Lorier: Esencia Vintage Para El Hombre Moderno

@calibre321

En esta entrada voy a introducir la micro marca Lorier, fundada en el 2018 pero ya bien establecida gracias a una floreciente colección realizada con inspiración retro. Cada uno de sus relojes está pensado para servir como reloj único.

Nota del editor: 
Este artículo está escrito por @calibre321 (Robi). Apareció por primera vez en su blog calibre321.com el 16/1/2021. Reproducimos, con permiso, una versión traducida, editada y ampliada para poder alcanzar el público de lengua española.

La Marca

En septiembre de 2019, el profesor Bill Sullivan de la Universidad de Indiana escribió en el National Geographic: “Nuestras acciones están gobernadas por fuerzas biológicas ocultas, es decir, tenemos poco o ningún control sobre nuestros gustos personales.” Por lo tanto, elijo creer que mi predilección fanática por los relojes me fue entregada en el útero a través de una autopista biológica directamente vinculada a mi padre. Estoy indefenso ante mi adicción. Por extensión, mi atracción por los relojes de Lorier tampoco se pueda explicar. Pero tened paciencia y lo intentaré…

Veamos una imagen introductoria cortesía de @dotted.culture.

Lorier es una genuina micro marca según cualquier definición aceptada del término. Los cofundadores, Lorenzo y Lauren Ortega, lanzaron su joven marca en la primavera de 2018. En ese momento, eran maestros de escuela en Nueva York y ninguno tenía experiencia en el campo de la relojería. Esto es más común de lo que imagináis en el dinámico mundo de las micro marcas. Según la leyenda, un desastre acaecido con su reloj antes del día de su boda dejó a Lorenzo en busca de un reloj “para todo” que se adaptara a su presupuesto medio, pero que también reflejara su inevitable atracción biológica por el estilo vintage clásico.

Después de fracasar en el intento, el equipo formado por este matrimonio comenzó a soñar con su reloj ideal.

El Lorier Falcon II, imagen de coleccionista cortesía de @dotted.culture.

El hecho de que una micro marca desee “democratizar” el proceso de compra de relojes, es decir, minimizar márgenes a la vez que se ofrecen productos de calidad, no es nada nuevo. Sin embargo, lo que quizás distinga a Lorier de otras marcas es que no se fijan en los coleccionistas. Lorier, al contrario, ha construido su marca en torno al principio de “colección de un solo reloj”. Y aunque soy incapaz de comprender tal premisa, debo admitir que el romanticismo de esa noción, llevar un reloj durante toda una vida de aventuras, tiene cierto canto de sirena.

El Lorier Gemini, imagen de coleccionista cortesía de @typebflieger.

Lorier lanzó sus primeros tres relojes en 2018, pero en poco tiempo ha aumentado su oferta hasta cinco modelos diferentes, algunos ya en su segunda y tercera generación.

Lo que llama la atención de inmediato sobre el catálogo de Lorier es el “look”.

Los cinco modelos comparten un diseño de caja que se remonta a los conocidos “skin divers” de mediados de s. XX (siendo un “look” favorito a título personal). Son de acero inoxidable con cepillado predominante y un notable facetado pulido entre los laterales y la parte superior de la caja, que recorre los bordes íntegros, hasta las asas perforadas. A excepción del último modelo de la serie Falcon, todos los modelos comparten un tamaño clásico de 39 mm de diámetro y 47 mm de longitud (“lug-to-lug”). También comparten, fiel a su inspiración retro, una cálida cúpula acrílica. Se presentan con un brazalete personalizado de la marca con eslabones planos, completamente articulados y atornillados.

Veamos este “look”.

Fuente: https://www.lorierwatches.com/

Esta adhesión a una estética particular ha hecho que los relojes de Lorier sean fácilmente reconocibles entre los aficionados. Junto con sus precios, que en su mayor parte permanecen por debajo de los $500 (€412), sus productos se han instalado rápidamente entre el nicho en el mercado de las micro marcas, con estilos vintage asequibles y polivalentes.

A continuación, podéis ver más imágenes de relojes de la marca cortesía del coleccionista @northernwrist.

Los Relojes

Neptune III

Ya en su tercera generación, este skin diver es todo “un abrazo a dos manos” de los años 60. De particular encanto es la gran corona estriada y su vistosa cúpula acrílica. La forma de la caja, las manecillas y el bisel delgado evocan imágenes del Seamaster CK14755, pero sus índices recuerdan más a un Bathyscape clásico. Con sus asas curvilíneas y biseladas y su perfil relativamente delgado (para un reloj de buceo) de 12,7 mm, el Neptune III está diseñado para abrazar la muñeca de manera agradable. Impulsado por el Miyota 90S5, está disponible en cuatro combinaciones de colores, pero el azul marino con toques dorados es particularmente atractivo.

El Lorier Neptune III, imagen de coleccionista cortesía de @northernwrist.

Falcon II

El Falcon es un “reloj herramienta” construido para los caballeros exploradores de antaño. Estaría igualmente bien en casa, en el campo o en la sala de juntas. A diferencia de otros relojes de Lorier, el Falcon II tiene 36 mm de diámetro, 11 mm de grosor con cúpula y 44 mm de longitud. Es una versión de la caja reducida con respecto al original (de 39 mm), permitiendo que el reloj se deslice discretamente debajo del puño de una camisa en la oficina, esperando pacientemente las aventuras de fin de semana. La forma y el tamaño de su caja son muy parecidos al Rolex 6350, pero sus agujas recuerdan las del Omega Railmaster 2914. El Falcon II también equipa una esfera con patrón gofrado que agrega refinamiento al diseño. Utiliza el Miyota 90S5 por su delgadez y su abombado Plexi reduce el deslumbramiento cuando uno está en el campo. El Falcon también se ofrece en cuatro combinaciones de colores. Mi favorito tendría que ser el verde con detalles dorados, aunque podría no ser tan versátil como la variación con esfera negra. El Falcon II también está disponible en PVD dorado.

El Lorier Falcon II, imagen de coleccionista cortesía de @dotted.culture.

El Falcon original, imagen de coleccionista cortesía de @watchthatsweep (también podéis seguirle en YouTube).

Gemini

Lo he dicho antes y lo diré después, los cronógrafos son geniales. Pero los cronógrafos automáticos no son baratos. El Gemini es un bicompax (por lo que su nombre es bastante apropiado). Se podrían establecer fácilmente comparaciones con el Heuer Autavia o el Brietling Co-Pilot, pero el Gemini realmente se apoya en el Eberhard Contograf 31501-806 por su estética general. Realmente aprecio el uso de un bisel de 12 horas, que además de rastrear las horas permite usarlo como función GMT. El Gemini equipa el calibre Seagull ST19, un movimiento con su propia historia muy interesante. Se presenta en los conocidos esquemas de color panda y panda inverso, además de una variante con la esfera azul.

El Lorier Gemini, imagen de coleccionista cortesía de @typebflieger.

Hydra

El Hydra es la interpretación de Lorier de un Super Compressor. El reloj es una mezcla de otros Compressors legendarios como los de Longines, Jaeger-Lecoultre o Clebar. Como la mayoría de estos relojes, tiene dos coronas. El bisel interior puede medir los minutos transcurridos durante una inmersión u otra zona horaria. El Hydra usa otro de los calibres de la línea Miyota de Citizen, el 9015. Se ofrece en dos combinaciones de colores, pero el negro con detalles dorados rezuma imagen vintage.

Fuente: https://www.lorierwatches.com/

Hyperion

El Hyperion es la última incorporación a la alineación de Lorier y es muy popular. No hay muchos GMT automáticos por debajo de $800 (€660). El Hyperion es una interpretación cercana del clásico Rolex GMT-Master 6542, o incluso del Black Bay GMT actual, un reloj de inspiración vintage. Sin embargo, este modelo tiene un bisel Pepsi de tonos apagados, aportando una apariencia un poco más elegante. El bisel del Hyperion también cuenta con luminiscencia (C3 Super-LumiNova de color verde), mientras que las agujas y los índices de la esfera usan la variante BGW9 (azul). Esto hace que visualizar sus zonas horarias sea aun más fácil por la noche. El Hyperion tiene un grosor comedido de 10,7 mm, lo que lo convierte en la combinación perfecta para traje y corbata. Está impulsado por el movimiento Soprod 125, que desafortunadamente no cuenta con ajuste independiente y rápido de la aguja de la hora, el formato ideal para cambios frecuentes de huso horario. Sin embargo, la opción elegida ahorra costes y también es correcta para el período que emula. El Rolex 6542 tampoco tenía esta función. El Hyperion viene en dos combinaciones de colores diferentes. Pero soy un gran admirador de la versión en negro con detalles dorados, lo que lo distingue de las ofertas de Rolex y Tudor.

Fuente: https://www.lorierwatches.com/

Conclusión

Mi impresión generalizada de Lorier es que es una marca que busca equilibrio. No persigue modas pasajeras que pueden desaparecer con el tiempo. Tampoco produce relojes sin distinción. Es una marca que hasta ahora se ha mantenido fiel a su visión fundacional: producir diseños clásicos de alta calidad para la persona común. Cualquiera de los modelos de su floreciente colección bastaría como “colección de un solo reloj”. Aunque hay ecos de Rolex, Tudor y Omega en todos sus diseños, Lorier ha hecho lo suficiente para que sus relojes sean discretos. Serían el regalo perfecto para una graduación, una boda o una jubilación. No arruinará su valor personalizar el fondo de la caja con un mensaje grabado y están diseñados para ser duraderos y versátiles. Si se cuidan, un reloj de Lorier podrá legarse para que la próxima generación lo use con orgullo.

Por mi parte, tengo los ojos puestos en el Hyperion (o tal vez ese Falcon…) y la seductora promesa de “Volveremos pronto” que encontramos en su sitio web.

El Lorier Falcon II, imagen de coleccionista cortesía de @dotted.culture,


Las fuentes de las imágenes son la propia marca, obtenidas a través de recursos de prensa, su sitio web y solicitudes personales. Quiero también agradecer a otros coleccionistas y fans que han proporcionado imágenes adicionales. Por favor seguidlos en Instagram.

ENTRADAS RELACIONADAS

Un comentario sobre «Lorier: Esencia Vintage Para El Hombre Moderno»

  1. Muchas gracias, curiosa marca y modelos interesantes. Aunque si puedo elegir y pagarlo prefiero un vintage, son una opción a considerar.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.