Presentación: San Martin SN007-G

@munich_watch_lover

Aunque los homenajes descarados pueden desagradar a algunos aficionados, evidentemente son una realidad del mercado. Hoy vamos a ver el San Martin SN007-G, que sin apenas sonrojarse ni un poco, emula al 62MAS de SEIKO.

Nota del editor:

Esta entrada es una versión editada, ampliada y traducida de contenido publicado el 21/02/2021 en Instagram.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CLjQcdNrNyq/

El SEIKO 62MAS (de “autoMAtic Selfdater”) es el primer reloj de buceo profesional que lanzó el gigante nipón.

Fue en 1965 cuando SEIKO decidió entrar en este segmento de mercado, presentando este icónico diver de 37 mm de diámetro y con unas asas imponentes. Añadía una función de fecha, un bisel bidireccional y luminiscencia en manecillas y marcadores. Empleaba un fondo ciego atornillado que, combinado con las juntas de la corona, brindaban 150 m de resistencia al agua.

Desde su lanzamiento, todos los relojes de buceo profesionales de la marca le deben parte de su diseño a este reloj.

Fuente: https://www.safonagastrocrono.club/resena-willard-iii-seikospb151/

Los buenos ejemplares del 62MAS original tienen unos precios elevadísimos derivado del gran interés que suscitan entre los coleccionistas.

Por otro lado, las recientes reediciones/reinterpretaciones de SEIKO son o extremadamente limitadas y caras (como la referencia SLA017) o meramente caras (como las referencias SPB143, SPB145, SPB147 y SPB149).

Esta situación deja un enorme hueco en el mercado ya que hay muchos aficionados interesados en la apariencia y las prestaciones de un reloj de este tipo, pero que disponen de un presupuesto limitado.

Y es precisamente aquí donde juega un papel importante la micro marca china San Martín. Es un fabricante que vende directamente al público o través de una tienda oficial en AliExpress. Su catálogo, por lo general, se caracteriza por homenajear relojes icónicos.

Fuente: https://sanmartin.aliexpress.com/store/5039187

Es decir, es una marca que no aporta ni un ápice de originalidad. Sin embargo, es igual de indiscutible que sus relojes están muy bien ensamblados y terminados y que la marca los vende a unos precios muy atractivos teniendo en cuenta los materiales y componentes que utiliza.

Veamos el ejemplo del SN007-G, su homenaje al 62MAS.

Las primeras impresiones son las de un reloj bien construido, en particular porque sus elementos móviles se manipulan con gran suavidad.

La caja de acero inoxidable 316L tiene 40 mm de diámetro, un tamaño contemporáneo perfecto (las reinterpretaciones de SEIKO también han crecido hasta los 40,5 mm de diámetro). Es bastante fiel al original, sobre todo por las rotundas asas que presenta. Su forma es muy agradable y la medida entre ellas es de 20 mm.

El estilo es el de un “Skin Diver” simple, con corona roscada (y firmada) pero sin protección, retrayéndonos a los años 60. La trasera es atornillada con un grabado tridimensional muy bien ejecutado. El conjunto brinda 200 m de resistencia al agua.

La esfera es muy hermosa, de un tono gris oscuro con efecto rayos de sol. Los índices y el logotipo a las 12 h son aplicados. La ventana del fechador a las 3 h también está enmarcada. El logotipo es opcional. De hecho, San Martin ofrece la posibilidad de personalizar la esfera: con logo, sin él o con logo personalizado. La esfera añade las impresiones “WATER 200 PROOF” y “24 JEWELS” en dos líneas de texto a las 6h.

Las agujas de la hora y los minutos son del tipo bastón y muy fieles al reloj que lo inspira, aunque el segundero es el típico del Marinemaster, con su característica terminación en forma de pala con un segmento luminiscente y otro rojo.

El bisel es unidireccional de 120 clicks. Su manipulación es firme y sin holgura, aunque bastante sonora, quizás en exceso. La marca también ofrece la posibilidad de personalizar el insert cerámico que lleva el bisel. Puede tener un único punto luminiscente a las 12 h o llevar todos los marcadores y números con luminiscencia.

El material luminiscente empleado en las agujas, los marcadores y el bisel es Super-LumiNova (C3) de tono verde y tiene una reminiscencia al color del tritio envejecido.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CLjQcdNrNyq/

El reloj equipa un zafiro increíblemente abovedado, distorsionando el borde de la esfera entre los marcadores y la periferia del dial. También aumenta el grosor del reloj hasta los 14 mm. Esto contrasta con el cristal biselado del original y las reinterpretaciones recientes de SEIKO, que por ello cuentan con un grosor menor de 13,2 mm.

Irónicamente, el SN007-G equipa un movimiento de SEIKO, el omnipresente NH35. Este calibre automático de carga bidireccional oscila a 21.600 vph (2,5 Hz), cuenta con 24 rubíes y ofrece 41 horas de reserva de marcha.

El reloj se puede adquirir con brazalete o con correa de caucho. Describiría el brazalete como perfectamente razonable para esta gama de precios: robusto y elegante, aunque sin gran refinamiento en los acabados o el cierre. De todos modos, para emular el reloj original le puse un caucho gris de @strapsco.

Fuente: https://www.instagram.com/p/CLjQcdNrNyq/

La guinda del pastel es sin duda su precio, de tan sólo $225 (€185) usando el código de descuento MWL20 en el check-out. Es probable que también esté sujeto a tasas cuando llegue a destino, aumentando su precio según vuestra ubicación y fortuna.

Como aporte final, pienso que este es el tipo de reloj que quizás debería de haber ofrecido SEIKO.

ENTRADAS RELACIONADAS

3 comentarios sobre «Presentación: San Martin SN007-G»

  1. I totally agree. Seiko watches are incredible and the brand is synonymous with durability and quality. However their prices and al lthe LE are driving fans to look elsewhere. I’ll be the first to say I’m a HUGE Seiko/GS fan but at some of theIR modern prices lead me seeking other more comparable brands instead. So call it homage or copy, which by the way the market is flooded with… this is a great alternative and the plus is you get the Seiko movement.

  2. When you look at the market and how many brands are creating watches that look alike it is hard to distinguish one from another. I think there is a stigma that because a watch comes from China it’s a fake or replica. If this were a Swiss brand folks would see it differently in my opinion.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.