Un reloj crea hábitos

 

De Bitácora de Javier Gutiérrez Chamorro (Guti).

Esta entrada se publicó originalmente en Bitácora de Javier Gutiérrez Chamorro (Guti) el .

https://www.javiergutierrezchamorro.com/un-reloj-crea-habitos/

 

Intento contagiar mi afición relojera a la gente que conozco. Algunos son personas que nunca han llevado reloj, otros gente que llevaba reloj y dejó de usarlo. Me he dado cuenta como un reloj te hace ser más consciente del tiempo, te ayuda a organizarte y planificarte porque sabes en todo momento qué hora es.

Con un teléfono móvil no es así, en ese sentido es una vuelta al pasado, como si fuera un reloj de bolsillo. Un instrumento que tienes que sacar de la mochila o del bosillo, y como en aquellos antiguos relojes, probablemente abrir la tapa de su funda. Un incordio para el que lo usa que llega hasta tal punto que apenas consultan la hora.

Vosotros mismos podéis hacer la prueba. Si le preguntáis a un entusiasta de los relojes qué hora es, sin que tenga que mirar el reloj os dirá aproximadamente una hora. Probablemente haya mirado su reloj 15 minutos atrás, y si marcaban las 12, os responderá que las 12:15 o las 12:30. En cambio un usuario de smartphone habrá mirado su celular también a las 12, pero lo ha hecho para marcar como leídas las notificaciones, no habrá visto la hora. Si le preguntáis qué hora es, no os sabrá decir. Tanto os puede decir las 11 como las 12 o la 1. Un reloj de muñeca te hace ser consciente del tiempo, vivirlo y sentir su transcurso.

Cuando además se trata de un reloj mecánico, especialmente si es de cuerda, desarrollaremos hábitos más organizados. A mis relojes de pared y sobremesa les doy cuerda todos los domingos por la mañana, es algo que forma parte de mi rutina y que me ayuda a ser más organizado.

Con los relojes que llevo, normalmente automáticos, todas las noches aprovecho para darles carga, ya sea remontándolos manualmente o agitándolos durante un minuto. De esa forma aunque no me lo haya puesto ese día sé que al día siguiente continuará funcionando. Forma parte de mi rutina nocturna, igual que lo es cepillarse los dientes.

Sé que a muchos les va a parecer una pérdida de tiempo, un atraso. Relojes que deben ponerse en hora cada pocas semanas, corregir la fecha casi todos los meses, y asegurar que tienen la energía necesaria para funcionar. En cambio nos proporcionan también una metodología, un hábito y una rutina. Algo que nos hace ser conscientes de esos pequeños momentos, que te acompañan en tus actividades diarias, y que se convierten en parte de tu vida.

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.