquirí. Sin embargo, su destino pronto cambiaría cuando decidí devolverle su antiguo lustre.

Desafortunadamente, este reloj había sido pulido repetidamente a lo largo de su vida. Gran parte de los nítidos detalles de la caja habían desaparecido. Originalmente, este reloj habría tenido una caja cepillada y los eslabones del brazalete deberían lucir una combinación de acabados pulidos y cepillados. El logotipo en la corona y en el cierre casi se habían desvanecido por completo. ¡Qué lástima!

Con el fin de evitar un mayor deterioro de la caja, decidí darle al Link un pulido ligero a máquina para eliminar las marcas y los rayones superficiales. Hice lo mismo con el brazalete, aunque en este caso realicé el trabajo a mano y con mucho mimo.

En general, a pesar de los múltiples pulidos anteriores, el reloj sigue siendo sólido y bastante pesado.

En un esfuerzo por evitar un mayor desgaste, probablemente guardaré el brazalete y optaré por utilizar una correa. Una ventaja adicional de la segunda generación del Link es que sus eslabones finales no son fijos como en los modelos S/EL. Por ello, se pueden usar con correas genéricas.

Internamente, el reloj estaba en una condición excelente.

La esfera negra brillante tiene un círculo central con efecto “rayos de sol” y se observan anillos circulares a partir de esta zona hasta el borde del dial. Los marcadores de hora están adornados con diamantes (menos a las 3 h donde se muestra la fecha). Son sutiles sin ser demasiado estridentes.

Equipa un calibre de cuarzo ETA F 06.111 de principios del milenio, estimo que del 2004.

Fuente: https://picclick.com/ETA-F06111-Watch-Movement-Swiss-301106203429.html

En cuanto al movimiento, una batería nueva le devolvió la vida a este calibre ETA, que además estaba relativamente limpio. Unas semanas más tarde todavía funciona perfectamente. Estos movimientos de ETA siguen estando disponibles en caso de que necesitase reemplazarlo algún día.

En resumen, otra adición a la colección de la que estoy muy orgulloso.

ENTRADAS RELACIONADAS

2 comentarios sobre «TAG Heuer Link: Rescate De Un Ochentero»

  1. Gracias Art por relatar de nuevo tus aventuras restaurando relojes. Tal como explicas, es un modelo algo divisivo y yo he de admitir que no soy fan. Dicho esto, gracias por explicar la historia del modelo. En cuanto a la restauración, siento una gran admiración por el trabajo que haces y compartes con nosotros.

    1. Thank you for the kind words. Watch collecting has always been a passion. I remember from an early age wanting to collect all types of watches. Refurbishing came later as a way to bring life back to old forgotten watches. Today I spent a lot of time digging high and low for watches I can breath life back… I’ve always been fan of the Link but remember not wearing them because folks frowned at these models. I wear them proudly today as they are a part of horological history. Art

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.