CHRISTOPHER WARD C65 AM GT LIMITED EDITION.

 

De Tiempo Dinámico.

Esta entrada se publicó originalmente en Tiempo Dinámico el .

http://tiempodinamico.blogspot.com/2020/07/christopher-ward-c65-am-gt-limited.html

 

No todo pueden ser divers automáticos en el blog. ¿Hace un reloj racing británico con calibre de cuarzo termocompensado? Ya sabéis que me apasionan los buenos cuarzos y este, al menos por lo que se refiere al calibre, lo es.

CW no es precisamente mi marca favorita, básicamente por su política de tirar los precios en determinados momentos del año en algunos de sus modelos. Fuera de eso, tiene cosas interesantes, como este C65 AM GT Limited.




Reconozco, de inicio, que los británicos atesoran cierto buen saber hacer en todo aquello que se relacione con el automovilismo. Y por lo que respecta a relojes, hay determinadas firmas como Christopher Ward, que siempre ofrecen modelos racing en sus catálogos.

Le reconozco a CW, en este caso concreto, el acierto de recurrir no a un simple calibre de cuarzo con función crono, o a un mecaquartz. El ETA 251.264 COSC es, quizás, uno de los mejores cuarzos fabricados a lo largo de la historia. Puede que no esté totalmente a la última, pero estos ETA han dotado a no pocos TAG Heuer, Breitling y otros pesos medios y pesados…




Mi experiencia con esta familia de calibres se circunscribe a un Certina DS Pilot con ya unos cuantos años a sus espaldas. Porta un 251.262, no COSC, cuyo funcionamiento es una auténtica delicia, con sus dos agujas centrales (segundos y minutos del crono). 

En este caso tenemos un 251.264, con las mismas funciones (ambas agujas centrales son el mejor modo de lectura para los minutos y segundos del crono en mi opinión) pero con certificación de cronómetro (COSC) y termocompensado, para desviarse un máximo de 10 segundos/año, lo que viene a ser unos 0,027 segundos/día.




Fuera aparte de los puros datos de precisión, no se puede negar que el reloj estéticamente es convincente. Tiene un cierto aire Carrera y podríamos discutir los dobles numerales arábicos (aunque se explican bien pensando en el aspecto de los velocímetros de cualquier automóvil deportivo).

La caja de este C65 tiene 41 mm, por 12,2 mm de altura y 47,12 mm lug to lug. En las imágenes disponibles impresiona de estar bien trabajada en sus acabados y su propia arquitectura no es precisamente sencilla ya que combina un buen número de superficies pulidas y cepilladas.




No faltan el correspondiente cristal zafiro y los marcadores y juego de agujas impregnados con SuperLuminova C1 grado X1, sobre el papel bastante más potente que la Luminova estándard. El trabajo de la esfera es convincente, con dos superficies diferenciadas (estriado circular periférico con área central ligeramente rugosa).

La firma no ofrece el dato relativo a capacidad de este C65 para soportar presiones bajo el agua, pero sí aparece tal indicación en la tapa posterior del reloj: unas más que decentes, para un modelo racing, 15 atmósferas WR.



La tapa posterior es ciega e incorpora el correspondiente motivo automovilístico, en este caso los radios de un neumático clásico de competición con su buje central.

El reloj se puede adquirir tanto con correa de piel como con caucho o con brazalete metálico, con un único color, negro, de esfera.




Los precios, en página web, son de 620 euros para las versiones con piel o caucho y escala a los 745 euros si optamos por el brazalete metálico. Es una edición limitada de 350 unidades. 

Supongo que CW no tendrá demasiados problemas para su venta, pero habrá que estar atento a final de año por si ofreciese alguna unidad con rebaja suculenta…





ENTRADAS RELACIONADAS

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.