Racing Watches: La Génesis Del Heuer Carrera

@javierreloj

El pasado jueves (19/11/2020), Jack Heuer celebró su onomástica (88 años) y para conmemorarla la compañía TAG Heuer decidió presentar una edición limitada: el “TAG Heuer Carrera Chronograph Jack Heuer Birthday Gold Limited Edition” en agradecimiento a toda la trayectoria profesional que el Sr. Heuer le brindó a la compañía. El lanzamiento lo comentamos en esta entrada.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/novedad-tag-heuer-carrera-chronograph-jack-heuer-birthday-gold-limited-edition/

Y no es de extrañar la selección de este modelo ya que el Sr. Heuer fue el creador del hoy ya icónico “Carrera”. En sus propias palabras:

“Me conmueve que Tag Heuer haya rediseñado mi reloj favorito para celebrar mi cumpleaños. Me trae recuerdos de muchos amigos muy queridos y de años muy emocionantes en los circuitos de carreras. me lo pondré con orgullo y estoy deseando verlo en la muñeca de las nuevas generaciones de grandes personalidades”.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/novedad-tag-heuer-carrera-chronograph-jack-heuer-birthday-gold-limited-edition/

Ya en anteriores entradas vimos detalladamente como el Heuer Autavia se convertía en todo un icono de los apasionados al mundo del motor y de la relojería en general. A continuación, vamos a intentar relatar la génesis y la progresión que tuvo en el tiempo otro de los modelos míticos de nuestra marca fetiche: el conocido y admirado Heuer Carrera.

Génesis: La Carrera Panamericana.

La Carrera Panamericana (también conocida como “La Carrera”) consistía en una competición donde los vehículos transitaban durante seis días por la nueva carretera panamericana en su paso por México. Esta “Carrera” fue ideada por Enrique Martín Moreno con la ayuda del Gobierno Federal de México como un escaparate ideal para atraer turistas e inversores al país.

Fuente: https://www.tagheuer.com/us/en/our-story/history.html

Como ejemplo de ello podemos vemos el cartel promocional de la primera edición de “La Carrera”, donde se resaltaban los típicos sitios turísticos por donde pasaba el trazado de la competición al atravesar el país desde la frontera con Estados Unidos (Ciudad Juárez) hasta la de Guatemala (EL Ocotal). En 1950 (año en que se inauguró esta competición), las carreteras no eran como las actuales; su trazado estaba formado por caminos medio asfaltados o de tierra, que ponían a prueba la resistencia de los coches participantes y la pericia de los pilotos.

Fuente: https://lacarrerapanamericana.com.mx/epoca-antigua/

En su primera edición, la “Panamericana” contó con la participación de 32 coches en su mayoría de marcas estadounidenses. Una carrera de esta envergadura necesitaba de una gran financiación por lo que en la primera edición contó con la ayuda del Gobierno Federal de México, los gobiernos estatales, las constructoras que habían participado en el desarrollo de la carretera panamericana y algunas empresas automovilísticas.

En su segunda edición, los organizadores de la carrera contaron con la ayuda de Wilbur Shaw (director del Indianápolis Speedway), Eddie Rickenbacker (piloto y un destacado aviador durante la 1ª Guerra Mundial) y de la comunidad de pilotos de Estados Unidos. El evento iba creciendo económicamente y en popularidad, pero no fue hasta la tercera edición cuando las grandes marcas europeas como Porche, Ferrari o Mercedes Benz acudieron con coches específicamente preparados para el evento, convirtiendo “la Carrera” en una competición a nivel global.

Fuente: https://lacarrerapanamericana.com.mx/epoca-antigua/

Uno de los participantes ilustres de esta competición automovilística fue el argentino Juan Manuel Fangio. Amigo personal de Jack Heuer, tal como ya vimos en esta entrada, Fangio se proclamó ganador de la cuarta edición sin ganar una sola etapa de la misma, pero estableciendo con el equipo Lancia el récord de velocidad de la misma.

Fuente: https://lacarrerapanamericana.com.mx/juan-manuel-fangio-el-chueco-y-maestro/

La “Carrera Panamericana” tuvo una quinta y última edición en 1954. Esto fue debido a la cantidad de accidentes mortales que sucedieron durante la competición. Los pilotos, embargados por la velocidad y el espíritu de aventura, se volvían demasiado temerarios en contraposición a las pobres medidas de seguridad con las que contaban en sus bólidos, el trazado de la carrera y la propia logística de la competición.

Así, en el transcurso de cinco ediciones, la Panamericana se cobró la vida de 27 personas (entre pilotos y espectadores). Unido al trágico accidente acaecido en Le Mans en 1955 (donde se vio involucrado el propio Fangio) y que se cobró la vida de 83 espectadores y la del piloto Pierre Levegh, hizo que se suspendieran las competiciones automovilísticas a nivel mundial y cambiasen las políticas en materia de seguridad que hasta aquella fecha habían sido casi inexistentes.

Fuente: https://autobild.com.mx/actualidad/accidentes-en-la-carrera-panamericana/10/04/

De la “época dorada”, tal como la denominan los aficionados de la Carrera Panamericana, nos queda el legado del espíritu de competición y aventura que transmitieron aquellos pioneros a las siguientes generaciones; el haber iniciado (junto a la “Targa Florio“) el camino para la consecución de los modernos rallyes y para los amantes de los relojes el nacimiento del Heuer “Carrera”.

Fuente: http://carrera.calibre11.com/history-heuer-carrera/

Afortunadamente, la Carrera Panamericana resurgió en 1988 en lo que es conocido como la etapa moderna de la competición y se lleva celebrando desde entonces, incluso en el año 2020 dominado por la pandemia de la Covid-19. No debe sorprender que TAG Heuer es patrocinador y cronometrador oficial del evento.

Una Curiosa Historia

Tal como hemos ido relatando en anteriores entradas dedicadas a Heuer, es bien conocido el interés y la agudeza comercial que tenía este gran hombre de negocios en el mundo de la competición automovilística. A principios de los años 60, la marca Heuer era bien reconocida por pilotos y escuderías. Sus patrocinios y el golpe de efecto creado por la salida al mercado del “Autavia” habían posicionado a la marca a un nivel encomiable. En 1959, siendo cronometrador oficial de la carrera de resistencia “Las 12 Horas de Sebring“, el Sr. Heuer entabló amistad con los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez de la Vega.

Fuente: https://www.pinterest.com.mx/pin/451415562647205717/

El primero de estos dos hermanos pilotos mexicanos de alto nivel disputaba aquel año la competición a bordo de un Ferrari TR58. Un día, durante una amistosa conversación entre Pedro Rodríguez y Jack Heuer, surgió el tema de la “Carrera Panamericana”. Pedro Rodríguez le relató al Sr. Heuer anécdotas de la “Panamericana”, sobre cómo se disputaba, sus duras condiciones y los magníficos pilotos que la disputaron. Heuer se acordó de inmediato de su amigo Fangio y Pedro Rodríguez le debió recordar la hazaña de haber ganado la edición de 1953. Jack Heuer quedó embelesado por esta competición y en su mente se forjó el proyecto de crear un reloj que llevase el nombre de esta mítica carrera.

En sus propias palabras:

“I first heard about the Carrera from Pedro Rodriguez at the Twelve Hours of Sebring, where I was the Official Timekeeper. He and his brother Ricardo were two of the fastest, smartest and bravest endurance drivers of all time. To hear them talk of the Carrera, which our brand’s longtime friend Juan-Manuel Fangio had won in 1953, but which had been stopped in the 1955 after a number of fatalities, made my imagination soar. Just the sound of the name itself – elegant, dynamic, easily pronounced in all languages and charged with emotion. I knew then that my new chronograph was the perfect tribute to this legend.”

Así, en 1963, durante la feria de Basilea, Jack Heuer presentó su nuevo cronómetro: el “Carrera”.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/
Fuente: http://chronomaddox.com/heuer/catalogs/64_carrera/1964_catalog.html

Pero me gustaría hacer un inciso para enseñar un reloj anterior de Heuer con clara vinculación a la “Carrera”. En cierta manera, este temprano ejemplar podría desmontar o desmitificar la idea de que el Sr, Heuer concibió realizar este nuevo cronómetro gracias a la conversación que mantuvo con Pedro Rodríguez y a pesar de que él mismo alude a ella en tantas entrevistas. Recientemente, salió a la luz un Heuer 404 series personalizado de fábrica con el nombre de la “Carrera Panamericana” inscrito en el dial y en su tapa trasera, fechado 10 años antes de la aparición del “Carrera”. Otro hecho importante es que Porsche presentó también en 1963 su modelo 911 “Carrera” y al parecer una década atrás ya nombraba así a los prototipos que compitieron en la “Carrera Panamericana”.

Fuente: http://carrera.calibre11.com/
Fuente: http://carrera.calibre11.com/

Me extrañaría mucho que el Sr. Heuer, que cada paso que daba estaba calculado al milímetro, no hubiese oído hablar de la Carrera Panamericana antes de la conversación con Pedro Rodríguez y de igual manera no supiese la procedencia del apellido “Carrera” de los Porsche.

Sea como fuese, su lanzamiento fue un verdadero éxito publicitario y comercial.

“Yes, the Carrera was immediately a success, the new simple clean design that came at the right moment and this is why we at once started to make additional versions, for example models with the date, or 12-hour register, or yachting”.

Fuente: http://chronomaddox.com/heuer/catalogs/64_carrera/1964_catalog.html

Pero sobre los diferentes modelos que aparecieron del Heuer Carrera y sus características hablaremos con detalle en la siguiente entrada.

Capítulos Anteriores